Entradas etiquetadas como ‘Supervivientes’

La gota de Vaguirrín le hace abandonar… pero no

Y digo yo, si este chaval tiene gota… ¿Para qué narices va? ¿Y no se lo desaconsejaron los médicos?

El caso es que Vaguirrín dice que su gota y las peleas, que no van con el, le hacen abandonar.

J. J. V. le intenta convencer de que se quede, de que los médicos le van a cuidar, pero el chaval dice que nones, que se tiene que cuidar y que se las pira.

Ahora, Vaguirrín se lo dice a sus compañeros, diciéndoles que son buena gente, pero que ahí les deja.

Seguro que a la Pantoja le ha dado un disgusto.

Esto más que ‘Supervivientes’ parece ‘Víctimas’.

Algunos se ponen a llorar, pero no sabemos si de pena o de alivio al saber que se les va uno de los rivales más fuertes, porque Kiko contaba con la simpatía de la mayoría del público…

A mi me parece que a este chaval le ha venido lo de la gota que ni pintada para poder pirarse sin pagar la multa y sin que nadie se lo reproche… Y ojo, que lo siento por el chaval.

JAJAJAJAJAJAJAJA

Jorge Javier le dice a Jacobo que se tiene que quedar en Cabeza de León y al chaval se le cae el alma a los pies. Ya se veía en casita, comodo, pero no, aún le queda infierno.

Se encuentra con Reyes, que aparece de entre la selva cual indígena cabreado. Para que Jacobo no llore más, le dicen que lo mismo se va, si los anónimos eligen que se quede Reyes.

Jacobo se encarga de decirles a todos que se quiere ir y les pone carita de perrito apaleado. Los anónimos ceden a la presión y deciden que se las pire Jacobo.

Volvemos con Kiko, alias Pakirrín, alias Vaguirrín. Dice que está triste, porque “venía con muchas ganas”.

Que lamentable. Ahora, Jorge Javier Vázquez le hace chantaje emocional a Kiko, diciéndole que su madre y su abuela están llorando, y que se piense si se quiere quedar o no. Además, le dejan abierto el micro para que pueda oír a la gente del plató coreándole. Que bajeza.

Telecinco no va a permitir que se les escape con tanta facilidad…

De hecho, J. J. V. dice que le dan la oportunidad de que se quede hasta el lunes y que ya si eso decida. Y encima, pide que la propia Isabel Pantoja le pida que se quede.

Ay, que asquito me está dando esto.

Kiko le pide desde Honduras a su madre que llame, para ver qué quiere que haga. Al final va a ser la prima la que llame a la Pantoja. Y la Pantoja dice que quiere hablar con Kiko.

Para hacer tiempo, J. J. V. se pone a charlar con Kiko de lo mucho que duele la gota. Así, rellenando tiempo como en un ascensor. El chaval dice que cuando estaba en España no se cuidaba el pie.

Y oímos a la Pantoja, lo que se toma la gente como si hubiera entrado en directo Barack Obama. Le dice que está orgullosa de él, que todos le quieren.

Eso sí, le dice que no le va a pedir que se quede, porque no quiere que sufra… pero que se espere un poco, hasta que no pueda más de verdad, hasta que el médico se lo diga. JAJA JA JA JA JA

Hay una saga de novelas que se llama Canción de Hielo y Fuego (os la recomiendo). Ahí un personaje dice en un momento dado: “todo lo que hay delante de un pero no cuenta”.

Kiko le dice a su madre que ha estado muy mal y Kiko le echa la culpa de su sueño y su dejadez a las pastillas que le dan. ¡¡Y DICE QUE SE QUEDA HASTA EL LUNES!!

Ahora la Pantoja se pone en plan tonadillera y pone voz desgarrada para poner a su hijo por las nubes, como si fuera una mezcla de Ironman, Supermán y Teresa de Calcuta.

“Francisco Rivera Pantoja, tú no hasta el lunes, tú sigue paaalaaaaanteeee”, dice la Pantoja, que está desesperada porque su niño, con gota y con dolores, se quede en la isla a toda costa. “No lo dejes a la ligera”, le dice. Ja ja ja ja. Amor de madre.

