BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

[repor] Cómo es un día en las tripas de una prueba

Producciones proudhonistas Spanjaard Entertainment, sección deficitaria, presenta: ¿Te gustaría saber qué hay detrás de ese caos de micrófonos, mochilas, dorsales y tipos aparentemente despistados que suelen verse en una prueba deportiva?

Os cuento qué cúmulo de cosas se viven como organizador en un día cualquiera. Podré como ejemplo las diatribas del dia-D en una prueba como la Madrid Segovia. Os ahorro las semanas y meses previos, incluso los días anteriores con eventos tales como la entrega de dorsales. Todo eso alargaría innecesariamente la sensación de martirio y no es plan de que empecéis a llenar la casilla de comentarios con misericordes alabanzas. No somos tan buenos ni tan santos.

06.36. Son las siete de la mañana de un sábado en el que la población que no hace rodar el país sino, en muchas ocasiones, entorpecerlo, duerme. Solo trabajan limpiadoras, tenderas, personal de servicios, repartidores de crudo y sector primario. En España significa que solo agricultores, pescadores, comerciantes e inmigrantes. La masa blanca dormita salvo una mínima parte, deportista, sana y moralmente intachable. Vosotros. Recojo la mochila a ciegas y me inyecto el primer café. Solo. Solo por que no hay nadie en la cocina. Solo porque no le echo leche.

07.12. Tras recoger a un familiar participante, encaminámonos hacia la zona de salida. Apenas faltan 90 minutos para el cogollo de la misma, y aparecemos las diferentes patrullas que van repartiéndose al mando de un buen jefe de logística. Es imprescindible contar con un organigrama claro. En nuestro caso la jefa de operaciones va dando órdenes. El jefe técnico mientras está a telefonazo limpio con el área de movilidad (policias locales, protección civil, etc).

08.09. Miro el reloj y está llenándose de participantes la plaza. Corrillos de conocidos, saludos, abrazos, preguntas básicas. En muchos casos preguntáis obviedades que me gustaría fueran fruto de los nervios. En bastantes, es porque no os leéis el reglamento. Se os disculpa por primera vez, sois españoles. Ya tocará que nos disculpeis a nosotros más adelante. En escasos diez minutos parece que estáis todos ya. Personalmente me dedico a recoger a mis voluntarios, unos scouts majísimos. Tengo que darles bolsas, instrucciones, espero a la salida y me largo pitando a recoger a otro voluntario a su casa. Entre pitos y flautas, la prueba está en marcha.

09.40. Lo excepcional de esta prueba, su distancia, hace que tenga más margen para conducir hasta mi avituallamiento. Durante semanas he estado bregando con un ayuntamiento pequeño pero demasiado activo. Aún así, gracias a ello tenemos su apoyo. Tras tres horas en marcha me tomo el segundo y último café. Cortado. Por inercia.

10.20. Decenas de cajas de líquido, vallas, reunión sumarísima con los de protección civil y la policía local, a quien de nuevo hay que presentarse. Siempre da la impresión de que todo el mundo llega de nuevas y que nadie ha recibido la documentación. Es una impresión que a uno le corroboran en minutos. Nadie la ha recibido. Me faltan unas 800 botellas de agua prometidas por el municipio pero en el local asignado no están. SMS y telefonazos para encontrarlas.

10.50. Seguimos buscando líquidos y hay que irse echando hostias a revisar el balizado del recorrido. La autoridad competente sigue intentando echar una mano pero yo tengo casi mil personas que cruzarán mi avituallamiento en unas horas. Esto, creedme, puede pasar. Ante la pesadilla, viaje a una gran superficie para solventar unos 50 litros de isotónico y unas cajas de plátanos. Telefonazo a nuestro camión de reserva para que nos traiga 500 botellas de la logística propia. Esto es fundamental, tener un equipo dispuesto a reaccionar hace que en apenas 20 minutos las tengamos.

