BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

¿Corres igual que conduces?

O, contrario sensu, ¿conduces igual que practicas tu deporte favorito?

Ayer viví un episodio de homicida montado en un coche, haciendo barbaridades y poniendo en peligro seriamente a varios conductores. Tras dar parte a la Dirección General de Tráfico (cuya línea de twitter está abierta), me dio por pensar cómo sería en la vida real este hijo de tres padres -expresión de mi santa madre.

DSC00284
Fuente: Propiedad del autor del blog.

Es más. ¿Cómo haría deporte? En el caso de que lo practicase.

Parece irremediable comparar nuestras actitudes haciendo el deporte que adoramos con la actitud del día a día. En mi casa siempre se dijo que no todos son capaces de echar paciencia durante meses frente a un deporte tan duro como correr. ¿Os imagináis a esas personalidades violentas que tienen que agachar las orejas frente a esa falta de aire en mitad de una cuesta? ¿Asentiría y sonreiría cuando le diéramos esos ánimos o esa palmadita en la espalda? ¿O nos soltaría un bufido lleno de espumarajos?

¿Alguien me puede decir qué ocurriría con un impulsivo y vehemente ciudadano en plena carrera, en la que ha calculado mal el ritmo y ve que le adelantan decenas de compañeros de todas las edades y tamaños?

Esto me lleva a preguntarme cómo sería. Por un lado me parece que correr es un excelente palo en las costillas a nuestros egos. Nos pide paciencia, calma y mesura. Por otro veo algunos runners y los veo vociferando al volante, recortando en las curvas o amedrentando al coche que van a adelantar.

Y no llego a conclusión alguna. ¿Me echáis una mano?

3 comentarios

  1. Dice ser kastell

    Hablas del running porque es lo tuyo, pero la realidad es que el deporte en general transmite unos valores hermosos y válidos como son el compañerismo, respeto, humildad, espíritu de autosuperación, respeto… muchos también impulsan el trabajo en grupo.

    21 Noviembre 2013 | 13:05

  2. Dice ser yio

    Si corriera, seguramente se le bajarían los humos. No has visto al encantador de perros?

    21 Noviembre 2013 | 13:40

  3. Dice ser Manuwar

    Mi opinión es que uno hace deporte como va por la vida. Creo que es inevitable que corras solo o acompañado, buscando unas sensaciones u otras según cual sea tu forma de ser.

    Creo que mucha gente no estaría dispuesta a tener que competir solamente con la capacidad que le aporte el entrenamiento a su genética.

    Muchos fantasmones que autoafirman su débil autoestima haciendo el macarra al volante, por el simple poder que proporciona el mover el vehículo con un gesto de su pie, se verían frustrados al no disponer de la ventaja que da el estar rodeados de gente medio cuerda que no pone en peligro la seguridad de los demás al conducir asesinamente. Si para darle una “pasada” a alguien hay que endurecerse haciendo tiradas y series hasta conseguir tus objetivos (no el mero paso por un concesionario con el dinero necesario para comprar un carro), la cosa cambia.

    21 Noviembre 2013 | 14:33

Los comentarios están cerrados.