Archivo de la categoría ‘Supervivientes 2011’

El juego de recompensa y comer como los gochos

El juego, como siempre, es de mucho desarrollo intelectual: tienen que hacer un circuito recuperando tablones con las sílabas de supervivientes. Si consiguen el reto se llevan una fondue de chocolate.

Ségún se van juntando, se tienen que ir atando. No les queda mucho tiempo. Han llegado a una prueba de escarbar como perrillos para pasar por debajo de un tronco.

Han estado a punto de asfixiar a Toni Genil, porque el hombre se ha metido en una tinaja de barro y para “ayudarle” le han levantado las piernas, con lo que el hombre no podía respirar.

¡Lo han conseguido!

Toni Genil se cagó encima en una de las pruebas, pero lejos de avergonzarse, no duda en recordarlo una y otra vez, como motivo de orgullo.

Lo voy a poner en mi currículum: “Otras habilidades: me cago encima siempre que puedo”.

Les dan dos minutos para comer y se ponen como los gochos en la pocilga, solo que más cerdos. Están ahí, rebozándose en el chocolate que se me está quitando el hambre.

Jorge Javier consigue que Jeyko eche la papilla y se descojona como lo haría la bruja mala del norte viendo hacer un monólogo a Belcebú.

Raquel Sánchez Silva se atreve a darle un pico a Toni Genil, con la cara de él llena de chocolate y barro. Que valiente es esta mujer. Después de ver ésto recupero las esperanzas de ligarme a Raquel. Besarme a mi no puede ser peor que eso…

Ahora nos ponen, otra vez, no sabemos muy bien porqué, el encuentro entre Rosa Benito y Amador Mohedano. Sí, ese encuentro romántico como salir a cenar al Burguer.

En serio, amigos de Telecinco: No quiero conocer la vida sexual de esta pareja.

Volvemos a la palapa, donde las pobres esteticienes han tenido que ver cómo Rosa ha metido la mano recién manicurada en un tonel de barro y después, en chocolate caliente. Deben estar encantadas con el trato que se le da a su trabajo.

Raquel Sánchez Silva contraataca: quiere que J. J. V. le de un piquito a la madre de Aída. Lo hace. Ay, dios. Esto parece una partida al Beso, atrevimiento o verdad.

Y nos ponen un vídeo del acercamiento entre Sonia y Rosa. Ahora, después de haberse puesto a parir, son las mejores amigas del mundo. Sí, amigos, que se haga la paz, aunque sea más falsa que el Rambo del Mediamarkt.

Es el turno del tratamiento de Rosi: una depilación de piernas. “Sí, que parece Macario”, dice Jeyko.

A Sonia la llevan a la zona de nominaciones. J. J. V. buscando la lágrima fácil, le pregunta a Sonia por su hermano muerto y por su trauma porque se siente culpable al haber ido a verla a ella.

Y nos ponen el vídeo en el que ella confiesa su trauma y en que pensó en suicidarse. Vamos, alegría.

En Supervivientes no le hacen ascos a nada, oiga.

El caso es que le han dado una carta de su familia, en la que la ponen en un altar. Ella se pone a leerla en voz alta como si fuera una redacción de clase.

Veeenga alegrías. J. J. V. Insiste y Sonia nos cuenta que se intentó quitar la vida en dos ocasiones y que su padre murió de cáncer en sus brazos y que su madre tiene depresión.

Y J. J. V. con esa habilidad que tiene para pasarse por el forro lo trágico, pregunta a la madre de Sonia que qué le parecería Tony Genil como marido para Sonia.

 Y sin cortes ni nada, vemos cómo esquilan a Rosi, dándole tirones con una cinta de cera. La rubia chilla como un gorrino en San Martín.

La siguiente en hacerse el tratamiento es Sonia. Sí, porque contar en televisión tus penas no está reñido con hacerse el tinte.

E insisten en que Tony Genil quiere una calle en su pueblo, Puente Genil. ¿Por qué? Pues porque le hace más promoción al pueblo que la junta de Andalucía.

Los demás han iniciado una campaña para apoyarle y que se la pongan. No sabemos si con la intención de que se vaya allí.

Sonia dice que no quiere teñirse, porque es alérgica al tinte y no tienen el tono que le gusta.

Y mientras, Tony recibe una carta del alcalde de su pueblo, en la que le agradecen la promoción que hace del pueblo. Pero no dicen nada de lo de la calle…

Nuevo hilo.

Comienza la gala de Supervivientes

Ya estamos.

Lo primero que dice J. J. V. es que los puñales han empezado a volar en la isla. O sea, galita de broncas y encontronazos.

Sí, de hecho, hemos visto una maravillosa escena de Sonia Monroy rompiendo una camisa de Toni…

Vemos a Aída y a Jeiko, que están como si uno de los dos se hubiera tirado un pedo en el ascensor.

J. J. V. conecta con la isla. Allí están los nominados, todos muy sonrientes. Sonia dice que está nerviosa, Toni Genil que su nazareno es infalible y Rosa Benito dice que está con dos concursantes difíciles.