11.30. Afortunadamente el recorrido está fantásticamente marcado. Los chavales del botellón apenas han arrancado cinta, pero no han movido nada. Repaso al trote de las zonas marcadas desde 2 días antes (antelación siempre). Primer calentamiento. El box del avituallamiento está listo y los chicos preparados para recibir al primer corredor.

13.00. Llevamos seis horas en pie y, lo mejor que podemos hacer, es mandar a comer a los voluntarios. Se traen su bocata en algunos casos. En otros les pagamos cervecita y bocata de calamares. En pleno estado de ‘listos’ llega un telefonazo. Coge corriendo un rollo de cinta y ve al siguiente tramo. Hay un problema con el balizado de una zona. Un pastor aduce que por ahí no se pasa. ¿Nos jugamos a ver quién tiene más cojones y que el tío vaya al coche a por una escopeta de caza? Reacción centelleante. Se conduce y se llega. En ese momento, otra llamada. Pilla un chaleco de tráfico y dirígete a tal cruce peligroso. Quizá no esté la Guardia Civil y haya que  hacer guardia… ¡coño!, eso significa que estoy más tiempo del deseado fuera de mi puesto de coordinación. El móvil echa humo pero finalmente sí están, regreso al avituallamiento. Ya han pasado los primeros 10 corredores. Entre ellos, amigos íntimos.

14.45. Con los viajes y demás ha comido todo el mundo pero uno aguanta un rato más. Es ahora cuando llega la masa. El goteo de participantes hace que se consuman las reservas poco a poco y mire de reojo a la pantalla de la blackberry para ver ese SMS de la localidad con la solución del avituallamiento que no aparece. Preparado ya con las llaves del coche y a punto de abrir las cajas de reserva, llegan la autoridad y las llaves de otro local donde se lo han llevado. Cuarenta minutos después subo otras 300 botellas y latas diversas para que podáis ir hidratándoos, aunque gana enteros una salvadora fuente de agua fría en la misma plaza.

16.30. Un participante lleva parado en la plaza media hora. Lo han traido de la consulta de emergencias para mirarle un problema urinario serio. Retirado. Organizar la evacuación es costoso pero lo solventamos tranquilizándole y llamando a su esposa, también participante. Los enlaces médicos de una prueba de 100km de largo son lentos. Mientras, vais pasando, amigos todos, haciendo chistes, fotos, pidiendo cervecitas, etc. Me gustaría estar más por vosotros, incluso no he dedicado tiempo a mi hermana.

18.30. Hay que ir preparando el material para colocar las luces frías y que tengáis el recorrido balizado de noche. Un biker voluntario marcha en un sentido, otro en el contrario y yo engancho el coche para optimizar el tiempo. Segundo entrenamiento del dia a intervalos de 200m a lo largo de 3k. Anochece, y de momento no llega ninguna llamada del tipo ‘en tal zona no se ve y se han perdido x participantes’. Todo correcto, se hacen casi las 20h.

20.00. El cierre de carrera está inmerso en la zona balizada antes de mi avituallamiento. Veo a mis chicos aguantando con una paciencia y profesionalidad tremenda. Son dieciséis años de completa madurez y no dicen ni mu. Añado: siguen enteros y sonrien. Llego de nuevo a la plaza y los patrocinadores están llevándose unas banderolas de esas modernas sobre pértigas de plástico. Queda todo más íntimo. La luz de la plaza es otra. La noche y los participantes son más silenciosos y vamos recibiendo a los últimos. Aprovechamos dos vacíos para transportar los desperdicios a un contenedor. En la terraza de al lado los más relajados se toman una cerveza para encarar los segundos 50km y veo caras sonrientes. Es la mejor señal de que no hay incidencias a señalar.

21.20. Cerramos el control al paso del último. Recogemos, despedimos y conducimos al punto de reunión a los voluntarios. Llamadas para dar el ok a la jefatura de carrera.

23.05. Diecisiete horas después de arrancar todo, cambio un eventual tercer café por un vino y un pincho de tortilla con el último de los voluntarios, cuñado para más señas, y que también lleva en pie (y en bici) la intemerata. Diversos grupos van recogiendo marcaje de la prueba, otros están todavía en los avituallamientos nocturnos, o dando de cenar a otros componentes.