Y claro, Kiko debe regresar con sus compañeros.

Cambiamos de hilo.

Trato de favor de la organización de ‘Supervivientes’ a Kiko Rivera

Menudo canteo.

Si es que se veía venir, en cuanto supe que Kiko Rivera, más conocido como Vaguirrín iba a ir a la isla de Supervivientes, supe que iba como estrellita y que no iban a dejar que se fuera de ninguna manera.

El año pasado la organización obligó a un concursante anónimo a irse a su casa por un problema de salud (indeterminado). También se ha obligado a viajar a España a curarse a muchos famosos, entre otros, a Tatiana Delgado hace sólo unos días, pero cuando les han devuelto a la isla ha sido en las mismas condiciones que a los demás, o sea, sin comer más que lo que pesquen.

Peeero resulta que a Vaguirrín le da un ataque de gota que le duele mucho (me río yo de los súper exhaustivos controles médicos que les hacen antes de mandarlos a la isla) y después de tenerlo unos días en el hotel, ¿qué hacen?

Pues deciden que le van a dar un sándwich al día, para que tenga algo que comer y se pueda tomar el medicamento. ¡¡MENUDA TOMADURA DE PELO!!

Es un claro trato de favor. Lo peor, es que solo Sonia Monroy ha tenido ovarios para decir que le parece injusto, el resto de compañeros le lamen el culo y el pie gotoso a Vaguirrín con tal de no caer mal… Que lamentable.

¡¡¡VAGUIRRÍN A LA CALLE YA!!!

Por lo demás, algunos apuntes:

De Aída estaban ya los anónimos hasta los mismísimos. Y es que como la señora ya sabía que se iba, estaba crecidita y pasaba de guardar las formas. Eso sí, cuando la sacaron de la isla, Jeyko hasta lloró. Que chaval más sentido (Tampoco me pareció bien que le llevaran a su madre, a la de Aída, digo, para la expulsión…)

Jacobo Ostos sigue llorando por las esquinas de las palmeras porque está muy débil el pobre. ¡Blandengue! Se pasa el día pidiendo que le echen. Ay, los señoritos de alta cuna…

Todos siguen en contra de Sonia. Cuando pescaba para ella y para los demás, la criticaban por compartir, porque decían que lo hacía por cumplir. Y ahora, que la muchacha pesca para ella, la critican por no compartir. Tócate los eggs. Claro, la diferencia es que los demás, entre todos, cogen seis o siete peces, y Sonia sola saca 20. ¿La diferencia? Que Sonia se pasa el día pescando a pleno sol y los demás, de bañitos y poniendo verde a Sonia.

Evacúan de urgencia a una superviviente por un problema con la prótesis del pecho

Si es que tenía que pasar. Nos ponemos tetas como si fueran sandías de la huerta y al final ocurren accidentes.

Tatiana Delgado cayó un poco escorada al tirarse del helicóptero y entró en el agua dándose de lleno con el pecho. Recordemos que es una de las actrices que sale en Torrente 4 enseñando chicha.

A las pocas horas notó que se le inflamaba el pecho derecho y que le dolía. Entonces, ella misma dijo que se le había desplazado la prótesis de la mama. Al parecer, no era la primera vez que tenía problemas con el pecho.

Y comenzó a salirle un hematoma que preocupó al servicio médico, que le hizo una ecografía con unos resultados muy preocupantes, que obligaron a evacuarla ayer mismo de la isla, camino de España, donde deberán tratarla.

Cuando se lo dijeron, con mucho tacto, y en Supervivientes entienden tacto a decírselo en directo y delante de toda la audiencia, la muchacha se puso a llorar como si le hubieran anunciado que sería ahorcada al amanecer.

Pero el pronóstico podría empeorar, así que la traen para España. Y es que según contaba ella misma, lo mismo tenía que sacarle la prótesis y colocarla de nuevo.

La verdad, lo siento por la chica, pero se puso un poco pesada con que se quería quedar en la isla. La salud es lo primero.

