Archivo de la categoría ‘supervivientes 2010’

Se va a la calle… ¡¡Jacobo I ‘El Flojo’!!

Tony Genil se ha pegado a Sonia Monroy como se pegan las liendres al pelo.

Madre del amor hermoso. La pobre Sonia le soporta, creo, porque los demás les hacen el vacío.

El caso es que el otro día le pilló robándole cangrejos…

Y se va a la calle Jacobo, el de los brazos caídos. Este hombre vive en panóramico, o sea, apaisado, horizontal, tumbado…

El chaval no cabe en sí de gozo, porque va a poder comer hamburguesas, pollo y macarrones, que debe ser de lo único que come. Esto, amigos, es hacer el ridículo. Un hombretón, joven, musculoso… y más debil que otros concursantes que le triplican la edad.

¿Os imagináis que ahora van los anónimos y dicen que quieren que se quede Jacobo? Ja ja ja ja

Una cosa me gusta de Jorge Javier Vázquez: le tira puyas a todo el mundo, sin distinción.

Ahora nos ponen un vídeo de Rosa Benito en el que vamos que esta mujer se mete en todo. Si le pones un uniforme, se le hace el culo pesicola. De todo opina, a todos critica, a todos manda, de todo sabe.

Jacobo de despide de la isla diciendo que ahora es mejor persona. Ja ja ja.

Nos toca la pruebecita de depilación al fuego, o lo que es lo mismo, la prueba de líder. La disputan Rosa Benito y Jose Montalvo. Poco a poco se van asando vuelta y vuelta sus partes íntimas con las llamaradas, pero Jose, encuentra la llave y repite como líder.

La prueba de recompensa de esta semana, que parecía más una tortura china que una prueba, la ganaron los famosos, después de que los anónimos casi dejan ahogar a su líder.

¿Soy yo o Reyes Estévez tiene un moreno Sandokán que da miedo?

Cambiamos de hilo.

Jacobo I ‘El flojo’ y Vagurrín

Pues eso, que les van a sancionar, a Tamara y a Tony por haberse “arreado” e insultado de lo lindo.

Ahora vemos un vídeo resumen de Jacobo Ostos, que es como ver un vídeo de Patricio Estrella durmiendo.

Jacobito el pijito se pasa el día lloriqueando, durmiendo, tumbado, llorando, durmiendo, lloriqueando… y no me repito, es que ese es su régimen de vida.

Y claro, al principio sus compañeros le apoyaban, pero ahora están hartos de hacerle de chachas al señorito de Honduras. “Nena”, le llamó José. Le preguntan a Vaguirrín sobre la inactividad de Jacobo, que es como preguntarle a Satán sobre Lucifer.

Ahora conectamos con Jaime Ostos, que dice que le han insultado al nene, con lo bien educado y buen muchacho que es. Sí, en la isla están encantados con él. Dice su señor padre que ha sido todo por una cuestión psicológica.

Y le van a poner a su retoño, que se ha licenciado en derecho. Ojo. Le dice al pijín que en España la gente le adora. No sé a qué España se refiere. El torero usa la táctica del profesor que tiene manía: o sea, que los de la isla le odian y que por eso le llaman vago.

El pobre papá del pijín aún tiene esperanzas de que su hijo le de la vuelta a todo eso y se muestre como un macho de los de verdad, pero Jacobo le interrumpe para decir que nones, que la única vuelta que quiere es a España.

Lo siento, amigo torero, el niño no da para más. No insita, es flojillo, hay que quererle así.

¡¡¡JA!!! Tatiana Delgado dice que Kiko es un priviliegiado “aunque no por el bocadillo”. Ahora Sonia dice que a ella le pareció mal y que sólo han sido tres días.

“Este programa se llama Supervivientes, no supervividores”, dijo Sonia Monroy. ¡¡Que buena definición!!

Vaguirrín dice ahora que la medicación ha hecho su efecto (la medicación y la comida, jodío) y que sólo le ha dolido un poquito.

Ahora, el chaval debe decidir si se queda o se va. Claro, que no lo tiene que decir ahora, se lo preguntarán al final de la gala, como si lo viera. Le han dado un pergamino de su yaya, en el que le pone que luche y que ayude.

Vaguirrín se nos pone melancólico. Se pone a relatar la cantidad de cosas que le incomodan en la isla. Otro que pensaba que iba a un hotel. ¿Esta gente no ha visto nunca el programa?

Ahora le ponen a Francisco Rivera al teléfono. Se ponen a charlar en plan locutorio sobre el pie gotoso de Kiko. Francisco le anima diciendo que lo está bordando y que tiene mucho arte.

Ahora nos toca otra sesión de peloteo de Telecinco a la Pantoja, a ver si le sacan una exclusivita. De hecho, hacen salir a la prima de Kiko del plató para que llame a la cantaora.

