BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Un blogger contrariado, un olor, un arroz

Denia, 2006. Lugar de reuniones bajo el manto de mago protector de un amigo, nos juntamos para -entre otros placeres- correr, merendar, haraganear como cigarras que miran de reojo las zapatillas y el cronómetro y apasionados halagadores de los maestros de la cocina. Por allí aparece Santi Palillo, un clásico de la zapa y el cuaderno de bitácora. Comenta para mi pasmo que está empezando a ser devorado por su blog, que ya le duele escribir muchas veces por los efectos de aleteo de mariposa, porque su capacidad de meter el cazo le coartan y que no comenta las cosas a gusto, que teme más a las conclusiones que saquen los lectores que al placer indescriptible de escribir lo que a uno le sale de los cojones.

Pasmo en la mesa. Un metro setenta de robusta madera tratada por una cariñosa mano de una cariñosa cuñada. Ciento y pico años de encofrado sobre nosotros. Testas disecadas mirando y un jabalí presidiendo el comentario, con el hocico retraído por el capricho del taxidermista barroco que quería ensalzar su fiereza y que ahora el bicho parece, digo, que se asombra igual que mi esposa. Santi Palillo, devorado por el blog. Coño con el blog. No lo puedo creer, Palillo mío. Los cuadernos y diarios y foros y sacas de correo digital son enormes manifestaciones de lo anónimo, de la libertad, salvo que hayamos convertido a nuestro pequeño Saturno de la red en un devorabloggers.

Uno queda callado tras oir lo que acabo de oir. Si los defensores de la expresión de la red empiezan a temer por el cruce de su Rubicón digital, ¿es por que internet cala en unos sitios mejor que en otros?. Nuestra personalísima sociedad mediterránea empieza a no soportar el anonimato. Somos como pescateras que han de saber de propia mano de dónde viene el chisme. Claro. Y que, el viernes siguiente, venga la fuente del chisme a darnos su propia versión. No por el cotilleo, no por la versión original. No es tampoco por contrastar la información. Es por saber qué cara pone y qué cara tiene ese chisme que nos lanza al vacío durante toda la noche. Finlandia y sus bloggers finlandeses, debe ser eso, no hay otra explicación, no tienen un jardín con naranjos donde romper con el anonimato, poner cara y manos al chat, al foro. Colorado (USA) debe ser demasiado grande como para que dos bloggers se cuenten estas intimidades metiéndole el tenedor a un arroz al bacalao. Desde el patio, llega una bocanada de azahar. Santi. El azahar. Va a ser eso.

1 comentario

  1. Dice ser Santi Palillo

    Algo de razón no te falta aunque sea yo mi propio freno y no el que dirán, contra eso llevo curado de espanto varios decenios.Tal vez musité mediatizado por los vapores de la cerveza sin alcohol mezclados por azar con el aroma a azahar del Fresh Air de medio litro más los sabores al ajo aceite del bacalao al pil pil o no me entero de la fiesta.El blog y yo somos la misma cosa, iba a decir la misma persona pero eso sería mucho decir a estas alturas, no es que el blog me devore a mí que soy duro de roer a pesar de las apariencias ni que yo le devore a él, son cosas de la corrección política que practico, ambos decímos lo que queremos decir pero diferímos en el estilo, espero que se me entienda.Reconozco que tras casi dos años de ferviente bloguería tengo ciertas ganas de cambio pero no creo que cambie de registro, me costaría morder aunque ganas no me falten en ocasiones.Va a ser el azahar o los efectos del viaje de vuelta.

    17 Abril 2006 | 15:46

Los comentarios están cerrados.