J. J. V. ha vuelto a salir de entre las llamas. Nunca arde. Para mi que es un ciborg del estilo de Terminator, pero modelo canijo, para que quepa en cualquier lado.

 “Empaqueto un millón de besos y te los mando, Jorge Javier”, dice Raquel Sánchez Silva. Mira que me cae bien esta mujer, pero eso le ha quedado un poco cursi…

Ahora Jeiko nos cuenta que Aída le ha apagado el fuego y le ha robado azúcar. Que raro, teniendo en cuenta que estaba en huelga de hambre… Aída ha dicho que ha sido la producción. Toma ya.

Y J. J. V. saca al centro del plató a la madre de Aída. Se dan dos besos “de corazón”. Hala, ya está arreglado todo. Bueno, aunque se están tirando unas indirectas que en mi barrio las sueltan y te apuñalan.

Ahora J. J. V. conecta con Aída. Le dice que su madre y él se han reconciliado. Aída llora y da las gracias y se pone en plan lameculos diciendo que se queda todo lo bueno y que si J. J. V. es un gran profesional, y esas cosas que se dicen para que te sigan llamando a la tele.

 Ahora habla su madre con ella y le dice que la conversación no fue lo correcto. Le dice que no la interrumpa, en plan cariñoso y que se disculpe por la charla con Rosa Benito.

 Aída se disculpa entre lágrimas y le da las gracias a gente de la organización por haberla dejado dentro de la isla. Y lo de siempre, que es una gran superviviente y que no la dejan demostrar que es una buena persona.

Ahora dice la jodía que apaga el fuego porque es fuente de discusiones. Tocate los huevos. Voy a tirar por la ventana mi vitrocerámica.

Y volvemos a la palapa.

 Dice J. J. V. que le da pena ver sitios vacíos en la palapa. Sí, claro, si es que es un sentimental. Y a mi me da rabia tener la cuenta bancaria llena de euros, no te jode.

Y sorpresa, meten a Keren y Brenda, que son ni más ni menos que unas chavalas vestidas de negro. Se trata de dos estilistas que van a poner bonitas y bonitos a los concursantes.

Más que nada porque parecen unos adefesios venidos a menos. Así que les van a regalar unos tratamientos de belleza. Pobres muchachas, se las van a ver negras para poner guapa a esta panda.

Yo los quemaba en una hoguera para purificarlos y luego si eso, los peinaba.

Han cogido número como en la cola del pescado. Rosa Benito ha sido la primera y le van a hacer la manicura.

Keren, que es la esteticién, dice que Rosa tiene las manos mal, pero que se ponen a ello. Sin embargo, Rosa dice que pasa de uñas y que si le hacen la depilación.

Ahora, como de costumbre, nos enteramos de cosas que nunca quisimos saber: que a Amador Mohedano le gustan los pubis a lo salvaje y que Rosa Benito le enseñó “los bigotes”, a Tony Genil.

Ahora vemos la semana de Jeiko con Aída. Se trata de una sucesión de locuras y marcianadas por parte de la muchacha.

A Rosa Benito, mientras, le están sacando la mierda de debajo de las uñas y creo que están pensando en usar un tractor con pala.

Lo que peor llevó Jeiko es que se dejó comida en la isla y sus compañeros no tardaron ni diez minutos en comersela, así, como si el chaval hubiera palmado y estuvieran saqueando el cadáver.

Ahora dice Tatiana que Jeyko obró mal, supongo que por haber nominado a su líder, a su culo preferido: Rosa Benito.

Así que todos se han puesto en contra de Jeyko y cuando volvió a la isla, nadie le recibió. Sí, amigos, esta gente es como una panda de hienas, como te vean más débil, se te echan encima.

Imágenes surrealistas: Rosa Benito acusando a Jeyko de manipulador mientras le hacen las uñas. Que dos personas se acusen mutuamente de manipuladores delante de los supuestos manipulados es una forma sutil de decirles: “Sois una panda de lerdos a los que se manipula como si tuvierais un mando a distancia metido en el culo”.

Y nos toca un vídeo de Tony y Sonia: broncas y amores.

Sonia se cabrea porque Tony porque le rompe su tendedero así que va y se carga una camisa de Tony. Que la verdad, con lo fea que era ha hecho un favor a la humanidad.

Eso sí, luego Sonia cerró la boca y no confesó hasta que no tuvo más remedio. Y claro al final hubo bronca con la “hemorroide”.

Cambiamos de hilo.

Sálvese quien pueda en Supervivientes

La veda se ha abierto, amigos, a unos pocos días de que se acabe Supervivientes. Ya no hay bandos ni lealtades ni leches en vinagre.

Por lo pronto, Rosa Benito, la mami, la más guay, la líder, ha tenido que meterse el rabo entre las piernas ante la traición de sus acólitos y se ha refugiado en los brazos de Sonia y Toni, sus archienemigos de antaño.

Sí, es como quejarse de que los gremblins molestan y luego irse a cenar en nochevieja con ellos.

Pero no es la única que se ha quedado sola. También le ha pasado, al menos en el fondo, al amigo Jeyko, que con su valiente gesto de nominar a Rosa Benito se ha ganado que le maldiga toda la isla. Le miran mal hasta los cocos.

