BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

El siglo de las voces

Dice mi amigo y periodista Manolo que a veces oye voces; yo, en muchas ocasiones, las veo. Manolo es que vive en la parté chipén de la ciudad, donde la gente berrea pero con estilo. En la pèriphére brutale tenemos un plus de peligrosidad (no retribuido en especie) y los gritos se ven, se husmean. Es una cosa como reentrar en el pasado, en esos años 30 en los que España despertaba a los nuevos usos de la democracia del siglo XX y medio país se negaba a asumirlo. El otro medio no sabia leer o no tenia ni puta idea de por dónde venían los tiros, pero es que existía el ‘medio país de las voces’ a los que no les gustaba eso de los parlamentos, los ayuntamientos, los votos… los juicios.

Pues ahorita no más, lo mismo. Entramos en una nueva intentona de sacudirse la caspa; el país tiene que articular una segunda oleada de prácticas democráticas y, cuando se dispone a limpiar corrupciones, reafirmar sentencias o deslindar qué cosas se permiten en nuestra Constitución y qué cosas no caben, pues nada. La media España gritona sólo oye lo que dicen los cuatro curas que mandan a los cuatro terratenientes. Lo divertido -que de divertido sólo tiene un poco- es comprobar ese seguimiento ciego de lo que les dicta quien les quita de comer ¿Oyen mal u oyen con los oídos cerrados? Quizá sea una de las cosas que más preguntas me suscitan; ¿qué tiene el cromosoma primate para encajar con gusto los espadazos, las órdenes, las restricciones, y que la libertad y la decisión propias le parece horrorosas responsabilidades?

Sí, la clase media baja española se agrupa entorno a… ¿la lucha por el bienestar de los trabajadores y empleados varios?, ¡quiá!, se agrupa y cierra filas en temas como la EpC, los matrimonios homosexuales, cuestiones candentes para las nóminas de lo obreros y las cuentas de resultados de las fábricas que andan promoviendo expedientes de regulación de empleo. Ya han dicho que no acatarán la decisión del Tribunal Supremo en lo que atañe a la asignatura que enseñará a los niños y niñas y chimpancés valores éticos y de la construcción social. Que no, que su ciudadanía ya está más que educada en las parroquias, en casa donde reverbera ese transistor con la COPE, y no les hace falta saber qué es un mundo global, educar la sexualidad de las personas o la participación ciudadana, que de eso ya tiene cada 4 años y que tampoco es tan complicado. Nada más hay que ejercerlo conforme dictan ellos.

Pascal y Leibniz inauguraron el Siglo de las Luces, la era de la Razón. Ahora estamos atravesando en España los comienzos de nuestro particular Siglo de las Voces.

21 comentarios

  1. Dice ser Juanma

    Bon dia!

    En concreto, ¿qué les molesta de esa asignatura? (al menos ‘oficialmente’)

    No lo acabo de entender

    29 Enero 2009 | 08:53

  2. spanjaard

    La injerencia de la escuela, según esta mañana Esperanza Aguirre, en temas sobre los que la última palabra en la educación la tienen los padres.

    Más en concreto, pues imagínate, la perversión (posible, ojo) partidista por parte de los gobiernos de izquierda de unos contenidos supuestamente neutros. O sea, si está muy bien aprender sobre participación de la mujer en la sociedad, pero no que en los libros solo salga Rosa Luxemburgo y la Pasionaria. O que está bien decir que vivimos bien en pareja, pero que no sean dos homosexuales.

    En el fondo, y muy en el fondo, ambos bandos estan cargados de razon. Algunos temarios que he visto de colegios se sobran dando mantequilla a los hechos logrados por el PSOE. Eso no hace sino joder al PP que contraataca desde la cerrazón. El enfrentamiento permanente no es la mejor manera de lograr una ciudadanía educada. Pero esto es Ejjpaña.

    29 Enero 2009 | 09:39

  3. Dice ser Juanma

    “…recelo entre sectores conservadores españoles, porque entienden que el Estado asume la educación moral de los individuos…”

    Claro, eso sí lo entiendo… lo que sería ‘de bien’ es que la asumiera la Iglesia y sus acólitos!

    29 Enero 2009 | 10:23

  4. Dice ser Landes

    Demasiados tópicos esta vez, Don Luis. No todo el que está contra EpC soporta la Cope y educa a sus hijos en las parroquias. Demasiados tópicos.

