BLOGS

Nuestro cuerpo es como una máquina. Hay que engrasarla, revisarla, meterle un buen carburante... Sólo tenemos una, y nunca es tarde para empezar a cuidarla

¿Educamos bien a los niños respecto a la alimentación?

El otro día, un amigo del trabajo se trajo comida de casa. Y lo que comió fue una ensalada de pasta comprada en el supermercado. Todos nos “burlamos” de él, porque una ensalada de pasta es de lo más fácil de cocinar, pero lo más sorprendente de todo es que llevaba piña, pimiento y pavo…. ¡y le quitó todo menos el pavo!

Ahí nos enteramos que no come prácticamente verduras “porque no me gustan”. O que odia el tomate: “Sólo con olerlo ya me da asco”…. ¡y tiene 28 años!

Eso me hizo recordar cómo, cuando era pequeña, odiaba tener que comer todos los días de verano gazpacho (y ahora me lo bebo como si fuera agua), o el cabreo que me pillaba cuando llegaba a casa y olía a coliflor (imposible disfrazarla con ninguna salsa mágica o condimento), o cómo me fastidiaba el día que tocaba lentejas (verdura y legumbre que ahora me vuelven loca)…

Eso me hizo plantearme cómo hay sabores que, de pequeños, no gustan a la mayoría de los niños pero, a fuerza de que mamá y papá te obligaran a comer de prácticamente todos los alimentos (aunque al final te perdonaran un poquito), acababas por cogerles el gusto.

Pero a ver quién convence ahora a mi amigo de la versatilidad del tomate (crudo, al horno, seco, a la plancha, en gazpacho, como crema, en mermelada…), de las buenas propiedades del brécol, de cómo puedes dar un toque sano y rico a un montón de platos con calabacín, berenjena, puerros, maíz…

Y pensando en estas cosas, descubrí una noticia de la Comunidad Valenciana en la que se informaba de que, a partir del próximo curso, los comedores escolares de los centros dispondrán de más de un menú especial o de régimen para atender a los alumnos que lo necesiten y lo acrediten mediante el correspondiente certificado médico. Uno de los motivos de esta iniciativa es prevenir la obesidad infantil.

E investigando sobre esto, he encontrado una Guía de los menús escolares (a la que corresponde la imagen superior) que puede servir a gente que tenga niños a su cargo para ver cómo se alimenta de manera sana y equilibrada a los más pequeños. A mi me ha parecido interesante. Espero que os resulte útil. Aunque hay partes que van claramente dirigidas a los centros, hay otras que son bastante claras para los padres.

Y si lo básico ya lo sabes y buscas algo un poco más desarrollado, echa un ojo al manual La alimentación de tus niños. Nutrición saludable de la infancia a la adolescencia. Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Ministerio de Sanidad y Consumo. Madrid 2005.

55 comentarios

  1. Dice ser marita

    En estos tiempos los padres pintan ya poco en la alimentación de los hijos. La mayoría de niños come a diario en comedores escolares. Comedores que siguen normas de nutricionistas, así pues según vuestra regla de tres nuestras futuras generaciones comerán de todo.Por cierto, yo ni loca comería ahí. Como todo tipo de verdura, frutas y pescado; la carne ni la miro, cuestión de educación o de opciones, pero a mí me va bien.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Miguel

    Lo que pasa es que se ha impuesto una falsa costumbre en la sociedad de que hay que comer lo que te gusta y eso no es así. Normalmente se tiene que comer lo que el cuerpo necesita te guste más o menos y de vez en cuando si quieres comes lo que te apetece. Eso es ser sano.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser abejareina

    Yo creo que lo que has comido de pequeño te marca de por vida. En una familia suele existir las mismas costumbres alimenticias, salvo excepciones, por ejemplo en mi casa siempre se pone un plato con “retales” como le llaman, con salchichón, lomo, queso, y lo comen al terminar lo demás o en las pausas, yo no he adquirido esa costumbre, el embutido apenas lo como, el queso sin embargo me encanta, aunque casi siempre en plan canapé y para acompañar a otros platos. Pero quitando eso más o menos todos comemos de todo.Hay cosas que no he probado hasta que ya fui mayor, como el arroz con leche y el pimiento, no lo probé en su momento por que la textura o bien parecía muy empalagosa o muy plasticosa, y sin embargo ahora me encantan.Conozco casos de gente que ahora no come verdura porque de pequeños sus padres al ver que no la comían no la volvieron a poner en la mesa, normal que no adquieran el hábito. Alguien ha dicho que por qué no darle a los niños como si de un trozo de pan o galleta se tratara, verduras y frutas, me parece una fantástica idea, seguro que le cogen el gusto ellos solos sin sentirse obligados!!P.D. Arrriba el tomate, la cebolla, el pepino, la coliflor, los garbanzos ÑAM ÑAMP.D.2. Por qué hay tanta gente que no le gusta el pepino?

