BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Bibliotecas para el futuro

Las bibliotecas, antaño imprescindibles depósitos de conocimiento, corren el riesgo de quedar reducidas a almacenes dedicados a amontonar ejemplares de un formato de transmisión de información cada vez menos útil: el libro. Que además, acumula polvo. O pueden transformarse en motores de la preservación y difusión del conocimiento en el futuro. Pero para ello deberán olvidarse de proyectos grandilocuentes, y dejar de reinventar la rueda. Una biblioteca es un galpón con libros en cuya puerta hay un catálogo para encontrar la información; mañana el galpón será Internet, donde estarán todos los libros, y el catálogo será Google (o el buscador que lo reemplace). ¿Cuál será entonces el futuro de las bibliotecas?

Una biblioteca se dedica, debe dedicarse, a preservar y difundir el conocimiento. Y en el futuro esa debiera ser su misión. Para preservar [pdf], las bibliotecas deben transformarse en criptas que digitalicen, multipliquen las copias (el número es supervivencia) y aseguren que cualquier contenido pueda leerse por anticuado que sea el formato de hardware y software que utiliza. Con especial atención a los cerrojos tecnológicos de protección anticopia, porque ¿qué ocurre cuando caduca el derecho patrimonial con los materiales protegidos? Bibliotecarios ‘hacker’ tendrán que encargarse de que discos Zip, cintas de vídeo de media pulgada, ficheros de WordPerfect y canciones protegidas con DRMs puedan leerse dentro de 50 años. O lo perderemos.

En cuanto a la difusión, las bibliotecas debieran ser un santuario, y tomar como propia la defensa y agresiva ampliación del ‘copyleft’ y del dominio público. Porque alguien tiene que hacerlo, dada la proclividad de las empresas a privatizar la cultura que pillan. La única manera de garantizar que la cultura futura estará a salvo de las depredaciones de las compañías es asegurarse de que lo que está en el dominio público sigue allí; y liberar todo lo que aún no esté pero sea legal. Tal vez proporcionando asilo legal a materiales que sus autores quieran proteger. Dos misiones que pueden tener las bibliotecas del futuro: cripta y santuario para asegurar la supervivencia accesible en condiciones tecnológicas y legales de la cultura; un papel estelar. O la irrelevancia, a donde les puede llevar la adicción al papel. Es hora de que las bibliotecas, y aquellos que les subvencionamos la vida con nuestros impuestos, decidan.

Una provocación lanzada en el Seminario Libros Hechos Bits

13 comentarios

  1. Dice ser Javier Celaya

    Pepe,Ayer hiciste una excelente ponencia en el seminario. Estoy totalmente de acuerdo con tu propuesta de convertir a las bibliotecas en santuarios de la creación literarias. ¿Cuántas editoriales españolas y/o escritores guardan cada una de las versiones de una determinada obra para preservar todo lo que sea útil para los investigadores del mañana? ¿Cuántas editoriales graban y archivan en formato digital las presentaciones de libros de sus autores? ¿Cuántas editoriales archivan las reseñas publicadas en medios digitales sobre los libros de sus autores? Ninguna institución pública ni privada se ha preocupado por la recopilación y conservación de los originales electrónicos.Con la llegada de Internet, la manera de trabajar de los medios de comunicación y de los escritores está experimentando una gran transformación, pero la mayoría de las editoriales españolas no tienen en cuenta estos cambios.En la actualidad, la mayoría de los escritores redactan sus obras empleando un sistema informático. Cuando finalizan su redacción, proporcionan al editor una copia en soporte informático. Esta copia equivaldría al original manuscrito o manuscritos mecanografiados de otras épocas. La preservación del patrimonio digital debería comenzar desde el momento de su creación. ¿Qué pasa si la editorial desaparece o los ficheros del autor se pierden o destruyen?Creo que las bibliotecas deberían preservar estos documentos para su futuro estudio por historiadores, curiosos, lectores, etc.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Nicolasillo

    ¿Quién necesita libros, cuando tenemos videojuegos?:)(Una provocación lanzada desde mi casa)

