La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Entradas etiquetadas como ‘Isabel Pantoja’

Kiko Rivera: grandes problemas, posibles soluciones

Ser estrella, a día de hoy, no significa nada. Quiero decir que vemos a estrellas arruinadas, otras que hacen anuncios que atentan contra sus valores y otras que mendigan trabajillos no tan sutilmente.  Kiko Rivera es una estrella, o eso informa el número de seguidores que tiene en Instagram: 107k, casi tantos como los que tiene su hermana Isa, más estrella todavía merced a un programa de telerrealidad.

Kiko Rivera, Instragram.

Kiko Rivera, Instragram.

Su novia, Irene Rosales, es (casi) estrella, dicho sea de paso. “Siempre alegre y elegante”, escribe en IG (24.8k). Ojalá le vaya mejor con ella que con Jessica Bueno. Hace unos días nos enteramos que Francisquito, el hijo que tuvo con ésta, va a vivir en Londres: el juez le ha dado el permiso a la mamá, que quiere vivir allí con su actual marido. Claro que tampoco es que haya “perdido a su hijo”, como se ha escrito en los medios del corazón, que Londres está a una hora y media de avión, oiga.

Los dos siguen batallando por la custodia y en medio, Francisquito, que no merece que sus padres sean tan inmaduros como para no ser capaces de ponerse de acuerdo. Triste.

La buena noticia para Kiko es que espera otro hijo, hija en este caso, y que está, como decimos, enamoradísimo de Irene Rosales, la futura mamá. A mí Irene Rosales me parece valiente, y me cae bien.

 

kiko-rivera

El culebrón toma peor color cuando aparece en escena la madre, Isabel Pantoja, que como todo el mundo sabe salió este jueves tan digna ella, menos alegre que la otra vez, de los barrotes de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), el mismo pueblo en el que echaba las cartas la bruja Lola. Estará seis días a la bartola, disfrutando de la vida y celebrando su 59 cumpleaños, que es el domingo, por todo lo alto. No sabemos si comerá pollo a la cantora pero sí que será en su casa y rodeada de los suyos, incluida su hija Isa Pantoja, que ya está en Cantora (ha sido la primera en llegar) y que, como sabemos, con el anterior permiso se encontraba en la isla de los famosos haciendo de las suyas.

Salida de la cárcel: segundo permiso © Gtres

Salida de la cárcel: segundo permiso © Gtres

Madre e hija tienen pendiente una conversación pendiente, pues, como recordaréis, Isa declaró hace no tanto aquella frase polémica: “En mi familia he visto atenciones con mi hermano o mi prima que no han tenido conmigo”.

Pero sigamos con Kiko Rivera, estrella ausente de ‘Sálvame’. Parece que anda en apuros económicos. Según informaron en Telecinco, sólo podría salvarle un fichaje por un programa de televisión. Se trataría no de una intervención aislada, sino algo fijo, tales son las deudas de la madre. Sí, de la madre. Es Kiko, siempre según las fuentes de la excadena amiga, quien está tratando de enfrentar las deudas que aún tiene Isabel Pantoja por su mala cabecita en la pasado.

Sabemos que el más de millón de euros que tiene que pagar como responsabilidad civil por el dichoso blanqueo lo está afrontando en no tan cómodos plazos, 200.000 euros cada tres meses. El último plazo ya le costó mucho pagarlo y el próximo todavía lo tendrá más complicado. Por eso, según informaron ayer en Telecinco, Kiko Rivera está dando a su madre TODO lo que factura (eso dicen en la tele, pero digo yo que algo dejará para Francisquito y para sus escapadas con su novia), pero esto no alcanza, así que la solución sería una colaboración fija en un programa.

vacaciones-playa

Menudo lío. Tal vez por eso la hemos visto esta vez a Pantoja menos alegre que la otra vez. Dicen las fans que la esperaban a la puerta que estaba más triste y es verdad, se le notaba. Pero pronto todo esto habrá pasado, Isabel habrá pagado sus deudas y se habrá olvidado completamente de Julián Muñoz, Kiko Rivera tendrá a su hijita, ahora con Irene Rosales, Isa Pantoja dará las gracias sin peros por la familia que tiene. Sin duda, Isabel Pantoja saldrá de este bache horrible y volverá a cantar en los escenario y sus fans aplaudirán más que nunca.

Eso os cuento por hoy, día en que se va de vacaciones hasta el tato. Me da a mí que soy la única tonta que se queda en Madrid este verano, currando como nunca y sudando la gota gorda, porque el calor que hace no es ni medio normal. Ayer fui al Retiro a correr y por poco no me da un Rosy-yu-yu y me tienen que salvar. Hasta la Pantoja está de vacaciones, oiga.