Resumen de la gala de Supervivientes en que a Rosa Benito le dio el telele

No se puede decir que esta primera gala se Supervivientes haya sido muy espectacular. Creo que es porque la alargan tanto (hasta las 2 de la madrugada casi) que lo bueno se diluye entre tanta paja.

En fin, vayamos al tema.

Lo primero que supimos, porque esta es una edición de Supervivientes al más puro estilo Sálvame, es que Aída Nízar ya tuvo movida con todos sus compañeros en el hotel de Honduras, días antes de comenzar el concurso. De hecho, llegó echarle un lapo (escupitajo, esputo, gargajo…) en toda la jeta a Vagurrín, más conocido como Kiko Rivera.

Y si Jorge Javier Pájez me rechina, estoy encantado de ver a Raquel Sánchez Silva, que me encanta y que se tiró del helicóptero como una campeona. Y no como el cagao de Jesús Vázquez, que es más cobarde que un zurullo de ratón.

A los famosos les vimos dándose su último gran festín. El jodío de Vaguirrín dijo que tenía hambre. Y lo dijo delante de una montaña de huesos de pollo que parecía un cementerio de elefantes.

Y sin hacer la digestión, ni darse ‘agüita’ en la barriga ni nada, comenzaron a lanzarles del helicóptero, poniéndoles en peligro de corte de digestión. ¿Es que no había allí ninguna madre para avisarles?

 Las leyes de Honduras aún no tipifican los famosos españoles como material contaminante, así que permitieron que fueran arrojados al mar a su suerte. Eso sí, en un helicóptero privado esta vez, porque el ejército de Honduras debía tener mejores cosas que hacer.

Si el helicóptero estaba a siete metros como dijo J. J. Pájez, yo aparco a diez centímetros de la acera y soy el hermano mayor de Nacho Vidal. Todos saltaron muy bien, excepto las dos pechugonas, Tatiana y Sonia, que claro, fueron desestabilizadas por sus glándulas mamarias de palo y entraron escorando, dándose unos planchazos de los que crean afición.

Cabe destacar el salto de Vaguirrín, que se sentó antes de lanzarse y se tapó la nariz, en un gesto varonil que ya habría querido para sí el mismísimo Tarzán. El centro de recuperación de fauna marina de Honduras está saturado, pues no dejan de llegar bichos del mar estresados por el impacto del hijo de la Pantoja.

Mientras, Tony Genil participó en una prueba en la que tenía que meter el cuerpo en un barril lleno de barro para sacar unas piedras. No acabó con las patas para arriba y asfixiado como en El nombre de la Rosa de puro milagro. Eso sí, cuando acabó, sus pantalones acabaron en sus tobillos, por lo que pudimos ver una preciosa panorámica de lo que viene siendo su palomar, con la tórtola y los los huevos.

Dijo J. J. Pájez que los concursantes han pasado un severo estudio médico. Sí, claro, al espacio se pueden ir de astronautas, no te digo. Tony y Rosa Benito no pasarían el informe médico ni de un forense. 

Por si no hubiera sido suficiente ver el palomar de Tony Genil, también pudimos ver un pecho de Tatiana. Y eso es mucho ver, porque tiene los pechos que le pones un melón de villaconejos al lado y no sabes lo que es teta y lo que es melón. La realización no tuvo problemas en mostrar un primer plano del pecho. Si es que cómo no se le van a escapar los pechos, si les tuvieron que hacer pasaporte para sacarlos por la frontera.

El piloto del helicóptero se mojó los pies de lo bajo que puso el cacharro para que saltaran. Cuando echo los macarrones al agua de cocer los lanzo de más alto, pero aún con eso, a Rosa Benito le dio un telele al ir a saltar. Se puso a llorar, se puso a rezar y lloró otra vez, como si en lugar de saltar a menos de dos metros al agua, fueran a ponerla en un pelotón de fusilamiento. Si la llega a ver Goya, la pone en el cuadro del 2 de mayo.

Al final, el helicóptero tuvo que irse a repostar y regresar después. Al final la mujer se tiró, pero claro, el helicóptero estaba tan cerca del agua que no se si cuenta como salto o como una salida a la superficie.