Sobre todo Tatiana y Rosi han corrido a desligarse del traidor, y han redoblado sus esfuerzos en lamer el culo de Rosa Benito, no vaya a ser que se queden sin su ansiado empleo en televisión.

El Guinness ya se ha trasladado a Honduras para certificar que el culo de la Benito es el más limpio y lustroso de la historia de la humanidad.

El único que sigue a lo suyo es Toni Genil, que ahora dice que quiere una calle en su pueblo. Seguramente porque piensa que si le ponen tu nombre a la calle es tuya. ¿Os imagináis tener que vivir en la calle Toni Genil, esquina Baile del pañuelo?

A Jessica, a la que he llamado mueble, ya no le podemos llamar así. Once semanas después, ha abierto un coco por primera vez. No, no es un mueble, es un cascanueces.

Hay quien piensa además que es una chivata, y por “quien” me refiero a Sonia y Rosa. Y debe ser verdad, porque la muchacha parece un agente doble soso de la KGB. Cosa que oye, cosa que transmite.

Por otro lado, verles cogiendo cangrejos es un espectáculo. Gritan y se ponen como si estuvieran capturando tigres de Bengala expertos en artes marciales.

El coco es el alimento principal en la isla. Aunque es curioso, porque todos, por separado, dicen que ellos no han comido coco y que los demás se han puesto ciegos. Pero luego ves las imágenes y ves a todo el mundo comiendo coco…

Un dato: Toni Genil ha reconocido que está enamorado de Sonia Monroy, a la que ha llamado la “hemorroide”. Sí, el amor es lo que tiene, que te lleva a ponerle motes cariñosos a la churri.

Por último, Aída. Sigue sola en su playa, porque no han vuelto a llevarle a nadie. Ha apagado su fuego, porque dice que quiere hacerlo ella sola y se pasa el día decorando su chabola y hablando con la cabeza esa que se ha hecho. Todo muy de cordura.

 

El miedo cunde en la isla de Supervivientes

Así como a mi me huele el pandero a vacaciones, en la isla de Supervivientes huelen ya los 200.000 euros del premio, a un par de semanas para la final.

Y claro, Jeyko mediante, están nominados los que podríamos definir como los preferidos por la audiencia: Sonia, Tony y Rosa.

Y cada uno ha dejado entrever que no tiene nada claro que vaya a ser el que se quede en la isla. O sea, que el miedo anega sus corazones famoseros.

Por un lado está Rosa Benito, que asegura que está nominada con dos personas muy fuertes. Es la que está más jodida, porque creía que su estrategia de ir de buena con todos la iba a salvar de la nominación. Así, piensa que el hecho de Jeyko la nominara es una traición. Pero claro, es que Jeyko y los demás descubrieron su falsedad y la castigaron.

Pero se consuela, diciéndole a los demás que si la echan no pasa nada, que tiene por lo menos “una noria y un sálvame deluxe”. ¿No echaron a Flor y a Julio de Gran Hermano por decir cosas parecidas?

Por otro lado está Tony. El hombre parece (lo que no significa que lo sea) el más tranquilo. Le reprocha a su nazareno el haber dejado que le nominaran, pero a él se encomienda para que no le echen.

Sin embargo, los demás, que son unos infieles y unos herejes, piensan que seva Tony. Para mi que van listos.

Y por último está Sonia, que es la que está más acojonada o por lo menos la que más lo deja ver. “Contaba con estar nominada, pero no con Rosa y Tony“, decía la muchacha, que ha estado nominada todas las semanas excepto cuando ha logrado ser líder.

Y así están las cosas. ¿Quién creéis que se va? Yo apuesto por Rosa Benito. Que se vaya con su Amador y nos deje en paz.

Jorge Javier Vázquez a Aída Nízar en directo: “Hija de puta”

Lo de anoche en Supervivientes ha sido, sin duda, una de las cosas más bochornosas que he visto en mi vida. Una falta de escrúpulos y de humanidad como hay pocas. Me veo en situación de afirmar que en ese programa hay gente sin sentimientos, a los que les importa menos que nada el dolor de los demás.

Os lo cuento:

El caso es que Aída Nízar, a la que han llevado a la isla para hacer de castigo al resto de concursantes, estuvo haciéndole preguntas perversas a Rosa Benito sobre Ortega Cano (para quien no lo sepa, son cuñados y Cano supuestamente provocó un accidente de tráfico en el que murió una persona y él mismo ha estado a punto de morir).

Aída le estuvo diciendo cosas como: “Le queda mucha vida por delante“, “Imagina que le pasa algo a Ortega Cano, ¿con quién se quedarían los niños?”, “¿Ortega Cano es creyente?”, “¿Ortega Cano donde quiere ser enterrado?” (recordemos que a Rosa Benito no le han dicho nada). O sea, una cosa vomitiva.

Pero lo peor es que Jorge Javier Vázquez y Supervivientes se pusieron dignos. Definieron la conversación como “siniestra y macabra” y dijeron que tuvieron que suprimir partes de la conversación porque era “monstruoso” y que no sabía que alguien pudiera llegar a ser “tan mala persona”.