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  4. Dice ser Silvia

    pues yo no puedo comer ni fruta ni tomate ni pimiento, aunque como me gusta habecer tomo un mordisquito, y si el mordisco es muy grande acabo en el hospital…

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  5. Dice ser carmen

    en los niños el secreto esta en darles de pequiños un poco de todo, pero sobre todo poquito a la vez, seguro que al principio no les gusta la verdura pero poco a poco se acostumbran, lo que es importante no forzarles, si al primer bocado de coliflor no le gusta lo mejor no ensistir mas y esperar un par de dias, pero sin darle mas importancia que eso, si hablamos esto no le gusta , el otro tampoco, se imfluerazan y cogeran mania a las cosas.casi siempre los niños les gusta lo que vosotros odiais, creo que es propio por eso, como no le insistiis con algo que a vosotros no hos gusta pues es lo que le atira ademas como lo come menos veces pues es tambien la novedaz! de todos modos las verduras es mejor darselas mezcladas con algo, como pasta, risoto, pure de patatas. los niños no les gusta el pure de verdura , lo odian, ya que el savor es muy fuerte, como concentrado, por eso yo les empeze a darselas en sopa como una crema es lo mismo pero mas suave de savor!pero lo importante es no ensistir mucho y no darle importancia, ellos escuchan lo que hablamos y si lo sienten que estamos preocupados sera eso ya un motivo de que no coman, es un modo de sentirse mas mimados y empiezan a manipularnos!

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  6. Dice ser Miguel

    Los hábitos alimenticios en casa influyen mucho, por ejemplo mis padres nunca tomaban café y ninguno de mis hermanos ni yo tomamos café, no nos gusta.En cambio cuando sales de casa y te relacionas con otras personas o en el trabajo te das cuenta que la mayoría toma muchísimo café y si les preguntas te explican que en su casa lo tomaban sus padres, de ahí la costumbre.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  7. Dice ser Alvaro

    Flipante la cantidad de gente joven que tan meticulosa con la comida, tengo 20 años y tengo muchos amigos que no les gusta el pimiento, no les gusta el tomate, las lentejas (ya se que no es verdura) o garbanzos, de pequeño a mi tampoco me gustaban cosas como el pimiento y el tomate, la cuestion es probarlos y ahora me encantan casi todas las verduras (el brocolo o la coliflor sigen sin convencerme, aunque las consigo soportar) y me encanta siempre hacerme la comida con sus verduritas fritas, al horno o en su ensaladaun post muy bueno, gracias!

    18 Agosto 2009 | 8:49

  8. Dice ser yo

    Hay gente que tiene intolerancia al tomate. Y si a alguien no le gustan las verduras no hay porqué burlarse de él/ella. Para gustos … colores.

    18 Agosto 2009 | 9:03

  9. Dice ser Mary

    Hola,Es verdad que normalmente de mayores nos gusta lo que nos acostumbran a comer desde pequeños (cuanto más pequeños mejor). Los niños entre uno y dos años ya pueden comer cási de todo y su insaciable curiosidad les lleva a meterse en la boca todo lo que pasa por su mano, sobre todo si ven que su madre se lo come. Sin darse cuenta se van acostumbrando a los sabores. Pero, si no les damos lo que a nosotros no nos gusta, o si, por comodidad, sólo les damos papillas y purés, estaremos creando un maleducado comensal.Creo que tu amigo aun tiene solución y esa pasa por el amor. A mi marido no le acostumbraron a comer variado desde pequeño, es más, le crearon fobias incomprensibles hacia ciertos alimentos:”El agua para las ranas …””El verde para los burros …””Las espinas del pescado son peligrosas””De lo que come el grillo, poquillo …”Pero yo fui introduciendo esos, para él desconocidos, alimentos, poco a poco en nuestras comidas. Sin obligar, poniendo varios platos, le decía “prueba un poco”. Y él probando, probando, se ha convertido en un gran “gourmet”.Me parece de una horrible educación cuando invitas a comer a alguien y empieza a apartar trocitos del plato, te pone cara de asco por el aperitivo o el postre y no prueba ni un bocado de lo que, con tanto amor, has estado horas cocinando. Y para que contar de la gente que llegan a un restaurante y no son capaces de encontrar en la carta ni un sólo plato que les guste y te miran con asco porque se te ocurre pedir verduras y pescado para cenar.

