Cuando te lo dan todo hecho y acabas volviéndote poco hábil: el caso de Terelu Campos

Terelu y sus cuatro brazos. (TELECINCO)

Apéndices de manejo y utilidad en humanos: manos, quizá pies, (lo otro que estáis pensando) y en el caso de Terelu Campos, una señora llamada Luz que le hace cosas todo el rato y un robot de cocina que trabaja tanto que tiene derecho a pensión contributiva.

Anoche vimos a Terelu en su velada de Ven a Cenar Conmigo Gourmet Edition (a esas cenas va un gourmet y se arranca la lengua) y su empleada doméstica tuvo que intervenir más que los bomberos en las fiestas de San Pirómano.

No sé cómo será en la vida real, pero en el programa Terelu se me presentaba como un ser indefenso (exceptuando por la mala leche) y desorientado moviéndose por su casa y preguntándose como la Sirenita para qué servirían los extraños objetos que la rodeaban.

Pero vamos por partes y de delante a atrás: ¡resumencito del programa!

Lo primero fue la segunda presentación de Gianmarco. Estaba como estudiando en una mesa de cristal con unos libros gordísimos y un puto papel en el que había escrito dos líneas. Los apuntes de derecho de Gianmarco son así:

Cosas malas, caca, juez se enfada y vas a la cárcel.

Cualquier persona que no sea yo es fea hasta que se demuestra lo contrario.

Y así.

Sofía apareció como haciendo abdominales y tiraba un besito cada vez que subía. Abdobesales. Para tal desempeño llevaba un vestido de noche, que es lo que más se usa en los gimnasios. Eso y los trajes de comunión.

Yurena, más conocida como María del Mar Cuena Seisdedos. “Todos me conocéis como Yurena”, dijo. TODOS. Hay un aborigen en lo más profundo del Amazonas, el último de su tribu, que jamás ha visto a otro ser humano, pero se cruza con ella y le dice “¡Ey, qué pasa Yurena!”.

“Soy una persona muy perfeccionista”, dijo Terelu, pero creo que se refería a que es una persona que se pasa la vida poniendo pegas a todo lo que hacen los demás.

Terelu escribía en un ordenador con dos dedos y la pantalla apagada. Lo que la producción literaria de este país se está perdiendo. Por dios, que alguien le encienda el portátil y le enseñe mecanografía, que a ese ritmo llega a ser ella Cervantes y solo escribe tres capítulos del Quijote.

Terelu nos dejó claro que ella comió una vez con Letizia, la reina. La batallita que debe contar cada dos por tres. Yo una vez le di la mano a los Reyes y no voy presumiendo por ahí.

Pues fue una vez durante el aniversario de 20 Minutos y… bueno, ya os lo contaré.

Total, que Terelu sacó al perro. El perro cagó como una mula romera y Terelu recogió el zurullo. Terelu-1 Asistenta-0. “Has hecho caca conmigo”, le reprochó al animal, que ponía ojos de terror que lo cogen para protagonizar la próxima peli de La Llorona.

La cocina de Terelu tiene freidora. La puerta del infierno de las lorzas y las arterias atascadas.

El primer plato se llamaba ‘Banderita, tú eres roja’. Muy bien, ponerle a tus platos nombres de canciones de Marujita Díaz, eso le da un frescor como de jamón de bodega abandonado.

Es un pastel rojo y amarillo, de cangrejo y pimientos y de espárragos. Eso lo pones en un cuartel y te dispara la tropa, ya sea como bandera o como rancho.

Terelu usó la Termomix. Terelu-1 Termomix-1 Asistenta-0.

Al triturado como de mortero de obra Terelu le echó “una cucharadita de sal”. La cucharadita de Terelu la echas en el Mediterráneo y pasa a ser el Mar Muerto II.

Y pareció Luz, la asistenta. Terelu iba ensuciando cosas y la mujer las iba limpiando. Terelu-1 Termomix-1 Asistenta-1.

“Un pastel es rojo y otro como amarillo”, dijo. Unos cojones, era blanco como el culo de Frozen. Y le puso al lado unos rastros de mahonesa como de haber mojado pan un jubilado.

El segundo era ‘Sueño de Florencia’. “Este plato para mí es español”, dijo Terelu, que le puso sueño de Florencia porque le salió del mismísimo. Era pastel de carne con verduras. Está obsesionada con los pasteles.

Las patatas las hizo en el microondas. Todo natural. La salsa llevaba de todo. TODO LO QUE HABÍA EN LA COCINA. Usó el robot de cocina. Terelu-1 Termomix- Asistenta-1. Le ayudó a sacar el pastel del horno Luz. Terelu-1 Termomix-2 Asistenta-2.

Para lo peligroso interviene la asistenta, que es como una extra de escenas de acción. Terelu miraba sentada mientras la mujer sacaba la fuente. Menos mal que Terelu está en Ven a Cenar Conmigo y no en Ven a la Fundición Conmigo, porque Luz no lo cuenta.