    29 Enero 2009 | 11:15

  5. spanjaard

    Solo por estar más informado sobre el tema, me gustaría que me pusieras algunos ejemplos, aunque sean abstractos y de laboratorio.

    29 Enero 2009 | 11:19

  6. Dice ser nachoenfuga

    “No todo el que está contra EpC soporta la Cope y educa a sus hijos en las parroquias”.
    No todo el que está contra EpC admite que soporta la COPE y educa a sus hijos en las parroquias, sino en los colegios que dichas parroquias poseen con el beneplácito de un estado cagón con determinados colectivos.
    De todos los papás objetores, me gustaría conocer el porcentaje (más que ínfimo, seguro) que se sale del tópico. Y aún más: me gustaría saber los motivos porque los presumo más delirantes aún que los religiosos.

    Y lo que más triste me parece es que todo este tinglado se debe a una puñetera palabra de todo el temario: “homosexual”. Sin ella, ya se podría haber hablado de mil barbaridades que los Rouco y compañía no hubieran abierto la boca y hubieran seguido con sus vicios particulares como si nada.

    29 Enero 2009 | 12:55

  7. spanjaard

    Así, a botepronto, no se me ocurren puntos de partida a los que se pueda oponer nadie con dos dedos de frente en España. Ojo, incluyo a casi todo el mundo, de una opción u otra. El Real Decreto que desarrolla el temario de Primaria y Secundaria (lo tenéis p.ej. en http://www.ceuta-mec.org/Comun/Ficheros/ciudadania.pdf) no es agresivo.

    Luego todos conocemos cómo se desarrollan los contenidos en las editoriales, los claustros de profesores, etc. Ojeando un par de libros de EpC de secundaria, me sorprendió que tuvieran tantisima chicha, pero de la buena. Sociología pura y dura, filosofía del Estado, en fin, eran cojonudos. Pero claro, una cosa es la competencia estatal para regular un marco común y luego la autonómica, donde se descentraliza la educación particular para cada zona.

    Y educación es formación ideológica para los votantes del futuro. Eso es sí o sí.

    29 Enero 2009 | 13:06

  8. spanjaard

    ¿Quién no puede estar de acuerdo con un autor como el del enlace? Su análisis es realmente cierto. Catedrático de bachillerato y Premio Nacional de Ensayo, José Antonio Marina edita un libro de EpC de la editorial SM.

    http://www.ciudadania.profes.net/ver_noticia.aspx?&id=10183

    ¿Le tenemos miedo al pensar o qué?

    29 Enero 2009 | 13:09

  9. Dice ser Pablo

    Desde el principio no he entendido los embates contra esta asignatura (aparte de por el muy discutible argumento de que su implantación provenga del gobierno se Sosomán), dado que al final cada centro educativo puede elegir enseñar la asignatura de tan retrógada manera como le venga en gana (respetando un cierto programa, supongo). Cualquier día saldrán objetores de conciencia a la asignatura de Ciencias Naturales por dar por sentada la evolución (la cual a veces da saltos hacia atrás, como todo este asunto pone de manifiesto).

    29 Enero 2009 | 13:54

  10. Dice ser nachoenfuga

    De acuerdo. Posiblemente porque la polémica favorece la reflexión, por ser contenidos “nuevos” dentro del sistema educativo, por los editores de renombre o vete tú a saber porqué, son los mejores libros de la actualidad en el mundo de la educación.
    Poco o muy poco se les puede rechazar, vengas ideológicamente de donde vengas y pienso además que el 90% de los profesores/as de nuestro sistema educativo van a enriquecer la asignatura. Vengan también de donde vengan. El pequeño porcentaje restante quizá puedan verse mediatizados por las direcciones de algunos (pocos) coles concertados o privados o quizá no sean demasiado buenos profesionales impartiendo EpC, Química, Literatura o tecnología.
    Quizá deberíamos ojear los adultos esos libros destinados a nuestros niños y adolescentes. Eliminaríamos prejuicios llegados a nosotros por la vía política, radiofónica y vital (la experiencia no tiene porqué ser siempre tan buena)y nos pegaríamos unos estiramientos cerebrales tan necesarios como los que hacemos pegados a la barandilla de cualquier parque después de la soba pedestre de rigor.

    29 Enero 2009 | 14:04

  11. spanjaard

    Bingo. Llegó la primera metáfora runner. jajajajaja.

