BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

¿Qué entrena un loco de las largas distancias?

Sin más pretensión que la de mostrar un ejemplo, os enseño un plan típico de fin de semana. Muchos habéis empezado a correr o lleváis un tiempo domando esas distancias de diez a veinte kilómetros. También llegan muchos comentarios de los que apenas le habéis metido el diente a lo de correr. Y de vez en cuando se lee en la prensa o se ve por las redes sociales que existe un núcleo creciente de locos a los que parecen haber dado cuerda y van cargados con baterías de isotopo de uranio 237.

Correcto. Existen.

Pero no son (o somos) más que gente más curtida. No tenemos más facultades. Probablemente seamos más lentos que muchos de vosotros. Y más peros que no voy a defender ni a atacar. Sencillamente nos gusta coger la mochila y lanzarnos a cruzar mundo.

No somos super-nada.

Esto que cuelgo podría ser perfectamente una de esas “salidas largas”. Son muchas veces entrenamientos encaminados a una carrera más larga. O regalos que uno se hace en combinación con las agendas de la familia. Unos más y otros menos, acumulamos horas en ruta. También los famosos metros de desnivel positivo, que son sencillamente los metros que asciendes a lo largo del día, sumados y a los que se coloca un rimbombante D+ detrás.

48k

El sábado que viene dejaré el coche en algún punto indeterminado de un pueblo. A él regresaré. A una hora canalla incluso para muchos duros runners, camino y manta. ¿Es poco sano? ¿Es una bestialidad? ¿No es más que una excursión?

Reitero que es simplemente un entrenamiento. En la mochila llevamos de comer y de beber. Las mochilas modernas llevan sistemas de almacenamiento de líquido de hasta dos litros. Yo uso una Salomon XLab 12L pero anteriormente era un fijo de las viejas Quechua de trail. Meto embutido mejor que geles y barritas.

Somos tendencia. Resumir

 

 

3 comentarios

  1. Dice ser Manuwar

    Yo lo veo en muchos casos “montañismo express”, que, como vas ligero y vas a recorrer parte del itinerario trotando, trotandillo, a troticochi o cerditrote, te permite hacer el recorrido de varios días días andando con una pesada mochila en pocas horas, disfrutando lo mismo o más de los lugares si quieres hacerlo. por lo menos así es para los que no somos parte de la élite.

    Mr. Spanjaard, ¿para cuándo un Buitrago – Alcobendas? ¿Para cuándo una “peor maratón del mundo”? Tengo aportaciones que hacer al itinerario por horribles “polígamos” industriales.

    09 Mayo 2014 | 12:04

  2. Dice ser ANTONIO LARROSA

    A mi no me lies con caminatas agobiantes que vivo en un atico sin ascensor y me paso el día bajando y subiendo los cinco pisos como un jabato a pesar de mis 77 años que no son 14 como me dijo uno que se hacia sumando 7+7 ¿ Y sabes lo que te digo? que tal como voy bajando pisos me encuentro que la gente es más gorda, los de abajo del entresuelo ¡Gordísimos! Creo que para estar en mi peso ideal necesito un piso más alto porque mido 173 centimetros y peso 77 kilos. ¡Buen post! La gente deberia moverse más y más.

    Clica sobre mi nombre

    09 Mayo 2014 | 12:44

  3. Dice ser edefakiel

    Si estuviera en tan buena forma física no podría impedir a mi cuerpo asesinar gente.

    Si te apetece escuchar mi música en una de tus caminatas, puedes bajarla gratis haciendo click sobre mi nombre.

    09 Mayo 2014 | 12:50

Los comentarios están cerrados.