Madre del amor hermoso. Galileo se habría sacado los ojos y se habría arrancado las orejas al oir las teorías cósmicas de Tony, por no hablar de sus conocimientos de mares y océanos.

Ahora vemos una prueba que van a hacer los famosos, de la que podrían beneficiarse los anónimos.

El juego consiste en preguntas y respuestas, a Tony, Tamara y Jose. Los 3 deben acertar la misma pregunta. Si fallan, la recompensa es para los anónimos.

La primera recompensa son una albóndigas. Les preguntan en qué mar están. Madre del amor hermoso. No ha acertado ni uno. Era el mar caribe. Los anónimos se llevan las albóndigas y se las zampan en el momento, como buitres leonados.

Segunda recompensa: Pizzas. Les preguntan por la capital de Honduras. Los tres aciertan. Comen como perros.

Ahora concursan Rosa, Jacobo y Kiko. La pregunta es la diferencia horaria. 8 horas, todos aciertan y comen un muslito de pollo.

Siguiente pregunta: ¿Quién ganó supervivientes 2010? Fue María José. Kiko la caga y pierden la recompensa.

El turno de Sonia, Tamara y Jessica. Les preguntan si el sol gira al rededor de la tierra o al revés. Increíble, pero la cagan. A tomar por saco los tacos de la recompensa, que se zampan los anónimos.

Profiteroles en juego. Les preguntan cuántos continentes tiene la tierra. Dicen con sus dos cojones, que depende.  En cualquier caso, anulan la pregunta por chivarse. Los anónimos se están poniendo finos a comer.

Cambianos de hilo.

Comienza la gala de Supervivientes…

Ya empezamos.

Lo primero que vemos es un corte de Toni Genil luchando con Tamara Gorro como si fuera un león del Himalaya por un trozo de coco.

En Gran Hermano ya le habrían expulsado y colgado del palo mayor por los huevos, pero como esto es Supervivientes, se permiten las salvajadadillas.

Madre del amor hermoso. Incluso con Aída fuera de la isla, nos tienen que machacar con ella. Ahora la vemos en el aeropuerto, poniendo a parir a todos sus compañeros. ¿Quién no hace eso siempre que se baja del avión?

El Papa cuando bajaba del aparato, primero besaba el suelo y luego se ponía a poner a parir a los santos…

Creo que Jorge Javier Vázquez es una morcilla de Burgos. Si no, no se entiende que siempre salga de entre las llamas, como si estuviera saltando de una parrilla.

Le preguntan a la prima de Vaguirrín que si la Pantoja quiere que el niño se vaya de la isla o se quede. Ja ja ja, la pela es la pela, amigos.

Esta semana se ahorran el helicóptero. Los nominados van a saltar de una plataforma en medio del mar, que es más barata y contamina menos.

En la prueba de esta noche es muy posible que Jacobo Ostos se nos quede en el sitio. Este chaval es más flojo que el papel de fumar. J. J. Vázquez dice que Jacobo es un macho ‘prime time’. Y yo añado, es una media nena all the time.

Y como tenía que pasar, han palmado la prueba. Ahora le echarán la culpa a Sonia, pero claro, es que Jacobo la ha abandonado y ha salido corriendo como una gallina sin cabeza. Eso es un caballero y lo demás son tonterías.

Se cierran las líneas. Pero claro eso no me dice mucho después de lo que confesó el otro día María José Galera, que ella se fue de Gran Hermano por un pacto con la organización y sin ser la más votada…

Bueno, el caso es que los anónimos son los que se llevan la recompensa de la semana, que viene siendo una navaja multiusos. Yuju.

Los anónimos han tenido problemas porque hay quien mea en la isla. ¿Pero eso por qué pudiendo subir el volumen de las aguas echando un pis en el mar? ¿Qué puede ser más gustoso que bañarte en tu propia orina?

Tony Genil está tan contento como si le hubieran sentado a ver a los payasos de la tele. Pero el buen rollo se acaba cuando J. J. Pájez habla del mal rollo Tamara-Toni.

El caso es que estos dos premios Nobel se enfrentaron por un coco. Tony Genil se puso como Gollum, diciendo que el coco era suyo. “Es mi tesoro”, le faltó decir.

Tamara no tardó en ponerse a lloran un poco, por demostrar que es una gran actriz además de una gran colaboradora de la tele.

Tony, sincero como una hiena hambrienta, dice que le pide perdón a Tamara. J. J. Pájez dice que Tamara ha sido una “mosca cojonera” con Tony. Vamos, que son los dos de la liga de la amistad.

Ay, el coco, el coco, el coco loco. Anda que no hay buenos cocos calvos en la isla, para que Tony se pelee por uno de los peludos.

Ahora vemos a Tony soltando culebras por la boca. Si esto fuera un tebeo, le habrían puesto un montón de rayos y centellas y calaveras. También hemos visto cómo el niño cantor hacía una especie de vudú chapucero con una muñeca-coco.

