BLOGS

Videojuegos, gadgets, curiosidades, archiperres y otras paranoias digitales

PainStation2

Jugar a videojuegos puede ser perjudicial para la salud o al menos para la integridad física de las personas. Pero depende de la máquina que se utilice. Y no hablo de ataques epilépticos ni problemas de hipertensión, me refiero a heridas sangrantes, ampollas, llagas e inflamaciones en las manos.

Son los efectos secundarios de jugar con PainStation y PainStation2, un invento alemán sin duda masoquista que hace furor en ferias y LAN-Parties, y que algunos han llegado a considerar como una obra de arte.

Con aspecto de recreativa en plan retro, la máquina consiste en un sistema en el que una pareja de jugadores se retan a una partida de Pong, el clásico de 1972. Una pantalla, un mando giratorio para el control y un panel metálico completan este curioso desafío.

No hay que esperar los gráficos de Halo 2 al enfrentarse en esta máquina. Cada uno de los dos jugadores controla el juego con la mano derecha y a la vez sitúan la izquierda en el panel metálico, cuyo nombre ya es suficientemente explícito: Pain Execution Unit (Unidad Ejecutora de Dolor).

Hasta aquí todo puede parecer un sencillo juego de niños. Pero en cuanto comienza la partida nos enfrentamos a un sistema que nos obliga a mantener la mano sobre el panel metálico recibiendo descargas eléctricas, calor y latigazos cada vez que nos marcan un tanto. Si aguantamos, el juego continúa; si retiramos la mano: Game Over. Nadie diría que las descargas son de bajo voltaje viendo las imágenes de la galería ‘Hall of Pain’.

Tilman Reiff y Volker Morawe, sus creadores, han tenido algún problema con la multinacional Sony. El nombre de la máquina, escrito con la misma tipografía que la popular PlayStation, ha llevado a que la hayan tenido que rebautizar como The Agonizer o The artwork formerly known as PainStation.

Los que la han probado afirman que se trata de una experiencia altamente adictiva. Por el momento, me voy a quedar en el lado convencional de los videojuegos. Al menos, hasta estar segura de poder ganar siempre.

7 comentarios

  1. Dice ser masoka

    ¡Pues yo me mueeeero por probarla!

    23 Marzo 2006 | 18:05

  2. Dice ser paranoio

    Creo que todos los videojuegos tienen algo de masoquismo. Todos hemos sentido alguna vez la rabia y la impotencia de no poder superar una misión en un videojuego, hemos sufrido durante horas los reinterados intentos por superarla y eso, en el fondo, es sufrimiento y dolor.¿PainStation? No es más que llevar ese aspecto psíquico al sufrimiento físico.¡A disfrutarlo! Pero sólo en las sociedades avanzadas…

    23 Marzo 2006 | 18:08

  3. Dice ser Gromenawer

    La gracia de los juegos es que puedes dominar la 4º dimensión a placer, cargar la partida y volver atrás sin que halla daños para el jugador y quedando como un heroe desde el punto de vista de los personajes no jugadores del juego que te ven hacerlo todo seguido a la perfección. No hace falta máquina, se puede hacer lo mismo si cada vez que cargas la partida te das con un martillo en la cabeza.¿Para cuando una máquina que mate al jugador cuando lo mate un enemigo del half-life? ¿Cuántos Beta-testers se necesitarían entonces?PD: A mi la Pain Execution Unit me recuerda a mi tostadora.

    23 Marzo 2006 | 20:28

  4. Dice ser QEP

    Pero, ¿qué está pasando en nuestra sociedad? ¿Por qué nos empeñamos en ser cada vez más violentos, más salvajes, mas inhumanos?

    24 Marzo 2006 | 9:11

  5. Dice ser rufo

    Yo mejoraría la máquina haciendo que cada vez que ganes un tanto, una pluma de avestruz te acaricie tus partes pudendas.

    24 Marzo 2006 | 9:30

  6. Dice ser Chinpoko

    ¡Juas! Cada vez me asombra más la creatividad de la gente. Cuando parece que ya lo han inventado todo en recreativas, ¡zas!, sale algo como este invento. Jugar es sufrir, sí señor. Ya lo demostró hace un tiempo una jovencita -creo que era británica- que se convirtió en la persona más joven en publicar en cierta revista científica de prestigio (¿fue en Science?) con un estudio sobre las consecuencias físicas de jugar demasiado a la PlayStation: problemas en las yemas de los dedos, dolores en el pulgar… Debe de ser como el tabaco para algunos: qué malo que es, pero ¡cómo me gusta!

    24 Marzo 2006 | 14:21

  7. Dice ser Silkevil

    Si la maquina existe es porque alguna será la mano que aguantará impasible el dolor…… Si es que de donde no hay…

    27 Marzo 2006 | 21:17

Los comentarios están cerrados.