BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Retomar la montaña

Esta tarde me subiré con el par de rural runners que son Paco y Fernando (mas el añadido de un exbecario que no sé dónde han encontrado estos), y asomaré de nuevo a la sierra de Madrid, aunque sea una aproximación suave desde el Tranco de Manzanares el Real. Básicamente intentaremos hacer con luz el recorrido de las quedadas navideñas, de buen firme, desnivel suficiente y disfrute garantizado.

Y es que tras la paliza veraniega, a uno le apetece no hacer nunca más kilómetros a las 3 de la tarde, no pasar por Almansa a pie en mi vida, y enganchar un otoño normal tras escandalosos y dolientes otoños anteriores. Se lo comentaba el otro día a Fernando: qué bien se corre cayendo la tarde y con menos de 30º, sentir la fresca, vaya, no jugarse el pellejo por deshidratación. Como, además, salgo un día y descanso cuatro, estoy fresco como una lechuga; y no paso de 75kg en canal. Doble regalo.

Lo que más me jode es comprobar como pasado un año el material zapatillístico se resiente. Las Fila de monte están camino de su segunda juventud. Las Fila de entrenamiento cumplen un año el mes que viene. En fin, menos mal que ambas me salieron por 40 pavos pelados cada una. Me parece que las navidades pueden ser un momento para renovar parte del armario.

Pd. Ah, Palillo, te robo una foto que es un poco de todos.

Los comentarios están cerrados.