BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

¿Está el enemigo? Que se ponga

Ya hemos mencionado en alguna ocasión la posibilidad, que persigue la Marina estadounidense, de reconvertir sus misiles lanzados desde submarinos Trident en armamento convencional. Y es que claro, en la Guerra Global Contra el Terrorismo los buques de la armada tienen poco que pintar, en especial los carísimos submarinos balísticos cuya munición más pequeña son nucleares de 100 kilotones. Lo cual perjudica los intereses de la Marina en la guerra que de verdad importa: la de los presupuestos con la Fuerza Aérea y el Ejército de Tierra. La justificación de hacer convencionales los Trident es disponer de una opción para volar una casa, o cueva, al otro lado del planeta con 30 minutos de preaviso, tiempo que tarda en cruzar el globo uno de estos angelitos. O echar a perder un búnker repleto de aviesas armas de destrucción masiva. Y dicho así casi hasta parece razonable.

Pero a los especialistas del gremio les tiene asaz preocupados, porque no hay forma de distinguir un lanzamiento de misil Trident convencional de uno nuclear. Cada vez que EE UU quisiera usar uno de los de explosión pequeña tendría que avisar a un buen puñado de países de que no se preocupen, que es de broma y no va con ellos, no sea que se confundan y la liemos. Que los hay con la represalia muy rápida. Una llamada de las de Gila, vaya, para avisar al enemigo, no vaya a ser.

2 comentarios

  1. Dice ser Goliat

    Gila aún sigue siendo un Dios. Y seguro que está al lado del Otro, independientemente de que el Otro exista o no, haciendo todo lo posible por alegrarnos la existencia. Gracias.

    02 Junio 2006 | 11:15

  2. Dice ser Proxys

    Claro que es dios y lo seguirá siendo por mucho tiempo…

    07 Diciembre 2006 | 6:01

Los comentarios están cerrados.