BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Abrazar al muerto

A veces uno se pregunta con qué clase de seres comparte el planeta; qué puede haber dentro de la cabeza de algunos de esos primates bípedos e implumes tan parecidos a uno mismo, pero tan increíble, escandalosamente extraños. Por ejemplo, las personas que adquieren estos monísimos osos de peluche, algunos con alitas, y preciosas almohadas, diseñados para contener un saquito de terciopelo con las cenizas de su difunto favorito. Al parecer la idea es abrazar los restos mortales del finado cuando la pena o el recuerdo lo requieran. Abrazar las cenizas, lo que queda de una persona querida, ya es una idea bastante peculiar. Por decirlo suavemente. Aunque meter para ello los restos en un oso de peluche alado o una almohada bordada con un epitafio en el dorso es… inenarrable.

Gracias, Dave Barry. Supongo.

9 comentarios

  1. Dice ser Rob

    Hola Jose:Puede que lo de los ositos sea un poco “heavy”, pero en el fondo, pensándolo bien ¿que diferencia (fundamental)hay con los nichos de los cementerios y las visitas periódicas a estos ? Vivir y dejar vivir. Infinitamente peor me parecen los “fundamentalistas iluminados” (y no hablo necesariamente de los religiosos). Al menos esto, en principio “parece” pacífico.Rob

    28 Junio 2006 | 8:54

  2. Dice ser lamastelle

    Yo tengo muy claro como quiero ser enterrado. DEsnudo, en la tierra, con unas semillas sobre mi. Otra cosa es que me lo permitan,claro. Que ya se sabe que las Iglesias y los Ayuntamientos tienen una ideas muy particulares sobre la libertad personal y el libre albedrio.

    28 Junio 2006 | 11:43

  3. Dice ser vayatela

    Hombre, no sé… Deberían ser algo más personlizables y que fueran más a tono con la personalidad del difunto.Una pelota de fútbol, un botellín de cerveza, Krusty el payaso…

    28 Junio 2006 | 11:51

  4. Dice ser Daniel

    He visitado la página, y la verdad los ositos están presentados de una manera un tanto macabra. Me recordaban a las fotos de “Los Otros”.Luego he visitado la sección de testimonios, y puf! la verdad… La mayor parte de la gente los ha comprado para contener las cenizas de un hijo pequeño muerto. La perdida de un hijo pequeño suele ser un golpe bastante duro para los padres (lo se por experiencia, perdí una hermana), y no seré yo el que tire la primera piedra contra alguno de ellos por no manejar la situación como yo lo habría echo.

    28 Junio 2006 | 11:56

  5. Dice ser Daniel

    “hecho”, de hacer. Perdón por la garrulia (seguro que hay más, pero es la que más me ha cantado)

    28 Junio 2006 | 11:58

  6. Dice ser Raúl

    Si desterramos cualquier emoción o idea cultural introducida a presión en nuestra personalidad, cualquier rito funerario es esencialmente absurdo, desde un punto de vista lógico.Y si nos vamos al osito, que no resulta tan económicamente gravoso como una tumba y no ocupa terreno en las ciudades, me parece incluso más “sano” que los ritos habituales. Aunque no creo que los gusanos compartan esta opinión.

    28 Junio 2006 | 18:07

  7. Dice ser Gorki

    En Madrid, se descubrió por los años 70 una familia que conservaba en alcohol una mano y el corazón de su hiha muerta.Ni es osito ni esta, me parece formas “normales” de mantener el recuerdo de un hijo muerto. pero e cómo reaccionaríamos ante un caso así. Lo raro, es que alguien intente comercializar el dolor ajeno de esa forma tan cursi.

    28 Junio 2006 | 18:51

  8. Dice ser Ana

    Que Barbaridad…..

    28 Junio 2006 | 22:51

  9. Dice ser Lucía

    Pepe:Te dejo ahí los enlaces a dos tiras de Liniers. Algo tienen que ver y son de os últimos tres días.Saludos.http://autoliniers.blogspot.com/2006/06/liniers-macanudo_26.htmlhttp://autoliniers.blogspot.com/2006/06/liniers-macanudo_28.html

    28 Junio 2006 | 23:14

Los comentarios están cerrados.