BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

A Tamara Falcó le crecen los ‘haters’, ¿qué ha hecho esta vez?

Hace unos días Tamara, que acostumbra a ser sincera y espontánea, contaba en una entrevista que le había costado aceptar a Vargas Llosa en su familia, algo que me parece de lo mas normal, y la polémica no se hacía esperar.  Al final, era su madre, Isabel Preysler, quien restaba importancia al asunto contestando con un “son cosas de Tamara”.

La hija del Marqués de Griñón sabe que su vida está en el punto de mira, y aguanta estoicamente muchas veces contra los que la ridiculizan por su fe religiosa y su manera de entender el catolicismo. Cuando las aguas parecían haber vuelto a su cauce, y después de que ella contase que se lleva estupendamente con el Nobel, Tamara ha abierto otro capítulo, sin querer, en la colección ‘de las cosas de Tamara’, que tanto parecen molestar a los mismos de siempre, a los que no suelen respetar que haya otros que no piensan como ellos.

La ahora reconvertida en diseñadora publicaba en su Instagram un mensaje para felicitar al rey Felipe VI en su tercer aniversario desde su investidura: “En la época tan difícil por la que pasa España, hace tres años ya que Felipe VI es un magnífico Rey! Viva El Rey!!”, pero su opinión ha abierto ampollas, algo que a mí me ha llamado la atención, pues normalmente los que siguen a Tamara en redes suelen ser bastante amables.

Quizá el error de la hija de Isabel Preysler haya sido entrar al trapo y contestar a comentarios antimonárquicos, al fin y cabo cada uno puede sentirse aludido y si tu Instagram está abierto es porque posibilita que otros respondan. El problema es cuando algunos comentarios han cambiado su cariz y se han convertido en ofesivos hacia la propia Tamara.

Ella misma se ha dado cuenta de que estaba echando más leña al fuego, de que argumentar sus ideas no estaba siendo más que perjudicial, para los ‘haters’ que solo quieren molestar y, después de eliminar algunas respuestas ofensivas, ha decidido no escribir más al respecto y seguir publicando otros momentos de su vida. Espero que Tamara haya aprendido la lección, como también parecen haberlo hecho otras, como Soraya Arnelas o Tania Llasera, que han tomado distancia con los que disfrutan con el ‘criticar por criticar’. Al final, lo de que ‘no hay mayor desprecio que no dar aprecio’, parece el antídoto ideal.

**Fotos : Gtres e Instgram

4 comentarios

  1. Dice ser malo sería q los haters te amaran

    En este mundo de redes tan “libre”, cuanto más haters, mejor

    23 Junio 2017 | 13:21

  2. Dice ser jo

    Es una chica muy maja.

    23 Junio 2017 | 21:43

  3. Dice ser bellafaz

    Es una Pedorra y demuestra tener pocas luces para no saber cambiar una rueda o lo que es peor quedarse sin gasolina porque no sabe leer el indicador.

    24 Junio 2017 | 09:30

Los comentarios están cerrados.