El striptease de la muerte de Sofía Cristo y por qué es tan importante que se vea en ‘Secret Story’

Sofía Cristo, a punto de asfixiar a Fiama. (TELECINCO)

La gala de anoche de Secret Story dejó muchos momentos intensos de bronca, confrontación y ganas de estrangular congéneres, pero también algunos tiernos, amorosos y de cariñito picantón, como los que protagonizan Fiama y Sofía, cosa que lejos de ser superflua tienen mucha importancia y trascendencia y se agradecen. Pero antes de entrar en por qué que Sofía te corte la respiración con sus atributos es importante, vayamos con otras cosas.

¡Como seguirme en redes! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityBlogShow. 

El expulsado fue Chimo Bayo. ¿Hay injusticia mayor? Es que claro, entre los que votan en los realities hay unas edades que este señor les pilla lejos y no han sabido apreciar su figura y trascendencia. Es como si pones en un reality a C Tangana y a Cervantes, pues expulsarían al manco ese mayor que habla con muchas palabras diferentes.

El secreto de Chimo era que hizo un milagro. ¡LO SABÍA! “Salvé a un enfermo en estado terminal”, nos contó. “En el año 93 recibí una llamada de mi manager para ir a visitar a un chico al que le habían diagnosticado cáncer y al que le daban un mes de vida”.

“Llegué y tenía en la habitación una foto mía y otra de Jesucristo”, contó Chimo. Y la de Jesucristo la tenía como por si acaso, que la de Chimo era la más grande, fijo. Y es que cuando a Dios le llegan las almas decide si pasan al cielo al ritmo de “Exta sí, exta no…”.

“Hablamos durante media hora, estaba con un cáncer incurable, le regalé camisetas, me fui y al poco tiempo me llamaron sus padres y me dijeron que se había recuperado”, “he estado en su boda y en el bautizo de su hijo”, narró Chimo, que lo mismo estuvo incluso en la concepción del bebé. Es más, es posible que Chimo le hiciera una anunciación.

La cosa es que la expulsión de Chimo dejó como salvada a Cristina Porta, que no la so-Porta nadie en la casa y cuando volvió al salón las caras y el silencio de la gente eran muy de sala de espera para ser fusilados. Podías buscar hasta debajo de los cojines del sofá, pero alegría no encontrabas. Cristina, sabiendo que era peor recibida que una multa, llegó al salón abriendo los brazos como una triunfadora. La recibieron Miguel Frigenti y Luca, que son sus pocos apoyos.

De hecho, creo que la reacción alegre de Frigenti fue uno de los motivos por los que después salió nominado él. Cristina te toca y te deja el rastro de la nominación. “Ella los gemelos, Edmundo, Luca, Sofía Luis… son mis imprescindibles aquí”, dijo Frigenti, que si sigue diciendo imprescindibles acaba antes diciendo de quienes puede prescindir.

Hablando de Frigenti, ¿sabéis ese buen rollo que firmaron él y Lucía Pariente al inicio del programa? Pues ya no se usa la expresión “duró menos que un caramelo a la puerta de un colegio”. Ahora se dice “duró menos que tregua de Frigenti y Pariente”.

Lucía nominó a Frigenti con tres puntos porque “no le voy a dar más oportunidades”. A Lucía la pides 50 euros y te los da las veces que haga falta, pero oportunidades no, que las tiene contadas. “Yo no voy a ser una de las personas que él satanice”, aseguró Lucía, porque Frigenti te toca y empiezan a gustarte las misas negras, matar gallos negros y darle la vuelta a los crucifijos. Y a caerte mal Chimo, claro, que es la luz del mundo.

Por otro lado, hay movida con Luca. El muchacho se las lleva a todas de calle y entre sus fans están Emmy y Cristina, que beben los vientos por él. Pero que se los beben que la última tormenta tropical desapareció en dos sorbos suyos.

“La veo desordenada y choni”, dijo de Emmy Cristina y añadió “es una ameba, menos con quién quiere”. ¿Y con quién no es una ameba? Con Luca, con el que Emmy es más una lapa. Se le pega como molusco al casco de un barco. Las dos están por Luca y no se han agarrado de los pelos porque usan tanto suavizante que se resbalan.

“Yo no veo rivales entre mujeres, solo entre concursantes”, dijo Emmy, pero ve pasar a Cristina por un torrente pidiendo ayuda y en lugar de lanzarle un flotador le lanza un pedrusco.

“Porque te lleves bien con un chico ya parece que te gusta y para mí Luca sólo es un amigo“, aclaró Cristina. Sólo es un amigo, “como ha sido Edmundo”, dijo Cristina. JAJAJAJA Sí, la verdad es que hay veces que les veo a los dos por la casa y les distingo solo por el acento.

Les pusieron imágenes de Luca duchándose y Cristina permaneció impertérrita mientas Emmy daba palmaditas feliz. “Voy yo sola, voy yo sola”, dijo Emmy todo contenta. JAJAJA Esta chica me está ganando.

