BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Estrangulando el WiFi

El acceso inalámbrico WiFi es una tecnología maravillosa. Permite la conexión a una red a alta velocidad sin tener que preocuparse de cableados o de compatibilidades, lo que ahorra problemas y dinero. Basada en estándares abiertos, los aparatos necesarios (puntos de acceso, routers inalámbricos, tarjetas receptoras) son abundantes y baratos. En principio, incluso, la tecnología permite el intercambio directo de información entre ordenadores, lo cual podría desarrollarse en teoría hasta crear una red inalámbrica paralela a Internet que cubriera ciudades enteras. Así que las telefónicas del mundo, que cada vez más se ven forzadas a hacer del acceso a Internet su negocio, aborrecen la tecnología. Y hacen lo que pueden para ponerle trabas a su desarrollo.

Es cierto que existen varias compañías que ofrecen este servicio en contados lugares públicos como ciertos hoteles o aeropuertos. También es cierto que el WiFi disponible en España debe ser de una calidad excepcional, ya que los precios son astronómicos (una hora de conexión puede costar casi lo mismo que un mes de ADSL con llamadas). Las compañías de telefonía móvil están aprovechándose de esta coyuntura, sin duda absolutamente ajena a su voluntad, para promocionar sus ofertas de acceso 3G, que tienen entre otras la ventaja para ellas de volver a su añorado modelo de pago por tiempo. Simultáneamente aprovechan la tecnología WiFi para ahorrarse cablear dentro de los hogares, pero se preocupan muy mucho de obligar a la encriptación de las redes domésticas, no vaya a ser que sus clientes compartan lo que han pagado y es suyo con terceros. A la vez la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones interpreta la legislación en contra de su espíritu original (¿no se trataba de crear redes alternativas?) y bloquea el despliegue de accesos municipales.

Si no fuera porque no cabe dudar de la probidad de las empresas del ramo y sus árbitros políticos uno estaría tentado de pensar que es una campaña deliberada para estrangular una tecnología especialmente apta para reducir la brecha digital y reforzar la Sociedad de la Información. Aunque, lamentablemente, resulte ser contraria a los intereses económicos a corto plazo de nuestras telefónicas, sin duda la combinación de precios exorbitantes, disponibilidad reducida, contratos leoninos que impiden compartir, alternativas cerradas y reglamentación opresiva es tan sólo una casualidad. Sabido es que nuestras telefónicas no tratan así a sus clientes, ni manipulan las ofertas para forzar el uso de tecnologías que les favorecen a ellos y nos perjudican a nosotros. ¿A que no?

9 comentarios

  1. Dice ser RavenMat

    Lo que quieren es que nos subamos a los taxis de uno en uno, pagando cada uno su taxi. Porque si subimos tres en el mismo, entonces ganarán menos. Lo que quieren es forrarse, directamente, y para ello no dudan en apoderarse de una tecnología que nos abriria a la sociedad todo un mundo de posibilidades. Pero yo sigo pensando que algún día disfrutaremos de conexión a Internet desde cualquier parte, y por supuesto será una necesidad, y hasta un punto más a tener en cuenta en una población, como lo son las papeleras y contenedores de basura, y entonces veremos a estas compañías como las lacras que se oponían al bien común para satisfacer sus intereses.

    07 Marzo 2007 | 13:38

  2. Dice ser Pablito

    En el campus universitario de córdoba hay WIFI libre en las aulas y principales edificios para todo el que se traiga su portatil y quiera conectarse.Debería de cundir el ejemplo en las demás universidades y sitios públicos.

    07 Marzo 2007 | 14:04

  3. Dice ser bcnero

    Hola Pepe, no es cierta la referencia que haces a la CMT, aunque haya salido así en multitud de web y periódicos. El regulador nunca cerró la red WiFi del ayuntamiento de BCN, que por otro lado nunca llegó a existir. Simplemente, el consistorio realizó una consulta a la CMT y ésta le dijo que para ofrecer acceso a Internet debía inscribirse como operador de telecomunicaciones y cumplir con los mismo requisitos que las empresas que ofrecen ese servicio (tasas, obligaciones de regulación, etc). El ayuntamiento de BCN decidió no seguir adelante con su plan.La CMT no frena estas iniciativas, lo único que impide es que sean anticompetitivas. Hay ayuntamientos en España que están ofreciendo el servicio gratis de acceso. Dos casos muy sonados y pioneros fueron el de Puenteareas (Galicia) y el de Atarfe. En ambos casos, la CMT les sancionó en su momento (setiembre de 2004) por no tener el título habilitante de operador, pero no por ofrecer acceso a Internet gratuito ya que entendía que, en las condiciones en las que se prestaba el servicio en esas localidades, no se atentaba contra la competenciasé que queda muy bien en algunos foros tekkies linchar a la CMT, aunque creo que muchos internautas, apuntando al regulador, se equivocan de objetivo

    07 Marzo 2007 | 16:15

  4. Dice ser Alberto

    Discrepo del análisis de bcnero. Si la CNT no exigiese, muchos Ayuntamientos lo tirarían adelante. Espero que algúnos candidatos a alcalde pongan la propuesta de Wi-fi para tod@s en sus programas. Tendrán mi voto.Como ya sucede en muchas ciudades estadounidenses, el acceso a Internet es clave para reducir la brecha digital y debe ser un servicio público, sufragado por nuestros impuestos por encima de que algunos privados se quieran forrar con el invento.