    30 Marzo 2006 | 22:50

  3. Dice ser Daniel

    Creo (o no he leido con toda la atención que debiera, je je) que, en mi opinión, se te ha olvidado una función imprescindible de las “futuras bibliotecas”: proteger su contenido. Esto tiene especial relevancia (a mi entender) en un posible futuro dónde se almacene la información de forma centralizada y “cualquiera” pudiera alterar un “ejemlar” sin que se note en el resultado final. Esto se debería garantizar por medio de un almacenaje multiplicado y aislado entre sí y del “mundo exterior”….si no, “cualquiera” (escribo el “cualquiera” entre comillas pues me refiero a cualquiera con la intención, conocimientos y recursos necesarios para hacerlo) podría (por ejemplo) “actualizar” las profecías de Nostradamus, las estadísticas de un conflicto armado, etc….No voy a negar que estoy “inspirado” por una versión orwelliana del asunto (aunque universalizo más la figura del “manipulador”), ante lo cual nos quedaria la (ya típica) pregunta: “¿Quién vigila a los vigilantes?”

    30 Marzo 2006 | 23:57

  4. Dice ser museo8bits

    Oh, eso ay lo estamos haciendo los ciudadanos de a pié desde que se creó el Proyecto Gutemberg. Sólo mira la lista que llevo recopilada (y me salto los que además tienen cosas como Harry Potter) de sitios con contenido de Dominio Público :http://www.dominiopublico.es/enlaces.htmhttp://www.dominiopublico.nom.es/enlaces.htm(hay dos dominios con casi lo mismo por uno de los dichosos problemas: los que para encontrarse algo entre las piernas tienen que dedicarse al equivalente virtual de quemar papeleras, la han tomado ahora con los ataques DOS indiscriminados o por manías personales, sin pensar que en el servidor de la página esa a la que le tienen tirria hay alojados más dominios)Eso es una de las cosas que no me he cansado de repetir: que es que además, en el caso que tú postulas, incluso con los derechos caducados, el que lo hiciera SERIA UN DELINCUENTE, cortesía de lo bien que legislan nuestros próceres (que solo piensan el los intereses de la “innombrable” ****)También no me he cansado de repetir que igual que si haces un periódico, fanzie o libro tienes que hacer Depósito Legal, todo aquel que publique un libro sujeto a (C) debería hacer “depósito legal” del manuscrito electrónico del mismo, en un formato que garantice su lectura, ante el Ministerio de Cultura pertinente. Dichocontenido debería quedar protegido por un sistema PGP o equivalente, para que a los 70 años de muerto el autor, el Estado GARANTICE la disponibilidad pública de la nueva obra enb Dominio Público, y para que ante un hipotético caso de plagio, previo requerimientio judicial, se pudieran comprara las versiones registradas de ambas obras (con lo que se acabaría lo de “lo publiqué en una oscura editorial desaparecida…”)En cuanto a que cualquiera pudiera… hoy nada te impide agarrar Guerra y Paz o Romeo y Julieta y “condensarlo” para que entre acon calzador en uan edición. EL Readers Digest tiene la hueva de esos casos, pero al menos se molestan en avisar lo de “obra condensada”. Plaza & Janés, en la serie RENO, en tiempos de Franco incluía un OBRA COMPLETA para indicar que Doña Censura no había metido la tijera. Pero si recordáis una serie, creo que era Obras Ilustradas de Bruguera, medio libro, medio tebeo, todas sus obras eran exactamente igual de largas, fueran El Quijote, Príncipe y Mendigo, Un Yanky en la corte del rey arturo o las historias de Rintintín o Bonanza. y no recuerdo haber elído en parte alguna lo de “obra condensada”. Por otro lado, hace poco salió en EL PAIS el caso de una editorial española de cierta índoel religiosa que había “suavizado” las diatribas anticatólicas de algunas obras, sin molestarse en avisar de ello.Como dice PP, es la distribución masiva de las copias lo que garantizará que no se puedan alterar todas (en todos los ficheros disponibles en mis webs figura un “por favor cópialo a cuantso sitios puedas”).

    31 Marzo 2006 | 9:13

  5. Dice ser patrulleromancuso

    Otra función podría ser asegurar el acceso a Internet a todo el mundo. Creo que tu última frase quedaría mejor así ‘Es hora de que las (escasas) bibliotecas, y aquellos que les (infra) subvencionamos la vida con nuestros impuestos, decidan.’Muchas veces no es un problema de actituo ni de aptitud, sino de financiación.

