BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

No somos el futuro del pasado

El futuro ya no es lo que era. Como prueba, este reportaje de la venerable revista Popular Mechanics publicado en 1950, que se las arregla para estar a la vez profundamente equivocado en lo esencial (ciudades dormitorio circulares alrededor de un aeropuerto, vajillas solubles, ropa interior reciclable en caramelos, casas lavables a manguerazos construidas en metal ligero, helicópteros domésticos, autobuses aéreos, energía solar, depilatorios para la barba, fin del arte culinario, desactivación de huracanes) y para acertar en pequeños detalles (bloques de leche y zumo, microondas, robots industriales, faxes, televisión conectada al teléfono, telecompra, videoconferencia).

Otras predicciones son una mezcla de previsión y error, como las estaciones meteorológicas domésticas ‘basadas en las máquinas calculadoras del Doctor von Neumann’; tales máquinas existen, pero están muy lejos de ser el ejemplo supremo de ordenador en el hogar. Algo parecido ocurre con el viaje aéreo supersónico, que existió pero desapareció (ay) con el Concorde. Y es que Popular Mechanics en 1950 no contaba con factores económicos, ni con la creciente conciencia ecológica de la población. El pasado nos demuestra que adivinar el futuro, nuestro presente, es un empeño muy complicado…

Los comentarios están cerrados.