Nuestro cuerpo es como una máquina. Hay que engrasarla, revisarla, meterle un buen carburante... Sólo tenemos una, y nunca es tarde para empezar a cuidarla

Entradas etiquetadas como ‘comer equilibrado’

¿Educamos bien a los niños respecto a la alimentación?

El otro día, un amigo del trabajo se trajo comida de casa. Y lo que comió fue una ensalada de pasta comprada en el supermercado. Todos nos “burlamos” de él, porque una ensalada de pasta es de lo más fácil de cocinar, pero lo más sorprendente de todo es que llevaba piña, pimiento y pavo…. ¡y le quitó todo menos el pavo!

Ahí nos enteramos que no come prácticamente verduras “porque no me gustan”. O que odia el tomate: “Sólo con olerlo ya me da asco”…. ¡y tiene 28 años!

Eso me hizo recordar cómo, cuando era pequeña, odiaba tener que comer todos los días de verano gazpacho (y ahora me lo bebo como si fuera agua), o el cabreo que me pillaba cuando llegaba a casa y olía a coliflor (imposible disfrazarla con ninguna salsa mágica o condimento), o cómo me fastidiaba el día que tocaba lentejas (verdura y legumbre que ahora me vuelven loca)…

Eso me hizo plantearme cómo hay sabores que, de pequeños, no gustan a la mayoría de los niños pero, a fuerza de que mamá y papá te obligaran a comer de prácticamente todos los alimentos (aunque al final te perdonaran un poquito), acababas por cogerles el gusto.

Pero a ver quién convence ahora a mi amigo de la versatilidad del tomate (crudo, al horno, seco, a la plancha, en gazpacho, como crema, en mermelada…), de las buenas propiedades del brécol, de cómo puedes dar un toque sano y rico a un montón de platos con calabacín, berenjena, puerros, maíz…

Y pensando en estas cosas, descubrí una noticia de la Comunidad Valenciana en la que se informaba de que, a partir del próximo curso, los comedores escolares de los centros dispondrán de más de un menú especial o de régimen para atender a los alumnos que lo necesiten y lo acrediten mediante el correspondiente certificado médico. Uno de los motivos de esta iniciativa es prevenir la obesidad infantil.

E investigando sobre esto, he encontrado una Guía de los menús escolares (a la que corresponde la imagen superior) que puede servir a gente que tenga niños a su cargo para ver cómo se alimenta de manera sana y equilibrada a los más pequeños. A mi me ha parecido interesante. Espero que os resulte útil. Aunque hay partes que van claramente dirigidas a los centros, hay otras que son bastante claras para los padres.

Y si lo básico ya lo sabes y buscas algo un poco más desarrollado, echa un ojo al manual La alimentación de tus niños. Nutrición saludable de la infancia a la adolescencia. Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Ministerio de Sanidad y Consumo. Madrid 2005.