    31 Marzo 2006 | 10:23

  6. Dice ser Retiario

    Estimado Daniel:Esa es la función de ‘preservación’ a la que me refería; conservar el texto a lo largo del tiempo, incólume no sólo a accidentes sino a manipulaciones. Para lo cual, creo, es imprescindible que el repositorio de información sea múltiple, de modo que la integridad de la información se pueda comprobar por comparación. Un cracker nunca podrá violar todos los depósitos a la vez, si hay suficientes; así que siempre será posible recuperar la versión original.Gracias por tu atención, y un saludo.PP Cervera

    31 Marzo 2006 | 12:40

  7. Dice ser lamastelle

    Cuan do la civilizacion se desintegre, cuando la guerra mundial nos lleve de vuelta a la barbarie, cuando no haya luz elextrica, cuando la gente nosepa usar un ordenador…mi libro sobre como cultivar cosechas salvara a mi pequeño grupo de supervivientes. Y mi libro de poesias sera repetido oralmente hasta que alguioien redescubra la imprenta

    31 Marzo 2006 | 12:45

  8. Dice ser Jesús

    No, no y no. A mi me pasa como a Daniel, que creo que te has pasado, PP, sin pensar bien las consecuencias de lo que has escrito.Las bibliotecas (públicas) están, fundamentalmente, para asegurar el libre acceso a la cultura. Ni santuario de libros ni acumuladores de polvo ni leches. Se trata de que TODO EL MUNDO pueda sacar un libro, ver una película o escuchar música sin obstáculos.A los que tenemos Internet a veces se nos olvida que NO TODO EL MUNDO tiene acceso a la red ni dinero para tener un ordenador.Dices que un libro de papel es poco útil… ya… y cuando me voy a la cama, ¿me llevo el portátil para leer?Y en el metro, ¿nos repartirán hojas cibernéticas para leer el “20 minutos”?Los que no tengan Internet, ¿serán los nuevos incultos y analfabetos?Para ser un defensor del copyleft y del acceso libre a la cultura, no has estado muy fino defendiendo esta postura.Además, es una tentación demasiado grande tener todas las obras centralizadas en un sólo soporte al que haya que dar acceso. Ahora un libro puede sacarse y leerse por todo el que se desplace a una biblioteca. Un ordenador no.Te has dejado deslumbrar por la informática, olvidándote de que, a veces, es importante guardar algo “analógicamente”, ya que no todos son tan privilegiados como nosotros.Por Dios, es prácticamente la única razón por la que pago impuestos… Me he llegado a plantear incluso quitar el acceso que tengo a Internet y beneficiarme de toda esa cultura gratuita que reparten en las bibliotecas sin pagar ni un sólo cánon.

    04 Abril 2006 | 19:32

  9. Dice ser Retiario

    Estimado Jesús:Creo que el que no se ha parado a pensar en las consecuencias de lo que defiende es usted. Yo no abogo por la abolición de las bibliotecas. No pido que desaparezcan, y mucho menos que paguen un canon, como pretenden los defensores de la propiedad ‘dura’. Pretendo que defiendan el acceso libre a la cultura indefinidamente; en papel y en formatos electrónicos, TAMBIÉN.Piense en dentro de 5 años. Piense en dentro de 50. Piense en dentro de 200, cuando la mayoría de las ediciones impresas en papel barato con ácido habrán desaparecido. ¿Quién cuida no de los libros como paquetes de papel manchado de tinta, sino de los contenidos de los libros? ¿Qué es lo importante, los que dice el autor o el soporte? ¿Las ideas, o el papel?Si tienes el formato electrónico, siempre lo podrás imprimir. O pasar a cualquier otro formato que aún no se nos ha ocurrido. Si sólo tienes el papel, y desaparece, ¿entonces qué? ¿Qué podrá uno llevarse a la cama? ¿Cenizas?Precisamente un soporte único es lo que Internet NO es. Es una red de acceso, y hay miles de soportes accesibles. Cuantos más tipos estén disponibles, y cuantas más copias tengamos, y cuanto más repartidas estén, mejor.Y sí, lo siento, pero quien no sepa usar Internet serán los nuevos analfabetos. Ésa es la realidad.Gracias por su atención, y un saludo.PP Cervera