Como Rosa Benito se había quedado varada, al final la tuvo que ir a buscar una barca. La dejaron en la playa y se largaron corriendo, cual traficantes de famosas.

Y comenzaron las nominaciones de los famosos. Como era de esperar, Aída fue la ganadora de la noche, al ser la más amada por sus compañeros, siempre y cuando amada significara odiada hasta la náusea. Junto a ella salieron nominados Vaguirrín y Rosa Benito. Para mi que estaba todo preparado. O sea, pactado. Los famosos querían que salieran nominados los dos más queridos por el público junto a Aída, para asegurarse de que la mujer que habla con Dios se fuera para España.

Entonces conocimos a Los Otros, que no son como los que salían en Lost, ni como los de Juego de Tronos, sino una panda de anónimos a cada cual más repelente. Seis, son seis, y según iban saliendo les iba cogiendo tirria. Y es que tienen más mala leche y más rencor que un escorpión recién divorciado.

Después de las votaciones de los anónimos, que se cebaron con Reyes Estévez, por ser supuestamente el rival más fuerte, los nominados definitivos fueron Vaguirrín, Reyes y Aída. Al parecer solo puede haber dos nominados, por lo que hicieron una prueba chorra que ganó Vaguirrín, que para salvar el culo y para comer es como un soldado de élite, así que se salvó y están en la palestra solo Reyes y Aída.

Y se acabó lo que se daba. ¡A ver cómo evoluciona!

Llegan los Otros de Supervivientes y se acabó lo que se daba

Sí, hay unos otros, pero no como los de Perdidos o como los caminantes blancos de Juego de Tronos, no, son gente normal, de la que sale barata llevar a un reality.

Mientras, nos ponen vídeos del hotel, de las movidas con Aída Nízar. Después de discutir con todos, se fue a la playa y se puso a llorar. Ahora niega niega en directo que haya escupido a Kiko Rivera, alias Vaguirrín.

Ahora le preguntan a Jessica Bueno, que va de buena. Apoya la teoría de sus compañeros y dice que Aída le pone nerviosa y que le da un poco de miedo.

Jessica Bueno, que es dulce y suave como Bambi, se pone a llorar porque Aída se pone a decirle que ella le ayudó (porque al parecer la defendió de no sé qué en no sé qué programa). Jessica se acurruca contra Jacobo, haciendo el truco del pollito apenado.

Ahora vemos a los anónimos. Hay un poco de todo. Son seis. Madre del amor hermoso. Hay una tal Emma que es… Bueno, no sé qué es. Un tal Xexu que es abogado y político. Una llamada Rosa, que va de guapa, pero que dice que le declara la guerra a las guapas.

Un tal Diego, que va del gimnasio a la isla, que va de Rafa Mora. Una tal Carolina, fan de los programas de cotilleo, no necesito saber más. Y un tal Jeiko, que no hay por donde cogerlo. Vivirán en un barco cochambroso, frente a la isla.

Ahora, vamos a ver un juego en el que los famosos pueden ganar 5 esterillas y 8 latas de comida. Se trata de una especie de balanza gigante en la te se tienen que subir dos de ellos y pasar por unos aros unos saquitos.

Como no podía ser de otra manera, han palmado la prueba.

Ahora nos ponen a los anónimos poniendo a parir a los famosos. El Jeiko este es insoportable, pero sorprendentemente, no me cae bien ninguno. ¡¡Ninguno de los anónimos!!

Los anónimos nominan:  Chechu nomina a Aída. ¡¡LOS FAMOSOS LO ESTÁN VIENDO!! Rosi nomina a Reyes Estévez, por ser un rival fuerte. Nomina Emma: también a Reyes Estévez y por lo mismo. Nomina Diego: También para Reyes, menudo linchamiento. Carolina nomina también a Reyes Estévez. Pobre muchacho. Jeiko, jeiko guan jei nomina también a Reyes.

Así que los nominados son: Aída, Reyes y empatados Vaguirrín y Rosa, que deben desempatar. Lo echan a suertes y debe decidir Jessica Bueno, y bueno, elige salvar a Rosa.

