BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Rock'n Roll Mortuary Marathon

Sin duda ocurrirá en más pruebas. Pero en Madrid es un clásico. Aparecen en meta 200 corredores más que por el km 30. Es el retorno de los muertos vivientes. Todo esto Jill y su lento trotar o Sandy, vestida con el color violeta del programa de Training, lo desconocían. Ellas sencillamante sonreían y aplaudían de vuelta, mientras discurrían por el sexto kilómetro de la prueba europea a la que habían viajado.

¿Se había despoblado Europa? ¿Hay un agujero negro que traga materia en esta ciudad? ¿Es quizá la razón de que estemos corriendo por estas vacías calles? ¿Prestarán atención a esa desviación estadística del timing? Ni es una ciudad de antimateria ni es un caso de regreso zombie. No. Son las almas en pena que han decidido no recorrer todo el solitario, desangelado y triste repaso a la ciudad que vivía la resaca del entretenimiento del fútbol. El día de antes había habido derby entre las dos potencias económicas de la liga de fútbol. El de después los madrileños teníamos programada resaca por la contracción de la productividad del país. Por lo tanto no diga nadie que la ciudad estaba preparada para los ‘cortes en el centro, a las 9am carrera popular’.

Estos luminosos con mensajes de tanatorio eran los máximos exponentes de promoción de la M30. Discurrir por la ciudad de los Austrias los días de antes del evento era la nada informativa. Hacerlo por la red, únicamente si perteneces a ese segmento que se agolpa en las redes sociales o revistas especializadas. Los medios de información no dedicaban más espacio a ello que a una carrera de galgos. El mismo domingo, a las 8.30 se podía salir perfectamente a cualquier punto de la prueba. De la Rock’n Roll Maratón de Madrid. A las 09.01 aún se podía dejar el coche en cualquiera de las desiertas calles de los distritos del norte. A las 09.24 pasaban media docena de maravillosos galgos africanos por la ventosa Pza Castilla y eran desviados sin misericordia por los treinta metros de ancho de Mateo Inurria, y todos detrás, concentrados. Dos filas de espectadores en algún punto clave pero, para que llegue ese punto clave, primero han de transitar por Bernardino Sahagún y sus novísimos granulados asfálticos antiterroristas y antideslizantes, por Duque de Pastrana, donde siete seres humanos tratan de cruzar al pabellón del colegio nuestra Sra del Recuerdo o por la salida 2 de la M.30, semiesquina Marqués de Formosa. Que ni presenta vida inteligente a media tarde ni un domingo a las 10 de la mañana.

Dice un amigo mío, con toda la razón, que los madrileños tenemos un puntito de gilipuás. Los maratonianos – apunto yo- tenemos medio punto de bobada añadida. La media estadística, la combinación química de unir ambos espectros es un maratón que en 1996 mantenía a duras penas 4.000 inscritos. Ni entontes ni ahora, cuando han logrado insertar 9000 corredores y 600 espectros en meta, la ciudad quiso la carrera. Madrid no quiere a sus eventos deportivos en la calle. Otro amigo está disgustado porque el sí ha contribuído históricamente con la carrera. Corriéndola, promocionándola (qué valor) y hasta montando puestos de animación. Y contrasta que (1) los primeros 500 corredores pasan volando y ni miran la animación. Esto es normal, pienso. Esa gente va concentrada en su ritmo, sus pulsos y sensaciones. Después (2) el grueso de la prueba apenas mira o escucha y sólo unos pocos responden con un aplauso o paran a chocar la mano salvo conocidos o animosos yankees, de los que la nueva organización (Rock’n Roll Series) ha importando unos buenos cientos. Un 95%, en el furgón de cola de la prueba.

El paso por Joaquín Costa o las Filipinas, entrada la mañana, fresca, sacada del manual ideal de las condiciones del corredor, no es mejor. Aceras, se ven demasiadas, todas las aceras. Si no fuese un ocho que transcurre dos veces por el centro de la ciudad y por la red de metro, dudo que hubiese cinco mil personas que asomaran a ver la prueba. Hagan números; a todo un Real Madrid de baloncesto, el segundo deporte de equipo en popularidad, apenas van 6300 espectadores de media. ¿A un maratón?

