BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Mortensen y la ropera

Independientemente de las legítimas críticas a su acento, y de que la película te guste o no (a mí no me desagrada), hay un aspecto sobresaliente en la actuación de Viggo Mortensen como Diego Alatriste: su excelente dominio de la espada ropera. La esgrima de la ropera es muy diferente a la del mandoble (más bien una Mano y Media) que empuñaba en la saga del Anillo, así que hay que felicitarle por adaptar su estilo. Sin duda con la ayuda del genial y peculiar Bob Anderson, el esgrimista de las estrellas, que enseñara a pelear tanto a Íñigo Montoya como a Westley, así como a Luke Skywalker (él mismo fue Darth Vader en el duelo entre ambos), al Zorro Antonio Banderas y a todos los guerreros de la Tierra Media.

La ropera era un arma terrorífica: algo más de un metro de delgado acero afilado por las dos caras de su hoja, lo que significa que el mínimo roce es una herida; ligera y bien equilibrada y con su empuñadura decorada, la ropera formaba parte del atuendo de un caballero. Capaz de pinchar y cortar, exige una guardia alta y con el brazo extendido, alejado del cuerpo; es recomendable el uso de la daga (o al menos la capa) en la mano izquierda, para desviar la hoja contraria. Las espadas españolas, de acero toledano y con guardas de conchas o de tazón, dieron lugar incluso a su propia tradición de esgrima (La Destreza), que todavía hoy tiene practicantes.

Una pelea a ropera, y la película lo deja claro, era algo veloz y letal, con la constante posibilidad de que un descuido mínimo, o una inesperada agilidad del contrario, acabase con el dolor de un rápido tajo o pinchazo. De ahí el terror que inspiraban quienes las manejaban con soltura; de ahí también su engreimiento: un buen espadachín era poco menos que invulnerable. Y, por tanto, chulo.

Y en todo esto también aparece, como no, la tecnología: fueron los progresos en metalurgia, y en especial en la fabricación y templado del acero, los que permitieron crear hojas duras por fuera (capaces de tomar y mantener un filo cortante) y flexibles por dentro (por tanto no frágiles). El filo hacía innecesaria la masa de impacto que los caballeros medievales habían necesitado en sus masivos mandobles, que al segundo golpe tenían tanto filo como una barra de pan pero con sus varios kilos de peso era capaz de partir en dos a quien recibiera un tarascazo. Los herreros de finales de la Edad Media mejoraron el acero, haciendo posible la ropera, y con sus características forjaron también la personalidad de quienes las manejaban. Somos, al fin y al cabo, un animal tecnológico…

13 comentarios

  1. Dice ser Retiario

    Estimado Nieve:Tienes razón en lo de la mitología hollywoodiense: las espadas medievales no eran esos mazacotes de 10 kilos de los que se habla a veces, puesto que en ese caso nadie las hubiese blandido jamás (ver http://www.esgrimaantigua.com/ArticulosMitos.php).Pero sí que hay una diferencia en cuanto a tecnología entre la Mano y Media medieval y la ropera renacentista, tanto en el peso como en la calidad del acero a la hora de mantener un filo. Es esa diferencia la que permite crear espadas más ligeras, que bien equilibradas (un buen maestro espadero valía su peso en oro) pueden ser mucho más rápidas en una mano entrenada, hasta el punto de llevarse al cinto a diario.Gracias por tu interés y un saludo.PP Cervera

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser sig

    Interesantísimo. Lo he leído como agua. Y muchas gracias por el detalle… fueron unos tiempos duros, pero estos, tampoco se quedan atrás.MUCHAS GRACIAS.

    06 Septiembre 2006 | 2:16

  3. Dice ser un borracho

    ..me llamo Íñigo de Montoya, tú mastaste a mi padre, prepárate para morir… inolvidable.

