BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Algunos trucos ultra del abuelo cebolleta (I)

Como estamos liados con la preparación de esa simpática e infernal prueba que son los 100km/24h, y surgirán preguntas de temerosos ultrafondistas o aspirantes a ello, vamos a ver si podemos ser de alguna utilidad. Ojo, tómense estos consejos como una guía, no como un libro sagrado. Cada uno los puede ajustar a su experiencia, modo de correr, peso, exigencias o estrategia de carrera. Son tontadas que pueden hacer menos machacante el correr o caminar. Saldrán desestructuradamente, a lo bobo. Según me acuerde.

Pisando por el camino verás que hay siempre una zona más lisa, más hundidita. Ve por ella, no por esos bordes que levantan unos milímetros, trocitos de césped o arruguitas y baches del terreno. Si ves una ondulación grande, intenta pisar en todo su mitad: el pie cae e impulsa más recto que si vas por los lados. Te juegas varios miles de impactos contra el suelo. Un roce de milímetros puede ser como la gota malaya.

Una obviedad. ¿Cómo correr?. ¿Ando?, ¿paro?, ¿la regla del 5+1?. Pues hay gente con todo tipo de gustos, programas mentales y demás. Como no somos sino esclavos de nuestras ganas de disfrutar, propongo una regla sensata. Trotar un minuto más lento que tu ritmo de tirada larga durante los llanos y bajadas. Cada vez que venga una subida, de 5 o de 500m, camina sin estridencias. No marches ni desmontes los bastones ni hagas movimientos raros (recuerda lo de los miles de impactos y tus piececitos). Algunos ‘expertos’ del ultrafondo se mueven más que un garbanzo en la boca de un viejo si dientes. Paran, se agachan, se giran para coger el bastón de ataque del bolsillo lateral de la mochila. Quietorrr!. Se gana muchisimo cada vez que uno para a caminar: las pulsaciones bajan de pronto, entran en acción otros músculos del pie y de las piernas, y el peso se carga sobre otras zonas diferentes a las de la carrera.

Los comentarios están cerrados.