BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

¿A quién pertenece Harry Potter?

La clave del pleito en el que la escritora británica J.K. Rowling pretende detener la publicación de una enciclopedia recopilatoria sobre el universo de Harry Potter no son los complejos argumentos legales. Tampoco la cuestión de la autoría o el mérito de crear el complejo mundo de ficciones que es la serie; nadie pone en duda ni que Rowling sea la creadora ni que se merezca la (abultada) recompensa que ha obtenido por ello. No: la verdadera pregunta es ¿a quién pertenecen las creaciones artísticas que impactan a millones de personas? Rowling, como la SGAE y otros defensores de la ‘propiedad’ intelectual dura, piensan que una obra pertenece en exclusiva y eternamente de su autor. Pero cabe preguntarse si también tienen alguna participación en el fenómeno Harry Potter las millones de personas que sueñan con el, lo adoran y sufren con sus aventuras y las de sus amigos y sus enemigos. ¿Es que los fans que hacen grande una creación no tienen derecho ninguno sobre ella? ¿Es que el autor no es propietario tan sólo de su creación, sino también del pedazo de la mente (y el corazón) de sus fans que ocupa esa creación? Y, por último, ¿es que la sociedad que ha producido los mitos culturales en los que se basa Harry Potter carece de derecho alguno sobre esa obra?

El mundo ha cambiado. La creación ha dejado de ser (en realidad jamás fue) un empeño unidireccional. Las obras que recordamos, las que atraviesan la historia y sobreviven al tiempo, lo hacen porque dejan su marca en millones de personas. Hasta ahora esa apreciación, esa pasión, eran individuales porque los usuarios (lectores, oyentes, cinéfilos) estaban solos. Pero vivimos en la Era de Internet; hoy los usuarios pueden hablar, y escuchar. Y lo hacen; no sólo comentando, revisitando y aprendiendo, sino también rellenando huecos, extendiendo, imaginando; creando en suma. Lo que hacen los fans de Harry Potter sobrepasa la estima y el disfrute; es participación que se acerca, en millones de casos, a la pasión. Fans que reunen información y exploran detalles oscuros; fans que traducen cooperativamente para abrir la puerta a otros fans; fans que viven en el mundo mágico creado por Rowling. Nadie quiere quitarle a esta escritora excepcional lo que es suyo: es ella la que quiere arrebatarles a sus fans algo que les pertenece a ellos: una participación en la creación de su universo, que todos (autora y lectores) comparten.

Lo quiera o no J.K. Rowling, Harry Potter no es de su exclusiva propiedad. Porque los mitos no pertenecen en exclusiva a nadie, ni siquiera a su creador. Los abogados de la ‘propiedad’ intelectual dura, quienes han convencido a los autores de que son los propietarios exclusivos y eternos de sus creaciones les han hecho un flaco favor al venderles que su interés pasa por expulsar a sus mejores seguidores; por controlar con absolutismo hasta el último detalle. Es como si una madre quisiera controlar para siempre jamás la vida de un hijo; un empeño comprensible pero fútil e incluso maligno que limitaría para siempre la capacidad de madurez del pobre vástago afectado. Por supuesto que Harry Potter está íntima y personalmente ligado a la vida de J.K. Rowling; pero si eso confiere derechos sobre la obra, el niño mago también está dentro de la vida y las emociones de muchos millones de lectores de sus novelas, que deberían tener algo que decir. Lo justo sería dejar que el mito crezca y madure por sí mismo, sin que la ley le de poderes a su controladora madre para impedirlo.

14 comentarios

  1. Dice ser JoseAngel

    Excelente artículo, y sin embargo aquí la fiesta cada cual la va a ver según le vaya. Productos como Harry Potter, Star Wars etc. son resultado no sólo de la excelencia de sus creadores (que a algún nivel la tienen) sino de un efecto dominó, un torbellino de información producido por la globalización mediática. Pero en la cuestión de los derechos se actúa como si el autor y su genio fuesen los únicos responsables de esa explosión mediática. Las obras que se han visto favorecidas (o desquiciadas) por ese torbellino caótico tienen un eco y dan unos ingresos desproporcionados en relación a otras muy similares. Aplicarles la misma ley sin más es interesado, pero siempre hay intereses en juego. Es comprensible que el autor barra para casa; menos, que los jueces le den la razón.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Suso

    La hipocresía de la gente como J. K. Rowling no tiene límite. ¿Acaso es el primer brujo que vuela en escoba, el primer mago con gorro puntiagudo y varita mágica…? Si aplicamos la teoría de los derechos de autor de esa manera tan restrictiva tampoco Harry Potter debería haberse escrito nunca.

