La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Entradas etiquetadas como ‘Rosario Flores’

20 años de la muerte de Lola Flores y no la vamos a olvidar

20 años. Mañana sábado se cumplen 20 años de la muerte de Lola Flores, y casi también de su hijo, Antonio, que como recordaréis murió 15 días después que su madre, marcando la historia de nuestro país con esta tragedia que casi hizo perder el norte a Lolita, la buena de Lolita, que no había podido nunca imaginar que en quince días se pudiera quedar sin madre y sin hermano, y de Rosario, esa gacelilla que se mueve en el escenario como si fuera de trapo, a la que una vez le escuché en vivo y en directo decir: “Mi hermano era más del cielo que del la tierra. Por eso se fue”

Lola Flores © Gtres

Lola Flores © Gtres

20 años, han pasado 20 años, pero no la vamos a olvidar, ni nosotras, quienes escribimos sobre personas célebres y pasamos por alto otros aniversarios, ni vosotros los lectores, tú mismo que estás leyendo este post, ¿a que no? No la podemos olvidar porque Lola era auténtica, era camaleónica, era buena y era inteligente, y su sentido del humor y su fuerza, la energía que desplegaba al moverse sobre el escenario y al hablar, la convirtieron en una artista única, algo que no digo yo, lo dijo el New York Times.

Y el New York Times no escribe de cualquiera, pero sí de Lola, que nació en una familia que no tenía ni un duro de la época y llegó a ser conocida en todo el mundo.

Cuando Lola Flores murió yo tenía 14 años y recuerdo a Lolita llorando mientras algunos periodistas la acosaban en la puerta de su casa y cuando murió Antonio en la misma cabañita que su madre le había hecho en el jardín de su casa, solo, con sobredosis e incapaz de sobreponerse a su tristeza, recuerdo a Lolita terriblemente desesperada. Por eso no me extrañó tanto cuando en Chester confesara tranquilamente que sí, que se había drogado, que cuando su madre y su hermano murieron se sintió tan perdida que fumó porros y se metió rayas y se quedaba las noches enteras bebiendo y drogándose completamente ida hasta que una mañana a las 9h la descubrió su hija Elena, se asustó y llamó a su tía y vino Rosarillo y le dijo: “Esto no puede ser, Lolita”. Y Lolita supo que su hermana tenía razón.

© Gtres

© Gtres

Mirad esta entrevista entre Lolita y su hermano Antonio. Ella estaba impresionantemente guapa, muy feliz, y él aseguraba que no iba a coquetear más con las drogas, maldita sea.

“Si pudiera olvidar todo aquello que fui, si pudiera borrar todo lo que yo vi, no dudaría, no dudaría en volver a reír…”, cantaba el genio (¡cantad con él la canción!), que murió por pena y por culpa de las malditas drogas, que tanto daño han hecho a gente tan increíble como él. La debilidad del ser humano es enorme y las tentaciones de echarlo todo a perder, incluso si tenemos un don tan grande como el de Antonio, ganan a veces la partida.

Un don y una hija. Porque Alba Flores era su hijita, y la quería. Y su padre acertó. Porque ahora Alba, de la que dice en la citada entrevista “creo que se dedicará al arte, no creo que se dedique a ser profesora de matemáticas”, es una actriz de talento y personalidad que triunfa en Vis a vis. Seguro que su padre está orgullosísimo de ella.

Pues eso, que hoy es San Isidro, día de fiesta en Madrid, y yo tengo dos cumpleaños y lo pienso pasar como nunca, pero aunque es fiesta, he querido actualizar este blog para recordar a la Faraona, que dijo aquello de “si me queréis, irse”, para que no la olvidemos, y con esta conversación que tuvo con Terenci Moix (otro para recordar) me despido hasta el lunes. Gracias y que paséis un gran fin de semana.