ASÍ QUE NOMINADOS REYES, AÍDA Y VAGUIRRÍN.

Ya están llevando a los famosos a Cayo Paloma, donde vivirán y J. J. Pájez se despide de los anónimos.

Ahora resulta que hay un juego para que uno de los tres nominados se libre de la nominación. Tienen que coger unas antorchas y ponerlas en otro sitio atados a una goma. Una prueba muy intelectual.

¡GANA VAGUIRRÍN! Así que se salva de la nominación y los tres se van a Cayo Paloma.

Y se acabó lo que se daba, amigos. Mañana como siempre, resumencito de la gala. Por cierto… ¡¡Gracias por estar ahí!!

Llegan a la Palapa y comienzan las nominaciones

Llegan todos cual figuritas de barro a la Palapa. J. J. Pájez conecta con ellos para decirles que habrá tres nominados esta noche.

Ya sabemos uno de esos nombres: Aída Nízar.

La primera en nominar es Sonia Monroy. Tiene que escribir un nombre y ese nombre es Aída Nízar. Dice que se ha saltado muchas normas que les puso el director de Supervivientes. Escribe: “Aída la ida”. Jo, que jocosa y ocurrente.

Le toca al del jamón de York con queso: Jacobo. Nomina sorprendentemente a Aída.

Le toca a Vaguirrín, al que le ponen una canción de su santa madre. Nomina a Aída, pero sin tilde. Dice que la nomina que porque la muchacha le escupió en la cara. Tocate los pendientes reales.

Es el turno de Jessica Bueno, que tiene toda la pinta de haber salido del canal Disney. ¡Sorpresa! Nomina a Rosa Benito. Dice que le duele, pero que nadie la va a nominar y piensa que nadie la va a echar, así que es un voto inocuo.

Por su parte, Tony nomina a “Aida Niza”, que para qué escribir todo el apellido.

Le toca a Jose Manuel Montalvo. ¡Sorpresa! Nomina a Vaguirrín, porque dice que se le va a poner mejor cuerpo que a él. Sospecho que esto es un pacto, nominan a Aída con dos de los más queridos, para que no haya lugar a dudas y la echen a ella.

Le toca nominar a Rosa Benito, más conocida como Lara Croft. Ahora saca el tema de los malos rollos con Aída. J. J. Pájez se piensa que está en La caja, y se pone en plan sacamierda con la doble de Rocío Jurado. Nomina a Aída.

Nomina Reyes Estévez. Le casca la nominación a Kiko, chaaan chaaaan. Dice que porque es uno de los rivales más fuertes de la isla. Menuda sandez.

Nomina Tatiana Delgado, la neumática. Nomina a Rosa, porque es la más fuerte y no la van a echar.

Ahora nomina Aída Nízar. Va de prota. A esta mujer, en tiempos de los romanos, habría querido ser un cristiano en el coliseo. Que pesada con su madre, debe ser la única que la soporta… Nomina a Jacobo.

NOMINADOS (a falta de que nominen los anónimos): Aída, Vaguirrín y Rosa.

Nuevo hilo.

Más leches contra el agua de las que quitan el hipo

J. J. Pájez sigue como si estuviera en Sálvame. Y haciendo honor a su mote, sigue haciéndose pajas como si estuvieran esperando ver si han sobrevivido las tetonas. Amos, no me jorobes, que hay piscinas con el bordillo más alto.

Dice J. J. Pájez que los concursantes han pasado un severo estudio médico. Sí, claro, al espacio se pueden ir, no te digo. Tony y Rosa Benito no pasarían el informe médico ni de un forense. 

J. J. Pájez le dice a Rosa Benito que la van a llevar en barco a la isla, y cuando la mujer se emociona le dicen que no, que ni de coña, que salta del helicóptero como todo hijo de vecino.

Vaguirrín, el niño del pecho bajo y las dos muchachas del pecho alto, van a competir en los toneles de barro. Esto parece la MTV o el canal Playboy, con las dos jamonas llenas de barro.