    18 Agosto 2009 | 9:04

  10. Dice ser lamborghinidiablo

    Yo creo que el problema está en que se les consiente demasiado, y pasa como con la tele, para que te dejen en paz no le pones lo que no les gusta y punto. Pero si comen en el comedor, yo he ido, ahí no hay tu tía, o te gusta o te gusta, y para mí es la mejor educación alimentaria que hay, por narices te tienes que comer lo que ponen ese día, (y eso que a mí me gusta todo menos la casquería) y lo digo por experiencia, pero al final lo agradeces, ya que incluso de mayor comes alimentos que no te gustan pero sabes que son buenos para tú salud.

    18 Agosto 2009 | 9:12

  11. Dice ser YOLI

    No creo para nada que sea cuestion de educacion,os cuento mi caso a mi no me gustan las verduras solo las como en pure y muy de vez en cuando,esta muy mal lo se,y por arte de magia tengo un niño de 7 años que le encanta la verdura hervida!!!y de mi no lo ha aprendido….que alguien me lo explique,y no ,no ha estado en comedores,todo es cuestion de gustos en esta vida,los niños no siempre imitan a los padres ellos tambien tienen su personalidad….en mi caso me alegro mucho que no imite mi aberracion por la verdura.

    18 Agosto 2009 | 9:16

  12. Dice ser yo misma

    En mi casa siempre hemos comido de todo y no hay mas que ver a mi sobrino que con tres años devora de todo incluyendo, verdura pescado y fruta. y no es que se lo coma es que lo hace bien a gusto y comentando “que rico esta esto”, lo cual no deja de sorprendernos por el “mito” ese de que a los niños no les gusta la vedura.Lo que comen los padres lo comeran los hijos, eso es asi.

    18 Agosto 2009 | 9:16

  13. Dice ser Yo misma

    pero Yoli, tu ejemplo no dice que no sea cuestion de educacion.Es cuestion de educacion lo que no es es genetica. Quiero decir, a ti no te gusta pero a tu hijo se los has dado a probar, seguramente con actitud positiva tratando de provocar que lo comiera porque sabes que es sano y le ha gustado. Luego en parte si le estas educando para que le guste, no?

    18 Agosto 2009 | 9:19

  14. Dice ser Chucky

    Pues yo pienso que es como el tabaco… Los padres nos dan de comer basura (alimentos preparados con mucha grasa y/o azúcar) y se crea una dependencia que hace odiar cualquier otro tipo de alimento. La verdad es que desde el momento que me hice vegetariano empece a encontrar un mundo de sabores que anulaban el sabor graso de todos estos productos elaborados que no hacen nada bueno en la salud.

    18 Agosto 2009 | 9:24

  15. Dice ser Miguel

    La verdad es que es muy triste que la gente te llame abuelo y te mire raro porque prefieras cenar en un Fres Co a irte a un dunkin donuts.Tengo 28 años y la mayoría de mis amigos no come más que carne y dulces. Las frutas y verduras no saben ni que existen, ¡Con lo buenas y sanas que son!Como decían en un comentario, es una falta de respeto total que invites a alguien a cenar y empiece a apartarlo todo porque no le gusta nada. Lo mejor de todo es que esa gente es la que te dice siempre ¡A mi me gusta todo! (si no te gusta la fruta, la verdura, el pescado, el queso, etc… ¿que entiendes por todo?)

    18 Agosto 2009 | 9:29

  16. Dice ser rosaura cafa

    Yo tengo varios hijos y a cada uno le ha gustado una cosa. A uno le gusta todo como a mí a otros no. Yo nunca les obligue a comer lo que no les gustaba, todo lo más a probar un poco. Y luego podían comer libremente lo que les daba la gana. Ninguno ha tenido nunca problemas con la alimentación. ni de desequilibrios en el peso. . Y ahora todos comen de todo.Ah y a mí en casa me gusta todo hasta patatas cocidas sin sal ni aceite pero en los restaurantes normalmente no puedo comer nada. La ensalada y los langostinos suelen tener tierra, Las verduras están crudas y mal escogidas, la carne a la brasa primero la deben cocer y luego freir ligeramente, las salsas tienen un terrible olor a viejo. La mayoría de los alimentos saben a algo distinto como si no se hubieran lavado las manos al prepararlos o los cortaron con cuchillos sucios. Y me refiero a los mejores restaurantes de mi ciudad.