Difícilmente, con esta descripción, pueda algún día liaros a algun de los lectores a que me echéis una mano como voluntario. Pero es un frío resumen sin nombres y sin acritud que pone sobre la mesa el extraño encanto de estar detrás de la carrera. Cuando uno oye críticas a una carrera, en lo primero que piensa es en “ya, ya… ahí te quiero ver yo”.

18 comentarios

  1. Dice ser Amamower

    No eres Bueno, no eres Santo. 🙂

    Pero os habéis metido un Tute de padre y muy Señor mío. Y además os ha salido de quitarse el Sombrero mil y una Veces.

    ¡ ¡ ¡ F E L I C I D A D E S ! ! ! Y Gracias, por supuesto. Muchas Gracias.

    Algún Día tocará echar una Mano. O la Dos.
    ————-
    P.S.1: Yo me leí el Reglamento. }:-)

    P.S.2:Por cierto, el Otro Día intenté añadir un Segundo Comentario (me había comido una Tilde y no os había dado las Gracias) y Naranjas de la China. Simple Curiosidad.

    06 Octubre 2010 | 12:03

  2. Dice ser Amamower

    No eres Bueno, no eres Santo. 🙂

    Pero os habéis metido un Tute de padre y muy Señor mío. Y además os ha salido de quitarse el Sombrero mil y una Veces.

    ¡ ¡ ¡ F E L I C I D A D E S ! ! ! Y Gracias, por supuesto. Muchas Gracias.

    Algún Día tocará echar una Mano. O la Dos. 🙂

    ————-

    P.S.1: Yo me leí el Reglamento. }:-)

    P.S.2:Por cierto, el Otro Día intenté añadir un Segundo Comentario (me había comido una Tilde y no os había dado las Gracias) y Naranjas de la China. Simple Curiosidad.

    06 Octubre 2010 | 12:06

  3. Dice ser Amamower

    No eres Bueno, no eres Santo. 🙂

    Pero os habéis metido un Tute de padre y muy Señor mío. Y además os ha salido de quitarse el Sombrero mil y una Veces.

    ¡ ¡ ¡ F E L I C I D A D E S ! ! ! Y Gracias, por supuesto. Muchas Gracias.

    Algún Día tocará echar una Mano. O la Dos. 😉
    ————-
    P.S.1: Yo me leí el Reglamento. }:-)

    P.S.2:Por cierto, el Otro Día intenté añadir un Segundo Comentario (me había comido una Tilde y no os había dado las Gracias) y Naranjas de la China. Simple Curiosidad.

    06 Octubre 2010 | 12:07

  4. Dice ser Amamower

    No eres Bueno, no eres Santo. 🙂

    Pero os habéis metido un Tute de padre y muy Señor mío. Y además os ha salido de quitarse el Sombrero mil y una Veces.

    ¡ ¡ ¡ F E L I C I D A D E S ! ! ! Y Gracias, por supuesto. Muchas Gracias.

    Algún Día tocará echar una Mano. O las Dos. 😉

    ————-

    P.S.1: Yo me leí el Reglamento. }:-)

    P.S.2:Por cierto, el Otro Día intenté añadir un Segundo Comentario (me había comido una Tilde y no os había dado las Gracias) y Naranjas de la China. Simple Curiosidad.

    Bueno, de hecho estoy teniendo Problemas para poner este Comentario, tanto desde Iexpl como desde Frfx.

    06 Octubre 2010 | 12:09

  5. Dice ser zzz

    No eres Bueno, no eres Santo. 🙂

    Pero os habéis metido un Tute de padre y muy Señor mío. Y además os ha salido de quitarse el Sombrero mil y una Veces.

    ¡ ¡ ¡ F E L I C I D A D E S ! ! ! Y Gracias, por supuesto. Muchas Gracias.