    16 Abril 2008 | 7:52

  3. Dice ser Manu

    El problema está en que la autora creó un personaje (Como Lucas con Darth Vader) y luego hay gente que se aprovecha de ello para intentar ganar dinero.Cuando son fanáticos no debería haber ningún problema, pero cuando es un “profesional” el que hace una recopilación o lo que sea…

    16 Abril 2008 | 8:36

  4. Dice ser John Constantine

    Como apostilla a lo dicho por suso, que el que tenga ganas se lea el cómic “Los libros de la magia”, de Neil Gaiman, mire la fecha del mismo y se quedará con la boquita abierta.Y en cuanto a la flamante Premio príncipe de Asturias, qué quieren que les diga. Que ella se ha retratado. Y que la demanda la ha puesto en Manhattan porque sabe, y muy bien, como son los yanquis en temas de derechos de autor, sobre todo por la presión de la Disney, que ha conseguido cambiar ya un par de veces las leyes para no perder el copyright de sus personajes.En fin, que con su pan se lo coman. Como yo sólo he leído un párrafo de un libro del Potter esto me da bastante de lado. Sólo que luego las declaraciones de la tipa esta hablando de ilusión, magia, hacer felices a los lectores y bla bla dan bastante risa

    16 Abril 2008 | 9:13

  5. Dice ser Ozymandias

    Pues que emprenda el mismo camino que Jorgito Lucas, que pasó de querer demandar a todas las webs de fans de Star Wars porque usaban sus personajes sin su consentimiento (!!!)a dejar que a día de hoy cada cual haga con el universo starwasiano lo que le rote la boina (ya sabrán ustedes que hay tropecientos cortos ambientados en él pululando por la red, algunos con una factura profesional alucinante). Eso sí, la única condición que pone es que no haya ánimo de lucro (lo del lucro se lo queda para él, que para eso el Scattergories es suyo)…

    16 Abril 2008 | 9:21

  6. Dice ser Sarasate

    Podríamos llegar a escenarios futuros tan peliculeros como que cada vez que alguien pronuncie o escriba “Harry Potter” los herederos de J.K., apoyados por una sofisticada red de detección de fraude de la SGAE local (quizá desarrollada con tecnología Google) interpondrían de forma automatizada una querella que te cagas por ejemplo en Manhattan para exigir, bien un pago a modo de sanción, bien el público azote del infractor a modo de escarmiento.Digo yo que tendrá que haber un límite donde termine la propiedad intelectual y empiece lo que ya sea patrimonio moral e intelectual de todos los lectores y de forma especial el de aquellos que disfrutaron de la obra, es decir, que cumplieron con el objetivo primario de la creación artística. ¿O acaso ese objetivo primario eran los ingresos a percibir?Saludos

    16 Abril 2008 | 9:55

  7. Dice ser Montecristo

    Oiga Cervera, estoy con Ozymandias. Y creo que en el fondo usted tambien; soñar, jugar, leer, pintar…sí, pero para cobrar esta la señorita JK.Digo que en el fondo usted tambien, si debe recurrir a la “pasión” en su alegato…”que mal huele la caverna donde se cuecen los altos ideales”Salud maestro.

    16 Abril 2008 | 10:47

  8. Dice ser Retiario

    Estimado Montecristo:El alegato de J.K. Rowling incluyó afirmaciones como que sus personajes son tan queridos para ella como sus hijos o que los libros salvaron su cordura. Como usted mismo dice, cuando la única defensa es la pasión, hay algún problema en el argumento.Muchas gracias por su interés y atención, y un saludo.PP Cervera

    16 Abril 2008 | 11:20

  9. Dice ser jose

    Llevo un mes esperando a ver el resultado de este juicio.Otro argumento que he leido (no sé si realmente lo ha usado JKR en el juicio) es que ella va a escribir un diccionario de HP y a “donar las ganancias a ONGs ” o algo por el estilo.Mezclando así una idea que no tiene nada que ver con la esencia, que tan bien ha expuesto Pepe: ¿a quién pertenece una creación que ha crecido con su difusión? ¿al autor o a quienes lo han hecho crecer?En clase con mis alumnos, en la charla anual sobre copyright planteábamos que Disney, de pequeño, quizá leyó los cuentos de los Hermanos Grimm y luego de mayor pudo crear sobre ellos, hacer sus versiones, ganar dinero incluso.Pero que los niños de ahora, que crecen viendo películas Disney en vez de cuentos Grimm, cuando crezcan no podrán crear nada sobre sus recuerdos infantiles, protegidos por un copyright extendido hasta el infinito.