Añado yo que el maratón de Madrid, al menos el de este Madrid, es tan mortuorio como tantas cosas en la ciudad. Sus noches de museos, sus procesiones, las plazuelas soladas con lápida de granito ‘à la Alvarez del Manzano’, su horrendo y gris marasmo de tráfico rodado, hasta sus manifestaciones … ¿Qué podemos o deberíamos esperar de la sangre que da fuerza a sus arterias? Venimos desde tierras como Segovia, Avila, Guadalajara, Peru o el Magreb. Nuestra sangre es sangre de labriegos adustos, de cabreros, de aburridos, de sufridos y de musulmanes unos y resignados católicos otros, todos esclavos y todos sosos y excelentes animadores de entierros. Los tópicos de que los pueblos del sur somos bullangueros y participativos es una de las peores propagandas que hicieron los viajeros del siglo XIX. Los pueblos del norte son fríos, secos y aburridos, por eso ayer corrían en Londres 45.000 personas y asistía un millón de personas como público, la ciudad paralizada. Berlin, otro millón, largo. En Madrid, imprecaciones.

Recuerden. Nunca más un maratón dominguero. Si quieren fiesta, trasladen el maratón a las 21h de un día de verano, un sábado. Eviten según qué zonas, por mucho que se enroquen los mazingers de la concejalía de seguridad o de movilidad o como se llamen ahora. Not in a Sunday morning. El madrileño de bien está en otros asuntos. El madrileño de mal es más de celebrar hoy, Sant Jordi, el día del Marca. El turista atrapado en la Puerta del Sol o Callao, bueno, no tiene otra que aplaudir a los corredores. El empadronado en la almendra centro-sur estará haciendo familia en Madrid Río o atascado en los túneles de la M.30.

Cortes en el centro, a las 9 carrera popular.

19 comentarios

  1. Dice ser Guishe

    Muy bueno, Luis muy acertado y agudo, aunque escaso, o más bien me gustaría otro capitulo, que seguro que has escrito ya, algo así como ¿qué espera el corredor? porque parece que esperan mucho, demasiado diría yo. Es muy educativo como aficionado a correr participar como voluntario o como animador esforzado y dedicado en recursos puesto que ves muchas miserias que luego puedes evitar cuando vuelves a ponerte de corto. Mucha tontería hay, y yo me quejo de mi actitud …

    23 Abril 2012 | 12:53

  2. Dice ser Sergio Bellido

    Mmmm, no estoy de acuerdo amigo. Desde dentro la carrera este año me ha parecido que tenía mucha más densidad tanto de participación como de animación. Es complicado llenar una ciudad durante 42kms, pero los puntos representativos de esta carrera este año estaban mucho más animados.

    Quitando la cagada del guardarropa (una falta de tacto muy grande para el corredor) creo que la carrera ha dado un pasito hacía delante. Recordemos que la carrera estaba claramente en plena regresión en estos últimos años.

    23 Abril 2012 | 13:49

  3. spanjaard

    Eso es lo bueno, que nueve mil pares de ojos vieron diferentes pruebas.
    Enhorabuena por esas 3h.

    23 Abril 2012 | 13:52

  4. Dice ser Elage

    Hola Luis, pues a mí, en cuanto a animación, no me ha parecido muy diferente a otros años: algunos puntos desbordados y otros muchos, desérticos.

    Eso sí, algo rácanos con las alfombras de tiempos, por ejemplo, la que había en Guzmán el Bueno solo ocupaba el carril izquierdo y, dado que bajamos en tropel, algunos ibamos por el carril bus; menos mal que un amable espectador avisaba de que la teníamos ahí al lado y algunos pudimos cambiar de carril a tiempo para pasar por encima.

    Ya digo, no me ha parecido un salto ni hacia delante ni hacia atrás. Más de lo mismo.

    Ale, a recuperarte de lo tuyo. A este paso las vas a tener todas a la vez. Y luego otros treinta y muchos sin ná de ná.

    23 Abril 2012 | 15:20

  5. Dice ser Sergio Bellido

    Además contamos con el inestimable apoyo de las autoridades. Para no olvidar a la ínclita Mrs. Bottle acercarse a la salida con cara rancia pensando “para qué coño habré venido” y ver como ponía cara política amiga de los corredores en un milisegundo cuando estaba a un metro. Repeluco me da recordar estos hechos.

    23 Abril 2012 | 15:20

  6. Dice ser ser13gio

    ¿Y hemos llegado a los 20000 o no? Digo salidos, de los de la salida, joder, los que salen. Tú me entiendes.
    ¿Vuelve a haber esa estadística flexible?
    La feria me pareció bastante pobre, la verdad, sobre todo viniendo de Barcelona.
    s

    23 Abril 2012 | 15:33

  7. Dice ser Anónimo

    Muy bueno tu artículo, Luis. De acuerdo contigo. Lo que pasa es que, como espectador, todos los maratones me parecen mortuorios. El domingo estuve por Atocha, animando a los corredores, pero deprimiéndome yo. A pesar de que he corrido unos cuarenta maratones, llegué a la convicción de que deberían prohibirlos. A partir de un cierto momento es un espectáculo sadomasoquista (quizás debo colocarme cerca de la salida y no de la llegada).