    04 Abril 2006 | 19:42

  10. Dice ser Jesús

    Si la convivencia es por igual, si simplemente se aboga por una medida preventiva y preservativa (de preservar), lo apoyo con todas mis fuerzas. Me parece perfecto. Precisamente para que no pase lo que se augura: que quién no pueda acceder a un ordenador pueda llegar a salir del analfabetismo accediendo a un libro de papel.Y sí, tienes razón, hay una dejadez importante hoy en día en la calidad del soporte para obras culturales, pero en informática tampoco hay un exceso de celo en este sentido. No soy de los que abogan por el vinilo, pero si es cierto que, se deteriore antes o no, se oye muchísimo mejor. Así también pasaba con el Beta hasta que vino el VHS. Desconozco científicamente si el DVD es un soporte de más calidad, el caso es que yo lo veo más nítido, pero no sé si es una simple cuestión de hábito.Lo que nunca apoyaré es el sacrificio de la calidad por la durabilidad porque entonces surgen las chapuzas. El ejemplo es el mp3. La mayoría de las veces la calidad es mediocre, por desconocimiento o dejadez, me da lo mismo.Y esos discos de laboratorio en los que el cantante ya no interpreta en directo y todos los instrumentos se graban por separado, se remezclan, se filtran, etc… hasta que el sonido original queda irreconocible, tampoco ayudan a ser muy optimistas con el soporte informático.El soporte sí que es a veces más importante que su contenido, porque incluso lo complementa. Prefiero mil veces una edición medianamente cuidada de un libro a un pdf. Esto no significa que discrimine el pdf, ni mucho menos, pero es preferible dar acceso a lo otro, por ser más artístico, que al trabajo de un simple taquígrafo. Llamenme antiguo, pero los cuadros me gustan en lienzo y los dibujos, en papel. En una pantalla de ordenador no me convencen nada.Y si fuera más importante lo que se dice (el contenido) que cómo se dice (la forma o soporte), no existiría la poesía. Ni el diseño. Ni el periodismo porque ¿para qué voy a leer a uno u otro periodista si me dan la misma noticia ambos?Y los libros no desaparecen, se reeditan de una forma más bonita y listos.

    04 Abril 2006 | 20:17

  11. Dice ser Pilar

    “Y si fuera más importante lo que se dice (el contenido) que cómo se dice (la forma o soporte), no existiría la poesía.”Jesús,yo creo que la poesía también es contenido. El soporte sería el libro de bolsillo, la página web o el pergamino donde lees esa poesía.Un saludo

    04 Abril 2006 | 20:24

  12. Dice ser Retiario

    Estimado Jesús:La forma es una cosa. El soporte, otra. El contenido, con su forma, es la clave. El soporte es sólo eso, un soporte, una manera de transmitir información. No deberíamos confundir los términos, porque entonces nos podemos volver locos. Lo importante es la música, no el vinilo o el policarbonato; lo importante es Cervantes, no la pasta de árboles muertos sobre la que transmitimos sus palabras.Lo que no quita que una buena edición o un buen vinilo puedan ser una joya en sí mismos. Pero son un medio. NO un fin. Como las bibliotecas, son un medio de conservar y preservar la cultura. NO un fin en sí mismas.Porque de lo contrario acabaremos asesinando a la cultura para salvar… las bibliotecas, los libros y los policarbonatos. Salvaremos los medios, acabando con los fines.Y hombre, eso no.Gracias pos su atención, y un saludo.PP Cervera

    04 Abril 2006 | 20:24

  13. Dice ser Jesús

    Perdona, entonces es que no he entendido bien el propósito del artículo. Se trata de salvaguardar el conocimiento pues, dejando de lado el medio por el que se transmite.Cierto es que el soporte no es lo mismo que la forma, pero sí que se identifican muchas veces. Lo que creo que está claro es que todo (soporte, forma y contenido) tiene que tener calidad. Lo importante es la música, sí, pero si el soporte de vinilo es mejor, el medio acaba convirtiénsdose en importante también. Un buen papel también ayuda a conservar en el tiempo obras imperecederas. Y la preparación de un lienzo también. Y no vamos a utilizar la piedra siempre. A cada cosa su importancia, sin ningunear ninguna fase del proceso. Decir que un libro es un “formato de transmisión de información cada vez menos útil” me parece poco menos que abogar por un espejo cibernético de la realidad que esta fuera de lugar.Muchas veces el medio también merece ser salvado, por tradicional y artístico, aunque sea relegándolo a una minoría, pero protegiéndolo. Existen los casos en los que el conocimiento está precisamente en el “medio”.Personalmente, espero que no llegue nunca el momento en que todo sea “tocar teclas” y nos olvidemos de escribir a mano.Además, el fin no justifica los medios, lo que quiere decir que “medios” y “fin” deben tener bondades comunes y se deben proteger ambos dos, como parte vertebral de una cultura entera.

    04 Abril 2006 | 21:00

Los comentarios están cerrados.