    18 Agosto 2009 | 9:30

  17. Dice ser Miguel

    La verdad es que es muy triste que la gente te llame abuelo y te mire raro porque prefieras cenar en un Fres Co a irte a un dunkin donuts.Tengo 28 años y la mayoría de mis amigos no come más que carne y dulces. Las frutas y verduras no saben ni que existen, ¡Con lo buenas y sanas que son!Como decían en un comentario, es una falta de respeto total que invites a alguien a cenar y empiece a apartarlo todo porque no le gusta nada. Lo mejor de todo es que esa gente es la que te dice siempre ¡A mi me gusta todo! (si no te gusta la fruta, la verdura, el pescado, el queso, etc… ¿que entiendes por todo?)

    18 Agosto 2009 | 9:33

  18. Dice ser ana

    Probad la coliflor cruda y os empezara a gustar.A mi de pequeña era como todos, nada de verduras, coliflor, y me forzaban. Ahora me gusta todo, casqueria incluida, coles de bruselas, todo.

    18 Agosto 2009 | 9:43

  19. Dice ser Aredhel

    Yo tengo que admitir, que soy un poco especial con las comidas, no me gusta el vinagre, lo que hace que bastantes comidas no puede comerlas, pero no porque no me gusten, sino porque llevan ese condimento, ahora, ya lo saben todos mis amigos y familiares, y siempre me dejan un poquito apartado antes de aliñar los platos y así si que como de todo. Pero tengo una amiga que le pasa como a tu amigo, no le gusta nada verde, pero de mirarte mal cuando un día sales a cenar fuera y te pides una ensalada, como si no estuvieras cenando o algo así, es la tipica que cuando va a tu casa a comer o cenar, tienes que hacerle un plato de macarrones porque no es capaz de comer nada de lo que prepares, el caso, es que el grupo de amigos al final tratamos de no quedar con ella para cenar, porque claro, los sitios donde ir se reducen a italiano o burguer king. El caso, es que siempre nos metemos con ella que tiene que probar mas cosas, que como es posible que no lo haya siquiera probado, que no le gusta porque nunca se lo han dado a comer… y un día ya nos contó que ella es que no comia todas esas cosas en su casa, qeu en su casa no les gustaban a nadie, y que no se preparaban, que una vez al mes hacían un puré de verduras, (que como un día pude constatar consistía practicamente en patatas y zanahorias) y que no se compraba fruta más que plátanos y manzanas. Nosotros, por supuesto no la creímos, que padre en su sano juicio no intenta dar a su hijo una alimentación variada incluyendo todos los grupos de alimentos??? Bueno, pues un día descubrí que mi amiga no nos engañaba, estabamos dando un paseo las dos por un centro comercial, nos encontramos con sus padres y decidimos tomar un aperitivo en un sitio llamado 100 montaditos, y pedimos una tabla variada, con la suerte de que uno de los montaditos era de pimiento verde asado con tortilla de patatas, y cual es mi sorpresa, qeu al verlo, el padre de mi amiga empezó a decir, en un tono demasiado alto para mi gusto, que que era eso de estropear algo tan español como la tortilla de patatas con esa guarrada de verde.Desde ese momento, se acabó ir a comer a casa de mi amiga, y a ser posible ir al mismo sitio a cenar…

    18 Agosto 2009 | 9:43

  20. Dice ser Ana

    En mi casa y debido al sobrepeso de mi marido y mio, comemos bastante verdura. No hay comida sin verdura y la carne o pescado a la plancha.Lo que tengo un niño de 2 años y le encanta la verdura, lo cual es una bendicion. A nosotros ya nos gusta y bueno, encontramos logico que al tambien, sobre todo porque a la hora de ir introduciendo alimentos en su dieta, se empieza por verduras. Y sus pures generalmente eran verdura, con algo de carne o pescado.Obviamente, le encanta el dulce, a quien no? No le damos chuches, pero ahora algun helado cae o algun postrecito especial. Evitamos la bolleria. No se porque siempre nos vomitaba la fruta natural y ahora al menos se come la de “potito” y la sandia. Poco a poco.Creo que es mas facil acostumbrar a un niño a comer verdura de lo que parece. Sobre todo si lo haces desde tan pequeño.Y bueno, sabiendo que es probable que por genetica tienda a la obesidad queremos que aprenda a comer sano desde pequeño y haga ejercicio (en su caso jugar a correr y cosas asi) desde bien pequeño. Habitos sanos sencillos.

