BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

La prensa futura es libre (y gratis)

¿Qué hace influyente a un medio de comunicación? ¿Por qué es capaz una empresa editorial de participar en el diálogo social con una voz desproporcionada con su tamaño? Esto sólo ocurre cuando los análisis y opiniones de ese medio y sus comentaristas son conocidos y respetados en la sociedad a la que sirven; cuando su voz editorial tiene importancia y provoca ecos, positivos o negativos. Es el impacto el que hace importante a un periódico; son sus lectores quienes lo hacen influyente. Por definición no se puede crear eco cuando se carece de voz; cuando nadie te puede escuchar es imposible cambiar opiniones. Lo primero que necesita un medio para ser influyente es tener una gran audiencia, cuanto más grande, mejor; sólo cuando esto ocurre podrá ser amado y odiado, citado y vilipendiado, plagiado y despreciado. No se puede estar de acuerdo, o en desacuerdo, con un mensaje que nadie conoce. No se puede ser la voz de una sociedad si la sociedad no puede escuchar nuestra voz. Y en un entorno de competencia infinita como es Internet cualquier barrera, por pequeña que sea, esconde y hace desaparecer una voz. La influencia es algo muy valioso y delicado en Internet.

Es por eso que la idea de cobrar por los contenidos editoriales del influyente diario estadounidense The New York Times mediante un producto llamado TimesSelect era estúpida, desde el principio; y es por eso que el periódico se dispone a corregirla abriendo gratis el acceso a todos sus contenidos en Internet. Es por eso que el famoso y casi único ejemplo de cobro por contenidos en Internet, el diario financiero The Wall Street Journal, analiza hacer lo mismo bajo su nuevo propietario, Rupert Murdoch. Ningún medio puede permitirse perder influencia, y eso es lo que les está succediendo a los que han escogido cobrar por leer, que están desapareciendo del panorama de la Red. Poner una barrera de pago a la entrada de una página web es un fallo estratégico tremendo para un medio de comunicación, porque reduce su influencia en la sociedad y daña la marca. No hay ingresos suficientes para compensar tamaño error. Que no por grande ha sido menos repetido, desde la versión digital del diario español El País a, mucho antes, la revista Slate, cuando era propiedad nada menos que del gigante Microsoft (hoy pertenece al Washington Post).

El cobro por contenidos en los medios de comunicación no ha funcionado jamás, e incluso cuando lo ha hecho (The Wall Street Journal en Internet afirma ser rentable) tiene un elevado coste a la larga: marginaliza al medio en la Red y reduce su influencia. En la Economía de la Atención en la que vivimos éste es un error que los medios no se pueden permitir reiterar. Va siendo hora de buscar otros modelos de ingresos que no impliquen reducir el número de los lectores. La prensa del mañana temprano será libre, y gratis, o no será. No será fácil, pero así será. Porque sin influencia no hay medios.

11 comentarios

  1. La prensa “impresa” es apenas un resabio de cibersaurios. El planeta todo ya es digital y no hay marcha atrás. Que se impriman libros y nada más. Todo lo demás se transmite en formato digital dadas sus ventajas de instantaneidad e interactividad.Lo siento por los quioskeros (o kiosqueros) que tendrán que apañarse vendiendo otra cosa: ¿discos duros externos, tarjetas de memoria?Se trata de una conducta “inkless” que resulta ecológica y sustentable.Ciber-sapienshttp://ciber-sapiens.blogspot.com

    19 Septiembre 2007 | 2:46

  2. Dice ser Manuel M G

    la prensa de hoy, no es libre?el termino libre? como e aplica, no libre en el sentido que puedes acbar en la carcel, no libre en el sentido que tu trabajo peligra, no libre en el sentido que no encontraras trabajo en un grupo determinado de diarios, no libre en que no te van a pagar lo que quieres, no libre en el sentido que tu hij no le daran un buen puesto?…libre, una palabra que apesta cuando se junta con la palabra dinero, sin embargo una palabra que solia derribar muros, que no bolsillos.