Tatiana, de hecho, está enseñanado una teta y no se da cuenta. La cámara le hace un primer plano. Es posible que Vaguirrín le agarre un pecho creyendo que es una roca. El jodío ha corrido un minuto y medio y ya está deslomado. No que decir tiene que no han conseguido la prueba.

Aída, con la cara llena de barro seco y sonriendo, parece la movia de El Joker. Lo mismo aparece Batman de un momento a otro.

J. J. Pájez conecta con Aída y Aída se pone a soltar una perorata sobre lo guay que es, lo fuerte que es, y lo mucho que mola. Ahora le ponen un vídeo de presentación y se pone a llorar. J. J. Pájez, experto en sacar la caca de la gente, le dice que su madre la mira orgullosa y Aída se pone en plan Lo que el viento se llevó, haciendo promesas de resistir pese a todo.

Según ella, sus compañeros se han confabulado para hundirla. Dice que ayer intentaron entrar en su habitación y que aporrearon la puerta y no se cuantas cosas más.

Le toca saltar a Reyes Estévez. En mi barrio hay bordillos más altos que ese helicóptero. Salta bien. Pero claro, a esa altura, que se le están mojando los pies al piloto, es difícil caer mal.

Le toca ahora a Jessica Bueno, la típica que cogen para rellenar el grupo de los famosos. Jessica cae bien. Pero claro, los macarrones cuando los echo a la olla caen de más alto.

Salta Montalvo, el míster España, que se ha dado una leche que no la dan ni las vacas de milka.

Le toca a Rosa Benito. “No se si lo voy a conseguir”, dice. Bueno, si se tira del helicóptero y no cae, será la primera persona que contravenga la gravedad.

Rosa quiere que el helicóptero siga bajando, pero como siga bajando, va a acabar en el fondo del mar.

Nada, el helicóptero se las pira. Esta mujer no salta.

J. J. Pájez habla con la hermana de Rosa Banito para ver cómo la pueden convencer de que se tire. Mayte Zúñiga aboga por el empujón de toda la vida. La verdad es que Benito cobra el pastizal, así que… ¡¡Al agua con ella!!

Ahora conectan con Tatiana en la Palapa, o lo que viene siendo el confesionario de la selva, para ponernos un vídeo de presentación.

De nuevo vemos a Rosa en el helicóptero, que se va a quedar sin combustible de un momento a otro. Al final, se tira, pero claro, es que el helicóptero parecía un hidroavión de lo cerca que estaba del agua.

Ja ja ja ja. No había ni dos metros.

Como Rosa Benito se había quedado varada, ha tenido que ir una barca a buscarla. La han dejado en la playa y se han ido corriendo, cual traficantes de famosas.

Y otro juego de barriles de barro. Juegan por un cuchillo y una cuerda gruesa. Esta vez consiguen la prueba y se llevan los aperos.

Comienzan los saltos del helicóptero

Pues sí, vamos a ver caer los primeros fardos. Creo que este día hacen una excepción en las leyes hondureñas sobre lo de arrojar contaminantes al mar…

Toni Genil tiene una cara de miedo como si tuviera colitis y no viera un baño cerca.

Ahí está Raquel. Se supone que acaba de llegar a la isla, pero ni de coña, ha estado esperando. Si llevara nadando todo este rato estaría ya en el fondo del mar.

Confirmo que el helicóptero de este año es Mickey Mouse con un aspa en la cabeza. Veo que el ejército de Honduras está hasta las narices de lanzar famosos españoles al agua… Más que nada porque deben pensar que no se acaban nunca.

La primera que va al agua es Aída Trizas. Buena caída. Me extraña que los de Greenpeace no estuvieran por ahí para evitarlo.

Ahora va Jacobo Ostos. Ya me cae gordo. Ha caído bien, como si tuviera unos zapatos de cemento. Ah, no, que flota. Bueno, más se perdió en Cuba.

Le toca a Toni Genil. Si el helicóptero está a siete metros como dice J. J. Pájez, yo aparco al lado de la acera y soy el hermano mayor de Nacho Vidal.

Toni se lanza. Entrada en vertical. 1o points. Eso sí, su estilo nadando es tipo tortuga, con el chaleco por encima de la cabeza. Es como una tortuga ninja acojonada.