“¿Cómo se puede jugar con los sentimientos de una familia como la de Ortega Cano y de la familia que ha fallecido?” se preguntaba J. J. V, que acusaba a Aída de hacer espectáculo televisivo con los sentimientos de una familia que ha perdido a un ser querido.

¡¡¡HIPÓCRITAS, CÍNICOS, VENDE ESCRÚPULOS!!!

¿Por qué han emitido esa conversación? ¿Por qué estuvieron media gala hablando de ella?

Por si fuera poco que J. J. V. que presenta Sálvame, donde se ha hablado a chillidos de Ortega Cano y de la familia del fallecido, se permitió el lujo de llamar hija de puta en directo y delante de su madre a Aída. Él, que ha presentado programas que han destrozado a la gente sin ningún miramiento.

Al oír el insulto, la madre de Aída, que estaba en el plató se puso a llorar y J. J. V. no tuvo reparos en burlarse de ella imitando su voz y sus súplicas. Como el más inhumano y sin sentimientos del planeta. Como si tuviera una superioridad moral que le colocara encima de nadie. Jamás querría nada de este tipejo, que intentó echar a la mujer del plató, sin conseguirlo.

ESO NO FUE UN CIRCO, FUE LA BASURA MÁS GRANDE QUE SE HA HECHO EN TELEVISIÓN. Y la gente que participó en ella huele a mierda desde Marte.

Sí, lo de Aída fue tan malo (lo fue), tan “monstruoso” y dejó tan sobrecogidos a todos los directivos de Supervivientes, que no han echado a Aída de la isla. Ahí la han dejado, para que reflexione. Hay quien vendería su alma y a su madre por una décima de audiencia. Al infierno con ellos. Degenerados…

Lo que más me molesta es que yo abriera este blog para que nos echemos unas risas viendo realities y tengamos que estar con estas mierdas. Voy a intentar contaros que más pasó en la gala, aunque pocas ganas me quedan.

La cosa comenzó con el anuncio de que todos debían cambiar de isla. Lo de siempre, tendrían dos minutos para recogerlo todo y el que no estuviera en la barca pasados esos minutos, perdería su ración de arroz.

Al final recogieron hasta el tejadillo del refugio para el fuego, pero descubrieron con horror que se habían dejado en la palmera el Cristo de Toni Genil. El rescate que hizo Toni, renunciando a su ración de arroz fue como para canonizarlo en el momento.

Si el Papa ve Supervivientes, aparte de excomulgar a J. J. V, hace santo a Toni Genil y le da un día en el calendario.

Durante la recogida, Arturo se hizo un corte en la pierna y comenzó a sangrar como un gocho en San Martín.

También pudimos ver numerosas muestras de lo falsa que es Rosa Benito. Cuando conectaban con ella siempre la pillaban con cara de vinagre, pero en cuanto le hablaban ponía una sonrisa de oreja a oreja. Natural como limpiarse el culo con cardos borriqueros.

De hecho, esta semana sus compañeros han descubierto su juego y su falsedad y están con ella más fríos que el zurullo de un pingüino.

Aprovecho para decir que no soporto a Chayo Mohedano. Pone unas caras de cursi cuando habla de sus padres que parece la hija de Barbie y Ken.

Amador Mohedano apareció vestido de ibicenco, pero con el pelo cortinilla ese que se pone que parece un tupé dando marcha atrás.

En la prueba de líder Tatiana iba muy preparada para el fuego. Llevaba un tanga de hilo dental y un sujetador que le tapa apenas los pezones. Los bomberos van a tomar nota y van a ir con tanga de leopardo a apagar los incendios. El caso es que ganó Jeyko en el jardín del fuego.

Y entonces llegó el momento más inquietante de la noche: el encuentro Rosa-Amador.

El caso es que Rosa se lanzó a los brazos de Amador, que estuvo a punto de caerse al agua. Efectivamente al final acabaron rebozándose en la orilla mientras se magreaban a lo adolescente calenturiento. De hecho, Amador le hizo sangre en la boca a Rosa. “Si me coge esta noche no veas“, dijo Rosa Benito en un alarde de picardía.

Lo peor llegó cuando Mohedano, sin previo aviso y como si estuviera en los Sanfermines, le agarró una teta a su mujer, que le dijo “no me toques la teta delante de la gente”, enfadada ante el estrujón de ubre de su amado Amador.

La mujer esta es tan romántica que cuando Amador le dio una sortija con cinco corazones (los de sus cuatro hijos y el suyo) lo único que se le ocurrió decir es que se lo llevara porque le quedaba grande.

A Tatiana le pusieron por teléfono a su madre y a su hermana, supuestamente para darle fuerzas, pero la mujer se puso a llorar y a gemir como si le estuvieran torturando. Qué lloriqueos, que boqueos cual pez fuera del agua, que desesperación y lagrimeo. Que forma más tonta de deshidratarse.

