BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

El verdadero primer paso

Es una triste realidad del ser humano que algunas de nuestras mayores gestas hayan venido motivadas en última instancia por la envidia, la rivalidad y la agresión; por la guerra, en resumen. El 12 de abril de 1961, hace solamente 46 años, una persona salió de la superficie de la Tierra por primera vez: nuestro primer paso hacia las estrellas. El ruso Yuri Gagarin partió a bordo del Vostok 1, un misil intercontinental modificado, y alcanzó una órbita estable alrededor del planeta. La tecnología descendía directamente de los esfuerzos bélicos de los dos bandos en la Segunda Guerra Mundial. Durante la reentrada la separación de su cápsula salió mal, lo que estuvo a punto de provocar una catástrofe; finalmente la cápsula se separó del resto del cohete y la reentrada se efectuó correctamente. Gagarin, cuyos controles estaban bloqueados y protegidos con una combinación para impedirle tomar el control de la astronave, no acompañó en el aterrizaje a la cápsula y se lanzó en paracaídas antes de que ésta tocara suelo, un detalle negado más tarde por razones de prestigio. La URSS volvía a adelantar a los Estados Unidos en la carrera espacial.

No ha pasado ni medio siglo todavía, pero el país que orgullosamente colocara al primer humano en el espacio ha desaparecido. Su mayor heredero, Rusia, vende pasajes a turistas espaciales para poder mantener su capacidad cosmonáutica en un contexto internacional que apenas tiene mas sentido que el testimonial de poseer una estación orbital permanentemente tripulada (por los pelos). La poca actividad espacial que la especie humana lleva a cabo se hace mayoritariamente mediante robots, mucho más baratos de producir y mantener, mucho más resistentes y mucho menos problemáticos cuando los estrellamos o desaparecen. La tecnología que utilizamos apenas ha mejorado con respecto a los espléndidos Vostok, o los posteriores y no menos espectaculares Saturno. El cosmonauta Yuri Alekseyevich Gagarin murió el 27 de abril de 1968, al estrellarse junto a un instructor en un MiG 15. La vida del primer ser humano en el espacio se conmemora cada año en esta fecha, en la celebración conocida como la Noche de Yuri. Zvasha darovie, Tovarich.

6 comentarios

  1. Dice ser Mikjail

    Ya he escuchado varias veces lo de que la ciencia y la tecnología se han desarrollado gracias las guerras y a los ejércitos, pero no es del todo cierto.Es cierto por ejemplo en que los modernos cohetes provienen del famoso V2 de la Alemnaia nazi y que los modernos motores a reacción que usan los aviones son producto de la carrera armamentística de la primera guerra mundial y así se podría seguir con un etcétera, pero lo que muchas veces se olvida es que la mayoría de los grandes inventos de la historia fueron en un principio hechos para el mundo civil y que después se les dió de forma paralela un uso militar. Basta decir, los ordenadores. Podría seguir con los tubos de rayos catódicos, los frigoríficos, la bombilla y el 80% de la factoría Alva Edison, el automóvil, el avión, la fregona :9 …Los siglos de oro de la Física fue por el deseo y el ansia de conocimiento. Hoy sabriamos poco de Astronomía si no fuera por el interés de la edad media y el renacimiento por la Astrología al igual que la Química si no fuera por los alquimistas y el querer saber de qué está compuesta la materia. Hoy nos estariamos curando todavía con sanguijuelas si no fuese porque la biología y la bioquímica se desarrollaron para paliar las enfermedades y el dolor de cabeza y de muelas.Como ya he escuchado varias veces la dichosa frase hasta incluso para justificar carreras armamentísticas, estoy un poco harto de oirla.

    12 Abril 2007 | 21:35

  2. Dice ser Ruiz

    Le envio grandes saludos.Seria de gran importancia que usted escribiera de los perros espaciales. Tal como la Gran Perra Laika.

