BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Visiones del correr descalzo: Anton Krupicka

En la web de Running Times, una de las mayores revistas del gremio del planeta, hay un artículo del ultrafondista y corredor de montaña Anton Krupicka llamado Embracing the Simplicity of Running. Algo así como ‘metiendo mano a los fundamentos más simples del correr’. La base de su razonamiento para correr un par de millas descalzo y por una pista de hierba y tierra después de un entrenamiento, es “I am allowing my foot to operate more effectively, efficiently and naturally while freely relaying proprioceptive information back to the rest of my body”. Deja que el pie, básicamente, opere de una manera más natural en la propiocepción (percepción propia del movimiento) del correr.

Krupicka es un personaje peculiar en el mundo de las carreras por el monte. Alguna vez os he mencionado su blog Riding the Wind, que me descubrió Sergio. Heredero de la estética y modo de vida natural y hippie, se ha hecho un hueco entre los mejores y más fotografiados corredores de ultrafondo de los USA. Contracultural y estudioso de sus métodos de entrenamiento, como dice, “I don’t see myself as a fanatical adherent to any sort of unshod dogma”, es interesante ver qué propone o en qué se basa.

El calzado reducido a la mínima expresión […]”fuerza a llevar una posición más elevada del cuerpo y también más elevada en relación con un terreno más técnico y duro”. Es parecido a los entrenamientos específicos que se hacen para velocidad y vallas en atletismo. La cadera debe mantenerse alta, dado que el correr por el campo no es igual que la más lineal técnica de la ruta. Respecto de ello, recuerda, “and the athleticism that running quickly over variable terrain requires is probably the essential difference between a trail/mountain runner and the traditional road/track athlete who operates primarily in a straight-ahead plane of movement”. Todos hemos visto como, incluso los más lentorros, tenemos momentos (al principio de salir a correr, cuando aún estamos descansados y los senderos no son tan empinados) en los que movemos los pies grácilmente y casi de puntillas entre rocas y raíces.

Según Krupicka, los cambios operados vienen en la forma de pisar (se evoluciona hacia una pisada con la parte media del pie), con una zancada más corta, más rápida y ligera que se apoya justo bajo su centro de gravedad y una postura más erguida.

Hay que tener en cuenta que hablamos de un tipo para el que, “cuanto más simple es una experiencia, más enriquecedora”. Para los corredores recreativos como nosotros deberíamos asomarnos a una parte más pragmática (ya nos enriquecemos a diario con amigos, hijos o menús de polígono) y ver, por ejemplo, si esta propriocepción del correr un rato descalzo nos ayudaría con las lesiones, fortalecería partes del tren inferior que no hacemos más que torturar, etc. Siempre se ha recomendado el trotar descalzo por la arena de la playa, se incorporan las dunas como método de entrenamiento en especialidades deportivas (cuestas, sprints)

6 comentarios

  1. Dice ser Bandoneon

    Es que es muy complicado correr simple.

    15 Junio 2010 | 07:49

  2. Dice ser ser13gio

    De acuerdo con Bandoneon.

    Me he pasado años intentando no ir de puntillas -herencias de tiempos pasados- y ahora intento volver a ello porque sigo pensando que es mejor, incluso para la larga distancia, o casi, al menos pisar neutro, nunca de talón, algo que nunca he conseguido. La cadencia alta es un ‘must’, 180 pasos por minuto te pone un poco cardíaco, pero si le coges el truco un poco vas realmente bien. Otra es alargar ligeramente hacia delante, más que hacia atrás, contradiciendo un poco a Anton. Y otra llevar el cuerpo muy relajado. Hay tendencias que dicen ir con el tronco adelantado, pero no me gusta. Todo junto hace que sea dificilísimo correr… y cuando estás petado te sale la forma natural que si lo has trabajado algo se parecerá a tu ideal, pero poco.

    Quiero unas Five Fingers desde hace años, el año pasado que ya las traían aquí las intenté pillar y no había; ahora vuelven a tener pero no el modelo que me gusta (Bikila, creo, nombre bastante adecuado), a ver si pico un día y voy probando, mis pies y tobillos tras quejarse seguro que me lo agradecerán.
    s

    15 Junio 2010 | 11:14

  3. Dice ser Pablo Vega

    A mí me llegan una Bikila en un par de semanas… muy bueno “Riding the Wind”, llevo tiempo siguiéndolo… muy inspiracional…

    15 Junio 2010 | 22:21

  4. Dice ser Bandoneon

    Descalzo es descalzo. No tengo nada en contra de las fivefingers pero me da la sensacion de que la idea es hacer simple lo simple. Correr descalzo es mas facil que comprar zapas que parezca que no son zapas. Para correr descalzo no hay que comprar nada sino que basta con sacarse lo que ya compramos y tenemos puesto.
    Por otro lado no hay nada mas simple que correr. Practicamente cualquier hominido puede hacerlo. Lo complicado es hacerlo bien pero ¿queremos hacerlo bien? ¿queremos hacerlo mucho?.

    15 Junio 2010 | 22:57

  5. Dice ser Marc Roig Tió

    Bandoneon, yo también estoy a favor de las FiveFingers (a ver si consigo las Bikila, creo que ya se comercializan) porque evitan heridas si corremos por terrenos duros. Claro que no es lo mismo que correr descalzo, pero es una técnica que hay que empezarla poco a poco o corremos el riesgo de tener que parar por un tiempo.

    En cuanto a prevenir las lesiones, ese sería mi tesis si consigo hacer un máster en biomecánica. Yo pienso que favorecen la fortaleza del tendón de aquiles por su ejercicio excéntrico (es la “suspensión” que tenemos si pisamos de puntillas) y el impacto no se transmite de manera lineal a través de la tibia hasta la rodilla y la cadera, provocando vibraciones que podrían llegar a fractura por estrés. En fin, un tema que me apasiona.

    16 Junio 2010 | 06:35

  6. spanjaard

    Quizá haya una diferencia entre los que ya pesáis menos de 65kg y correis impulsando, y los que no vemos los 70 ni de lejos y pisamos ‘cayendo’.

    16 Junio 2010 | 06:39

Los comentarios están cerrados.