Metieron a Luca en la ‘Maracaná Rrrrrrum’, donde había una mesa pretendidamente romántica, pero había más copas que comida. Eso parecía un anuncio de vajillas más que una cena romántica. Y entró Emmy a cenar con él y a tumbarse encima de la mesa si hacía falta. Lo cual, mira, me gusta, que vale ya de que las tías se tengan que hacer las duras. Si te gusta, te gusta leche. ¡Digamos que nos gusta a quien nos guste y no perdamos tiempo en amar!

Hablando de amar, Fiama y Sofía están con su tonteo viento en popa a toda vela, no corta el mar si no vuela que te llevo a la cama y te hago un rapidín. En la casa se pudieron a hablar de cómo les gustan las chavalas. “Me gusta una tía todo terreno, que se pueda poner un taconazo y no, que vaya tatuada”, dijo Sofía, que está por las chicas con cuatro ruedas, tracción y que puedan subir mucha pendiente.

Me preguntaron quién me gustaba de Mediaset y…“, dijo Fiama, cuya respuesta tiene el pelo rojo y rizado. “Hay chicas que me han hecho cositas… pero a lo mejor lo descubro contigo”, le dijo a Sofía. Haces un acta notarial diciendo “te quiero comer los morros” y queda menos claro que la declaración de Fiama.

“CARPEETA, CARPEEETA”, coreaban los Gemeliers viendo aquel intercambio de piropos que solo les faltaba sacar palomitas y gafas de 3D para disfrutar más de la escena.

Y Sofía, que es fina como lija del 15, fue al grano y coreó: “TIJEEEERA, TIJEEEERA“. Los y las que no estéis familiarizados con el término, buscadlo en internet, pero poned el navegador oculto y el volumen bajo.

“Que eres mucho más guapa en persona, pero me esperaba más”, le confesó Fiama a Sofía sobre su primera impresión. “¿Qué esperabas, que te morrease?, dijo Sofía. Efectivamente, lo mismo Fiama pensaba que Sofía la iba a hacer mujer en la primera gala.

El caso es que Sofía acabó haciéndole un striptease a Fiama, muy sexy y entre risas, hasta que llegó un momento en el que Sofía metió la cabeza de Fiama entre sus domingas y dentro de la cazadora que llevaba. Pretendía ser algo sensual, pero la apretó tanto que creo que más que excitación Fiama sintió asfixia.

En cuestión de muerte por presión está el abrazo del oso que te da un ruso de 150 kilos y el abrazo de la teta que te da Sofía Cristo. A Sofía una vez le atacó un rinoceronte y lo mató abriéndose el escote y dándole un achuchón.

En cualquier caso he de decir que a mí este tonteo me encanta. Lo dije una vez y lo repito: la naturalidad con que Sofía vive, habla y actúa hace mucho y muy bien por la visibilidad y la normalización de su sexualidad y su sentir lesbiano. Y en los tiempos que corren, es una labor maravillosa. Olé. Ojalá un romance y una hora sin cámaras en la casa de Secret Story.

Y terminamos con un poco de mal rollo, que también lo hay. Frigenti e Isabel Rábago están a la gresca. En directo salió a la luz que los dos entraron en la casa teniéndose una miajita de tirria de nada. Como el puto Everest de nada.

“A mí como persona no me gusta”, dijo Frigenti de Rábago. Como unicornio amarillo sí, pero como persona, no. Rábago dijo que ella había “entrado limpia, sin prejuicios, completamente limpia”. Vale, Rábago se duchó antes de entrar en la casa, nos queda claro. Cuando ella llegó a Guadalix olía a lejía.

Frigenti acabó por ponerse a gritar “¿por qué no has contado los gritos que me pegabas en las reuniones?, ¿se te han olvidado? ¡Pedazo de falsa!”.  Y es que Frigenti tiene la mecha corta y explota rápido. Pero rápido que si Frigenti fuera dinamita le enseñas la foto de una cerilla apagada y ya explota. 

“Has sido más mala conmigo que la quina y me has hecho mucho daño”, siguió acusando Frigenti con un volumen de voz que en la China meridional un señor se despertó sobresaltado en la cama y preguntándose que a quién cojones ha hecho daño él.

“Pido que la productora se manifieste al respecto”, dijo como respuesta Rábago, que no pide testigos, hace Ouijas para que las productoras se manifiesten.

Y así están las cosas, con Emmy, Cristina Porta, Frigenti y Bigote como nominados. La verdad, no sé decir quién sale… me la jugaría diciendo que Bigote, aunque solo sea porque los demás ya tienen teams de apoyo en redes y bigote tiene sólo mostacho.

¡Y se acabó lo que se daba!

1 comentario

  1. Dice ser Luz

    Muy bueno Gus, no me pierdo nada y me río. El primer párrafo de 10:)))

    17 septiembre 2021 | 09:30

Los comentarios están cerrados.