La entrevista a Carolina no fue eso, porque claro, no le preguntaron nada. Como no es guay como los famosos… Eso sí, explotaron sin reparos el tema de que se reasignó de sexo e incluso Telecinco aprovechó para hacerse un poco de autobombo con un vídeo en el que intentaban hacerse valer como los defensores de las personas transexuales.

Los concursantes, que preguntas de cultura de nivel de escuela infantil no saben responder, pero columpiarse como los monos se les da de miedo, pasaron la prueba de recompensa y se llevaron unas gafas de buceo para pescar langostas.

El expulsado fue Arturo, lo que no era de extrañar, teniendo en cuenta que lleva dos semanas allí y las dos con cara de estar pelando cebollas.

Las nominaciones dejaron un cuádruple empate, entre Rosi, Jessica, Toni y Sonia. Pero como Jeyko era el líder, a él le correspondía el desempate.

Eligió como nominados del grupo a Sonia y a Toni y como nominado del líder a Rosa Benito. ¡¡HA PUESTO EN LA PALESTRA A LOS TRES MÁS FUERTES!!

De ahí puede salir cualquier cosa aunque yo me atrevo a esperar que se vaya la puñetera calle Rosa Benito.

Por último les plantearon a los concursantes un reto: si pescan con la caña 30 peces antes del martes, se llevarán un kilo de azúcar. Además, les han dado además una balsa.

Y así es como nos amargaron el programa, amigos.

Aída sale de su escondite… y el expulsado es Arturo

Al parecer, Aída va a salir de su escondite.

Peeero antes, una prueba de recompensa.

Deben trasladar unos frutos de cacao usando unos columpios. Si superan la prueba les dan unas gafas de buceo para buscar langostas.

La prueba no era como para premios Nobel, así que la han superado sin problemas. Las gafas se las van a dar, pero lo de que cojan langostas está por ver.

Y volvemos a Cabeza de León, donde Aída Nízar ha reaparecido. Felicita a J. J. V. por haberla humillado en directo y pide perdón si ha ofendido a alguien por la conversación.

Pero dice que es muy duro que la haya insultado delante de su madre y que Jorge Javier la ha enterrado y que si tan malas son las imágenes, que por qué las han emitido y que ha sido en su programa, en Sálvame, donde se ha llamado alcohólico a Ortega Cano.

¡¡TOMA, CÓMETE ESO, JORGE JAVIER VÁZQUEZ!!

Ahora le recuerda que desde Sálvame han llegado a decir que su padre, el de Aída, se había suicidado. Dice J. J. V. que eso no le preocupa.

J. J. V. se ha quedado más callado que un gato de escayola. La madre de Aída le pide que vuelva a España, que lo deje, que basta ya.

Y ahora J. J. V. le dice a la madre de Aída que se vaya del plató y la madre dice que no, que sólo si se lo dice dirección. J. J. V. pide a dirección, como en el cole, que la echen del plató.

¡¡¡ESTO NO ES UN CIRCO, ES UN ESPERPENTO!!!

“Has causado una vez más mucho dolor”, dice J. J. V. que presenta un programa en el que se despelleja a la gente a diario sin ningún problema.

Ahora le preguntan si quiere dejar el concurso. Ella dice que no.

O SEA, QUE COMO ES TAN MALA Y TAN REPULSIVA, LA DEJAN EN EL PROGRAMA.

¿SE PUEDE SER MÁS CÍNICO Y MÁS HIPÓCRITA?

Y volvemos a la palapa para conocer al expulsado. Se va a la calle Arturo. Era lo esperado, por ser el último en entrar.

Y comienzan las nominaciones:

Nomina Rosa: Nomina a Rosi, porque piensa que no la va a nominar nadie y a Jessi, porque se lo ha hecho pasar mal esta semana.

Nomina Tatiana: Nomina a Toni y a Sonia, porque no se lleva muy bien.

Nomina Sonia: A Rosi y a Jessica, por afinidad.

Nomina Toni: A Rosi y Jessica.

Nomina Rosi: A Sonia y A Toni.

Nomina el mueble llamado Jessica: A Sonia y Toni.

Hay cuatro nominados: Jessica, Rosi, Toni y Sonia.

Jeyko será el que tendrá que desempatar y además elegir a su nominado como líder.

Ahora conectan con Arturo, ya como expulsado. Dice que se quería ir porque se le habían pasado las ilusiones por haber entrado con el concurso muy avanzado.

Volvemos con Jeyko. Elige como nominados del grupo a Toni y a Sonia y nomina a Rosa Benito.

¡¡CON DOS COJONES!!

Ha nominado a los tres más fuertes. Ahora veremos de verdad de parte de quien está el público. Mira, me atrevo a decir que se va Rosa Benito.

Y volvemos con Aída. J. J. V. le dice que solo le piden que reflexione y que sea una buena superviviente. Se despiden y al carajo.

Ahora los concursantes llegan a la playa y les dicen quienes son los nominados.

Si pescan con la caña 30 peces antes del martes, se llevarán un kilo de azúcar. Les han dado además una balsa.

Cuando Jeyko le dice a Rosa que la ha nominado la tía pone cara de Póker y asiente como si le hubiera dicho que ha comprado un kilo de naranjas.

