BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

El paseo marino de Craig Venter

Debe ser la leche ser Craig Venter. No sólo el tipo se ha hecho multimillonario y va a pasar a la historia como el gran impulsor del Proyecto Genoma Humano (y principal donante de material genético; en rigor debiera hablarse del Proyecto Genoma de Craig Venter), sino que además transforma las excursiones en su yate privado en expediciones científicas. Y para colmo, hace descubrimientos importantes, suficientes como para llenar un número de PLoS Biology. Su paseo náutico por el Mar de los Sargazos, el Caribe y parte del Pacífico tomando muestras a mogollón y secuenciando ADN al por mayor ha obtenido resultados espectaculares. Y ha pegado una buena patada a cada avispero durmiente de la moderna investigación biológica, desde la propiedad intelectual de seres vivos y la biopiratería hasta la publicación abierta de resultados científicos. No está mal para un paseo en yate.

Los resultados, empero, son indiscutibles. Para empezar han aparecido numerosas variantes de genes que codifican proteínas sensibles a la luz emparentadas con los pigmentos que nos permiten ver a los vertebrados. Esto abre la posibilidad de que muchos más seres vivos de lo que pensábamos sean capaces de utilizar la luz solar en su metabolismo por medios diferentes a la fotosíntesis, lo que cambiaría por completo la ecuación energética del planeta. Además el espectro de proteínas conocidas se ha multiplicado con la aparición de varias familias antes nunca vistas. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los genes capturados por la expedición de Venter corresponden a bacterias, arqueobacterias y otros organismos unicelulares extremadamente alejados de nuestra rama evolutiva, que al fin y al cabo tiene una raíz común. Eso supone que hay un enorme parentesco molecular entre todos los seres vivos de la Tierra: cualquier incremento de la variabilidad son buenas noticias, porque aumenta el espectro y amplía la definición de ‘ser vivo’.

Aunque los métodos utilizados por la expedición son lo más avanzado en análisis genómico que existe (muchos han sido creados específicamente para estas muestras) todavía no podemos saber cuántos nuevos seres vivos han aparecido, ni siquiera describirlos sucintamente: lo único que tenemos son interesantes y tentadoras muestras de genes nunca vistos. Pero la expedición de Craig Venter en su yate ha destapado una realidad importante: en la Tierra los seres vivos somos más y mucho más variados de lo que sabíamos. Puede que se trate de un millonario arrogante, pero mal que nos pese el tipo se ha ganado su lugar en la historia.

1 comentario

  1. Dice ser El Buen Salvaje

    Ójala fueran todos los multimillonarios tan “arrogantes” como este e invertieran el dinero que les sale por las orejas en algo útil para la humanidad entera.

    15 Marzo 2007 | 17:22

Los comentarios están cerrados.