BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

La buena noticia de Matanza Cofrade

Albricias y felicitaciones para J.C.C.S., informático de Utrera; y para todos nosotros. Para él porque ha sido absuelto de violación del derecho de copia y delitos contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos. Para los demás, porque la sentencia impide que se utilice la legislación de propiedad intelectual como mordaza, como herramienta para limitar la libertad de expresión. Puede que el juego sea de muy mal gusto, pero las leyes no están para proteger el gusto. Y mucho menos las leyes de propiedad intelectual, tan proclives al abuso.

Pero el mero hecho de que J.C.C.S. haya tenido que pedir perdón públicamente, que haya pasado estos años las de Caín, y que el juego esté desaparecido en la Red (aunque accesible para quien lo busque en las redes P2P) debe hacernos reflexionar. Esta sociedad tiene el agravio demasiado fácil; cualquier grupo se considera con derecho a reclamar amparo legal ante cosas que no le gustan, simplemente declarando que lo que les desagrada en realidad les hiere. No es buena cosa.

Es una peligrosa tendencia judicializar el (mal o buen) gusto. Hace falta sentido del humor ante las críticas, aunque éstas no sean santo de nuestra devoción. Porque nosotros podríamos estar en el otro extremo de una de esas agraviadas multitudes… ¿qué opinarían las hermandades de Sevilla si les considerasen agresores por su ostentoso despliegue religioso en Semana Santa?

El asunto, como siempre, no es de ofensa ni de daño, sino de puro poder… de demostración de poder. No es buena cosa abusar del que se tiene, ni cuando es político ni cuando es social. El mismo vigor de las hermandades demuestra que nada tienen que temer ante un videojuego, más bien chiste, de calidad asaz mediocre. La mejor manera de derrotar los insultos es reírse de ellos, no llevarlos a los tribunales. Que bastante saturados están.

5 comentarios

  1. Dice ser peregil

    Tristemente empezamos a vivir en la dictadura de las minorías fácilmente ofendibles. La gente se ha vuelto remilgadamente sensible ante lo “no políticamente correcto”. El dinero te hace ganar juicios sin necesidad de llegar a los juzgados y los tribunales, que están para resolver los litigios de la gente, están llenos de demandas de Terelus, Rociítos y Cachulines.En fin, que más vale no cruzarnos con alguien que tenga el día especialmente sensible por lo que nos pueda pasar…

    03 Octubre 2005 | 14:18

  2. Dice ser Michael

    Felicidades por el cambio, ahora estas en un medio más consonante con tus opiniones sobre la propiedad intelectual. Me apunto este blog 🙂

    03 Octubre 2005 | 15:49

  3. Dice ser Mk

    Te sigo desde hace mucho tiempo en “el mundo”, y tambien deseo felicitarte por el cambio de medio, ya que entiendo que aquí tus aportaciones serán mas asiduas (si además el cambio ha sido por gusto, mejor que mejor).Con respecto a la dictadura de las minorías, la situación actual cada vez me recuerda mas al libro “Farenheit 451”.Esperemos que impere la cordura.Saludos,Mk.

    03 Octubre 2005 | 16:41

  4. Dice ser Durruti

    ¿Y los tunos qué dicen de esto?http://www.dondejugar.com/juegos/juego_flash_tunos.htm

    03 Octubre 2005 | 20:58

  5. Dice ser Peña

    Lo único que consiguieron estos capillitas es generar curiosidad por este juego. Así fue mi caso y a pesar de haberlo retirado, internet lo tiene todo, lo bueno y lo malo, lo nuevo y lo viejo, lo permitido y lo prohibido, me descargué el juego y propagué la noticia en mi círculo. Ahora hay mucha gente que lo conoce y esta fue la mejor publicidad para el mismo. Bien por las cofradías que lo permitieron!

    04 Octubre 2005 | 13:04

Los comentarios están cerrados.