BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Secuencia parodia

Viernes. 03.02am; Un zumbido inequívoco me despierta de un sueño ligero y perturbado por las mil cosas que me rondan la cabeza tras lo que ví anoche. Es un mensaje de texto de mi blackberry. La señal de número desconocido no evita que me tecleen: Gebreselassie corre en mapoma. Hostia, qué notición.

Sueño irregular, digestiones nerviosas y sobresaltos contínuos en mi estómago. Le echo la culpa a la ingesta de vídeos en youtube y el cruce de emails que mantuvimos entre los amigos del grupo de entrenamientos. Fruto de un calentón previo a las carreras importantes me embutí una película clásica como Loneliness of the Long Distance Runner, basada en el relato breve de Sillitoe, y me dieron las 2 de la madrugada leyendo recortes de mi prolongada historia como corredor aficionado. Por cierto, tengo un post it de recepción: ‘Mrs Ana called’.

[…]

Sabado. 03.49am;  Otra noche en vela. Mi cuerpo sigue sin serenarse. Es más, creo que tengo los nervios agarrados al estómago desde que formalicé mi inscripción definitiva al maratón. Desde hace dos semanas en que hice esto, decidirme a entrarle a la mantequilla de la mítica distancia de los 42km, he perdido dos kilos, la acidez se ha adueñado de mí, y sueño constantemente con cien problemas asociados con el correr o, mejor, el no correr.

04.15am; amanece, o parece que está abriendo la luz del día, en un pálido reflejo que entra por las ventanas de doble aislamiento de mi hotel. He abandonado mis latitudes habituales del centro de Madrid y he decidido pasar unos días de vacaciones tras la Semana Santa en la villa de Ólafsvík, ese esquinazo pelado que descubrí en los 90. Esa luz blanca y de ribetes amarillos es la que me ha acompañado durante estos cuatro días en los entrenamientos por la isla, este pequeño capricho que me he permitido. En la empresa hemos podido remontar un estupendo mes de marzo y los he dejado en medio de un buen proyecto. La situación es suficientemente buena como para venir a hacer unos rodajes por esta villa islandesa que casi se ve desde este hotel de Reykjavik. En fin. Esta tarde vuelo hacia Madrid.

04.55am; devuelvo los sms a los amigos y leo qué dice la gente del Retiro sobre la semana que nos espera. En principio, dos semanas para el maratón, últimos rodajes largos a los que no llegaré y mucho pitorreo con lo de mis insomnios. Cabrones. Hasta en el blog del Richar han abierto un poll bajo el título ‘Este año Jesús peta en el…’ y, ¡tiene más de 20 votos!

Dos sorbos a un cafe de máquina hotelera que me termina de asentar la acidez. Hago memoria de las últimas mañanas mientras miro por la balconada y me empieza a extrañar el color del cielo. Tan irisado, tan aborregado… de hecho es demasiado pronto para que el pálido blanco del cielo restalle de esa manera.

07.29am; Las noticias vuelan. Lo del color del cielo es por el Eyjafjallajokull, un volcán que explotó anteayer tarde en el lado contrario de Islandia. Coño, ni me había enterado. Las primeras impresiones es que se empieza a complicar el espacio aéreo de la isla. No me jodas, que mañana tengo que volar a Madrid. ¡Que estamos hablando de Mapoma, que es el domingo que viene!. En fin, supongo que en un par de días se restablecerá todo. Voy a enviar unos correos a la banda.

03.12am; Han pasado dos días y seguimos aislados en esta cárcel gris y ventosa. Mascarillas, caos en las calles, y no hay visos de recuperar la comunicación aérea con el continente. Y ahora dicen que Bekele correrá en Madrid porque Londres ve en peligro la celebración de su maratón. ¡Que lo ha dicho el Marca! Anotarme llamar a Ana.

[…]

Miercoles. 03.59am; Tengo que bajar a la farmacia nocturna a comprar más tranquilizantes. El cielo sigue como si se fuera a arrancar a nevar. No puedo dormir bien desde hace cuatro días. Vomito cada vez que pienso en todos los meses de entrenamiento tirados a la basura. Se me revuelve el estómago.

12.34am; En Madrid todo se ha normalizado. Reunión de objetivos por videoconferencia. Ana se ha ido con su madre, no lo entiendo. ¿Llegaré a la feria del corredor al menos?

18.11pm; sms de Héctor, la UE abre prácticamente el espacio aéreo excepto los países escandinavos. Que si llego al maratón.

19.09pm; voy a acampar en la terminal de Keflavik en busca de un billete que me saque de aquí. Ayer empecé a tomar omeprazol para preoteger el estómago de los tranquilizantes y el vodka. Ni ganas de salir a trotar ni de entrar al foro a seguir las noticias sobre los maratones que se cancelan por la erupción. Mi cuñada Elisa me dice que qué le he hecho a Ana, que quiere separarse de mí. ¡Para mujeres estoy yo!

[continuará]

5 comentarios

  1. Dice ser Commedia

    ¿Qué tiene la Maratón que a (casi) todos la razón perturba?

    Espero (impaciente) la continuación.

    21 Abril 2010 | 09:14

  2. Dice ser Carlos

    Seas quien seas, devuélvele usuario y contraseña a Spanjaard. Él no tendría esas sensaciones por un maratón. ¿Meses de entrenamiento tirados a la basura?…, será por otra cosa, qúe se yo, ¿compartirlo con su padre, quizá?

    ¿De verdad estás en Islandia?, ¿tu esposa no se llama Teresa?

    21 Abril 2010 | 13:07

  3. spanjaard

    Ten cuidado, paisano. Hay un libro por ahí que se llama American Psycho. El autor no ha ido matando gente por su barrio n ien su casa. Se llama literatura de ficción.

    Además el título dice ‘parodia’. Coñes.

    21 Abril 2010 | 13:46

  4. Dice ser Bandoneon

    Yo tambien ultimamente tengo sensaciones raras cada vez que se acerca un domingo de maraton: me da sed. No me da hambre de kilometros sino una sed inapelable: empiezo a intentar apagarla con agua y bebidas isotonicas, sigo con zumos y siempre termino con vinos blancos y cervezas con limon y confundo el nombre de mi mujer y la empiezo a llamar Jorge, Ricardo, Juan Carlos, Reina Sofía o Thyssen Bornemiza y no se si estoy en Madrid o Groenlandia y me obsesiono con en el ritmo de carrera con hielo, tónica y un poco de hierbabuena ó menta para que no me caiga tan pesado. Kampai.

    21 Abril 2010 | 14:40

  5. Dice ser longvictor

    ¡coño spanjaaard! ¡Que bien pinta la historia! ¿Hacemos un corto? 42km y pico dan para mucho, ¿un largo en 3d?

    21 Abril 2010 | 23:04

Los comentarios están cerrados.