    23 Abril 2012 | 18:17

  8. Dice ser Serafin

    El comentario anterior era mio.

    23 Abril 2012 | 18:18

  9. Dice ser Charli

    Por primera vez puedo opinar “desde dentro”, la animación como bien comentan por ahí, escasa tirando a nula en algunas zonas, y desbordante en otras, casualmente próximas a zonas emblemáticas de Madrid… o a bares. De la que bajamos al vermú vemos un ratito, o vamos al centro y mira que casualidad, una carrera… Solo conozco la de Madrid, pero creo que no tenemos una Maratón a la altura (la Feria una miseria).

    Eso sí, queremos nuestras Olimpiadas, faltaría más…

    23 Abril 2012 | 19:13

  10. Dice ser Daniel

    Hola a todos:

    Como también me fuí a Barcelona me permito opinar (aunque en esto del correteo me considero un novato aún). No creo que sea tanto la hora de salida como la “culturilla” de sentimiento de lo colectivo y propio.

    En Barcelona la salida fue a las 8´30 de la mañana y la noche antes se adelantaba el reloj (una hora menos de sueño), el clima vino a ser el mismo y había mucho más guiri corriendo la prueba (que no todos cuentan con la familia, amigos y compañeros de trabajo para animarlos). Pero hay gente por todo el recorrido animando (que no mirandote pasar) que han ido a ver el espectáculo (aunque igual es cierto que en el kilometro 10 sea más edificante que despues)

    Este año en Madrid había más gente animando.. pero no hay color. Aquí no tiene nadie la sensación de que la ciudad se prepara para un acontecimiento especial (El Madrid jugaba fuera) durante la semana anterior y solo te anuncian las pegas (cortes de tráfico). La feria del corredor en Barcelona era una fiesta pues está junto a la salida y en un entorno interesante. En Madrid hay que dar un paseo por la casa de Campo para recoger el dorsal y para llegar al guardarropa hay que hacer 3 km (no crea que pueda añadir más tacos a lo del guardarropa).

    ¿Es mejor ciudad una que otra? ( y no soy de ninguna ). No creo que se trate de eso, sino de lo que se está dispuesto a apostar por un deporte.

    Pero qué importa eso, si la Liga es para el Madrid.

    23 Abril 2012 | 19:38

  11. spanjaard

    Comparto con muchos de vosotros las percepciones de una prueba a la que asisto como corredor desde 1989 (imaginad, aquello sí era tétrico) y como público desde 1985. Una cosa que siempre he procurado era caminar con dignidad y relajación. Si llegaba algún calambre, tranquilidad, caminar y echar un trago con buena cara. Seguro que muchos me han visto desde la barrera como alguien que no se tomaba en serio la prueba.

    Y no me la tomo en serio.

    23 Abril 2012 | 22:12

  12. Dice ser Quique

    Está claro. Hay que prohibir el fútbol!
    Q

    24 Abril 2012 | 00:23

  13. Dice ser mayayo

    Efectivamente, hemos visto una carrera del todo difenente. Yo corri desde la Media Maratón hasta meta haciendo de liebre para algunos amigos y vi muchos tramos con mucha gente, por no hablar del detalle nuevo de las bandas de musica, que al menos debería haberse mencionado.

    Lo que sí es diferencial de los madrieños versus otras ciudades es ese hacernos de menos a nosotros continuamente, mientras que otros se hacen de más: Por ejemplo, si en 1978 hubiera habido un maraton en Tres cantos y en 1980 por fin se hubieran recorrido las calles de la capital, a nadie de aqui se le ocurriría escribir una historia oficial diciendo que “El Maraton de Madrid nació en 1978” Sin embargo, en otras ciudades lo hacen asi y no les tiembla la mano, como tambien se olvidan que años “en blanco” entre medias.

    En fin, que el Maratón de Madrid no es tan animado como el de Londres, doy de. Aunque el nuestro es mas antiguo.
    Que el Maratón de madrid va a más cada año 9,959 clasificados 2012 vs 8500 o asi en 2011, tambien.
    Aunque claro, un buen creador no tiene porque dejar que los sucios datos estropeen su tesis literaria de partida 😉

    24 Abril 2012 | 17:47

  14. spanjaard

    Un as de las discusiones tampoco tiene por qué poner todas las cartas sobre la mesa. Y tu no discurriste por los primeros 21km, ni los distritos de Salamanca o Chamartín, donde suele ponerse muy poca gente, por lo que … estira las mangas de la levita; sigue la partida.