    Algún Día tocará echar una Mano. O la Dos.
    ————-
    P.S.1: Yo me leí el Reglamento. }:-)

    P.S.2:Por cierto, el Otro Día intenté añadir un Segundo Comentario (me había comido una Tilde y no os había dado las Gracias) y Naranjas de la China. Simple Curiosidad.

    De hecho, no logro insertar este Comentario. 😕

    06 Octubre 2010 | 12:42

  6. Dice ser Martinico

    Me hubiera gustado “ejercer” de voluntario.

    Supongo los nervios cuando se organiza una carrera de esas características. Lo importante es que se culmine sin incidencias graves y puedas irte a la cama, con la satisfacción de haber cumplido honestamente.

    Enhorabuena. Martinico.

    06 Octubre 2010 | 12:58

  7. Dice ser Anónimo

    Siempre digo que organizar es muchísimo peor que competir. Prefiero correr los 1.ooo kms. del desierto de Gobi que organizar la media maratón del pueblo. Es muy duro, muchos nervios. Lo has retratado perfectamente. Organizar un ultra ya debe ser para morirse. Y siempre alguno tocando los cojones por alguna gilipollez.

    06 Octubre 2010 | 13:32

  8. spanjaard

    Atalanta, afortunadamente he venido constatando una relación proporcional entre la distancia a recorrer y la buena cara y espíritu de la gente. En 10km en ruta abudan más los que tocan los cojones por detalles nimios, mientras que a partir de 50km el personal se conforma con lo estipulado.

    Martinico, un teléfono y una dirección, ¡ya!

    06 Octubre 2010 | 13:45

  9. Dice ser Pablo Vega

    Muy interesante. Deberían circular más escritos de este tipo para que los participantes sepan lo que hay detrás de una organización.

    06 Octubre 2010 | 14:32

  10. Dice ser Rafa

    El detalle que a las 6.36 sean, a su vez, las 7.00 no hace más que reforzar la verosimilud del relato…

    06 Octubre 2010 | 14:34

  11. Dice ser Rafa

    … y es de alabar la labor que gente como tú y como los voluntarios hacen para que luego corramos, pasemos por lugares sin peligro y “que no nos falte de ná” al final.

    06 Octubre 2010 | 14:38

  12. spanjaard

    Rafa, da gusto que aquí se congregue una recua de lectores tan avispados. Debería decir ¿”Son las seis y treinta y seis”? ¿No sería una redundancia? ¿Sobra el parámetro hh:mm delante de cada párrafo? ¿El tiempo es CET o GMT? ¿Hay que dejar las lentejas en remojo 12 horas o 6?

    Vaya, que no lo voy a corregir. Sería todo asquerosamente perfecto y me empezaría a preguntar si entre tanto lector no entra algún editor.

    Un abrazo. SPJ.

    06 Octubre 2010 | 14:44

  13. spanjaard

    Multiple posting and no porn pics is like that has a cough and scratches his balls.

    O sea, Amador.

    06 Octubre 2010 | 16:27

  14. Dice ser Ferran de Torres

    Qué interesante! es lo que iba a escribir pero se me ha adelantado el ganador…asín que pondré mi 2ª reflexión: para que luego alguien se cague en los foros diciendo que os habéis forrao…

    Congrats!

    06 Octubre 2010 | 16:59

  15. Dice ser Amamower

    Es para lo que hemos quedado después de un cuarto de Siglo con Ordenadores.

    O eso, o las Secuales de cierta Prueba en la que he participado este FinDe. }:-)

    Mis Disculpas, en cualquier Caso. 🙂

    06 Octubre 2010 | 18:20

  16. Dice ser Almasy

    ¿Reglamento? El reglamento no se lee. Para eso está el organizador, para que le preguntemos todo tipo de nimiedades y nos respondan con la sonrisa profidén.

    07 Octubre 2010 | 07:16

  17. Dice ser Elage

    Muy buena entrada Luis, a ver si nos concienciamos todos un poco de lo que supone organizar estos eventos; más que nada para no ser tan exigentes.

    Un saludo.

    08 Octubre 2010 | 07:15

Los comentarios están cerrados.