    13 Abril 2007 | 3:08

  3. Dice ser David malaguita

    Pues es innegable que la actividad bélica, es decir la necesidad de los pueblos y las civilizaciones por sobrevivir y/o expandirse, ha sido un acicate importantísimo para el desarrollo del ingenio humano en materia de tacnología y de ciencias aplicadas. Negar esto por afán pacifista es negar la realidad de la historia del hombre. Y además es lógico que así haya sido: si tienes un vecino que sueña con arrebatarte tus buenas tierras fértiles y tus buenas minas de hierro o carbón, o desarrollas el ingenio para tu supervivencia o te aniquilan.En el siglo XX los ejemplos son palmarios. Además de la carrera espacial al que se refiere el artículo del sr Cervera, está por ejemplo la aviación. Fue fundamentalmente a raiz del estallido de la IIGM, también durante la primera, aunque menos, y la necesidad de vencer, que la aviación experimentó un desarrollo espectacular en pocos años, asímismo, como la invención de sistemas de detección como el radar, o la creación de máquinas complejas de desencriptación como la de Bletchley Park destinadas al desciframiento de los mensajes codificados de las máquinas Enigma alemanas, así hasta llegar a los ordenadores actuales de origen igualmente militar, sin olvidarnos de la misma red de internet.La guerra es una de las principales actividades humanas que ha acompañado al hombre desde sus orígenes contribuyendo también grandemente a hacer del hombre lo que es. Sería deseable que el ser humano encontrara motivaciones más altruistas para estimular su ingenio que el derivado por la sed de conquistas, de engrandecimiento nacional o similar. Es posible que el impulso (y la expansión) cultural transmitido a golpe de espada a la manera del gran Alejandro, de la Roma imperial, de la España de Felipe II o del British Empire, sean cosas ya del pasado, pero negar la importancia de dicho sentimiento en la historia y en el avance de la humanidad, es no querer ver la realidad de las cosas. Por mucho que queramos ni Alejandro, ni César, ni Mahoma, ni Napoleón (el Emperador progresista) fueron pacíficos alianzadores de civilizaciones sino impositores de las suyas propias que consideraban superior.Saludos.

    13 Abril 2007 | 11:53

  4. Dice ser ciudadano

    El verdadero primer paso es el del prmero que dirigió su vista al cielo y se preguntó si se podía andar por la Luna. Lo demás son consecuencias de lo primero.

    13 Abril 2007 | 12:02

  5. Dice ser Tirky

    Los ordenadores hechos inicialmente para el mundo civil? Que yo sepa su desarrollo se debió sobretodo al interés de gran bretaña y estados unidos por descifrar el código cifrado enigma así como para realizar los cálculos necesarios en el proyecto Manhatan.

    14 Abril 2007 | 17:42

  6. Dice ser Mikjail

    Tirky,pues va a ser que andas un poco descaminado.El proyecto Manhattan y el código Enigma es de principios de los 40. El primer ordenador fue el famoso Mark I, y si mal no recuerdo es del 1945. Fue creado para la universidad de Hardvard, por eso también se le conoce como Harvard Mark I.David,no niego que haya avances tecnológicos y científicos debido a las necesidades militares (de hecho, la cohetería es en un 90% producto de esas necesidades) pero en la inmensa mayoría de veces las innovaciones NO SON producto de esas necesidades.En el ejemplo que pone Pepe Cervera en este artículo, no estoy de acuerdo en que la carrera espacial empezase con la confrontación propagandística de las dos superpotencias de la guerra fría. Lo que hizo fue acelerar algo que ya estaba en la cabeza de los científicos y astrónomos de hace siglos. Eso sí, el empujón dado fue bastante grande, pero era algo que tarde o temprano sucedería ya que la aeronautica, la astronomia y la meteorología demandaba cada vez mayores alturas.Otro ejemplo mucho más claro es el del avión. Los motores actuales fueron pensados durante la I Guerra mundial y llevados a la práctica a finales de la II guerra, pero el avión en sí mismo fue pensado hace mucho tiempo (Leonardo Da Vinci hizo su famoso prototipo) y el primer avión fue el famoso de los Hermanos Wright y, adivina… fue para fines civiles.

    16 Abril 2007 | 12:17

Los comentarios están cerrados.