    07 Marzo 2007 | 16:26

  5. Dice ser bcnero

    Alberto, aclaro una vez más que la CMT NO prohibe que se monten estas redes Wifi. Al contrario, en ciudades pequeñas como los dos ejemplos que he dicho la aprobación por parte del regulador está más que asegurada (con el título habilitante, claro) ya que no dañarían a las empresas que ofrecen acceso (esas misma empresas tampoco están interesadas en llegar ahí) y se rompería la brecha digital en esos lugares.Yo no estoy ni mucho menos en contra del wifi gratuito, pero no me gusta que se haga demagogia con este asunto, ya que veo mucho comentario ligero y superficial. Insisto, también, que el Regulador (la CMT) está para defender la competencia y los abusos de las grandes telecos, y aunque a veces no comparta algunas de sus decisiones, sin su presencia estaríamos como en los 80: Al antojo de Timofónia y con unos precios desorbitados (aún más) en la telefonía y los servicios de telecomunicacioones en generalPor otro lado, lo de las grandes ciudades estadounidenses, eso de que son “muchas”, es una falsedad. De hecho, las telecom de allí también pelean para que ciudades grandes como Filadelfia y San Francisco ( sí esa a la que todo el mundo pone como ejemplo y nadie dice que el plan está a punto de fracasar) no puedan montar infrestructuras de acceso a internet gratuito. Os recomiendo un artículo que aparece en laúltima edición de The Economist sobre este asunto:http://www.economist.com/world/na/displaystory.cfm?story_id=87806…Un saludo a todos

    07 Marzo 2007 | 18:29

  6. Dice ser Ingeniera de Teleco

    El problema que ha habido con Wifi ha sido precisamente la falta de regulación. En un tiempo se puso de moda poner una red Wifi en cualquier sitio. Cosa que estaría muy bien si no fuera porque no se ha seguido ningún criterio de potencias permitidas, ni de interferencias entre equipos, ni nada.Tengo un amigo que cuando todavía estaba en 3º de carrera montó la red Wifi de su pueblo. No dudo de la capacidad de entonces de mi amigo, pero no creo que un chaval sin formación específica deba instalar una red así. El problema está en que como no se reguló, se han instalado redes Wifi de cualquier manera, y ahora es cuando se han dado cuenta de los problemas de interferencias y de solapamiento de redes. En muchos sitios se está emitiendo con potencias que harían que los anti-bases de móviles pusieran el grito en el cielo.La regulación de las telecomunicaciones suele hacerse por algo, no solamente (que también) para proteger a Timofónica.

    08 Marzo 2007 | 13:00

  7. Dice ser bcnero

    Hola,más info interesante sobre este asunto:http://www.muniwireless.com/article/articleview/5627/1/5un saludo

    08 Marzo 2007 | 15:40

  8. Dice ser disruptive

    Efectivamente, el wifi es, junto con el software libre uno de los medios óptimos para proporcionar acceso popular universal a las nuevas tecnologías y a la red, de forma sencilla y asequible, algo que , obviamente, no congratula a las empresas que tienen una posición establecida, dominante de mercado (me vienen a la cabeza Timofonica y M$) y que han estado forrandose a base de convertir el software y las conexiónes a la red en algo (muy) escaso y (muy) caro, convirtiéndolo en un peaje, en una barrera de acceso, algo que se han podido permitir solo gracias a su situación de monopolio de facto frente a la que el usuario y consumidor se encuentra muchas veces en situación de indefensión, y que ahora ven peligrar su gallina de los huevos de oro gracias a tecnologías disruptivas que quieren ilegalizar: por ejemplo con las patentes de software en el caso del software libre, o de las leoninas condiciones de los contratos de alta, avaladas desde los organismos reguladores, en el caso de las redes wireless: otro ejemplo más en donde el ilegalizar el acto de compartir es fundamental para la supervivencia de un modelo de negocio que internet ha convertido en obsoleto.Sorprende cuando menos que el fomento de alguna de estas tecnologías entre a formar parte de las propuestas ninguno de los partidos políticos tradicionales, y es que detrás de la complicidad de los gobiernos con estos monopolios tenemos otro ingrediente más: el control, la facilidad de controlar lo que los ciudadanos hacemos y transmitimos, al fin y al cabo, el control sobre la libertad de expresión y comunicación, que es algo a lo que no van a renunciar los poderes establecidos. Y recuerdo otra época, los años 80, donde el gobierno, paradójicamente un gobierno autodenominado “de izquierdas”(ja) acabó con otras tecnologías disruptivas de entonces y cerró las emisoras libres de radio e impuso toda clase de controles y trámites burocráticos, así como onerosas licencias a los radiotransceptores de 27Mhz de banda ciudadana.

    15 Marzo 2007 | 23:27

  9. Dice ser jordi

    Hay muchas mas compañias de las que enlazas en tu post. Muchos pequeños proveedores de soluciones hotspot wi-fi como nosotros (www.zonawifi.biz) lo tenemos dificil, aunque seamos una alternativa a tarifas carisimas como bien dices.Las trabas no son de los operadores en si, sino a que nos debatimos todavia entre un esquema gratuito y uno de super-pago. Hay muy poco termino medio. En esto los politicos han ayudado mucho. Para muchos proveedores, dar las cosas gratis puede costar un poco, y la manera de diferenciarse en con imagen de super-calidad y super-precio.Por cierto, el wifi en la uni no es gratuito, por que lo pagas con la matricula, los impuestos, subvenciones (impuestos…) . Y me alegro que asi sea ! (en la uni)Por cierto, los de Malaga estan de suerte con Fon, no ?

    21 Marzo 2007 | 19:42

Los comentarios están cerrados.