Y se acabó lo que se daba. Mañana, como siempre, resumencito de la gala.

Carolina llega al plató

Y volvemos a la palapa.

Nos ponen el vídeo de la prueba de recompensa, que consistía en sacar un cofre del fondo del mar, coger una llave en lo alto de un poste y montar un puzle bajo el agua.

De nuevo, una prueba intelectual. Y claro, la cagaron y ni recompensa ni leches.

Ahora vemos un vídeo en el que Toni Genil acusa a Jeyko de llamarle mucho la atención. No es por nada, pero es que Toni necesita eso como el comer…

Rosa entra en la palapa chillando “ha venido mi marido”, como si no hubiera mañana.

Toni Genil se autoinvita en la nueva boda que van a celebrar Rosa y el hombre del tupé inverso. Con lo coñazo que es ir a las bodas.

Mandan a Tatiana a la zona de nominaciones. La muchacha se pone a llorar como una descosida así sin más, y da suspiritos como si se estuviera ahogando. Con los morros que se ha puesto, yo diría que boquea.

El caso es que la muchacha se ha llevado el disgusto de su vida cuando ha descubierto que Rosa Benito no es su mami, sino que la ha estado tomando el pelo como a todos.

El caso es que le ponen a su madre y su hermana al teléfono y se pone a berrear como si le hubieran metido un cangrejo carnívoro en el tanga.

La hermana se ha puesto en plan Guardiola, animándola como para jugar seis finales de Champions. Ahora se pone la madre y el lloro se desata.

Esta mujer se mete a plañidera y se forra. Como no le den un acuarius, se deshidrata a lo bruto.

Ahora vemos los vídeos en los que Arturo se pelea con todos los demás. Y es que eso de entrar el último es una putada. Y es que la chupipandi de la isla es un club muy cerrado y solo admite falsos.

Y claro, les jode que Arturo se junte a Toni Genil. Porque ¿cómo puede alguien preferir otra compañía que no sea la suya, si son los más guays?

Arturo dice que retira la mayoría del os adjetivos malos que le ha dicho, que sigue siendo un mamón, pero que es un showman de puta madre y una buena persona.

Y Carolina llega al plató.

Abrazos, lloros y chillidos de rigor.

Pero antes de nada, regresan a la isla.

Conectan con la playa donde se supone que está Aída, pero no está Aída. La cámara está fija y se oyen ruidos raros. Para mi que se ha cargado a todo el mundo y se los está comiendo ahora mismo.

J. J. V. Sigue hablándole como si estuviera haciendo una Quija. Le dice que ha incumplido la norma de no hablar del exterior, al hablar de Jacobo y además, le ha preguntado a Rosa que qué le parecería si Amador Mohedano le visitara.

Pero nada, que seguimos viendo una caja.

Ahora, como Aída no está, Jorge Javier vuelve a provocar a la madre. Ella vuelve a reprocharle lo de que le haya llamado hija de puta.  Jorge lo único que quiere es machacar a alguien y claro, como está ahí la madre, pues machaca a la madre.

Y vuelta la burra al carro. Ahora J. J. V. con una sinceridad verdadera como un bocadillo de madera, dice que se disculpa con la parte de la audiencia que se haya podido sentir ofendida con lo que le ha llamado.

Y ahora sí, se pone a hablar con Carolina. Ah, no, no hay entrevista.

Directamente se pone a saludar a sus compis en la palapa, pero claro, se dirige primero a Sonia. Le dice que está feliz, muy feliz, que no hay penas en mi.

Ahora un pequeño vídeo de resumen y Carolina hablando de sus compis. Como todos los que salen, pone a parir a sus ex compañeros, exceptuando a Toni, un poco, Sonia y Chechu.

Ahora sigue saludando a sus compañeros, concretamente a Toni. A Tatiana le pide perdón por no haberla conocido más. A Rosa le dice que gracias por hacer el arroz y que ha sido su mami.

Y cómo no, nos ponen el vídeo en el que Carolina confiesa que es una mujer. ¿Y eso que tiene de raro si es una mujer?

Ahora ponen un vídeo de autobombo, como si Telecinco fuera una ONG en defensa de las personas transexuales.

Y después de esta entrevista en profundidad, cambiamos de hilo.

Basura de la buena en Supervivientes

Sí, amigos, J. J. V. se rasga las vestiduras, pero bien que están explotando el tema de Aída haciendo preguntitas de coña sobre Ortega Cano.

Bien que lo emiten y lo emiten y lo comentan y lo comentan. Esto es la sartén sermoneando al cazo.

Volvemos con Aída.

“No voy a permitir que me llames mala persona”, dice Aída. “Te habría llamado h y terminado en puta”, dice Jorge Javier Vázquez. Maravilloso. Esto es maravilloso.

Anda la leche. Claro, ahora la madre de Aída, que estaba allí, se pone a llorar como una magdalena porque delante del público ha llamado a su hija “h y acabado en puta”, y claro allí está.

Y Jorge Javier, lejos de recular, se pone a burlarse de los lloros de la mujer, y le dice “si estuviera fuera le habría llamado hija de puta”.