    29 Enero 2009 | 14:06

  12. Dice ser Landes

    Prometo rebuscar documentación, que ya no recuerdo donde está, y en la que me basé para rechazar frontalmente EpC.

    Si, soy de los que no oye la Cope ni educa a sus hijos en las parroquias, pero también de los que prefiere los valores tradicionales a los valores actuales. Puedes ustedes apedrearme, a todo se acostumbra uno. ¡Ah! por cierto, pagano convencido, oiga, que cada uno elige lo que le sale de vaya usted a saber de donde.

    29 Enero 2009 | 17:10

  13. spanjaard

    Oigausté, que tan tradicional es la gaitilla como quemar aldeas, la boina, comer con los dedos, la capa española, o criar marranos y hacer la matanza. Cada uno allá con sus preferencias.

    Rebusque, rebusque, que ya me he quedado con la intriga.

    29 Enero 2009 | 17:15

  14. Dice ser lampuzo

    Estoy a favor que, como le pasaba con mi padre, nadie se ponga a comer mientras que el que trae el jornal no lo haga, como era tradicional.

    Tradicional era, también con mi padre, que con un sueldo se mantuviera dignamente a una familia. Tradicional, iguamente, era que en 10 años se pagara una casa. Tradicional era pasarse trabajando 30 años, o más, en una empresa y poder plantearte un futuro.

    Yo también estoy cada día mas a favor de la tradición.

    29 Enero 2009 | 19:00

  15. Dice ser Carlos

    Nos la cojemos con papel de fumar.

    El dueño de este blog es siete u ocho años más joven que yo, al resto de contertulios no tengo el placer de conocerlos. Ignoro si Luis asistió, como fue mi caso, a un colegio público donde se rezaba a diario, se aprendía el catecismo de memoria, el crucifijo presidía todas las clases, el cura de la parroquia daba contínuas charlas evangélicas y se cantaba el Flores a María todas las mañanas del mes de mayo.

    ¿Qué quedó de eso en la generación viejuna a caballo entre la cuarentena, (por edad, no por motivos vergonzantes), y la cincuentena?. Es esa generación la que poco a poco en este país va sacudiendo la caspa, va modernizando pensares progresistas, abriendo mentes a nuevas definiciones de pareja e igualdad entre sexos. Y no es fácil. Sí, Luis, claro que queda mucha roña. Han sido muchos años de Régimen, así, con mayúsculas, que ríase Vd. del de la alcachofa, pero al final, salvo cuatro tarados, la mayoría llegamos a pensar por nosotros mismos con independencia de lo que nos quieran imbuir. Nos quedarán tics de vieja escuela, de férreo adoctrinamiento moral, pero tics. Nada más.

    Déjalos que objeten, al fin y al cabo estamos en democracia y son libres de defender sus ideas. El ridículo que han hecho los de la EpC en inglés y demás inventos al final va en detrimento de ellos mismos.

    Todo dicho desde el máximo respeto a aquellos que piensen distinto de mí pero que a su vez respeten mis ideas.

    En cuanto a las tradiciones de Landes, también que aclarara cuales son las diferencias entre los valores tradicionales y los actuales. Mis valores son, (aunque quede algo ampuloso), eternos e inmutables porque no me complico con ideologías ad-hoc para lucimiento de Caudillos iluminados e investidos de la gracia del dios de cada cual, ni mensajes demaagógicos a lo Hugo Chávez. Yo creo en la Igualdad, en la Libertad, en la Solidaridad y el Amor al prójimo, (¿se puede decir Amor al prójimo sin que suene a beato?). Por favor, no me emponzoñen ni perviertan conceptos que están tan claros. Y lo demás, lo dicho: cogérsela con papel de fumar.

    29 Enero 2009 | 19:32

  16. spanjaard

    Lampu, qñao, creo que eso mismo de respeto por la banda en la mesa viene dentro de EpC como ‘Bloque didáctico educativo del respeto a la persona y convivencia sofistas’. Al final, volvemos a lo mismo. A ser bien educados y ya.

    Carlos, paisa, tuve la enorme suerte de pillar los últimos pelos de los crucifijos en las paredes de clase (aunque no se quitaron después), de vivir la periferia de la transición en Barcelona y tener un profe del PSUC que nos cantaba Els Segadors y el himno del Barça en lugar de rezar el padrenuestro.