    18 Agosto 2009 | 9:51

  21. Dice ser carlos

    para quitar el olor a coliflor nada mas sencillo que al cocer añadir unas patatas.funciona !!!

    18 Agosto 2009 | 9:57

  22. Dice ser Panna Tonne

    No sé qué complejo materno imbuido en la infancia nos hace pensar que en la mesa hay que comer sólo lo que nos gusta.La comida a veces está buenísima, otras sólo buena, a veces regular y otras no nos gusta nada. Pero hay que comerla igual.Así es como intento educar a mis hijos, con algún flaco apoyo por parte de mi mujer.En la vida nos pasa lo mismo con el resto de las cosas.

    18 Agosto 2009 | 9:57

  23. Dice ser Alex

    Salvo casos de intolerancia o alergias alimentarias, el resto es un problema de vicio y mala educación. Esos niños que comen sólo lo que les gusta y esos padres que sólo ponen la comida que le gusta al niño no hacen más que crear un problema de salud muy grave a sus propios hijos y a la sociedad que tendrá que pagar sus tratamientos. Una falta de vitaminas, de minerales, de fibra,… en el crecimiento de un niño no sale gratis. Algunos adultos se preguntan después por sus problemas de estreñimiento, por sus descalcificaciones, por su osteoporosis, por sus reumas, artrosis y artritis,… Sin entrar en los problemas intelectuales y psiquiátricos. La alimentación no es un tema baladí y dejar que los niños hagan de su capa un sayo es perjudicarles seriamente su salud para el futuro. Un niño tiene que tener una alimentación variada y equilibrada comiendo de todo en mayor o menor cantidad, no puede vivir de macarrones, arroz y donuts.

    18 Agosto 2009 | 9:58

  24. Dice ser Patri

    No estoy de acuerdo. No soporto el pimiento ni el ajo ni la cebolla ni el puerro (y alguna cosa más que se olvidará). Hay otras que no me apasionan pero me las como. No es cuestión de educación, lo que no me comía me lo guardaban para el día siguiente… Hasta que con los años se dieron cuenta de que si vomitaba las alubias habría algún motivo. Y lo hay pero no viene al caso.No todo son pijadas hay personas que tenemos motivos para no comer segun que alimentos.

    18 Agosto 2009 | 10:02

  25. Dice ser Andres

    Hola,A parte de la educación sobre la alimentación que tiene cada uno, que por supuesto influye mucho en nuestros gustos..Hay que tener en cuenta, que cada persona posee receptores distintos (proteinas diferentes en mayor o menor medida) para los sabores, al igual que tenemos diferencias en tantas otras características.Y determinadas sustancias (en pescado o verduras,..), aunque se asocien a una sensación agradable en la mayoría de las personas, pueden resultar incluso desagradables y molestas para otros.

    18 Agosto 2009 | 10:03

  26. Dice ser Patri

    Totalmente de acuerdo con Andres.No me gustan las manzanas pues me como una pera. No me gustan las alubias pues me como lentejas. No me gustan las verduras cocidas pues me las hago a la plancha o en pure …A todos hay algo que no nos gusta.

    18 Agosto 2009 | 10:09

  27. Dice ser montse

    De acuerdo con andrés. Una cosa es que no les guste ninguna verdura, pero otra es que no coman , por ejemplo, brocoli, pero sí coman de todo lo demás… Yo no soporto la coliflora, pero como de todas las verduras y hortalizas

    18 Agosto 2009 | 10:20

  28. Dice ser Antonio

    Educar no debe ser sinónimo de “obligar”. Simplemente, porque puede no funcionar, y consigues lo contrario de lo que pretendías. Quizá educar sea algo más sibilino, serio y consciente que simplemente aprovecharte de que tienes más fuerza.Cuando tuve mi primer hijo, éramos muy jóvenes, y seguíamos la información que nos llegaba. Cuando se nos dijo que había que empezar a darle sólidos, el primer día intentamos darle jamón de York. Debido a la novedad, lo rechazó, intentamos forzarle y acabó teniendo arcadas. Odió el jamón de York desde entonces.Y al contrario: un domingo por la mañana, teníamos visita y les pusimos unos aperitivos. En un plato había taquitos de queso. Sin que nadie le dijera nada, el niño se acercó, agarró un taco y se lo comió: estaba haciendo lo que hacíamos los demás, y había tomado una decisión propia. Desde entonces, adora el queso.Así que, lo primero no era educar, lo segundo sí.Hay gente que deja a sus niños pequeños que jueguen con la comida, para que se familiaricen con ella, que la toquen, que se la metan en la boca, que aprendan ellos mismos a aceptarla.Hay que cuidar qué les damos a los peques para entretenerles. ¿Por qué no un trozo de zanahoria o manzana, un tronco de lechuga, un trozo de jamón, en lugar de una galleta o pan?

