BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

48 millones de creadores de contenido

Un tercio de los navegantes en los Estados Unidos utilizan la Red para crear su propio contenido, según el último informe del Pew Internet & American Life Project [pdf]. 48 millones de potenciales lectores de los medios de comunicación están tan hartos de la cobertura profesional, o tan insatisfechos con la oferta de los medios, o tan interesados en contar sus propias historias, o todo ello a la vez, que dedican al menos parte de su tiempo a publicar en lugar de a leer. Unos son mejores; otros peores, muchos al menos regulares, muchísimos serán como poco en parte interesantes. Algunos serán otra cosa, quizá más importante todavía. Sólo unos pocos serán periodistas, y casi ninguno tendrá que ganarse la vida con ello, porque tienen su trabajo y su vida fuera de Internet. Ya ni la televisión está a salvo.

Con la presencia de los recién llegados el paisaje de los medios de comunicación ha quedado irreversible y profundamente transformado. Así, no es extraño que los periódicos en los Estados Unidos se estén viniendo abajo, que la publicidad esté migrando en masa a la Red, que la profesión se eche las manos a la cabeza y tema por el futuro. Cualquier industria en la que aparecen de golpe 48 millones de competidores tiene un problema, especialmente cuando esos competidores surgen de entre quienes eran sus clientes. Los medios de comunicación profesionales sobrevivirán sin duda; pero tal vez no todas las cabeceras lo consigan. Algunos, quienes se emperren en despreciar Internet, lo tienen difícil para contarlo.

2 comentarios

  1. Dice ser Alberto

    El periodista medio es un fenómeno sicológico y sociológico elevado a la máxima potencia del auto elogio lo que explicaría la preocupación ante la súbita aparición de 48 millones de competidores. Con la aparición de Internet, la información ya no es patrimonio más del exclusivismo periodístico. Todos somos periodistas, es el nuevo slogan, lo cual, afortundamente, es totalmente cierto. Sin embargo, hay una vieja lucha entre el periodista de corazón y el periodista que es bluff. El periodista de corazón, más que el mal pagado dinero de la profesión, necesita la esperanza y la fe en el poder del cambio mediante la palabra. Ya saben, abajo los ricos, vivan los pobres, en sus distintas versiones. Los periodistas del bluff pueden hasta pagar por aparecer en los medios porque necesitan alimentar el egocentrismo (¿han visto la avalancha de mujeres en esta profesión en particular, que es una cuna deliciosa de egos?). Ahora bien, una de las facetas más interesantes de Internet es la libertad para lanzar al espacio virtual las experiencias del hijo de la vecina. Y como todos somos hijos de la vecina, todos creemos o tenemos algo importante qué contar. ¿qué va a pasar en este escenario, en donde se están generando más escritores o periodistas que lectores? Vargas, averigue… saludos a todos. Grs. Pepe Cervera por este interesante espacio.

    01 Junio 2006 | 2:31

  2. Dice ser chat

    Una de las facetas más interesantes de Internet es la libertad para lanzar al espacio virtual las experiencias del hijo de la vecina.

    07 Diciembre 2006 | 6:00

Los comentarios están cerrados.