    16 Abril 2008 | 13:38

  10. Dice ser diana

    también habría que ver qué parte de los últimos libros de la saga están escritos por los propios lectores.Quiero decir, que leyendo los últimos libros de Harry Potter (o otro ejemplo, las últimas temporadas de la serie Perdidos) da la sensación de que hay escrito casi exactamente lo que los fans decían en los foros que querían leer.Este feed-fack con el que cuentan los autores de sagas y de series actualmente no lo tenían los autores de antaño.

    16 Abril 2008 | 17:47

  11. A ver, aquí hay varios problemas. Primero que todo, el famoso libro de Vander Ark no aporta nada bueno, simplemente es el acomodo de todos los datos que aparecen en los libros sobre personajes/lugares, etc. Cosa que Rowling también va a publicar en el 2011 y 2012.Adicionalmente, yo entrevisté a Vander Ark en exclusiva, y las cosas que él dijo, sin duda uno se da cuenta que quiere ganar dinero a costa de Harry Potter, aparte de querer publicar Lexicon, tiene pensado publicar otros 3 libros sobre el joven mago.Saludos,AlexBlogHogwarts.com

    16 Abril 2008 | 19:44

  12. Dice ser cilindro con propiedad intelectual ¿o no?

    Creo que una cuestión es la propiedad íntima y fantástica de Harry Potter que cada lector puede hacer y a la que supongo su autora no se opone y otra muy distinta que un editor pretenda forrarse con el mundo imaginado por ella, publicando una enciclopedia ¿no?

    19 Abril 2008 | 21:48

  13. Dice ser Retiario

    Estimados cilindro y Alejandro:En mi opinión, una vez que se publica una creación se pierde en parte el control sobre ella, ya que al interactuar con otra persona pasa a ser también suya. La única forma de asegurarse el control absoluto de algo es no publicarlo jamás. Una recopilación de los personajes y situaciones publicados por J. K. Rowling en sus libros no es algo moral o autorialmente ofensivo: es simplemente una herramienta para conocer más y mejor su obra. Que esa herramienta provenga de un foro de fans le da un carácter especial. Y el hecho de que la propia Rowlings no lo haya hecho, y vaya a hacerlo posteriormente (con nuevos datos) significa que es necesario, y que su futura enciclopedia no tendrá competencia (puesto que contendrá cosas nuevas) y será comprada por sus verdaderos fans. Entre ellos, sin duda, por quienes escriban y compren la otra.Ni desde el punto de vista moral ni desde el punto de vista económico supone el proyecto un problema para la autora, a mi modo de ver. Sólo es un problema de control: de la voluntad de controlar absolutamente su creación. Es una voluntad comprensible, pero injusta, porque el impacto de su obra es mucho mayor que la obra misma. Y eso se debe a los fans, que algún derecho deberían tener sobre el universo Potter. Sería lo justo.Muchas gracias por su atención e interés, y un saludo.PP Cervera

    19 Abril 2008 | 22:55

  14. Dice ser cristania

    Ayer fue el dia de la propiedad intelectual, y mientras se ve que hay muchos abogados dispuestos a recomendar cambio en el modelo de negocio, hay otros que siguen con la politica pura y dura que consiste en enfrentar al autor con los fans de su obra.La recopilación es una obra transformada, que fue hecha en base al cariño que un fan le tenía al mundo de harry potter, para facilitarnos la vida a quienes nos gustaban las aventuras del niño mago pero requerimos una guia más sencilla para buscar un dato específico. Rowling no lo hizo y el sí, ¿qué tiene de malo que Vander Ark quiera ganar dinero con algo que él recopiló basado en los libros publicados?La señora Joane Kaitlin lo que quiere es dinero por un trabajo que no le pertenece del todo, ya que la enciclopedia de Vander Ark es una obra distinta. Pudo llegarse a un acuerdo, pudo pagársele a Vander Ark por su trabajo y reconocérsele en los créditos…Pero la señora Rowling no quiere crear cosas nuevas, quiere seguir viviendo de los fans que al mismo tiempo amenaza, desprecia e insulta… Yo no pienso volver a leer NADA que salga de esa señora y los harrypotteros deberían hacer lo mismo, a ver si nadie la lee ¿quién va a sostenerle el lobby con los abogados, y las 30000 gollerías que ahora puede darse?.Semejante sinvergüenzada, ni que antes que ella nadie hubiera pensado en la magia como argumento.

    26 Abril 2008 | 11:46

Los comentarios están cerrados.