‘De Madrid al Cielo’ era el postre. Era un tocino de cielo, que no es de Madrid, pero eh, qué más da.

Terelu intentó separar las yemas. Cuando en 1527, los soldados de Carlos V saquearon Roma hicieron menos estropicio que Terelu con las yemas.

El postre lo hizo con la Termomix. Terelu-1 Termomix-3 Asistenta-2. En casa de Terelu se rompe una tubería y lo arregla la Termomix.

Para el merengue tuvo que intervenir Luz. Termomix. Terelu-1 Termomix-3 Asistenta-3. Terelu se queda atrás en el marcador.

Terelu quiso sacar una paleta de cortar tartas y abrió 254 cajones antes de encontrarlo. Luego quiso cerrar el cajón indicado, pero no podía, porque había un cazo grande como de servirle sopa al Gigante Verde. Llegó Luz y cerró el cajón. Terelu-1 Termomix-3 Asistenta-4.

“Fenómeno, ¿eh? Ahora he quedado yo de…”, dijo Terelu. Si vais a una entrevista de trabajo no digáis que no sabéis cerrar cajones.

El merengue lo puso en el plato como una manga pastelera, haciendo espirales, como si hubiera cagado un ángel encima del postre.

Y llegó la cena. La primera en llegar fue Sofía. “En mi casa cuanto menos se friegue mejor, que mi madre se altera gastando agua del grifo y jabón”, nos contó Sofía. En casa de esta gente la Higiene es persona non grata.

El aperitivo tenía más cosas que un menú degustación.

Gianmarco apareció vestido igual que el primer día. Este chaval no tiene ni una camisa que tenga botones más allá del ombligo.

Gianmarco y Sofía trataron de hacer las paces. “¡Por la cordialidad!”, dijo Sofía, que es como si un tigre grita “¡Por el veganismo!”.

Yurena llegó y se fue lanzada a abrazar a Gianmarco como una lapa al casco de un barco, pero Gianmarco le puso el codito por delante. Yurena se quedó a dos velas.

“Me sucedió una cosa de agua trágame”, nos contó Yurena, que en la cena de Gianmarco se cayó a la piscina, casi a las dos de madrugada. “Yo me iba ya a mi casa, pero estaba oscuro y me iba a montar en el coche y no vi la piscina”, explicó. Las piscinas de 20 metros, que no se ven a simple vista.

Los comensales se fueron a curiosear por casa de Terelu. Era como un museo de Las Campos. Había medio millón de fotos. Sofía y Yurena le hicieron a Gianmarco un examen de españolidad preguntándole quiénes eran los que salían en las fotos.

Gianmarco dijo que Terelu se casó con Elton John, pero era Julio Iglesias y tampoco. Gianmarco compra el ¡Hola! por los artículos científicos.

“En mi casa se sirve siempre al hombre”, dijo Terelu, que es una gran feminista. Te casas con Terelu y espera que salgas a cazar mamuts mientras ella cuida de las crías en la cueva, así de moderna parecía con el comentario.

Las caras al probar el primer plato eran un poema. Pero no un poema bonito, más un poema tipo:

Ay, Dios, qué asco

este pastel es un fiasco

y aunque lleve trabajo

me voy la pata abajo.

“Ah, que me habéis cotilleado… no me habréis abierto un cajón, que tenéis muerte segura”, dijo Terelu, a la que le atracas por la calle con una navaja y bueno, no pasa nada, pero le abres un cajón y te saca el hígado a mordiscos.

Yurena le pregutó a Terelu si estaba enamorada. Terelu dijo que no había “aparecido nadie” en su vida. Terelu en el amor es como un apocalipsis zombi.

“Cuando hay un hombre que me gusta le miro a los ojos, le clavo la mirada”, dijo la anfitriona. A Terelu le gustas y no sabes si está por ti o si está planeando tu secuestro.

“Existe el amor de tu vida en cada momento”, dijo Terelu, que tiene amores de su vida cada cinco minutos más o menos.

“Estuve saliendo con un chico pero lo dejé porque tenía una serie de negocios que eran incompatibles con lo que yo deseo de un hombre”, dijo Yurena. “¿Pero era narco? ¿Tenía puticlubs?”, dijo Sofía, que siempre se pone en lo peor. Para qué va a pensar ella que el señor era comercial y viajaba mucho. Pero sí, eran puticlubs.

Y así, de la nada, llegó otra bronca Sofía-Gianmarco. El italiano trataba de mantener la calma y hablar despacio y con educación, pero Sofía encuentra cualquier resquicio para atacar. Sofía sabría montarle una bronca al Dalai Lama.

Yurena puso fin a la bronca diciendo “STOP”. A Yurena la sueltas en la francia ocupada por los nazis y te para la Segunda Guerra Mundial con un par de “stop”.

Llegó el segundo plato. Terelu no pone los platos en la mesa, los lanza, no sabes si comértelos o dispararles con una escopeta.