Rosa Benito ya se ha metido. A esta mujer le dijeron que en la tele gritara y opinara de todo y eso hace ella. El caso es que les van a poner una penalización tanto a Tony como a Tamara. Lo sabremos después.

Ahora J. J. Pájez le pregunta a Loli Álvarez, reina de la canción, si Tony no será un poco misógino, porque sólo se pelea con las mujeres de la isla.

Aprovechamos para cambiar de hilo.

Trato de favor de la organización de ‘Supervivientes’ a Kiko Rivera

Menudo canteo.

Si es que se veía venir, en cuanto supe que Kiko Rivera, más conocido como Vaguirrín iba a ir a la isla de Supervivientes, supe que iba como estrellita y que no iban a dejar que se fuera de ninguna manera.

El año pasado la organización obligó a un concursante anónimo a irse a su casa por un problema de salud (indeterminado). También se ha obligado a viajar a España a curarse a muchos famosos, entre otros, a Tatiana Delgado hace sólo unos días, pero cuando les han devuelto a la isla ha sido en las mismas condiciones que a los demás, o sea, sin comer más que lo que pesquen.

Peeero resulta que a Vaguirrín le da un ataque de gota que le duele mucho (me río yo de los súper exhaustivos controles médicos que les hacen antes de mandarlos a la isla) y después de tenerlo unos días en el hotel, ¿qué hacen?

Pues deciden que le van a dar un sándwich al día, para que tenga algo que comer y se pueda tomar el medicamento. ¡¡MENUDA TOMADURA DE PELO!!

Es un claro trato de favor. Lo peor, es que solo Sonia Monroy ha tenido ovarios para decir que le parece injusto, el resto de compañeros le lamen el culo y el pie gotoso a Vaguirrín con tal de no caer mal… Que lamentable.

¡¡¡VAGUIRRÍN A LA CALLE YA!!!

Por lo demás, algunos apuntes:

De Aída estaban ya los anónimos hasta los mismísimos. Y es que como la señora ya sabía que se iba, estaba crecidita y pasaba de guardar las formas. Eso sí, cuando la sacaron de la isla, Jeyko hasta lloró. Que chaval más sentido (Tampoco me pareció bien que le llevaran a su madre, a la de Aída, digo, para la expulsión…)

Jacobo Ostos sigue llorando por las esquinas de las palmeras porque está muy débil el pobre. ¡Blandengue! Se pasa el día pidiendo que le echen. Ay, los señoritos de alta cuna…

Todos siguen en contra de Sonia. Cuando pescaba para ella y para los demás, la criticaban por compartir, porque decían que lo hacía por cumplir. Y ahora, que la muchacha pesca para ella, la critican por no compartir. Tócate los eggs. Claro, la diferencia es que los demás, entre todos, cogen seis o siete peces, y Sonia sola saca 20. ¿La diferencia? Que Sonia se pasa el día pescando a pleno sol y los demás, de bañitos y poniendo verde a Sonia.

Resumen de la gala Mamachicho de ‘Supervivientes’

Hola a todos.

Mis amígdalas ya hacen su vida. Ya se han ido de mi y ahora recorren el mundo en busca de otras amígdalas con las que casarse y tener pequeñas glandulitas.

Eso sí, han dejado un gran vacío en mi, que me está doliendo a base de bien y no en el sentido espiritual, precisamente. Pero dejemos de hablar de mis mutilaciones y hablemos de la gala de ayer.

La cosa comenzó con una reprimenda a Jacobo, que es más tierno que el niño Jesús del belén. No come, porque no le gusta el coco ni el pescado (debió pensar que en la isla iba a tener hamburguesas con patatas) y por supuesto tampoco trabaja.

Se dedica a poner cara de circunstancias y a tumbarse, a esperar que la debilidad física le saque de la isla sin tener que pagar la multa por abandono. Si es que mucho gimnasio y mucha carita linda y luego son más blandos que mis amígdalas.

El caso es que Jorge Javier alias “Comentariojocoso”, le echó la bronca por hundir a los demás y por hacer una huelga de hambre encubierta. Con su cara de niño de teta enfurruñado él lo negó todo.

A Vaguirrín también le regañaron. Al parecer el chaval tiene gota. Tócate los colgantes reales. Y no bebe el agua que debe beber para que no le den ataques de gota, porque dice el chaval del cuerpo cansado que el agua que les dan está caliente. ¿Pero qué la quiere, con hielo y en vaso de tubo?

¡¡MENUDOS NIÑATOS BLANDENGUES HAN METIDO!! Estos dos tenían que pasar una guerra, aunque fuera de almohadas.

Y llegó el primer momento Mamachicho de la noche. Telecinco en estado puro, en sus comienzos. La prueba de recompensa consistía en que tres mujeres, Rosa Tegrito, Tatiana Pechazo y Jessica Puerro se revolcaran en el barro para que luego tres hombretones las restregaran todo el cuerpo recogiendo ese barro en unos recipientes.