VEEEEEENGA CIRCO

Jorge se pone en plan histérico a imitar de nuevo los lloros de la madre de Aída. La manda callar mil veces.

Ahora J. J. V. dice que el programa pide perdón por lo de Aída. El resto de invitados no sabe dónde meterse.

Ahora J. J. V. le reprocha a la madre de Aída que ésta haya convertido en espectáculo lo de Ortega Cano. Y lo dice él, que presenta Sálvame, donde se ha hablado del tema mil veces, con Belén Esteban chillando sobre el tema.

HAY QUE TENER MUY POCA VERGÜENZA PARA DAR LECCIONES. JORGE JAVIER VÁZQUEZ ES LO MÁS HIPÓCRITA QUE EXISTE. QUE POCOS ESCRÚPULOS.

¿Este tío quién se cree que es?

Y como el tema es muy serio, pues lo interrumpen para poner la prueba de líder, en el jardín de fuego.

Tatiana va muy preparada para el fuego. Lleva un tanga de hilo dental y un sujetador que le tapa apenas los pezones.

Los bomberos van a tomar nota y van a ir con tanga de leopardo a apagar los incendios. El caso es que gana Jeyko.

Ahora nos ponen los vídeos de amoríos amistosos entre Montalvo y Rosa Benito.

A Rosa Benito le han puesto una mesita con unas copitas de champán en el mismo sitio en el que cenó con Montalvo y le preguntan, maliciosamente, que a qué le recuerda.

Pero no, no le llevan a Montalvo, sino a su marido, como ella misma pregunta.

JA JA JA JA JA

Madre del amor hermoso. Se han ido al agua. Rosa Benito se le ha echado encima a su marido y han acabado retozando en el agua como en una película para adultos. Amor en el geriátrico, podría llamarse.

“Me ha hecho sangre en la boca, si me coge esta noche no veas”, dice Rosa Benito. Y venga besos, y venga arrumacos.

Ahora se ponen a decirse cositas lindas, como dos enamorados, pero del siglo pasado, porque ahora los chavales se lo dicen por el Tuenti.

“No me toques la teta delante de la gente”, dice Rosa Benito ante el estrujón que le ha pegado Mohedano, que le ha agarrado el tetamen sin aviso previo, como el que valora una ubre.

Ahora, justo después de que le hayan sobado la dominga, lee una carta de su hijo y lloriquea un poco.

Mohedano le dice que se la va a llevar de viaje y le da la sortija con los cinco corazones. Rosa se lo pone, pero le dice que se lo lleve, que le queda grande. Muy romántico.

Rosa insiste en que quiere que se lo dejen esta noche. Supongo que para que vuelva a España con un unos pocos gramos menos.

Volvemos de la publi y los dos tortolitos están haciéndose pequeñas confidencias, en susurros, y comentando cosas de casa. Sólo les falta decir que les falta arroz y que hay que comprar.

Es hablar J. J. V. y de repente se ponen super simpáticos y sonrientes. Naturalidad, amigos. TEATRO, LO TUYO ES PURO TEATRO…

Pero el sexo on the beach no puede tener lugar, ya que largan al Mohedano ya mismo.

Y cambiamos de hilo amigos.

Comienza la gala mohedana de Supervivientes

Ya hemos empezado.

Aída es una mala pécora de las que no quedan. Se ha pasado el tiempo con Rosa Benito hablando de Ortega Cano, de si le pasara algo, de dónde quiere ser enterrado… ¡¡COMO SE PUEDE SER TAN MALA!!

A mi eso me parece burlarse de algo muy serio. ¿Cómo que dónde quiere ser enterrado?

Ahora están estas dos como si fueran las mejores amigas del mundo. No se puede ser más falsa que estas dos.

Los supervivientes van a tener que mudarse de playa uva. Se lo van a decir así, a cascoporro, para que tengan que recoger cagando leches.

Definitivamente, Jorge Javier Vázquez está hecho de amianto. Mira que pasa veces por el fuego y no se chamusca ni nada.

Uy, que se ha puesto serio. La “siniestra y macabra” conversación que Aída ha tenido sobre Ortega Cano les ha sorprendido. Claaaaro.

La madre de Aída dice que le pongan el vídeo completo y J. J. V. dice que han tenido que suprimir partes de la conversación porque era “monstruoso” y que no sabía que alguien pudiera llegar a ser “tan mala persona”.

No, claro, metieron a Aída ahí a hacer de castigo porque es Santa Teresa de Calcuta.

Uy que movida, que encima los compis han descubierto la estrategia de Rosa Benito para nominar… se va a armar la de Dios es Cristo.

El caso es que ahora J. J. V. conecta conecta con la isla. Les informa de que deben recoger todo lo que tienen en dos minutos. Lo que no recojan, lo perderán. Si llega el tiempo y alguien no está en la barca, perderá su ración de arroz.

Madre del amor hermoso. Están recogiendo con una pachorra como si se fueran de vacaciones.

Madre mía, al final se han llevado hasta el tejadillo del fuego. Toni Genil con el machete en la mano y en la proa de la barca, parece el capitán Jack Sparrow después de jubilarse.