    18 Agosto 2009 | 10:22

  29. Dice ser lamasa

    hay que acostumbrar alos nenes a comer sano desde pequeño. En mi casa siemrep se hizo fritanga y mi hermano a sus 30 años solo come verduras rebozadas.

    18 Agosto 2009 | 10:22

  30. Dice ser oscar

    yo la verdad que las lentejas no las puedo comer..no porque no lo intente y me las hayan impuesto desde pequeño con pasapure y demas..pero cada vez k las como o es pasadas y con agua o me dan nauseas y ganas de vomitar..no se si soy intolerante a las lentejas o que pero lo paso fatal

    18 Agosto 2009 | 10:27

  31. Dice ser Poco a poco

    Hay sabores que, al principio, no resultan agradables. Pero si sigues profundizando en ellos, puedes cogerles el gusto y hasta apasionarte con ellos.Ya de mayor he probado cosas como la rúcula, el wasabi, el jenjibre en vinagre, el tahín, las bayas de goji…. que al principio no me gustaron nada. Ahora podría decir que me he hecho “adicta” a algunos de ellos y otros me encantan.

    18 Agosto 2009 | 10:28

  32. Dice ser maria

    Pues a mí no se me ocurre invitar a mi casa a comer a alguien que hace apartijos en el plato. Primero voy a comer con las personas fuera de casa para ver lo que comen. Si son muy, pero que muy amigas mías, las invitaré a comer lo que les guste, y se lo cocinaré con muchísimo cariño, y si no, ni me molesto, que coman en su casa. Yo no invitaría a comer en casa a alguien al que sólo he visto comer en Burgers y en Pizzerías, a no ser que fuera mi hermano (que dudo que haya alguno de los 6 que tengo que coma en Burgers por gusto) o mi mejor amigo.

    18 Agosto 2009 | 10:54

  33. Dice ser alex

    Ahora resulta que si nos obligan a comer mierda, a todos nos gustará la mierda de mayor.Igualmente el sabor del tomate debe ser atrayente para toda la humanidad. Solo necesitas comer la suficiente cantidad…

    18 Agosto 2009 | 10:55

  34. Dice ser Patri

    No me parece justo la crítica a los padres, a mí de pequeña me dieron todo tipo de verduras y cocinada de todas las maneras posibles, y a toda mi familia le encanta, de hecho tenemos una frutería. Sin embargo a mí nunca me han gustado y las he vomitado una y otra vez. Ahora tengo 28 años y como de todo menos verduras (legumbres, pastas, carne, pescado,…) y no tengo colesterol, ni anemia, ni ningún tipo de enfermedad. Reconozco que sería más sano comerlas y que el día que tenga hijos lo haré por dar ejemplo, pero hoy por hoy no las tomo. Y tampoco es justo criticar a los que no comen carne, pero no a los que no la comen.

    18 Agosto 2009 | 10:56

  35. Dice ser asd

    podeis empezar a comer excrementos de rata, al principio saben a puta mierda, pero luego se les coge el gustillo!!!!

    18 Agosto 2009 | 11:01

  36. Dice ser asdas

    a la lluvia dorada tb se lo coge gusto,,,

    18 Agosto 2009 | 11:03

  37. Dice ser belytp

    la verdura es mas sana, pero como no te guste es muy dificil tomarla, a mi hija de 4 años si q se las come, algunas mejor q otras, y el tomate le encanta siempre me lo esta pidiendo , yo en cambio la mayoria de las verduras no las como , pues no soporto la textura q tienen en la boca, tan blandas uff solo de pensarlo me pongo mala, y de pequeña por mas q me obligaban no conseguian nada ya q vomitaba, pero con mi hija he tenido suerte si la obligo un poquito y despues le doy una pequeña recompensa se la toma.