    También he sostenido que para ver cambios substanciales no vale con que los pregonemos. Las tiene que diñar la generación de nuestros padres y la tenemos que diñar nosotros. A ver dentro de 50 años qué ha quedado de este experimento llamado Gran Hermano; la Transicracia. Hostia, ya tengo post.

    29 Enero 2009 | 19:53

  17. spanjaard

    Ya existe la Transitocracia: aplicada a Mexico, “Será que, viniendo de un régimen exótico, han resuelto preservar la excepcionalidad mexicana inaugurando un nuevo tipo de sistema político: la transitocracia. Equidistante del autoritarismo y de la democracia, la transición empantanada constituye un modo peculiar de organizar el poder que, lejos de disolverse con el tiempo, se consolida. Esta transición trabada ha establecido ya las rutinas de un régimen establecido. Tratando de precisar sus señas, podríamos decir que la transitocracia es un sistema político con un amplio pero irresponsable pluralismo en donde los actores políticos adquieren el poder para bloquear las acciones de los adversarios”

    Citado de Jesús Silva Herzog Márquez.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Jes%C3%BAs_Silva_Herzog_M%C3%A1rquez

    29 Enero 2009 | 19:59

  18. Dice ser lampuzo

    Haber.., lo de la mesa lo habéis tomado como os ha venido: A puerta gallola, je,je..

    “..cuestiones candentes para las nóminas de lo obreros y las cuentas de resultados de las fábricas que andan promoviendo expedientes de regulación de empleo…”

    29 Enero 2009 | 21:21

  19. Dice ser Landes

    Carlos, hola, un placer 😉

    Dices que “Déjalos que objeten, al fin y al cabo estamos en democracia y son libres de defender sus ideas” y tienes más razón que un santo (es una frase hecha, no vayamos a liarla…) aunque me permito puntualizar que eso no es democracia sino libertad de expresión, cosas muy distintas.

    Dices también que “Todo dicho desde el máximo respeto a aquellos que piensen distinto de mí pero que a su vez respeten mis ideas.” y no puedo estar más de acuerdo. Esa frase tan corta y simple debería estar grabada a fuego en cada calle de cada ciudad de Ejpaña.

    Y me preguntas por los valores que yo llamo tradicionales, y resulta que los míos son también eternos e inmutables, como los tuyos. Me refiero a la honestidad, la lealtad, la humildad, el valor, el premio al esfuerzo, el honor (por supuesto), la amistad, la sinceridad, el respeto, etc. Y también, como no, aquellos que tu nombras como la libertad, entendida según la frase que he dicho se habría de grabar a fuego, la solidaridad, la igualdad y el amor al projimo.

    ¿Y cuales son los valores a los que me refiero como modernos? pues los que mas exito tienen hoy en dia como la codicia, la mentira, la injusticia, la falta de respeto, etc.

    Un saludo.

    30 Enero 2009 | 09:55

  20. Dice ser Carlos

    ¿Y cuales son los valores a los que me refiero como modernos? pues los que mas exito tienen hoy en dia como la codicia, la mentira, la injusticia, la falta de respeto, etc.

    No creo que nadie haya enarbolado nunca esos valores, ni antes ni ahora Landes. Esas son unas cuantas, (desgraciadamente una pequeña muestra), de todas las perversiones de que es capaz un ser humano, son consustanciales a él, (y no quiero decir con esto que nos debamos de resignar a soportarlas), pero todas las culturas y filosofías las han detestado.

    En lo demás. Totalmente de acuerdo, lo que en mi opinión apoya mi teoría de que en el fondo temdemos a buscarnos problemas por chorradas cuando en lo fundamental TODAS las religiones, ideologías, filosofías y credos preconizan lo mismo. TODAS hablan de paz, armonía, amor, solidaridad…

    El problema es cuando esas ideas se usan demagógicamente por una oligarquía que medra a su amparo y que para subsistir necesita crear a su alrededor un grupo, (porque en el fondo seguimos siendo unos primates gregarios como muy a menudo le gusta recordar a SPJ), grupo que necesita diferenciarse de los otros para poder seguir manteniendo su propia oligarquía, por lo que se crean mitos, leyendas, hechos diferenciales que nos hacen superiores al resto, aparecen dogmas de fe y herejes que los incumplen, razas inferiores, putos rojos y fachas, (tanto da), inquisiciones y cazas de brujas…

    Empiezo a desbarrar…

    Un placer departir con educación. 😉

    30 Enero 2009 | 19:46

Los comentarios están cerrados.