Una prueba muy de medir la capacidad intelectual y la capacidad de concentración…

Si conseguían una cantidad de barro podían elegir entre una caja con anzuelos, diez cocos o un kilo de harina. Ganaron (había mucha superficie que toquetear entre las tres) y se quedaron con los anzuelos.

Nunca pensé que diría ésto, pero echo de menos a Jesús Vázquez. ¿Por qué? No soporto los comentarios de graciosillo jocoso de Jorge Javier Pájez. No me interesa su vida sexual, ni que esté más en ayunas que Carpanta.

Sonia y Reyes saltaron de nuevo del helicóptero, como nominados que son. Debe haber tarifa plana de helicóptero y por eso lo usan hasta para cagar. El caso es que consiguieron completar su última prueba y ganaron para el grupo cinco latas de comida.

Segundo momento Mamachicho de la noche. Se pone a hablar Sonia mientras nos muestran un primer plano de sus tetas. Las increíbles tetas parlantes de Supervivientes.

El barco fantasma, según supimos, es más bien el barco de Vacaciones en el mar. Resulta que Diego y Aída ya se conocían y entre ellos ha surgido una estrecha amistad, que ve con malos ojos Jeyko, que quería trinchar a Diego.

Tercer momento Mamachicho de la noche. Conectan con la palapa y allí tenemos un primer plano del culo de Tatiana Culazo. Al final, se convierte en un plano secuencia de su cagadero. En este caso no habla.

Pudimos ver el mucho cariño que le tienen todos a Toni Genil. Lo resumía muy bien Rosa Tegrito: “No le he cogido asco, lo que pasa es que es un metemierda“. Vamos, que están encantados con el pequeño cantor.

Reyes, como expulsado que fue, se tuvo que ir al barco, donde se encontró con Aída. Allí, la mujer de las movidas intentó timarle, contándole un rollo raro que J. J. Pájez desmintió enseguida.

Entonces, los anónimos debieron decidir quién se quedaba con ellos en el barco y quién era el expulsado. A pesar de que Reyes dijo que odiaba los barcos y las ratas y que no le hacía mucho quedarse, le eligieron a él y decidieron (con un estrecho margen) largar a Aída, que se queda en el barco hasta el lunes, que hay edición especial de Supervivientes.

Por otro lado, salieron nominados Jacobito el niño blandito y Sonia, la mujer de  hierro. Más que nada, fue una estrategia de José Montalvo, que se hizo con el collar de líder, para que echen a su amiguito, que sin deportivos, clubs de campo y ropita de marca no es feliz.

Y así acabó la cosa, amigos. ¡Un beso a todos!

Una rata en el barco de Supervivientes (y no me refiero a un concursante)

Hola a todos.

Antes de nada, una mala noticia. Mañana jueves no podré seguir la gala con vosotros, porque mis amígdalas han decidido independizarse de mí y los calmantes, los antiinflamatorios y los amigdalectomizados no se llevan bien con los realities.

Peeeeeeeeeeeeeeeeero, os dejaré cuatro post hechos, para que podáis usarlos como foro si queréis y podáis ir cambiando de hilo cuando haya muchos comentarios. ¡Un beso!

Y vamos con la actualidad de la isla-barco.

Por si alguien aún no lo sabe, Tatiana, la mujer de los pechos móviles, está de vuelta en la isla, después de que en España consiguieran controlar su teta díscola. Rosa Benito (que es más mala que desayunar higos chumbos sin pelar) dice que ha vuelto porque ella se quedó ropa suya, porque “cuando te quedas algo de alguien, éste regresa”.

O sea, que los que roban bancos en realidad es que se sienten solos y quieren que el director de la sucursal les visite. Mira tú.

Rosa Benito (que es más mala que limpiarse el culo con aguarrás) acusa a Toni de buscar gresca y movida. Pero claro, Toni a lo mejor dice una frase malintencionada, pero es Rosa Benito la que luego está horas con el tema, sacándolo una y otra vez, a voz en grito. Para mi que se piensa que sigue en Sálvame…

El caso es que el grupo de super guays está aislando a Sonia Monroy, vete tú a saber por qué. El caso es que mientras Sonia pesca y Jacobo (el vendido por un trozo de tarta) y sus amiguitos (Tatiana, la mujer de las tetas exploradoras) se dan un bañito relajado, critican a la muchacha por pescar.

Pero claro, cuando Sonia pone a asar los 18 peces que ha pescado todos van como buitres a comer. Sonia no quería compartirlos, porque le jode pasarse la mañana al sol y que luego los gorrones aparezcan, pero Toni la convenció de repartir.

Soy yo y no me comen ni las uñas de los pies.

