BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

La zesta

Allí donde antes había un sembrado al que había que dirigirse quitándose los zapatos de los domingos, donde terminaban las viñas de la Zaporra y trepaba la gente que iba a por la única camioneta que unía el pueblo con Madrid, se asentó hace no mucho un repartidor de globos musculares, tejeringos de zombie y ensaimadas para dionisíacas locas. No le hice nunca mucho caso, la verdad. Queda lo suficientemente apartado a mi derecha cuando subo hacia el parque como para parar siquiera a observar el surtido. Sé que para mucha gente, más que nada por la presencia de ese Fitness First del centro comercial, aunque esto es más una malvada y alevosa intuición de siete de Enero que una comprobación, ya digo que no he llegado a asomarme a la tienda.

Pero en mi barrio la cosa del buzoneo y los repartos de publicidad en los limpiaparabrisas de los coches está avanzadísimo. Si hubiera que designar un heredero de aquella paranoia comercial llamada decomisos (en mi barrio llegó a habr tres), tendríamos que asegurarnos que el premio recayese en los muchachos que asaetean a diario nuestros coches con los tres tipos de anuncios más en boga. Ya he comentado que uno de ellos es el de las putas, otro el de las clínicas dentales. Pues al tercero, al de las reformas de pisos, se le ha unido el universo santonja.

¿Y cómo se anuncia una tienda de nutrición deportiva? Vamos a ver. No una tienda de nutrición como la del amigo Federico Winer, que ha montado en Viladecans Viladiet.com y donde repasa con Marisol recetas, artículos de interés o las noticias de un mundo a caballo entre la vigorexia del siglo XXI y la asunción del vómito provocado como objetivo adolescente. Esto es -digamos- más hardcore. En concreto ‘hardcore stack’. La tienda de mi barrio se anuncia con las siguientes: “aprovecha nuestra cesta de navidad”. Compone su cesta de navidad el sorprendente pack, ZMA, Aminioácidos, Nitrovector, Betacell (fórmula post entrenamiento), No Limits (esta es pre entrenamiento) e Isoprenium 2kg (aislado de proteína).

Adiós turrones de Xixona, vela de lomo ibérico, surtido de mantecados o botella de aceite de oliva selecto. Comienza el año con ZMA, zinc magnesio aspartato, compuesto químico desarrollada por Victor Conte (fundador de los sancionados laboratorios BALCO) y que puede regalarte maravillosos sangrados de nariz, con un vasodilatador muscular, y de un empaquetado de proteinas que, si te equivocas al comprarlo por internet, te traen una pintura en polvo para cobertura electroestática. Es interesante ver el paraíso en que se ha convertido España para todo este tinglado. Intento hacer memoria de cuánta presencia tenían estos regalitos en el mundo deportivo en Holanda o en Reino Unido, la densidad de noticias sobre redes de dopaje organizado, y la memoria salta de un chispazo a otro; el caso Paquillo, Balco, los sprinters, Yesenia Centeno, Alberto García, la generación TGA del ciclismo español… ¡pero si es posible fabricarse hasta una cesta de navidad para regalar a los coleguitas del gimnasio!

Fbrikate tu zesta +kñera pa ponerte mazax.

Disculpa, Fede, por haber mezclado tu petición para Viladiet con este asunto oscuro. Pero guardo el recorte publicitario de la cesta de navidad para androides y, justo ayer, pensé en escribir sobre ello. Te pago con el enlace al blogroll.

Los comentarios están cerrados.