BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Crisis entre Jesulín y Campanario, el torero estaría a punto de irse de casa

Kiko Hernández no suele equivocarse y esta vez ha dado un titular explosivo que apunta a que el torero estaría pensando en poner punto y final al matrimonio con su mujer desde hace 15 años. Todo, después de que dijesen que querían volver a casarse hace unos meses, para sellar de nuevo su amor y, posiblemente, vender el enlace a alguna revista.

Jesús Janeiro portagonizaba un desagradable enfrentamiento con los reporteros de ‘Socialité’, el pasado fin de semana, que acababa con un una cámara rota y un cruce de demandas, desde el programa por agresión contra el diestro, cuando estaban haciendo su trabajo, y él por acoso.

No corren buenos tiempos para el matrimonio, después de que los vecinos de la urbanización en la que viven les denunciasen públicamente, al programa Sálvame, por su comportamiento poco cívico en las zonas comunes del edificio y la actitud altiva que tienen con el resto de propietarios.

Estos últimos acontecimientos habrían influido en que María José Campanario, que el pasado verano estuvo ingresada en una clínica psiquiátrica, haya sufrido un nuevo ingreso, esta vez en el hospital de Jerez de la Frontera. Llegaba, según varios testigos, sin poder articular palabra, ni caminar a las 6.30 de la mañana, la madrugada del pasado martes. La odontóloga explicaba, en una de sus últimas entrevistas, que ante sus crísis en el hospital sólo pueden paliar su dolor porque la fibromyalgia, además de crónica, es una enfermedad con un diagnóstico díficil, como muchas enfermedades reumáticas, y en su caso, ella tiene una gran intolerencia a a mayoría de los analgésicos, “tengo que ingresar cuando ya no puedo soportar el dolor de mil cuchillos sobre mi cuerpo”.

La periodista y amiga de la pareja, Carmen Pardo, ha puntualizado que esta enfermedad conlleva cambios drásticos de humor, y que muchos enfermos no pueden llevar a cabo una vida normal. La mujer del torero está ya en su casa, desde hace algunas horas, aunque no habría recibido oficialmente el alta médica del centro de salud, donde le han recomendado “tranquilidad y reposo absoluto”.

De ser cierta la información que mantiene Kiko Hernández, la tranquilidad no durará mucho tiempo. En Sálvame quizá guarden algún secreto de la inminente ruptura del matrimonio, que han decidio no hacer público por cautela, por el delicado estado de salud de la eterna enemiga de Belén Esteban. Tendremos que esperar a después de Navidad para descubrir si María José y Jesulín deciden emprender rumbo por separado. Quizá sea el remedio que necesitan para ser los dos más felices.

**Fotos: Gtres.

5 comentarios

  1. Dice ser Anónima

    Estos que se casan por la Iglesia, dónde dejan lo de en la salud y en la enfermedad, etc, etc…

    21 diciembre 2017 | 20:07

  2. Dice ser ceborrinche

    no se pueden separar , ván a misa de doce y se dán golpes de pecho

    21 diciembre 2017 | 23:19

  3. Dice ser Terelu

    Ya sabía yo que Kiko Hernández acertaría la vez número 4832 que predice el fin del matrimonio Jesulín-Campa..!

    25 diciembre 2017 | 00:18

  4. Dice ser DrSex

    Se acabara separando ella cuando no aguante los cuernos que la pone con otras.

    27 diciembre 2017 | 08:25

  5. Dice ser Carla

    Siento lo d la enfermedad de la Campanario pero ya estoy harta de esta gente que vive de vender sus miserias, que trabajen como la gente normal y dejen de inventar acontecimientos para rentabilizar sus poco interesantes vidas.

    28 diciembre 2017 | 00:14

Los comentarios están cerrados.