    18 Agosto 2009 | 11:10

  38. Dice ser V-gan

    “La mayoría de los alimentos saben a algo distinto como si no se hubieran lavado las manos al prepararlos o los cortaron con cuchillos sucios.”Jajaja,lo siento pero esa frase me ha hecho partirme de la risa, digna de Jack Nicholson en Mejor Imposible.Y que conste que me rio de mi misma también, que soy un poco escrupulosa y de vez en cuando me descubro pensando cosas así.Por otro lado Patri, es curioso que teniendo tus padres una frutería te pusieras tan mala con la verdura,parece un acto de rebeldía o búsqueda de atención.No digo que lo hicieras adrede, ni mucho menos, pero nuestro subconsciente es complejo hasta en nuestra relación con los alimentos y una anécdota de nuestra infancia se puede convertir en un hábito de por vida.Curiosamente tengo una amiga,hija de carniceros, que no le gusta nada la carne, solo la pechuga de pollo y poco.Claro que no la culpo, soy vegetariana y no hay comparación entre un alimento casi vivo hasta con capacidad de germinar algo y un pedazo de algo en descomposición,es fácil hartarse teniendo que ver casquería a diario. Entierra una bellota y de ese granito surgirá un majestuoso arbol, entierra una oveja y no sucederá nada excepto la putrefacción.

    18 Agosto 2009 | 11:22

  39. Si desde pequeños se les enseña a comer a los niños de todo, mejor. Así no pondrán trabas a nada.Si quieres saber todo sobre correr, salud y nutrición, entra en http://www.vamosacorrer.com

    18 Agosto 2009 | 11:24

  40. Dice ser vanesa zgz

    Es todo cuestión de como te eduquen en tu casa, yo por ejemplo si no me comía lo que había de comer, me lo ponían para merendar, que tampoco lo quería, pues para cenar(y entonces me lo comía que daba gusto), ahora de mayor, si voy a comer a casa de alguien me como lo que me ponen(me guste más o menos), porque de chiquitita me enseñaron que la comida cuesta dinero, que el dinero cuesta mucho esfuerzo conseguirlo y que no se debe tirar la comida.

    18 Agosto 2009 | 11:42

  41. Dice ser soloyoyoyoyoyoyyoyo

    Pues a mis hermanas y a mí, mi madre siemrpe nos dio las verduras en puré, por comodidad para ella. Ahora que somos mayores, soy la única que come bien las verduras, menos la coliflor, que no me gusta.Siempre he sido muy tiquismiquis con las comidas, pero a base de comer fuera, de un poco de educación cuando comes en casa de alguien (tienes que comer lo que te pongan) aguanto casi todas las comidas. Menos el vinagre, que no me gusta nada el sabor (si lo lleva pero no se nota no pasa nada, pero si sabe a vinagre no me gusta) y la ensalada la como aliñada con limón en su lugar. Bueno, y los callos y esas cosas que tienen un tacto tan peculiar me dan unas arcadas horribles, y me parece más educado no comerlo que salir corriendo al baño, o no parar de tener arcadas.Y a las patatas guisadas las cogí manía porque mis padres me las ponían una y otra vez, y ahora no las aguanto.Luego siemrpe hay cosas que si puedes elegir no las comes, pero si las tienes que comer, pues lo haces y punto (garbanzos, por ejemplo)

    18 Agosto 2009 | 11:45

  42. Dice ser Fernando (Cádiz)

    Yo pienso que más que de cuestión de educación se trata de cuestión de gusto. Lo ideal sería que todos fueramos vegetarianos pero como desgraciadamente éso no puede ser así.

    18 Agosto 2009 | 11:51

  43. Dice ser Cuestion de educacion?

    No es cuestion de educacion, sino de gusto y tolerancia.Mi hermano y yo hemos crecido en la misma casa con el mismo trato, y hay comidas que al el le gustan y a mi no, y al contrario.Si a todos nos gustase todo ¿seriamos mas educados? si me gustan los ferraris y no los seat esq me educaron para ser caprichoso??Los gustos cambian a lo largo de los años. De pequeño no me gustaban los guisos con todos sus condimentos y ahora me los como doblados, y sin embargo de pequeño comia mucha pasta y ahora apenas la cato.Lo importante para los niños pequeños es comer bien y de forma equilibrada, sin abusos excesivos, pero sin reprimirlo de nada. Luego de mayor todo el mundo acaba comiendo lo que le apetece hasta que el medico t diga lo contrario.Un saludo