Tamara Gorro se dedicó a hacerle un peeling con arena a Vaguirrín, pero claro, eso era como frotar con lija a un jabalí. Y hablando de Vaguirrín,  era un poema su cara mientras Raquel Sánchez Silva les contaba cómo iba la prueba de líder.

El hijo de la Pantoja se estaba cansando ya mientras escuchaba. Y claro, no fue capaz de sacar el culo del agua para trepar por un tronco (tampoco Toni ni Rosa, pero ellos tienen una edad).

Y es que Vagurrín sólo hay un tronco que sabe subir. Bueno, una ramita, y eso con ayuda de alguna pechugona de supermercado de esas que le gustan.

Tatiana y Jose fueron los ganadores de la prueba y los que se disputarán ser líderes en la gala de mañana.

En el barco de los anónimos, por otra parte, encontraron una rata. Pero por algún motivo extraño les pareció una mala noticia. ¡¡Es como si les hubiera ido a ver cuarto y mitad de filetes!!

Pero no, no pensaron en comérsela, que era lo más lógico, sino en matarla y dejar que se desperdiciara. Que raros…

Aída, por el momento, no ha montado broncas destacables. Se está comportando (a su manera) y la cosa parece que funciona. Excepto con Carolina, que es la típica a la que todo le molesta, y ya ha tenido movida con el grupo.

Resumen de la gala en que Aída Nízar dejó la tele… un rato

Debería haber algún tipo de autoridad, qué se yo, un juez de promesas, que velara por que cuando un famoso dice algo, lo cumpla. Por ejemplo, con Alejandro Sanz que dijo que se iba de Twitter y luego volvió, o en el caso de Aída Nízar, que dijo que abandonaba la tele pero a los diez minutos volvía más contenta que unas castañuelas.

Pero no seamos precoces, como le dijo Josefina a Napoleón.

Supongo que por puro sadismo la cosa comenzó con Aída y Reyes, nominados, subiditos al helicóptero, del que tuvieron que saltar de nuevo. Aída, ante una sugerencia de J. J. Pájez, dijo que era capaz de secuestrar el helicóptero. Ya veo a Aída buscando refugio en Pakistán.

El caso es que estos dos hicieron una prueba intelectual que consistía en arrastrar una caja hasta la orilla, lo que reportó al grupo unas gafas de buceo y a los espectadores conocimientos más profundos sobre la física cuántica y la historia de los señores con bigote que tienen cara de  Hotentote (grande Ibáñez).

Debe ser por la alta tasa de paro o porque se aburrían en casa, pero Boris Izaguirre salía de vez en cuando (de hecho, sólo dos veces) a explicar lo que se decía en las redes sociales y en los foros de filosofía sobre el programa.

Nos enteramos de que Jacobo Ostos fue al programa pensando que a los concursantes la organización les daba comida sin que se viera. Ja ja ja ja La decepción de este tramposillo debe hacer que tenga esa cara de pena permanente…

Y es que Jacobito, osea, no come coco porque le da arcadas y no come pescado, osea, porque no le gusta. O sea, él es más de comer en el club de campo, ¿sabes? “Los cocos, aunque no te gustan, tienen vitaminas”, le dijo su madre en directo. Le faltó decirle que si no se come el coco, a la hora de comer, se lo deja para la cena.

Pusieron vídeos de Aída discutiendo con algunos compañeros… y eso llenó la mitad de la gala.

Poco después nos enteramos de que la “carne fresca” que anunciaba Supervivientes era Tamara Gorro, que de carne no sé, pero de fresca no tiene nada, porque empieza a oler de verla en realities. El currículum de esta muchacha parece una parrilla de programación de Telecinco.

Se tiró bien del helicóptero, si tirarse bien de un helicóptero significa darse la hostia padre con las piernas haciendo la tijera. Le tocó hacer una prueba en la que con un mapa y en una isla que se recorre en dos minutos, debía encontrar una caja con aparejos de pesca. No pudo. Si le dan un mapa para encontrarse el culo, acaba sacándose un ojo buscándose el ojal.

Vaguirrín, como es la estrella del reality (y no me cabe duda de que también es el que más cobra) tuvo un vídeo propio en el que se le veía roncar, reposar y… y… y ya.

Emma, la mujer bien alimentada de los anónimos, no puede echarse al mar a mear si no va algún compañero con ella. O sea, que esta mujer pretende que la gente se meta con ella al agua para miccionarte al lado. Cualquiera se mete en una piscina con esta tipa…

Pero no era la única sorpresa escatológica de la noche. Nos enteramos de que durante la prueba de líder y a causa del esfuerzo, Toni Genil se cagó. Sí, ahora os preguntáis lo mismo que le preguntó Raquel Sánchez Silva: “Pero… ¿literalmente?”. Pues sí, se dejó los pantalones como la letrina de un cuartel.

