Entradas etiquetadas como ‘express’

Los pechos se abren paso en ‘Pekín Express’

Vaya por delante que a mi María no me cae demasiado bien, y que además, es un lastre en muchos casos para Fernando, pero lo cierto es que sus generosas glándulas mamarias están causando sensación en Vietnam.

De hecho los dos compañeros ya se han dado cuenta de que el exótico bamboleo de las pechugas de la concursante son la mejor carta de presentación para que los vietnamitas macho no hagan caso cuando les dicen “no money” (no dinero) cuando se cuelan en los autobuses.

Ellos no son los únicos que se han dado cuenta. Fue mítica la escena de Marta y Manolo (padre e hija) en la parte de atrás del autobús (en el que se paga por subir, como en todos sitios) descojonados y flipando viendo como María se camelaba al conductor y los pasajeros. “Los ha cautivado con sus ojos”, dijo prudente Manolo, pero no sé si estaba pensando precisamente en los globos oculares o en los otros globos.

Eso sí, no le perdono a la amiga María lo de pararse a comprar tabaco e ir peripuesta todos los días, como bien le reprochó el banderillero.

Más detalles del programa de ayer.

Cada vez me caen mejor Engracia y sobre todo, Manolo. Cuando le vi derramando lagrimillas porque se habían tomado unas cervecillas con los lugareños me enternecí que me dieron ganas de achucharle. Y os aseguro que achuchable no parece, sobre todo cuando le ves abriendo las cervezas con la boca… La verdad es que son los que más están disfrutando y los que mejor se adaptan, porque no le hacen ascos a nada.

La escena de los dos montados cada uno en una carreta fue mítica, cantando tan mal, que yo creo que los pobres borriquillos aceleraban por intentar huir del lugar. Eso sí, llegaron los últimos ese día.

¿Y esa conversación tipo gourmet sobre a qué sabía la fruta del dragón que les dieron en la casa en la que durmieron? Sí, esa discusión de si sabía más a mora o a higo. Ja ja ja, para qué queríamos más cuando les dieron licor de serpiente, que sabía “a la propia bicha”, que parecía que se pasan los tíos la vida lamiendo serpientes, para saber cómo saben…

Esther y Oriol tienen una flor en el culo. ¿No entran a un banco a preguntar una tontería y salen de allí con el coche oficial y el chófer del director del banco? Y eso que Oriol tuvo que preguntarle a Esther que cómo se llamaba el país…

El momento de la bandera negra fue uno de los más divertidos del programa, con la musiquilla de los Goonies (mi peli preferida, por cierto) y la gente escondiéndose unos de otros. Magistrales las clases de camuflaje de Sonia y Menchu, a lo comandos, pasando de un cartel a otro y de ahí a unos arbustos. Son tan buenas que podrían entrar en el Banco de España y sacar la pasta sin ser vistas. Ay, señor. Eso sí, se escondían de Jorge y Cuchi, que ya no tenían la bandera…

Bueno, hablando de Jorge, casi me atraganto cuando salió corriendo para encasquetarles la bandera a Engracia y Manuel y se piñó, y el tío en el suelo diciendo “la bandera es vuestraaaaaarg, vuestraaaaarg”, que parecía que se iba a morir allí mismo. Y el pobre Manuel preocupado por que fuera culpa suya, diciendo “ha corrio de manera mu rápida” y “ahora que le pase algo en la pata”.

También fue la bomba la cara de Raquel Sánchez Silva en la primera etapa, esperando la pobre bajo la lluvia, con un careto de aburrimiento…

Más cosas: Me encantan (como a mi amigo Dani) Marta y Manolo. Son muy majetes los dos, el padre, intentando enseñar valores a su hija y ella pensando que su padre es un pringao y que ser honesto y compañero sólo trae dificultades.

MUY IMPORTANTE: Me ha encantado esta etapa de Vietnam, y sobre todo los ratos que los concursantes pasan con los lugareños para que se conozca el otro lado de la historia. Como bien dijo… (no me acuerdo de quien de los concursantes lo dijo) estamos acostumbrados a ver las películas yankies, en las que los vietcong son los malos, cuando eran los estadounidenses los que se metían donde no les llamaban y los que se dedicaron a bombardear sin mirar a quien, a tirar napalm y agente naranja.

La pareja que ha hecho historia en la tele Española y una gran presentadora

Ya lo decía Raquel Sánchez Silva en este vídeo: hay una pareja en Pekín Express que ha hecho historia.

Ello no lo dice, claro, pero por las pistas que da (y porque ponen imágenes de ellos) son Engracia y Manuel. Ya os lo dije, me caen fenomenal, y no me extrañaría que pasara con ellos lo que con Pedro, de Granjero Busca Esposa, pero no es de ellos de quienes quiero hablar, porque ya van a dar que hablar de por sí, sino de la propia presentadora.

He tenido la ocasión de conocerla en persona (no en el sentido bíblico de la palabra), en presentaciones de programas, fiestas de Cuatro y cosas así y además de ser espectacular de guapa, es una tía muy maja.

Es una de esas presentadoras inteligentes, capaces de hacer entradillas o de expresarse sin necesidad de un autocue y que de verdad controla aquello de lo que habla.

Me encantó el reportaje que hizo sobre Perdidos, supongo que porque la envidié hasta le médula

Aquí os la dejo en la presentación de la expo de Perdidos, en el que por cierto salgo yo de forma fugaz… ja ja ja

En fin, amigos, ¿qué tal os cae?

Por favor, no seáis brutos y sed respetuosos.