Ahora vemos cómo todos hablan de todos. Básicamente poniéndose a parir o lamiéndose el culo.

Y más saltos, amigos. Ahora van Sonia Monroy, Tatiana Delgado (que será delgada de cintura, porque tiene un cacas y un pechamen que no caben en un camión) y Vaguirrín.

Mientras, Toni, Aída y Jaime deben hacer una prueba para conseguir un quinqué y una pala. Deben sacar unas piedras del fondo de un barril.

Es muy posible que Tony Genil acabe en el fondo del barril, con las patas hacia arriba, con en El nombre de la rosa. A Jacobo no se le ha ocurrido otra cosa que meter a Toni en el barril, con lo que no se como leches va a coger las piedras…

Y claro, no han conseguido la prueba.

Tony Genil parece una figurita de Lladró mal cocida, Aída, un muñeco de vudú reutilizable.

Tony Genil parece una figurita de Lladró mal cocida, Aída, un muñeco de vudú reutilizable.

Esto parece cine mudo. Tony Genil ha perdido los pantalones y nos muestra sus calzoncillos llenos de barro. Y todavía no ha abierto los ojos, que siguen llenos de barro. Raquel Sánchez Silva se descojona.

Toca el salto de Vaguirrín y las neumáticas. Ahí va el hijo de la Pantoja. Se ha tirado tapándose la nariz, así, a lo varonil. El helicóptero ha notado el descenso de peso.

Sonia Pechazos imita a Vaguirrín y se tapa la nariz. Pero los pechos hacen contrapeso y la escoran, con lo que entra dando planchazo de los que crean afición.

Ahora salta Sonia Monroy. Cae pataleando y se da la leche padre contra el agua. Si el helicóptero llega a estar un poco más alto, se plancha el bikini.

Y cambiamos de hilo.

Comienza el Supervivientes de Paquirrín

Ya sabéis quiénes son los famosos que participan este año: Serán Reyes Estévez, Kiko Rivera (vamos, Paquirrín), José Manuel Montalvo, Sonia Monroy, Rosa Benito, Jacobo Ostos, Aída Nízar, Tatiana Delgado, Toni Genil y Jessica Bueno.

Ya estamos. De momento, música épica y los famosos poniendose morados en una comilona. Muy contentos ellos… ¡¡veremos cuando comiencen a sufrir!!

Me rechina ver a Jorge Javier. Y por si fuera poco, ya está en plan Sálvame, sacando mierda y diciendo que ya han tenido problemas de superviviencia.

Joder, empezamos pronto con Aída Trizas. Están todavía en el hotel y ya ha tenido bronca con la mitad de los compañeros. Ahí tenemos a la madre de la susodicha, que es igual de chula que ella.

Paquirrín, al que llamaremos Vaguirrín a partir de ahora, está dando buena cuenta de la cena. Está comiéndose el pollo como si no hubiera mañana.

Y si Jorge Javier Pájez me rechina, estoy encantado de ver a Raquel Sánchez Silva, que me encanta y que se ha tirado del helicóptero como una campeona. Y no como el cagao de Jesús Vázquez, que es más cobarde que un zurullo de ratón.

El jodío de Vaguirrín dice que tiene hambre. Y lo dice delante de una montaña de huesos de pollo que parece un cementerio de elefantes.

Aída acusa a Vaguirrín de haber aporreado su puerta y de haber roto un cristal. A esta mujer le van a meter la cabeza debajo del agua y no la van a sacar hasta que deje de patalear.

Uno a uno van comentando las movidas que han tenido con Aída Trizas. El caso es que ninguno deja de comer. Parecen pirañas. Toni Viejín está echo polvo. Es como los parroquianos de bar de mala muerte.

Vaguirrín interrumpe la ingesta el tiempo justo para hablar y luego sigue dandole a la zampa que va a desestabilizar el producto interior bruto de Honduras.

Dice J.J. Pájez que esta noche habrá ya tres nominados. La semana que viene Aída Nizar vuelve a España, siempre y cuando no hagamos alguna gestión diplomática que lo impida.