La violencia no está bien vista en Supervivientes. Por eso antes de la prueba de recompensa, Raquel Sánchez Silva se aseguró de que todos entendieran que estaban permitidos los placajes, los empujones… le faltó añadir las puñaladas, las pistolas eléctricas, el ácido en la cara…

El caso es que se dividieron en dos grupos para meter unos cocos en unas cestas y ganó el grupo de Rosa Benito, Vaguirrín, Jacobito, Toni Diarreas y Montalvo. Se pudieron zampar unos pollos asados con patatas en dos minutos de tiempo. Comiendo al ritmo que comía, Vaguirrín al final va a ser el único concursante que gane peso en la isla.

Tuvimos que enterarnos después de que Rosa Benito nunca había visto un condón. La mujer colgó uno lleno de agua en la cabaña para espantar a las moscas. Nos ha jodío, las moscas tendrán miedo de que se las calcen con semen-jante artilugio.

Como era el cumpleaños de Aída, le llevaron un pastel, que podía elegir compartir o no con sus compañeros. Dijo que sí, pero J. J. Pájez puso como condición que quien quisiera un trozo debía darle dos besos a Aída y decirle unas palabras amables. TODOS COMIERON TARTA Y LE REGALARON LOS OÍDOS.

Sí, fue como si Aída hubiese muerto y sólo entonces todos se acordaran de lo buena que es, después de haberla aislado (con razón o sin ella) como si fuera una apestada.

Pero os estaréis preguntando, ¿comió tarta Jacobito el pijo, como lo mal que se lleva con ella? NO, ÉL DIJO QUE NO… ¡¡¡¡MENTIRA!!!! Durante la publicidad le pillaron comiéndose un pedazo de tarta. ¡¡ESE ES EL VALOR DEL ORGULLO Y LA PALABRA DE JACOBÍN!!

Tatiana Delgado llegó al plató y lloró. Y ya está, porque su entrevista está inscrita en el Guinness como la más corta de la historia, con un número de preguntas igual a cero. Solo lloró, como si no hubiera mañana. Cada vez que esta chica llora, un ángel pierde sus alas.

Y entonces supimos que Aída se volvía para España . Se llevó la friolera el 87% de los votos. Hay una cosa que no entiendo: si el 87% de los que votaron la odian ¿Por qué querían que regresara a España? Pero no, los odiantes de Aída fueron estafados por la organización, que porque es muy rumbosa decidió que a Aída no se la echaba, y la mandaron a vivir al barco de los anónimos.

¿Pero qué han hecho esos chavales que bastante tienen con estar de relleno en el programa?

La prueba de líder, entre Jacobo el niñomamá y Sonia consistía en arder lo menos posible mientras buscaban unas llaves entre unas llamaradas e intentaban abrir un cofre. A pesar de que Jacobo el oseas protegió al máximo su cuerpo escombro y que no encontró ni la mitad de llaves que Sonia, consiguió abrir el cofre y convertirse en líder.

Las nominaciones estuvieron muy repartidas, excepto en el caso de Reyes Estévez, al que para no variar, votaron todos y cada uno de los anónimos. Así las cosas, Jacobo el del polo cocodrolo, decidió que la otra nominada sería Sonia Monroy. ¿Y porqué la eligió? ¿Por ser la que más curra? ¿Por ser mala? ¡¡No, porque al niñato le molestaba que Sonia hablara con Aída!!

Entonces fue cuando J. J. Pájez conectó con Aída para despedirse y Aída dijo que como el público no la quiere (que perspicaz y observadora es esta chica) dejaba la televisión. Toma ya. Pero claro, unos minutos después se la llevaron con los anónimos y se le hizo el culo pesicola y se le olvidó lo de su retirada.

Los anónimos lo fliparon en colores, aunque la acogieron de buen grado… de momento.

Para acabar, remarcar el disgusto que se cogió Sonia Monroy, que ha trabajado la que más en la isla, que se ha portado bien con todos, que ha mantenido el sentido del humor y la humanidad… y todo por el rencor del niñato de la cara de pena.

Y así están las cosas, amigos.

Comienza la gala de Supervivientes

Comenzamos con una conversación entre Sonia y Toni que es tan natural como un bocadillo de petróleo.

En un helicóptero tenemos a Aída y a Reyes. Es un nuevo sistema de expulsión, los lanzan del helicóptero, pero a la boca de un volcán en erupción.

Aída, ante la sugerencia de J. J. Pájez, dice que es capaz de secuestrar el helicóptero. Ay, que se arma. Ya veo a Aída buscando refugio político en Pakistán.

“Carne fresca”, con ese título anuncia Telecinco a la nueva Superviviente. En eso les doy la razón. ¡¡Y creo que no es Indhira!! Menos mal.

Los supervivientes suben a la barca. A Vaguirrín le han puesto en el medio, para que no la desestabilice.

J. J. Pájez sale de una cascada, como hacía Jesús Vázquez, pero la de este es de fuego. Lo mismo viene del inframundo…

Comienza la prueba de Reyes Estévez y Aída Nízar. No sé qué prueba si se supone que les echa el público… Reyes Estevez tiene la misma gracia que un trozo de ladrillo.

