BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

La mejor pieza de la historia de la música

Vamos a dejarnos de correrías. Hoy me he dado otras 3 millas en el secarral con un viento molesto y más de 30 grados de nuevo, así que nadie me mencione el temita. Ahora vamos a hablar de una de mis grandes pasiones, junto con el porno, el baloncesto de patio de colegio, la comida y mis hijos. Es el ruido modulado armónicamente, o sea, la música (y ojo, que me lo oigo todo, desde los Chaos UK a Rossini o desde los Extreme Noise Terror a Renato Carosone).

Afirmo: la pieza más sublime de la composición del homo antecessor hasta Georgie Dann es la Misa en Re Menor K427 de Mozart. Y aprendéoslo de memoria, hurgad en los buscadores y descargáoslo si es que no lo conocéis ya y si no quereis que terminemos a hostias. Vosotros y yo. Sí. Es la misa más sublime compuesta por el músico barroco total. En cualquier recopilación de Mozart aparece como el top 100, personalmente saboreo una recopilación de la editorial Acento sobre material de EMI Records (dirigida por Andrew Ateptoe), y la pieza en sí está encabezada por Kiri Te Kanawa currándoselo para la Nueva Orquesta Filarmonía (dirigida ésta por Raymond Leppard) y el coro John Alldis. Curiosamente, lo tenemos en casa de chiripa: un día aceptamos en la calle una encuesta sobre consumos y al abrir los papeles en casa nos pusimos medio en broma a decir que si algunas preguntas estaban redactadas con evidente mala fe o bajo los efecos del alcohol. Los criterios de puntuación habian sido mal imprimidos y unas veces lo positivo sobre una gama de productos daba el máximo y otras el mínimo de puntos. Al escribir un email nos contestaron de la editorial agradeciendonos haber caido en el error tipográfico y que nos enviaban un detalle. La guía Acento-EMI sobre Mozart y CD correspondientes.

La obra.

Al lío, que os pierdo para la causa. Se compone de un Kyrie único en el planeta. Un Gloria pagano, cerdo, totalmente entregado a la forma y olvidándose de a qué se debe la composición. Claro que, dar glorias al cielo por una resurrección tampoco va tan desencaminado. El Incarnatus te dicen que es una de las mejores exposiciones vocales. La escalada de las voces corales, si el director sabe llevar las cuerdas un pelín por debajo, es brutal. Se considera que con la misa en do menor Mozart intentó iniciar una nueva forma de hacer música sacra “a lo grande” y con plena libertad para desarrollar sus ideas musicales, una libertad que no tuvo en Salzburgo. El proyecto para muchos no cuajó totalmente, aduciendo que en la siguiente gran obra sacra de Mozart sí concurría esta gandeza una: su Requiem en re menor. Al igual que esta otra barbaridad suya, la Misa en Re Menor o Gran Misa, se considera inacabada. El Credo in unum Deum está algo cojo y falta en Agnus Dei. ¿Patinazo quizá?.

Pues parece que no. Mozart la escribió sin ser encargada por nadie de los curas gordos, como decía Lutero (a quien la imaginería también representaba gordo, qué cabrones). La compuso por el propio placer de destriparla, si bien, hombre, en el paganísimo espíritu de la época salzburguesa algo flotaba en cuestión de dar gracias a Dios. Así, en 1782-83, años de su composición y representación, Mozart estaba totalmente volcado en la parte kafkiana de su transformación en animal musical. Se arremolina en el Kyrie inicial con la brutalidad de los Glorias posteriores, deja ya entrever materiales tristísimos pero bellísimos que usará tanto en este Qui tollis como el el posterior Requiem… Mozart vive varios estratos por encima de las sensibiidades del ser humano y a su búsqueda final va.

¿Y cómo le sigo yo la corriente a este desgraciado?

Cogería la obra de cualquier lado que no te cueste demasiado dinero; la familia del compositor no se va a enterar sobre los 10-9 céntimos de € de derechos de autor que le vamos a escamotear entre la media docena de paganos lectores de este blog. Voto por la descarga presuntamente ilegal de la red.

Yo oigo todas las músicas a todo trapo. Esta, más aún. ¿Anota un compositor sus emociones en papel para ser susurradas íntimamente y que así se comprenda mejor su única y sublime posición introspectiva? Allá el. La música ha de oirse. La gran música se ha de paladear una y otra vez, hasta que controlemos los matices, los grupos instrumentales. Es un problema que escuchando los Secretos no tendréis, pero dentro de 200 años poco trascenderá de la producción actual (y mira que hemos mejorado la durabilidad de los soportes). Así que métele los 200W de cada altavoz de tu coche y que atruene el Gloria in excelsis Deo.

Una buena edición sobre qué era, cómo se debe escuchar y demás, en este enlace de la BBC. Por supuesto la guía comentada de Acento-EMI: (Guías musicales Acento-EMI: Mozart, vol. 1). Selección, edición y notas: Andrew Steptoe, 1996. David Campbell Publishers Ltd. y EMI Records Ltd. Acento Editorial – Madrid.

9 comentarios

  1. Dice ser Spanjaard

    Me lo apunto Juanma. A ver si exploro las posibilidades. Danke.

    05 Julio 2007 | 08:32

  2. Dice ser Bulderban

    Cuenta algo de Georgie Dan tambien, “cohoné” !!

    05 Julio 2007 | 10:29

  3. Dice ser Speedy G

    Déjame ver cuánta plata tengo en la billetera… ya salgo a comprar el disco, después te cuento.

    05 Julio 2007 | 13:56

  4. Dice ser anita

    YO quiero ese calor!!!

    05 Julio 2007 | 20:02

  5. Dice ser Wild Runner

    Esa misa, el Requiem y quizás la sinfonía 40 son de lo mejorcito de Mozart. Aunque yo prefiero otros compositores (llámame sacrílego) como Beethoven (en piano le da un repaso a Mozart), Mahler, Rachmaninov, …Buena recomendación 😉

    05 Julio 2007 | 22:55

  6. Dice ser Spanjaard

    WildRunner, admitimos la comparativa de compositor para piano con Mozart. Pero regálate la Sinfonía para piano de Mozart en La Menor K310.

    06 Julio 2007 | 06:31

  7. Dice ser Spanjaard

    Anita, ¿qué calor? ¿El meteorológico o el propio? 😉

    06 Julio 2007 | 06:32

  8. Dice ser carlos

    Quoniam tu solus sanctus
    https://www.youtube.com/watch?v=Le-TWUz8OZc
    minuto 3:28

    22 Abril 2010 | 22:11

Los comentarios están cerrados.