BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

La bestia de las mil fauces

No hablo de la 42ª vez (según mi propia notación, Ic=42/38), de la maratón, de la bestia inmunda que te atrapa por los gemelos y te acalambra y te exprime si no dosificas, tal como la vida misma. Hablo de un reconstituyente que te rellena los poros, te come por dentro rellenándote, como la heroina, como los peores tiros de anabolizantes. Es The Ball.

Anteayer, tras apretarnos 42km por las calles de Madrid, los calores de Madrid y la madre que parió a la afición esta de correr, tocó cumplir con un ritual de enseñamiento y cortés anfitrionazgo a unos amigos. Comer cocido en La Bola. Cualquier cosa que nos hubieran dado habría valido, la verdad sea dicha. Los 3 padres de familia (Pepo, Jose Pepe y monsieur) nos habíamos ventilado horas dándole a las piernas, las esposas susodichas son todas de buen comer, y mis retoños dejaron asustado a la concu(rencia), sí, que les miraba que si pedir de postre no, que era muy grande, que a ver si les iba a sentar mal después del cocido completo que se acababan de machacar. Yuanpollacomolamangaunabrigo, que son las 3 y media, decian sus ojillos. Se compartieron un cocido completo los animalicos, para dos. Con 5 años.

El sitio. Pues bueno. Mesón como los 400 que pueblan el país. Afortunadamente el turno de las 15.30 está más despejado y no tuvimos apreturas. El servicio. Camareros baqueteados en servir rancho a mansalva. No esperes ni buen trato ni malo, ni personalizado. Sirven rápido y punto. No intentaron ninguna treta. Correctos. La comida. Hay mucho remilgado por ahí. Un cocido completo, si vienes con hambre, es una ración normal. Los mitos de las grandes sentadas de sopaza, caldo, berza, el cocido… pues oiga, me los he comido más grandes (un día contaré una barbaridad juvenil en Asturias). Vale, sé que veníamos con hambre. Pero buena sopa espesa y buena salpicada -sirve el caldo del puchero, haciendo parapeto con la tapadera- y verduritas originales para echar. Luego garibolos y carne. Y bandeja generosa de berzas pa las bestias. De sabor, notable alto. Consistencia y sazón, también notable. Pero no deja de ser cocido. Los postres famosos, los buñuelos de manzana con helado, bien también. Mis hijos decían que ellos solo helado. Les pusieron un gran cazuelo de barro con 3 bolas de straciatella, a ver si reventaban. Buena segunda opción el sorbete de cava.

Esa bestia maligna me dejó como nuevo. Sus mil caras y sus viscosos tentáculos me inundaron y penetraron y me han poseido y llenado de gases nocivos (la berza). Echadme otros 42 kilómetros. Cabrones.

6 comentarios

  1. Dice ser magopepo

    Golfo, más que golfo.

    Los nanos, efectivamente, unos grandes campeones. Doy fe.

    El cocido muy correcto. La ración, como dices, bien pero tampoco para asustar a nadie. Si me pilla con ganas de beber vino, que ayer sorprendentemente no me entraba bien tras la maratón, digo que si me pilla un día un poco golfo se me queda corta la dosis de garabanzitos. (Un saludo, también para tí, Paco).

    Agradecidos saludos.

    28 Abril 2008 | 22:28

  2. spanjaard

    Por cierto, que sea la última vez que se me olvida citar la fuente (de garbanzos) de donde he guindado la foto. Es del blog “Más que modernas, contemporáneas”, unas tipas de cuidado. Enlazo. http://masquemodernascontemporaneas.blogspot.com

    29 Abril 2008 | 07:06

  3. Dice ser Cocolocus

    Si es que lo de los Maratones es la excusa para darle gusto después (y antes) al estóamgo. 😉

    29 Abril 2008 | 07:08

  4. Dice ser emejota

    en este otro blog http://www.weareneverfull.com/the-real-cocido/, hay unas fotos estupendas de cocido y el nombre del blog les va a tus nens como anillo al dedo..Animo para la siguiente gesta !

    29 Abril 2008 | 07:54

  5. spanjaard

    Cambio de enlace de foto robada. Ay, que sin vivir. Esto de ir siempre al salto de la mata.

    29 Abril 2008 | 11:40

  6. Dice ser scop

    Para la próxima comida post maratón está decidido “un cocidito madrileño” y a tomar vientos 😉 y eso que nosotros no comímos mal del todo.

    29 Abril 2008 | 17:55

Los comentarios están cerrados.