Deben lanzarse del helicóptero y luego llevar una caja hasta la playa. En la caja hay un objeto para sus compañeros. Si no consiguen la prueba, el objeto será para los anónimos.

Ahí van. Dos saltos impecables. Si impecable fuera caer como un fardo, claro.

Ahora, vete tú a saber por qué, aparece Boris Izaguirre, que dice que Supervivientes ha creado una nueva intelectualidad. Esto… Sí, sí, y el bacalao creó una corriente de pensamiento, no te jode.

Aída y Reyes tiran de la caja como si no hubiera mañana. En la caja hay unas gafas de buceo.

Desde el barco, los anónimos observan la prueba, supongo que seseando que se ahoguen o algo… Pero no, han conseguido la prueba y las gafas para sus compañeros.

Raquel Sánchez Silva es de las que dan saltitos cuando se ponen contentas. Qué graciosa.

Ahora vemos a Aída con el pañuelo en plan árabe y lloriqueando en plan No sin mi hija. Rosa Benito, que es muy señora como las que la canción española ensalza, se fue a leerle la cartilla a Aída, que a su vez, se la leyó a Reyes, por chivato.

Aída se pone a llorar otra vez, que se queja de lo mal que la tratan sus compañeros, que le dan de lado. Aída le saca lo del atletismo a Reyes como si ser atleta te hiciera santo como el Papa.

Ahora se ponen los dos a discutir. ¿Es que nadie les va a dar un par de navajas para que resuelvan esto de una vez?

La madre de Aída dice que se va a olvidar que es la madre de Aída. Pero no, no es por vergüenza, sino para hacerse la imparcial. Al parecer, hoy es el cumpleaños de Aída.

Chayo Mohedano discute y se mueve igual que las negras del Harlem, moviendo el cuello y las manos. Bueno, no, es más como una choni-cani de polígono… O las dos cosas.

Los supervivientes llegan a la Palapa, vamos, al chabolo que les hace de plató en la isla.

Todo el mundo felicita a Reyes por haber conseguido las gafas de buceo, Aída se come los mocos.

En la prueba de recompensa de los famosos no participó Vaguirrín. No sabemos por qué. Ah, sí, porque le da alergia el esfuerzo físico… El caso es que la prueba la ganaron los famosos. Han ganado el fuego.

Ahora J. J. Vázquez dice que las mujeres de los famosos han trabajado mucho más que los chicos. Ya estamos con lo de la guerra de sexos. Pero es que claro, los hombres tienen un lastre con Vaguirrín.

Los hombres no es que sean vagos, es que son muy feministas y no quieren que las mujeres se queden en casa cuidando de los niños.

Jacobo Ostos tiene cara de pena permanente. J. J. Pájez le dice que por mucho que lo pensara y le dijera a sus compañeros, no se da comida bajo cuerda a los concursantes.

Sus compañeros salen en su defensa, diciendo que él no ha dicho que pensara eso. Pero sí. Rosa Benito, que sigue pensando que está en Sálvame, se pone digna defendiendo a su compañero el pijo.

Y es que Jacobito, osea, no come coco porque le da arcadas y no come pescado porque no le gusta. O sea, él es más de comer en el club de campo, ¿sabes?

“Los cocos, aunque no te gustan, tienen vitaminas”, le dice su madre en directo. Le falta decirle que si no se come el coco, a la hora de comer, se lo deja para la cena”.

Aída y Rosa Benito discutieron por una esterilla. Aída la quería cogerla y Rosa Benito se la quitó cual bragas de oferta en las rebajas.

Rosa Benito dice que cuando no hay cámaras Aída no es provocadora. Aída dice que lo que pasa es que le pesa la fama.

Ahora nos ponen las broncas de Aída con Jacobito. Se han pasado la semana tirándose mierda el uno al otro. Aída dice que el pijín le dijo que le iba a quitar la cabeza. Mira, como a las gambas. A lo mejor quería chupetearla luego.

Ahora Aída vuelve a sacar lo del aporreamiento de la puerta del hotel. Ahora Jose dice que Aída escupió a Kiko. Escupir, al parecer, es una agresión física. Aída escupe con tanta fuerza que podría considerarse agresión con arma de fuego.

Ahora Toni Genil se pone en plan Rey con Chávez y le dice a Aída que se calle. Aída se pone a provocar a Jacobo y el señorito se ofende, porque le mentan el apellido.

Descarado, la nueva es Tamara Gorro.

Toni también tuvo movida con Aída. Si es que estos artistas compositores son muy especialitos.

Aída llora porque dice que en el día de su cumpleaños sólo le están poniendo imágenes malas. Lo mismo quiere un vídeo de su primera comunión.

