BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Nanotúbulos en la cimitarra

Durante siglos las espadas de acero de damasco fueron la más avanzada tecnología bélica y manufacturera disponible en el mundo. Su fabricación era una increíble cadena de técnicas engarzadas a lo largo de los siglos por la evolución del comercio y la artesanía. Su creación empezaba con el wootz, en la India o las playas del norte de Ceylán (hoy Sri Lanka) y acababa en Japón o en Oriente Medio, y reunía depósitos minerales de rara composición y vientos monzónicos con hornos de fundición peculiares y recónditas técnicas de forja para dar lugar a hojas de increíble dureza y flexibilidad. Sus mortíferos filos, capaces de cortar seda en el aire o de atravesar el hierro sin perder corte, eran particularmente reconocibles por el patrón de ‘aguas’ del acero [imagen], que lo hacían único. Esta elaborada conjunción de tecnología y comercio se perdió por completo hacia mediados del siglo XVIII, y los metalúrgicos modernos intentan reproducir aquellas míticas hojas.

Recientes análisis indican que sin saberlo, por técnicas de ensayo y error depuradas a lo largo de milenios, los creadores del acero de damasco no sólo eran capaces de entrelazar al máximo de su capacidad y utilidad las diversas fases de esta aleación de hierro, carbono y diversas impurezas esenciales, sino que sus técnicas creaban en el filo algo más: nanotúbulos y nanoalambres de carbono. Las estructuras hiperresistentes que la más avanzada ciencia de los materiales es capaz de crear ya estaban reforzando los implacables filos del acero medieval. El pasado todavía nos da sorpresas.

8 comentarios

  1. Dice ser meneame.net

    [c&p]Recientes análisis indican que sin saberlo, por técnicas de ensayo y error depuradas a lo largo de milenios, los creadores del acero de damasco no sólo eran capaces de entrelazar al máximo de su capacidad y utilidad las diversas fases de esta aleación de hierro, carbono y diversas impurezas esenciales, sino que sus técnicas creaban en el filo algo más: nanotúbulos y nanoalambres de carbono.

    16 Noviembre 2006 | 18:42

  2. Dice ser Telcarion

    ¡Eso explica sus propiedades!En efecto, el pasado nos da sorpresas.

    16 Noviembre 2006 | 18:56

  3. Dice ser Manu

    Los científicos ya han conseguido producir Acero de Damasco, a muy pequeña escala y se han hecho varias patentes al respecto.El primer grupo en lograr forjar una espada de Acero de Damasco ha sido uno de la facultad de Químicas de la Universidad Complutense de Madrid, dirigido por Antonio Criado Portal, que ya dató la espada Tizona del Cid hace algún tiempo.

    16 Noviembre 2006 | 21:32

  4. Dice ser Klaus

    Soy estudiante de postgrado y mi tema de tesis está relacionado con los nanotubos de carbono.Basándome en mis conocimientos tengo serias dudas de que:1)Se generasen NT en el filo de la espada.2)Que en el caso de generarse propiciara propiedades cortantes y de resistencia espectaculares.Es solo una opinión, pero todo es posible.Un saludo

    17 Noviembre 2006 | 15:11

  5. Dice ser sergio meza

    Tu manera de contar el hecho está muy bien lograda. Felicitaciones.

    17 Noviembre 2006 | 21:41

  6. Dice ser Fresqui.com

    Recientes análisis indican que sin saberlo, por técnicas de ensayo y error depuradas a lo largo de milenios, los creadores del acero de damasco no sólo eran capaces de entrelazar al máximo de su capacidad y utilidad las diversas fases de esta aleació

    20 Noviembre 2006 | 9:12

  7. Dice ser ChicoBeta

    Bueno, pues no conocia este trabajo, lo estaba leyendo ahora, y esta interesante.Yo la verdad que estoy con Klaus, me parece un poco complicado que se formen nanotubos dentro del acero,por mucha presion que se aplique. El carbono disponible esta en su mayoria formando parte de la cementita y de otros carburos, aunque tambien es verdad que durante la forja se rompen muchos de ellos, y el carbono se reparte por la red…Los autores del estudio parece ser que lo justifican diciendo que ciertas impurezas podrian haber actuado como catalizadores (metales de transicion y restos de hidrocarburos) en la formacion de los nanotubos.El trabajo del grupo de Criado en la UCM del que hablabais, sí que lo conocía. Ellos le daban una explicación mucho más simple : este acero tiene un alto contenido en carbono (lo cual ya le deberia conferir elevada dureza), y ademas al decarburar, la cementita se reparte por toda la estructura sirviendo como particulas de refuerzo y anclando el movimiento de defectos; esto lo hace muy tenaz, claro.A mi esta explicacion me vale; ahora bien, si los alemanes han encontrado nanotubos……pues asi sera; estan los resultados publicados en Nature, alli explicaran como lo han detectado.Esta interesante este Blog, por cierto; os añado al mio. 😉 Saludos.

    22 Noviembre 2006 | 18:40

  8. Dice ser sebastian

    como puedo asesorar a un curador haciendo un informe tecnico de que una espada es de acero de damasco con los siguientes datos:a) La composición química del acero de la pieza es: 0,38% de C, 0,8 % de Mn, 1% de Cr,, 0,2% de Mo y 0,2% de Sib) El acero de la pieza tiene una dureza de 41,7 HRCc) Análisis metalográfico de la piezad) Se encontró experimentalmente una densidad de 7,874 g/cm3

    09 Abril 2008 | 4:17

Los comentarios están cerrados.