    19 Septiembre 2007 | 7:12

  3. Dice ser Sarasate

    Hace relativamente poco tiempo desde que El Pais pretendió cobrar por acceso. En aquel momento quizá no parecía un hecho tan fuera de lugar, y sin embargo hoy ya lo vemos completamente absurdo. Y es que en lo que se relaciona con la tecnología el tiempo se mide con un orden de magnitud diferente. Un minuto digital equivale como poco a varios días de la medida tradicional. Te vas de vacaciones y cuando vuelves estás obsoleto.La prensa que no se ponga las pilas, no alcalinas sino digitales, estará muerta antes de que se de cuenta.

    19 Septiembre 2007 | 9:48

  4. Dice ser Jack Daniel's

    Creo que al artículo, que roza la perfección, le ha faltado un aspecto que cobra cada día más importancia: la participación de los lectores.La prensa del mañana temprano será libre y gratis y participativa, hasta el punto de que el periódico lo hagan los lectores. Hay mucha necesidad de expresión y de comunicación en esta sociedad digital que estamos creando como para que se escluyan ambos factores.Un saludo.

    19 Septiembre 2007 | 10:22

  5. Dice ser armstrongfl

    Me ha gustado el comentario anterior, el de Jack Daniel´s. Y estoy de acuerdo con él en casi todo lo que dice. Muy bueno su artículo, otra vez Sr.Cervera.Sin embargo,no creo que la prensa acabe siendo gratuita. Y creo que en la diversidad, en la de pago y la gratuita hay un abanico interesante.Me gusta la prensa impresa, pero también la prensa digital. En ambas se da la participación de los lectores. Indudablemente, la prensa digital es veloz y versátil. NO debería perderse nunca la prensa de papel.De verdad, sí que es un error el cobro de los contenidos en internet. De hecho, armstrongfl ha dejado de ofrecer links con determinados periódicos que no facilitan el acceso inmediato y gratuito para llegar a una información urgente, un dato, un artículo.

    19 Septiembre 2007 | 16:14

  6. Dice ser juancar

    Como dice Jack Daniel’s la participación de los lectores es fundamental en la prensa por Internet. Poder hacer lo que hago ahora mismo, comentar la noticia o la opinión del periodista y que esa opinión aparezca inmediatamente en público para que la puedan compartir otras personas es REVOLUCIONARIO. En Internet no hay clases y es posible hablar de tú a tú a un ministro en su blog y transmitir tus ideas con una facilidad como no ha existido NUNCA en la historia de la humanidad.

    19 Septiembre 2007 | 19:03

  7. Dice ser lola fuentes

    Las comunicaciones se rigen por la digitalización, la prensa libre y gratuita, es la prensa, no diría de mañana es ya la de hoy, aunque creo que sería un error perder la escrita. En cuanto a la participación del lector, veo que todavía queda algún camino para que sea libre, ya que todavía la libertad de expresión está condicionada, pero desde luego es un gran logro, que estemos participando en una noticia.Un saludo.

