Nuestro cuerpo es como una máquina. Hay que engrasarla, revisarla, meterle un buen carburante... Sólo tenemos una, y nunca es tarde para empezar a cuidarla

Entradas etiquetadas como ‘bicicletas’

Bicis solidarias o cómo dar un buen uso a tu vieja bicicleta

El pasado fin de semana, coincidiendo con el final de la Vuelta a España, las fundaciones de Coca-Cola y Antena 3 recogieron en Madrid las bicicletas usadas que los ciudadanos y aficionados al ciclismo quisieron donar para enviarlas a Marruecos.

Se incluía en una campaña llamada ‘Bicis por África‘, en la que el objetivo era facilitar el recorrido que muchos niños marroquíes deben hacer diariamente para asistir a la escuela, y que recogió bicis por los puntos en los que se desarrollaron las 21 etapas de esta 64 edición de la Vuelta.

La idea es muy buena, porque a veces, mirando en los cuartos de bicis de las casas, podemos ver bicicletas que llevan años cogiendo polvo, que el dueño ha crecido casi un metro desde que la compró, o que directamente no recuerda ya ni cómo se pedalea.

Si se te ha pasado esta ocasión para “liberarte de un trasto” haciendo una buena acción, no te preocupes, porque iniciativas así hay muchas.

Como la creada por un grupo de aficionados a las dos ruedas en todas sus modalidades (carretera, ciudad, montaña, trial…), que decidieron crear una asociación sin ningún tipo de lucro para movilizar más bicicletas en las calles y los campos.

Conscientes de que no todo el mundo puede acceder a una bici, han creado un portal basado en el principio del BookCrossing (que consistía en liberar libros en la calle para que otras personas puedan leerlo).

Como nos comenta uno de sus creadores, hicieron “el Bike-Crossing (en la imagen una de las bicis liberadas), que consiste en lo mismo pero con dos ruedas. En este caso, lo que hacemos es arreglar nuestras bicis que ya no usamos, o que podamos recoger, arreglarlas y dejarlas en los centros de nuestras ciudades para que otros usuarios las cojan y se las lleven a sus casas por todo el tiempo que necesiten”.

La diferencia es que en el caso del Bike-Crossing no hay un seguimiento de la bici. El que la coge se la queda hasta que la necesite o decida, por lo que sea, volver a compartirla.

¿Qué te parece la idea? ¿Has regalado alguna vez tu bici usada? ¿Piensas hacerlo? ¿Conoces alguna otra iniciativa de este tipo?