    18 Agosto 2009 | 11:58

  44. Dice ser Trabajadora de comedor infantil

    Buenos días,Trabajé durante un tiempo en un comedor escolar, cada niño de su padre y de su madre, excepto excepciones, todos los niños se tenían que comer todo, y había carne, verduras, legumbres, fruta etc…Había niños que comían muy bien, y a los cuáles todo le gustaba y en su casa comían de todo, (casi nunca iban al burguer) y había niños que te daban ganas de cometer infanticio con ellos de la desesperación, es un decir.Recuerdo una anécdota que me sucedió con un niño y con su padre, el chaval nunca comía nada de lo que le poníamos, la técnica era dárselo a sus compañeros de mesa y esconderlo bajo la silla o la bandeja. Un día, el pequeño, supuestamente se comió todo, un estupendo filete de pollo, las monitoras sorprendidas incluso le felicitamos por su proeza, y así durante una semana. Durante el recreo, el chaval jugando al fúbtol se cayó, y todo el filete de pollo, le salió de los bolsillos del pantalón. Cuando llámamos a su padre para coméntarselo, el padre, delante nuestra le dijo al niño que si no quería comer nada, que nos lo dijera, pero que no estaba bien guardarlo en los bolsillos. A las cinco de la tarde, el mismo padre, esperaba a su hijo con una palmera de chocolate.A partir de ahí, dejamos de esforzarnos, para que el chaval comiera de todo…

    18 Agosto 2009 | 13:30

  45. Dice ser edagr allan poe

    si es aderezadas con semen de cabra, mmm q ricas verduras. 😀

    18 Agosto 2009 | 13:40

  46. Dice ser Sintino Jeje

    Muy interesante. Si quieres más información aborda el tema desde el punto de vista del desarrollo antropológico.Las golosinas desde el punto de vista de las endorfinas del mesencefalo.Los comedores escolares en algunos sitios ya estan adaptados a las dietas de algunos alumnos, ahora hay que reeducar a los papas y mamas. ( premiar con una fruta no con una golosina).La obesidad provocada por consumo alto de Hidratos de carbono: Compare los contenidos de algunos yogures y la bebida carbonatada que esta en la mente de todos: Sorpresa..Consulte programa Perseo.Un saludo

    18 Agosto 2009 | 13:43

  47. Dice ser Chelo

    La educación y la costumbre de tomar un alimento influyen pero no son determinantes, yo hay alimentos que hoy a mis 45 años les pongo a mis hijos y les encantan pero que yo no puedo comer de repulsión que me dan es que vomitaria, como las lentejas que me tengo que forzar hasta para cocinarlas y sin embargo a mi hijo le encantan y sin embargo yo me como una paella para dos tres personas y mi hijo ni la prueba, a mi hijo no le gusta el dulce jamas he podido conseguir que coma un poco de tarta en su cumpleaños y a mi….pues que no puedo pasar por una pasteleria sin comer algun dulce.

    18 Agosto 2009 | 13:58

  48. Dice ser Chelo

    Y tomad buena nota de esto, no se cuando pasará, pero estoy convencida de que algún día se descubrira porque algunas personas sienten esa animadversion hacía ciertos alimentos.

    18 Agosto 2009 | 14:03

  49. Dice ser sonia

    que rraro que estos niños que no comen son siempre , Españoles, italianos, portugeses, lo habeis pensado alguna vez? yo he vivido muchos años en Alemania y jamas se siente decir a una madre “mi hijo no come” le dais mas importancia de la que tiene y sois las madres que influezais los niños, sobre todo cada vez que se coma una golosina hacerle laver los dientes, aprendera sin malos tratos que las golosinas no son buenas ni sanas y traen consecuenzias!ademas un pequeño postre luego de la comida es gratificante y le quitara las ganas de azucar durante el dia, pero que no lo coga como un premio, si no parte de la comida!yo la verdad nunca tuve problemas con los mios y todos se marravillan lo bien que comen!

    18 Agosto 2009 | 14:07

  50. Dice ser Laia

    Pues yo desde bien pequeñita, siempre comi verduras sin rechistar, o eso es lo que dice mi madre.Y tanto es, que ahora, con 23 años, las verduras y hortalizas, se han convertido en mi comida preferida. No hago ningun plato que no lleve verduras, y si alguna vez ocurre que no las pongas, siempre acompaño con una ensalada a parte.La unica que se me resiste, (porque he probado todas las que conozco, y todas me han gustado), son las alcachofas. Pero hay que rico esta: el tomate, calabacin, brocoli, coliflor, frejoles, guisantes, esparragos, lechuga, espinacas, apio…. se me esta haciendo la boca agua!!

    18 Agosto 2009 | 14:44

Los comentarios están cerrados.