Nuestro cuerpo es como una máquina. Hay que engrasarla, revisarla, meterle un buen carburante... Sólo tenemos una, y nunca es tarde para empezar a cuidarla

Entradas etiquetadas como ‘protecciones’

¿Qué me pongo para patinar?

Este post solo puedo comenzarlo con las frase de “para gustos los colores”. Porque en esto de la ropa hay muchas tendencias, gustos, estilos… Cada persona se siente cómoda con unas prendas, puede primar la estética frente a la movilidad o la comodidad, aunque pase frío..

Aun así, os voy a proponer unos conceptos básicos, como que es mejor que la ropa sea cómoda. Puede ser amplia o ajustada y elástica. Lo que no debe entorpecer es la movilidad. Mucha gente usa vaqueros, pero estos sueles ser rígidos y, según el tipo de patinaje que vayas a practicar, puede ser incómodo.

Unas mallas son de las prendas más cómodas, ya que no molestan nada y la movilidad es total. El chándal amplio tampoco es mala opción.

Si hace frío, es mejor llevar una buena prenda de abrigo que ponerse tantas capas como una cebolla, ya que cuanta más ropa, menos movilidad.

Respecto a las protecciones, muy recomendadas aunque queden feas y haya patinadores que no quieran ni oír hablar de ellas, se pueden llevar por dentro o por fuera de la ropa. Si te las pones por dentro, no rompes la estética pero si caes, seguramente la prenda que las cubre termine para tirarla a la basura (es decir, rota).

¿Qué sueles usar para patinar? ¿Qué prenda nunca te pondrías? ¿Qué es lo más raro que te has puesto sobre patines?

Para patinar hay que ir bien protegido

Para patinar, es evidente que necesitamos unos patines (en otro post hablaremos de los criterios para seleccionar unos patines adecuados a tus necesidades o pretensiones). Pero lo que es muy, muy importante, es ir bien protegidos para mitigar las más que probables caídas.

1. El casco es de lo más importante porque, un golpe de la cabeza contra el suelo, puede ser muy fuerte y tener consecuencias bastante negativas. Hay cascos para patines pero, si tienes uno de bici, te puede valer.

Los cascos suelen estar realizados de porexpán o espuma, y van recubiertos de una capa laminada. Tienes que buscar un casco que te quede cómo y que cumpla los requisitos básicos de seguridad. Si es ligero, te provocará menos tensión en la zona de la nuca, aunque si te caes con frecuencia tendrás que renovarlo más que uno más pesado.

2. Rodilleras y coderas: Como su nombre indica, sirven para proteger estas dos partes del cuerpo. Rótulas y codos, al caer, pueden dañarse con el impacto del golpe, y estas protecciones mitigan los daños.

Son recomendables las que llevan una almohadilla de algún tejido con un refuerzo de plástico duro en el exterior. En general, son más cómodas las de velcro que las que llevan gomas, porque se adaptan mejor.

3. Las muñequeras: Por experiencia. Son vitales. Protegen las palmas de las manos y las muñecas tanto de contusiones y fracturas como de arañazos. Suelen tener un refuerzo de plástico duro que recoge parte del impacto al caer. Si piensas patinar también en invierno, y vives en una ciudad fría, cómpralas un poco amplias, para que puedas meter debajo un guante.

4. Si piensas moverte por la ciudad, es recomendable llevar cintas reflectantes pegadas a los patines y también en la ropa. Se te puede hacer de noche sin darte cuenta, y eso puede ser muy peligroso si no destacas en la oscuridad.