    24 Abril 2012 | 17:51

  15. Dice ser Bandoneon

    La marathon de Madrid no va a mas por mérito propio sino simplemente porque cada vez hay mas corredores. Correr está de moda y hay mas pánfilos corriendo. Antes eramos unos pocos nardos y ahora somos muchos nardos. Ayer decía, y wordpress me lo mandó al spam, que los madrileños somos serios. No sabemos divertirnos. No es imaginable un buen carnaval en Madrid. Hasta el gay parade madrileño es más almidonado que el parisimo o el berlines. El problema no es la organización. Yo creo que vivimos en una ciudad que está demasiado acostumbrada a ser sede de la corte y no sabe (y no quiere) hacer el ridículo que es el equivalente a reirse de si misma. En Madrid los corredores no vamos a la maratón a correr: Vamos a La Marathon a hacer marca, a sacarle provecho al entrenamiento y a que se nota que es la mejor maraton de España. Por una vez puedo decirlo: no sos vos (la organización), somos nosotros (los madrileños)
    [PS: me incluyo entre los madrileños. Entre mi inherente melancolía porteña y los años que llevo en los madriles ya soy tan aburrido, triste, formal y serio como cualquier gato de diez generaciones]

    24 Abril 2012 | 19:45

  16. Dice ser Manuwar

    Supongo que el número de animadores en un maratón en Madrid siempre será proporcional al número de participantes y el número de participantes al número de corredores que bajan de 3 horas y media.
    Tenemos poca filosofía finisher. Me parece muy lógico que haya gente que se divierta corriendo una hora y le parezca una barbaridad meterse en 42 kilómetros para acabar andando como un walking dead, pero también es verdad que en cualquier otro maratón hay más “trotones” que se plantean el reto de acabar y no les preocupa tanto tardar más de 4 horas.
    En ese aspecto me gusta más el espíritu del trail running, donde flota más la pregunta de “qué carreras has hecho” que la de “a cuantos minutos corres el kilómetro”.

    25 Abril 2012 | 09:12

  17. Coincido en que fallamos la parte de concienciación, difusión y promoción.
    El padre “medio” no coge a sus hijos y les dice “vamos a ver la maraton, que hace un dia estupendo, disfrutemos de nuestra ciudad”
    Y aunque particularmente puedo decir que Y creo que no es en Madrid en particular, en general nos falta ese entusiasmo por celebrar lo que pasa en la calle.

    Me dieron la revista de la maratón junto con mi dorsal y ahi solo salía gente en sus despachos haciendose fotos. En algo han fallado. Y eso que este año fue mejor. Ni siquiera en el Retiro habia ambiente.

    Es cierto que viendo al Madrid de Baloncesto habia mas gente que viendo el maraton. Pero ellos eran 10 jugando y nosotros unos, digamos 10 + 6 , entre maraton y 10k.

    Y eso de “cortes de trafico en el centro, carrera popular 9:00” es un avance.
    Eso si, un avance que cabrea a los conductores.

    25 Abril 2012 | 09:58

  18. Dice ser Guishe

    La organización puede hacer más, pero para mi parte de los propios corredores y del carácter de la gente el que no se viva de otra forma. La mayoría de los corredores valora la animación (o eso dice) pero no participa, no tenemos ningún sentido del humor (ni os imagináis las caras el año pasado cuando ofrecíamos cerveza), pero es que además hay muchos comentarios de desprecio, entre los corredores y entre los que animan. Yo el año que viene quizás la vuelva a correr “en serio”, pero no me faltarán maratones “en broma”, y no por eso voy a dejar de respetar la distancia, el correr ni nada.

    Llamaba la atención que efectivamente entre la cola del pelotón los que más hubiera (si tuviera que decir algo diría que el 70%) fueran extranjeros sonrientes y animosos. Por delante gente muy seria, concentrada, verdaderos atletas a ritmos de entre 4’/km y 6’/km.

    25 Abril 2012 | 10:29

  19. Dice ser Pablo

    9959, no. Como mucho, los 9788 que aparecen en la clasificación en el km 35 (9790 en el km 30), hasta que la organización o los jueces o no sé quién la expurgue de los que no pasaron todas las alfombras (hay inscritos que sólo corren un tramo: una de las dos medias maratones, p. ej.). En todo caso, ¿dónde se quedaron esos otros 3000 supuestamente inscritos hasta los 13.000 que sospechosamente (como siempre) pretende la organización? (¿y por qué los supuestos 7.000 del 10k son sólo 5405 en la clasificación -o 5356 si se mira el paso por el km 5-?). En fin, que ni siquiera en ese aspecto fue muy diferente de otros años. (Cada loco con su tema, yo no voy a ser menos !).

    25 Abril 2012 | 14:03

Los comentarios están cerrados.