J. J. Pájez le pide a Toni que cante. Tony se arranca, pero nada, le interrumpen al inicio de la canción, con lo que evitamos que con cada nota muera un hada.

Nuevo hilo.

Llegan a la Palapa y comienzan las nominaciones

Llegan todos cual figuritas de barro a la Palapa. J. J. Pájez conecta con ellos para decirles que habrá tres nominados esta noche.

Ya sabemos uno de esos nombres: Aída Nízar.

La primera en nominar es Sonia Monroy. Tiene que escribir un nombre y ese nombre es Aída Nízar. Dice que se ha saltado muchas normas que les puso el director de Supervivientes. Escribe: “Aída la ida”. Jo, que jocosa y ocurrente.

Le toca al del jamón de York con queso: Jacobo. Nomina sorprendentemente a Aída.

Le toca a Vaguirrín, al que le ponen una canción de su santa madre. Nomina a Aída, pero sin tilde. Dice que la nomina que porque la muchacha le escupió en la cara. Tocate los pendientes reales.

Es el turno de Jessica Bueno, que tiene toda la pinta de haber salido del canal Disney. ¡Sorpresa! Nomina a Rosa Benito. Dice que le duele, pero que nadie la va a nominar y piensa que nadie la va a echar, así que es un voto inocuo.

Por su parte, Tony nomina a “Aida Niza”, que para qué escribir todo el apellido.

Le toca a Jose Manuel Montalvo. ¡Sorpresa! Nomina a Vaguirrín, porque dice que se le va a poner mejor cuerpo que a él. Sospecho que esto es un pacto, nominan a Aída con dos de los más queridos, para que no haya lugar a dudas y la echen a ella.

Le toca nominar a Rosa Benito, más conocida como Lara Croft. Ahora saca el tema de los malos rollos con Aída. J. J. Pájez se piensa que está en La caja, y se pone en plan sacamierda con la doble de Rocío Jurado. Nomina a Aída.

Nomina Reyes Estévez. Le casca la nominación a Kiko, chaaan chaaaan. Dice que porque es uno de los rivales más fuertes de la isla. Menuda sandez.

Nomina Tatiana Delgado, la neumática. Nomina a Rosa, porque es la más fuerte y no la van a echar.

Ahora nomina Aída Nízar. Va de prota. A esta mujer, en tiempos de los romanos, habría querido ser un cristiano en el coliseo. Que pesada con su madre, debe ser la única que la soporta… Nomina a Jacobo.

NOMINADOS (a falta de que nominen los anónimos): Aída, Vaguirrín y Rosa.

Nuevo hilo.

Comienza el Supervivientes de Paquirrín

Ya sabéis quiénes son los famosos que participan este año: Serán Reyes Estévez, Kiko Rivera (vamos, Paquirrín), José Manuel Montalvo, Sonia Monroy, Rosa Benito, Jacobo Ostos, Aída Nízar, Tatiana Delgado, Toni Genil y Jessica Bueno.

Ya estamos. De momento, música épica y los famosos poniendose morados en una comilona. Muy contentos ellos… ¡¡veremos cuando comiencen a sufrir!!

Me rechina ver a Jorge Javier. Y por si fuera poco, ya está en plan Sálvame, sacando mierda y diciendo que ya han tenido problemas de superviviencia.

Joder, empezamos pronto con Aída Trizas. Están todavía en el hotel y ya ha tenido bronca con la mitad de los compañeros. Ahí tenemos a la madre de la susodicha, que es igual de chula que ella.

Paquirrín, al que llamaremos Vaguirrín a partir de ahora, está dando buena cuenta de la cena. Está comiéndose el pollo como si no hubiera mañana.

Y si Jorge Javier Pájez me rechina, estoy encantado de ver a Raquel Sánchez Silva, que me encanta y que se ha tirado del helicóptero como una campeona. Y no como el cagao de Jesús Vázquez, que es más cobarde que un zurullo de ratón.

El jodío de Vaguirrín dice que tiene hambre. Y lo dice delante de una montaña de huesos de pollo que parece un cementerio de elefantes.

Aída acusa a Vaguirrín de haber aporreado su puerta y de haber roto un cristal. A esta mujer le van a meter la cabeza debajo del agua y no la van a sacar hasta que deje de patalear.

Uno a uno van comentando las movidas que han tenido con Aída Trizas. El caso es que ninguno deja de comer. Parecen pirañas. Toni Viejín está echo polvo. Es como los parroquianos de bar de mala muerte.

Vaguirrín interrumpe la ingesta el tiempo justo para hablar y luego sigue dandole a la zampa que va a desestabilizar el producto interior bruto de Honduras.

Dice J.J. Pájez que esta noche habrá ya tres nominados. La semana que viene Aída Nizar vuelve a España, siempre y cuando no hagamos alguna gestión diplomática que lo impida.

Van a comenzar a lanzarles del helicóptero, así, sin haber hecho la digestión ni nada.

Nuevo hilo.