    20 Septiembre 2007 | 18:23

  8. Dice ser Navajito

    No estoy de acuerdo con esto:”Lo primero que necesita un medio para ser influyente es tener una gran audiencia, cuanto más grande, mejor”¿Ande o no ande, la audiencia que sea grande?Pese a que todo medio de comunicación, más que cualquier otra cosa, tenga el deber de formar a una opinión pública libre y capaz de tomar decisiones, creo que tratándose de lo escrito es mejor una audiencia segmentada, selecta, dispuesta a empaparse de un mensaje. Como por ejemplo The Wall Street Journal, dirigido a público muy específico que puede llegar a pagar por un servicio y contenido de calidad. En todo este debate me molesta que se mezcle todo lo que se puede obtener en la Red en una gran coctelera. Compartir música con p2p es prácticamente igual que comprarla en iTunes. Pero leer comentarios y análisis de WSJ no es lo mismo que en Google News.Bien es cierto que la percepción de pagar cuando estás delante de un ordenador es muy mala y prácticamente nadie paga por algo que puede obtener gratis, pero… ¿y si no es lo mismo lo que se obtiene gratis que pagando? Con todo esto no quiero defender el cobro en medios digitales, solo quiero señalar que lo importante, COMO SIEMPRE, es el contenido y su calidad, y dejarme de las patrañas que se comentan anteriormente.¿¿¿Cómo que en Internet no hay clases??? La mayor parte de los bloggers influyentes, por ejemplo, también lo son sin Internet. En aspectos como la tecnología es diferente, pues es normal que alguien volcado en ese sector encuentre una mejor comunicación a través de Internet.Lo juro, prefiero leer en cualquier revista de calidad (National Geographic, New Yorker…) un artículo de John Lee Anderson y pagar por ello que leer gratis la cantinela de siempre en el 90% de los blogs, que no sirven para NADA.Un saludo.

    21 Septiembre 2007 | 16:34

  9. Dice ser JoseAngel

    La información será (es) gratis. Pero la información privilegiada nunca ha sido gratis, ni lo será.

    22 Septiembre 2007 | 11:34

  10. Dice ser lola fuentes

    La información privilegiada, estoy de acuerdo la manejan unos cuantos privilegiados, la información es poder.Como también existe clasismo, desde luego en todo tipo de lecturas, según el nivel cultural, pero creo que de lo que se trata es de que cada vez existan personas con información y que se genere una auténtica opinión pública. Un saludo.

    23 Septiembre 2007 | 15:13

  11. Dice ser Retiario

    Estimado Navajito:Si nadie te lee no hay influencia que valga. Escribir para el cajón, que decía el clásico, es masturbación. Y ya puedes tener la mejor esclusiva o el análisis más sabio y depurado, que si nadie lo lee no servirá de nada. Es por eso que The Wall Street Journal se está planteando abrir sus noticias en Internet, aunque presumen de que sus suscripciones en la Red son rentables. Es por eso que The New York Times las ha abierto, y por lo que El País hizo lo propio: si nadie te lee, no hay influencia por buena que sea tu información.Google News es parte del problema, pero no compite con WSJ: es un buscador. Lo que hace Google News es ayudar al lector a localizar alternativas a WSJ; alternativas con el mismo nivel de calidad pero abiertas. Éste es el problema: nadie puede competir haciéndote pagar antes de ver. Si no lo ves, no puedes saber qué calidad tiene. Y si no sabes qué calidad tiene, ¿para qué vas a pagar, cuando hay alternativas gratuitas?Por supuesto que la clave es la calidad. Pero si escondes tus contenidos de gran calidad detrás de una barrera de pago, nadie sabrá jamás que tienen calidad. Y entonces, ¿qué le pasa a tu influencia? Claro que en Internet hay clases; nadie ha dicho que no las haya. Un blog no es, ni puede ser, ni pretende ser una alternativa al WSJ. Pero su existencia cambia el terreno de juego; los medios tradicionales tienen que ajustar sus modelos.Por ejemplo: ofrecer los reportajes de John Lee Anderson SIN COBRAR AL USUARIO. No regalando el contenido: cambiando la manera de cobrarlo. Como hace la radio desde su fundación; como hace la televisión analógica; como hacen los diarios y revistas gratuitas. El problema es de la empresa, que debe reconfigurar su manera de ganar dinero, no de las noticias. Por supuesto que la calidad es la respuesta; si no hay calidad no se destaca en Google News. Pero si nadie puede ver tu calidad, porque la escondes detrás de una tapia con un peaje, nadie leerá a John Lee Anderson. Y eso sí que sería una tragedia.Por cierto, las crónicas de Bagdad de John Lee Anderson están accesibles en Internet, aquí:http://www.newyorker.com/search/query?query=authorName:%22Jon%20L…Muchas gracias por su atención e interés, y un saludo.PP Cervera

    24 Septiembre 2007 | 12:17

Los comentarios están cerrados.