BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Termorreceptores

Según un manual de neurofisiología que he ojeado, bajo la piel hay unos puntitos que son especialmente sensibles a los cambios de temperatura. Ante el frío invernizo, la reacción es la de contracción vascular y boqueo del torrente sanguíneo. Al recuperar la temperatura, o sea, cuando uno sube a casa después de correr bajo la neviza y el vientecillo cabrón, se desbloquea y se reactiva la circulación.

Y se te ponen los muslazos rojos y una estrecha sección que poseemos entre la cadera y los laterales, por encima del musculillo ese de las estatuas griegas. Curiosamente, en los lugares donde predomina la grasa acumulada. Lo mismo llega a ser bueno. La criolipólisis es esa técnica que andan aplicando por las clínicas matando las lorzas con el frío.

Todo esto está pasándome este invierno. Así que toca combatir estos experimentos termoreactivos con sesera y plato caliente. Mientras miro de reojo al reloj (mañana me levanto a las 5.15am) pienso en lo rico que está todo cuando templa, calienta y me pongo a rescatar fotos de la cena.

De entrantes han aparecido como bólidos blancos dos cucharas con tortilla de fuet y champiñón con Sal de Maldon, y de picadillo de verduras con tomate y uva. Luego un salmón a la parrilla con unas patatas a la holandesa, cocidas y fritas con mantequilla. 

El día colea. Son las 22.31. El sueño duele.

1 comentario

  1. Dice ser maria jesus

    Hoi Luis ! Enhorabuena por esos madrugones y tanta motivación !Los árboles frutales necesitan acumular horas-frío para brotar luego bien; si lo mismo se aplica a los runners, no va a haber quién te siga esta primavera-verano !

    23 Febrero 2010 | 10:38

Los comentarios están cerrados.