BLOGS

Todo sobre las estrellas del baloncesto

Los sueños de casa Rubio (Ricky Rubio)

Ricky descansa. Su entorno trabaja frenéticamente. Ellos son Dan Fegan, su agente, americano, y Esteve, su padre. Su madre y sus hermanos le acompañan en el camino emocional. Una familia unida y un destino. Quedarse en casa o volar alto, muy alto, al cielo del baloncesto: la NBA.

La calculadora echa humo y la máquina de los sueños también. En la pared un mapa con diferentes puntos señalados en rojo: Memphis, Nueva York, Oklahoma, Houston, Dallas… ¿posibles destinos? Badalona está en el corazón.

La ecuación es por igualación. A un lado, las cifras; al otro, la ilusión. Seis millones de euros de rescisión y el salario a percibir. ¿Cuadra? Aparece la segunda parte. “Proyecto, queremos un buen proyecto”. Ricky quiere un futuro deportivo. Quiere ir a América a ganar. A progresar. A tener talentosos compañeros. Aprender. Sufrir. Triunfar. El ciclo del deportista que fabrica la excelencia.

Idas y venidas. Llamadas. Visitas. Ahora llega Marc. El pequeño de los Gasol podría ser compañero de Ricky si los Grizzlies le eligen en la segunda posición del draft. Una hora intensa de conversación. Debate.

Tona, su madre, también quiere lo mejor para su niño. Que esté bien. Que se forme sano, con valores. Anna, la peque, la que muchas lo acompaña en coche por Badalona, anhela pasear por New York City, coger un taxi amarillo y tomarse un helado gigante.

Ricky, mientras, cabalga por la pista moviendo los dedos, señalando jugadas, afinando la orquesta, jugando cada día mejor con las estrellas (Paul, Wade, Anthony, Bryant, LeBron…) a las que hace poco tenía en cromos o a las que casi arranca el oro olímpico. Lo ve todo con los ojos cerrados. Imagina.

Ricky es un valiente. El pulso no lo tiembla. Está preparado para cualquier desafío. El más joven en obtener un metal plateado en unos Juegos, el más precoz valor de la ACB. Las puertas de la decisión te están llamando Ricard. Harás lo correcto. Quienes más te quieren están contigo. Ya queda poco.

Las luces de casa Rubio se apagan. Se encienden sus sueños.

5 comentarios

  1. ¿Cómo pudo recuperarse tan rápido rubio de su lesión y jugar ante el madrid? Os cuento su secreto: http://www.menecesitas.com/2009/06/02/%C2%BFpor-que-se-curan-tan-

    03 Junio 2009 | 23:27

  2. Dice ser Leonhart_13

    Muy buen artículo, me ha gustado mucho. Ojalá Ricky sea feliz y nos haga felices viéndole jugar al basket.

    04 Junio 2009 | 12:16

  3. Yo prefiero que juegue en la ACB. Luego llegan a la NBA y a la segunda temporadaya no pueden jugar con su país…¿Utilizas internet? Gana dinero por hacerlo. Por visitas que realices a distintas webs (más de 150), registos, referidos,… y totalmente gratis. Empiezas con un euro seguro y cobras de inmediato. Yo ya llevo 10 euros en una semana. ¿Te lo vas a perder?Haz click en mi nick!!

    04 Junio 2009 | 16:40

  4. Dice ser laia

    que sepas, a la que esribe el bloc, que si te refieres a la peque su hermana se llama laia rubio vives.i tambien q en casa rubio no es esta la situacion real. lo vivo de primera mano

    04 Junio 2009 | 17:02

  5. Dice ser laura

    KE ANNA?su hermana se llama LAIA…

    04 Junio 2009 | 18:07

Los comentarios están cerrados.