Toni renuncia al arroz para rescatar al nazareno, al que se habían olvidado en la palmera-altar.

Arturo va sangrando por la pierna como un gocho en San Martín.

Ahora nos ponen la conversación de Aída con Rosa sobre Ortega Cano:

Rosa dice que está nerviosa, porque está sola en la palapa. Dice que estos días con Aída han sido muy buenos, que han congeniado muy bien. Dice que son las tres primeras noches que ha dormido del tirón, que le ha creado paz.

Esta mujer es más falsa que regalar laxante por navidad.

Dice incluso que será una amistad que se mantendrá fuera. Sí, claro, y yo voy a llamar a la chica aquella de la discoteca…

Cuando creen que no la ven, Rosa tiene una cara de vinagre que no puede con ella, pero es conectar y pone una sonrisa que parece que está anunciando pasta de dientes.

El resto de los supervivientes llegan a la palapa. El recibimiento es moderado. Se hace un silencio incómodo. Sólo Toni Genil le da palique. Nada, nadie tiene huevos de enfrentarse a la Benito, así que guardan las formas.

Eso parece una hora del te en una familia inglesa. Que flema, por dios.

El caso es que entre ellos se pusieron a hablar y descubrieron que Rosa Benito se ha dedicado a ponerlos a todos verdes a sus espaldas y a malmeter entre unos y otros. ¡¡¡TE HAN PILLADO BENITO!!!

Y se cierran las líneas. La suerte está echada.

Le dicen a Rosa Benito que abandone la palapa porque se va de excursión.

No soporto a Chayo Mohedano. Pone unas caras de cursi cuando habla de sus padres que parece la hija de Barbie y Ken.

La propia Chayo desmiente que su madre haya estado en la cocina con la pata quebrada. “Siempre ha tenido mucha libertad, dice”. Ay, Rosa, no te cree ni tu familia.

Ahora vemos a Amador Mohedano. Va ibicenco, pero con el pelo cortinilla ese que se pone que parece un tupé dando marcha atrás.

El hombre dice que le ha llevado a su mujer una sortija con cuatro corazones, que representa los corazones de sus cuatro hijos y el suyo.

Y conectan con Aída para el tema de Ortega Cano.

Jorge Javier le dice que el cariño que ella dijo sentir por volver a Honduras se lo dejó en Madrid.

Jorge le pregunta a qué está jugando, porque a Supervivientes, no. Y le ponen el vídeo.

Aída aprovechó que Rosa le mencionó y se puso a hacer preguntas sobre él, como si pensaba que estaba siguiendo el concurso. Hay que ser perversa. Mala y vomitiva.

“Le queda mucha vida por delante”, dijo, “imagina que le pasa algo a Ortega Cano, ¿con quién se quedarían los niños?”, dijo. “¿Ortega Cano es creyente?”, le preguntó. “¿Ortega Cano donde quiere ser enterrado?”, le preguntó.

¡¡PERO QUE MALA HOSTIA Y QUE FALTA DE RESPETO!!

Aída juguetea con eso como si Ortega Cano se hubiera torcillo un tobillo, pero está grave y encima mató a una persona. No es como para hacer gracias ni jueguecitos.

Jorge Javier manda callar a Aída cuando ella intenta explicarse y pregunta que qué hay de malo en esa conversación. J. J. V. dice que jamás se ha producido una unanimidad en la dirección del programa al ver las imágenes: asco, bochorno, indignación…

“¿Cómo se puede jugar con los sentimientos de una familia como la de Ortega Cano y de la familia que ha fallecido?” se pregunta J. J. V.

Aprovechamos la publi y cambiamos de hilo.

Rosa Benito, castigada en Supervivientes

Sí, amigos, ayer llegó Aída a la isla de Supervivientes, metida en una caja, como una arpía de encargo, y ya ha comenzado a hacer su función de elemento de castigo.

Y la primera a la que le ha tocado pasar unas horas a solas con ella (en Guantánamo si se enteran, la contratan) es Rosa Benito. Así que ahí está, la falsa de España (me refiero a Rosa) con la mala de España.

Y es que Rosa, así, de repente, es amiguita del alma de Sonia. Después de haberla puesto a parir trillizos. De hecho, ayer, en directo, a Sonia le dio un “ataque de estómago”, y allí estaba Rosa, consolándola, ella, que la ha llamado teatrera…

Y es que Rosa es de muchas pajas en ojos ajenos y pocas vigas en el propio. A Toni le dio una llorera hace unos días (falsa o no) y Rosa dijo que estaba haciendo un papelón.

Sí, amigos, cuando Rosa Benito se pone a llorar en directo a decir que es una madre entregada es de verdad. Cuando lloran los demás, no. ¡¡A LA CALLEEEEE!!

Y lo peor, es que mañana en la gala los vamos a tragar la visitita de Amador Mohedano…

Por último, quiero reseñar una vez más a Jessica Bueno. ¿Esa chica de verdad está en la isla? El día que la echen no le van poder montar el vídeo más que con el día en que entró.