BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Ritmos de maratón y todos preocupados

Mis amiguetes los paquetes, unidos todos en la sínfisis forera, estaban hoy discurriendo -con erre- sobre las preparaciones que llevan de camino al maratón de Madrid que se celebrará como todos sabemos a finales de Abril. El que no lo sepa es que no ve  la televisión ni el Sé lo que Hicisteis ni lee la prensa, porque por todos lados lo están promocionando, polideportivos, carreras menores, internet, prensa rosa, etc. No se diga que la parte de la organización encargada del marketing no está echando el resto para contrarrestar el olvido de determinadas actividades saludables de su sociedad.

Bueno. Al turrón. He repescado varios intentos de declarar cada uno sus intenciones rítmicas. Es curioso cómo habia varios packs que iban a terminar más o menos en las mismas marcas, pero partiendo de ritmos diferentes. Mejplico. Uno coge y dice y va y se pone.

teniendo en cuenta que sólo hizo 1h 38´ una vez y que su marca actual puede estar en torno a 1h 40´, un objetivo realista pudiera ser entre 3h 45´ – 3h 50´

Otro revira y da un respingo:

Creo que hay que dar un salto de calidad (correr a menudo a 4′ +- 10″) para poder atacar las 3h30

Y, entre medias, responde un tercero:

En los tres últimos mapomas hice 3,31 – 3,38 – 3,38. No corro yo un 10.000 en 40 minutos ni huyendo de la Bruja Lola (sólo una vez he bajado de 46′, es verdad que no entreno para ello; si lo hiciera, podría, como mucho, acercarme a 44′); mi marca consolidada en media sería entre 1.39 y 1.40 minutos

Calma. Caaaaaaaaalma. Pongamos orden. Y ¿cómo se hace eso? Pues dando una cuarta versión. ¿Es necesario estar rápido para poder ir en maratón más cómodo sobre ritmos determinados? Yo creo que no necesariamente. Sí que nos ocurre a todos que somos capaces de hacer 10km decentes. Al leer las marcas de medio maratón, el sopetón no es total. Existe una masa enorme de gente capaz de hacer 42 o 44 minutos en diez kilómetros. Pero sus marcas tienden a irse a 1h38 y 1h40. No es demasiado pero ya indica algo sobre los límites aeróbicos de nuestro cuerpo.

El problema viene cuando uno lee “tengo 1h36 en media y 3h24 en maratón”. Vamos a ver, no es un problema. Pero si aspiras a afinar esa marca en 21km, ¿cómo es que se van tantos minutos en los segundos 21? ¿Es que no estoy suficientemente rápido? ¿Tendría que incidir en planes con más series cortas y más 10×1000 y más cuatrocientos?

Propongamos la medición spanjaardiana, a ver qué tal sale. Actualmente rondo (y redondo) los 42 minutos mal medidos en 10km. No tengo intención de superar los 43 en ninguna carrera de 21km, y de hecho mi más reciente prueba fue con paso de 44. ¿Cuál es mi objetivo? Sostener el ritmo de 3h15 en Mapoma. Ahora me he comprometido con mi club a portar el globo guía durante 25km. Estamos hablando de dejar a la gente con el reloj en 1h54-55. Esto es, perdiendo imperceptiblemente de 4.34/km a 4.36. ¿Toda esta palabrería, para qué? Pongamos mis semanas siguientes en la mesa. Salvo una media maratón más este domingo en Orihuela, el resto irá enfocado a (no lesionarme, a salir los dias que pueda, y) trabajar en ir cómodo en esos 4.34 la mayor cantidad de kilómetros. ¿Cómo? Pues a base de rodar a ritmos medios y aleatorios. No tengo intención de hacer miles o dosmiles a 3.38 para después tirarme de los pelos echando cálculos.

Además es más sano. No voy a hacer nada que me obligue a ir ni al 85% de mi capacidad cardiaca. Con zapatillas puestas, se entiende.

Los comentarios están cerrados.