    06 Septiembre 2006 | 2:18

  4. Dice ser Nitram

    Para el que le interese el tema,Asociación española de esgrima antigua:http://www.esgrimaantigua.com

    06 Septiembre 2006 | 8:20

  5. Dice ser Nieve

    deberías editar la parte final del artículo,una mano y media medieval era una espada relativamente ligera(un kilo y medio-2 kilos por un kilo-kilo y medio de las espadas de punta y corte como la ropera y otras) y evidentemente afilada,no era un simple pedazo de acero que mataba por masano se encuentran pesos enormes en ningún arma europea,es un mito de hollywood

    06 Septiembre 2006 | 8:32

  6. Dice ser enhiro

    Sin conocer mucho la esgrima, ya se veía que las combates a espada eran muy serios en la película, nada de danzas y coreografías.A mí la película no sólo no me ha desagradado, me ha gustado bastante. Aunque el acentillo de Mortensen dejaba que desear.

    06 Septiembre 2006 | 8:34

  7. Dice ser Don Vitto

    Enhiro, por Dios, no digas esas cosas.¿Cómo te pudo haber gustado esta desgracia con forma fílmica?Por lo demás, muy interesante de veras lo escrito sobre las armas/duelos de la película.

    06 Septiembre 2006 | 15:23

  8. Dice ser Candyman

    Sin ver la película, ni saber nada de su acento, ¿cómo mira Mortensen cuando usa la espada?¿Dice “me da mucha pena que vayas a morir”?

    06 Septiembre 2006 | 19:19

  9. Dice ser enhiro

    No se, Don Vitto, defectos que tiene uno, pero me parece una de las mejores películas biográficas que he visto.Tiene muchos detalles excelentes, las escenas de guerra y escaramuzas son geniales, muy bien ambientadas. Cuando veía al principio el asalto al puesto Holandes para anular las baterías, recordaba a miembros del cuerpo de operaciones de infantería de marina amigos de mi hermano contando las escaramuzas que hacían en las maniobras, la importancia de mantener la mecha encendida, o esos ataques por el sitio que nadie espera echandole dos pares. Los combates de espada también son geniales, y la ambientación buenísima. Y Mortensen hace un gran Alatriste pese a su acento, creo que ha tomado algo de los pistoleros de western, lo que es un gran acierto. A veces puede ser algo pesada, y da saltos, sí, pero es que las películas biográficas son así.Y el final con “…lo siento, señor, agradecemos las palabras de su jefe, pero este es un tercio español”, y empieza a sonar “La Madrugá” en la versión de Soria 9, es la leche.

    06 Septiembre 2006 | 23:00

  10. Dice ser Nieve

    hay una mejora de tecnología,pero ante todo la diferencia es que la mano y media es un arma militar que también se empleaba en duelos y la ropera está diseñada específicamente para duelosla ropera estaba preparada para luchar contra alguien con protecciones ligeras,era más eficiente un arma rápida que cortase y pinchase con rapidezuno de los errores de la peli es no enseñar a los tercios con sus espadas de punta y corte,parecidas a una ropera,pero de guarnición sencilla,más cortas,más anchas y algo más pesadas(pero siempre algo manejable por supuesto)

    07 Septiembre 2006 | 1:02

  11. Dice ser jose

    Candyman: no, no dice eso. Te diría que lo de “ojos glaucos” le viene que ni pintado a Viggo Mortensen en esta peli. Te recomiendo que lo compruebes por tí mismo.

    10 Septiembre 2006 | 2:21

  12. Dice ser alfie

    excelente, que dominio de la materia. En el canal Historia (cable) sale a veces un interesantisimo espacio (¨Conquista¨) donde un actor y esgrimista sale hablando de las diferentes armas y medios de uso (desde la espada ropera hasta el basto garrote de trinchera de la 1ªguerra mundial). Muy recomendable y divertido (sobre la espada ropera hizo exactamente la misma apreciacion en un programa sobre los Mosqueteros). Sigue así.

    12 Septiembre 2006 | 18:45

  13. Dice ser rosario

    me ha parecido muy interesante tu articulo… es bueno conocer mejor la historia de la esgrima (especialmente si estas metido en el deporte) he leido libros en los que hablaban sobre la combinacion de acero y carbono (o algo similar) y de las espadas de toledo, ademas tambien he visto conquista…weno eso muy bueno el articulo

    22 Septiembre 2006 | 18:17

Los comentarios están cerrados.