Van a comenzar a lanzarles del helicóptero, así, sin haber hecho la digestión ni nada.

Nuevo hilo.

El trabajo ganó Supervivientes

No fue mi primer candidato, pero al menos no fue la peor de las opciones: María José, la tasadora de joyas de 51 años, ha ganado Supervivientes, y oye, los 200.000 eurejos de nada que eso implica. Merecido, porque críticas y defectos aparte, ha sido la más curranta y una de las mejores trabajadoras.

Pero hagamos un somero resumen de la gala, que a su vez fue un resumen del programa y que resultó igual de estimulante que trabajar de probador en una empresa de aparatos para torturas.

Jesús Vázquez iba muy moderado en el vestir, de hecho, los niños japoneses pudieron ver la gala sin las gafas de sol, porque normalmente las camisas del presentador tienen los mismos efectos de un picachu cabreado.

Pudimos ver que el marido de María José, la ganadora, parece su hermano pequeño, porque a su vez, María José parece la prima de María Teresa Fernández de la Vega, y él se conserva mucho mejor.

La cosa comenzó con un par de horas de recuerdos, en las que iban poniendo vídeos y los supervivientes de semanas anteriores iban entrando en el plató con un boato como si acabaran de ganar seis nobel a la vez.

También vimos las tomas falsas de Eva González, entre las que destacó el ataque de un guacamayo, que se le lanzó a picarle el ojo como un caimán se lanzaría a un chuletón.

Poco después vimos cómo Jesús Vázquez se ponía en plan Ángel Cristo con un loro llamado Paco, al que llamaba con unas pipas para que fuera hasta él. Sin embargo, fue el loro el que consiguió domar a Jesús, que acabó yendo a por el loro.

Además, como son así de originales, hicieron que el loro predijera el ganador de supervivientes. El pobre animal, que ni cobra derechos de imagen ni nada, voló hasta el atril colocado delante de la imagen de Parri. O sea, que además de ser un malqueda, el loro tiene menos futuro como adivino que yo como stripper.

Hubo la preceptiva entrevista con Trapote, la penúltima expulsada. Sin novedad en el frente. Pasó de meterse en polémica ni contestar a los vídeos en los que se veía que le da a la manipulación como un tonto a una manivela. Jesús Vázquez no es que le dejara hablar mucho, pero cuando podía, la mujer se ponía a soltar peroratas filosóficas.

También entrevistaron a Malena, la de los flotadores y fue un poco más de lo mismo. Eso sí, he de reconocer que Malena (como Sonia) me ha sorprendido para bien, revelándose como una mujer cabal y equilibrada.

Después fueron trayendo al plató uno a uno a los finalistas, para hacerles una entrevista. ParriMaría José y Deborah tuvieron su momento de gloria. Las entrevistas fueron un rollazo (con La Legionaria intentando meter baza en todas), porque como ya les han puesto los vídeos polémicos durante las galas anteriores, era todo más de lo mismo.

Y entonces se me rompió el corazón. Ay, amigos y amigas, presenciamos cómo Parri, ese hombre pequeño y gran forofo de la selección, se quedaba fuera de la final, era el menos votado de los finalistas ¡¡Y MI FAVORITO!!

En fin, qué se le va a hacer, más se perdió en Cuba, y volvieron cantando.

50,4% frente a 49,6%

Así quedaron los porcentajes entre María José y Deborah, o sea, que estaban más igualadas que los gemelos Derrik haciendo su famoso tiro combinado.

Pero la cosa se decidió en favor de María José, que ni se acordó del cheque gigante del premio, mientras abrazaba a su adorable mamá, de 85 años, y que se cayó al suelo de la emoción cuando oyó su nombre.

Y así acabó la cosa, con Jesús, Eva y la azafata, sujetando el cheque y más perdidos que una patata en una ferretería.

¡¡¡PERO NOSOTROS NO HEMOS ACABADO!!!

Dentro de nada llegan Las joyas de la corona Granjero busca esposa¡¡¡QUEDA MUCHO POR COMENTAR!!!