BLOGS

Un blog acerca de todo lo que se sujeta sobre las columnas de un diario cualquiera. Por ejemplo, el nuestro

Pop press

Hace no mucho tiempo, en este mismo sitio, nos preguntábamos en voz alta si las florituras de diseño, esas licencias que los diseñadores de los diarios nos tomamos cuando cumplir con las exigencias de orden y legibilidad nos sabe a poco, aportan o no algo positivo a la página. Ese mismo día me reservaba mi opinión al respecto. Hoy no me la guardo: personalmente, creo que esas florituras valen la pena sólo si añaden información o si, mejor todavía, ayudan a explicarla, algo que, dicho sea de paso, se consigue en ocasiones contadas. Ésta que sigue es una de ellas.

Os pongo en antecedentes: una ciudad en la carrera por la capitalidad cultural europea en 2016 va abonando su candidatura con un buen número de eventos culturales. Para cubrir la inauguración de uno de los más sobresalientes, una ambiciosa exposición que reúne lo mejor de la obra de Andy Warhol, un diario de la ciudad hace algo más fácil de contar que de llevar a la práctica: salpicar el arranque del diario, desde la portada hasta las páginas donde va el grueso de la información de la muestra, con pequeñas píldoras dedicadas al padre del pop art. La mitad de esas píldoras, dispuestas a modo de friso en la parte superior de cada página, va dando notas biográficas de Warhol y su obra de forma independiente de las noticias que van debajo; pero la otra mitad, más original y difícil de poner en página, la forman pequeñas burbujas de texto que, usando como percha las noticias del día, explican algunas constantes del universo warholiano, ilustradas con fotografías, también del día, a las que han sometido a alguna de las técnicas empleadas por el artista estadounidense. Para muestra, este botón: una información sobre un nudo carretero, tristemente famoso por su alto índice de siniestralidad, va acompañada de un collage –una de las técnicas preferidas por Warhol– de fotos de accidentes de tráfico producidos en ese punto del viario, más una de esas esferas de texto donde se explica la fascinación que las catástrofes producían en el pintor.

El resultado es gráficamente burbujeante, como lo es la obra del propio Warhol, y enseña más sobre su vida y obra de lo que se puede decir con los recursos más convencionales del diseño periodístico. Y para rizar el rizo, le añade al diario –un objeto de consumo masivo como cualquier otro– una dimensión artística relacionada con su uso cotidiano. Warhol, en fin, en estado puro.

POSDATA: Ni esta muestra antológica de Warhol se celebra en Londres, París o Frankfurt ni el diario que ha hecho este despliegue es The London Paper, Le Figaro o el Frankfurter Allgemeine Zeitung. La ciudad que celebra esta exposición es una de esas capitales que desde Madrid llamamos con suficiencia “de provincias”, y el periódico, con sus 15.000 ejemplares en circulación, es el centenario Diario de Burgos. No lo digo porque conozca –que los conozco– a los artífices de estas páginas, y pretenda echarles unas flores, sino para asomar a este recóndito blog el altísimo nivel del diseño periodístico de algunos diarios que, por no traspasar los límites más o menos estrechos de sus respectivos territorios, son injustamentente tenidos por menores. Muy al contrario, cabeceras como Heraldo de Aragón, Diario de Navarra o el ya citado Diario de Burgos demuestran con frecuencia un ingenio y oficio inversamente proporcionales a sus recursos materiales o al número de sus lectores. Quizá por eso, por trabajos como éste de Warhol, las páginas de estos diarios suelen llevarse una buena tanda de galardones en los más prestigiosos premios de diseño periodístico que se convocan en España. Aunque este tema, el de los concursos, bien merece capítulo aparte.

D. Velasco

1 comentario

  1. Dice ser Viajes

    Es una tecnica que estan volviendo a usar y se esta volviendo a poner de moda, esperemos que la gente no abuse de el, por que seria una verdadera lastima caer en el populismo.

    21 Octubre 2008 | 12:30

Los comentarios están cerrados.