Coronado sobre la situación de Isabel Pantoja: “Lo entiendo. Por amor se hacen muchas tonterías”

Coronado en 'Viajando con Chester", anoche.

Coronado en ‘Viajando con Chester”, anoche.

Al fin puedo ver Viajando con Chester. Mi religión íntima y personal me impide ver cualquier programa que presente Risto Mejide, lo siento. Simplemente, él y yo estamos en barcos distintos: él lleva un rumbo y yo llevo otro, y si nuestros barcos se cruzan me entra un mareo que ni cuando me monto en la montaña rusa del parque de atracciones. Pero ahora está Pepa Bueno (lo cual está bien, aunque el colmo hubiera sido que ficharan a Gemma Nierga, a la que adoro realmente: desde años espero su vuelta a la tele.). Y anoche ya se me cerraban los ojillos (el fin de semana ha sido intenso, ya os contaré, y Felipe González no contribuyó a mantenerme despierta precisamente) cuando apareció José Coronado en la pantalla. Qué hombre, qué caballero, qué bárbaro. Es tan maravilloso que yo no pienso tenerle en cuenta algunas de las cosas que dijo. Me gusta casi tanto como su hijo Nicolás, que es el no va más del hombre educado y evolucionado. El opuesto a Risto, para que nos entendamos.

Isabel Pantoja y José Coronado en 'Yo soy esa', 1990

Isabel Pantoja y José Coronado en ‘Yo soy esa’, 1990

Pero a lo que íbamos: Coronado. Pepa bueno, sabedora de que los titulares mandan, le preguntó cómo llevaba él la situación de la desafortunada folclórica y en la pantalla salieron unas imágenes de ellos dos jóvenes y cómplices en Yo soy esa, película que protagonizaron en 1990, que fue cuando las malas lenguas lanzaron el rumor de que tenían un idilio. Estupefacta me quedé al escuchar la respuesta del actor (y ojo: que a mí también me da penita Isabel Pantoja):

Con penita. Pero lo entiendo. Todos sabemos lo que es el amor: dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición. Por amor se hacen muchas tonterías. Yo creo que ella en ningún momento… no creo que sea una mujer tremendamente ambiciosa en lo económico, simplemente esto le vino porque siguió la estela de alguien que le estaba marcando la estela de ese camino. Y ahí pues… lo está pagando… esto le vino porque siguió la estela de alguien que estaba en su camino”.

Claro que, entre las tonterías que él reconoce haber hecho por amor (“ir a pedir perdón hasta Tokio a una novia que tenía”) y lo de Isabel Pantoja, hay un trecho. ¿Vería el programa la infanta Cristina?

Coronado también habló de amor. De por qué nunca le han durado las relaciones amorosas. “No me han durado porque yo siempre he sido mucho más corredor de velocidad que de fondo. Y la vida siempre me está ofreciendo cosas maravillosas y yo me las quiero beber todas. En el momento en que ya no crecía más la vida me ofrecía otra cosa que yo quería vivirla. Cuando he llegado a la cima de la montaña no me gusta ver la bajada, no lo soporto”.

Qué queréis que os diga: en este punto estoy de acuerdo con él. Y si todas sus ex hablan maravillosamente de él (Silvia Abascal ha dicho que le considera una de las mejores personas que conoce) por algo será. Porque es sincero, por ejemplo. Porque no termina sus relaciones con mentiras. Claro que de ahí a afirmar que con la fama es más difícil mantener una relación… la próxima vez que le vea le contaré cómo fue mi cortísimo idilio con un locutor de radio: ¡El tío se levantaba a las tres de la madrugada y pretendía que desayunáramos juntos!

La fama, contó, le hizo gracia en un principio, cuando era un joven modelo al que le pagaban un fortunón y le llevaba de viaje por todo el mundo. Eso fue antes de ver los peligros de los relumbrones de la popularidad. “Es mucho más difícil mantener una pareja en esta profesión que en cualquier otra porque están continuamente hablando de ti en las revistas y diciendo cosas.”

“Lo voy llevando mejor pero sigue desagradándome todo lo que es la estupidez esta que es la fama, que me parece que es terrible, sobre todo en los tiempos en los que vivimos”.

Qué paradoja: La fama es terrible para unos, un sueño para otros.

Total, que yo vi el programa en la cama, exactamente igual que él (sólo que yo sin sus compis de El Príncipe, Hiba y Álex González -abdominales de éste incluidos-, sutil diferencia) y soñé con que me pedía salir su hijo Nicolás y me llevaba a cenar. Como yo digo: por soñar que no quede, ¿verdad?

Hasta mañana

Rosy

P.S. Mañana desvelaré el nombre del ganador o ganadora del concurso del post anterior: ¡aún podéis hacer vuestras apuestas!