“Es un plato muy trabajado”, dijo Sofía del segundo. Y sí, lo habían trabajado mucho Luz y la Termomix. Me da que Sofía entra en un Burguer King y piensa que es alta cocina. Si se pide un long chicken es ya comida fusión.

Yurena es la reina de las metáfotas y las segundas intenciones picantonas y guarrillas. No pierde ripio para hacerle insinuaciones a Gianmarco, que las esquiva a lo Matrix.

“¿Tu crees que Gianmarco puede ser que esté atraído por ti?”, preguntó Yurena a Sofía y Terelu le dijo a Gianmarco que si no se peleaban por la “tensión sexual no resuelta”. La gente que estudia cinco años de psicología pierde el tiempo, cuando puedes atribuirlo todo a que no has follao.

Llegó el postre. Cabe destacar que Gianmarco coge la cucharilla como los cowboys comiendo alubias en medio del lejano oeste. En el capítulo de educación, Sofía tenía merengue en la comisura de los labios y ahí se quedó seis días. El animal mitológico preferido de Sofía es la servilleta.

Se pusieron a jugar al yo nunca. “Yo nunca he sido infiel”, dijo Sofía y luego fue la única en beber. JAJAJAJA Solo bebió ella, pero me da que mentía todo el mundo.

“Yo nunca me he enrollado en una playa”, dijo Terelu. Bebieron todos. Y por eso hay que llevar chanclas en la playa, amigos.

“Yo nunca he fantaseado con una persona del mismo sexo”, dijo Sofía. Bebieron las tres chicas. Gianmarco casi tira la copa lejos de allí para demostrar más su hombría.

“Yo nunca he hecho pis mientras me duchaba”, dijo Terelu. Yurena no bebió y Terelu no se lo creía. Terelu te mira mal si controlas tus esfínteres.

“Hay cosas en la vida que hay que probarlas”, dijo Sofía, para la que saltar en paracaídas y mear en la ducha son la misma cosa. “Yo alguna vez me he aguantado el pis para hacerlo en la ducha y sentir cosas”, nos explicó. Sí, mearte encima le hace a uno sentirse vivo.

El fin de fiesta de Terelu era un señor escalofriante al que no le ha dado nunca el sol y que echaba las cartas del Tarot. Invocar espíritus, la idea de fiesta de Terelu. Tócate los cojones. Vas a una fiesta de esta mujer y de acompañante tienes que llevar a los Cazafantasmas.

“Todas las personas que estáis aquí tenéis muchos difuntos alrededor”, dijo el señor de tez enfermiza. “Están alrededor de la mesa y se paran donde está Sofía”, dijo el señor capaz de hacer que te mees de miedo antes de llegar a la ducha.

“Te está acariciando el pelo, porque cuida de ti”, añadió el señor. JODER. PUTO FIN DE FIESTA. Es fin de fiesta PORQUE SE ACABA LA PUTA FIESTA y empieza el terror.

“¿Mi mamá está conmigo?”, preguntó Yurena y el señor le dijo “lo confirmamos”, como el que mira qué tarifa de móvil tienes.

– Hola, me llamo Wendolyn, le llamo de Muertotel, ¿me dice su nombre para dirigirme a usted y ofrecerle unas palabras de sus muertos?

Y así.

El caso es que la cosa acabó en drama, con Yurena llorando desconsolada. Fiestón. FIESTÓN de la lágrima viva. Pero claro, ¿cómo podía imaginarse si llevas a un señor a hablar de la gente que se ha muerto?

“Te casarás y serás papá de dos hijos”, le vaticinó el señor a Gianmarco y el muchacho se agobió. Hoy mismo está Gianmarco llamando a ver si la vasectomía duele.

Terelu tenía el poder de que le valoraran la cena a la cara. Y claro había acojone. Yurena le dio un 8. Gianmarco un 7. A Terelu le pareció poco. Sofía le dio un 9. PELOTEO PURO.

¡Y se acabó lo que se daba!

10 comentarios

  1. Dice ser Andres

    Basura de programa, con terelu que solo pisa la cocina para comer. Todo un guión, pero malo no, pésimo. Como todo telecinco

    12 agosto 2021 | 18:46

  2. Dice ser Eduardo

    Vi el programa y me reí mucho, pero acabo de leer el artículo en el móvil, sentado en un parque y la gente ha debido de pensar que estaba loco por llorar de la risa yo solo. Me ha alegrado el día.

    Gracias

    13 agosto 2021 | 10:00

  3. Dice ser Carlos

    Pues esta señora hace muy bien si se lo dan todo echo y se puede permitir tener personal de servicio. Yo haría lo mismo si pudiese para que me tuviesen la casa impecable y me preparasen la comida.
    Ella produce para una empresa privada que es Tele 5 y no hace daño a nadie si le pagan una pasta. Será que la gente la ve.
    Peor son otros que se benefician de forma ilícita del sector público que pagamos todos.
    Seguro que el programa del otro día lo vieron millones de personas con lo que conlleva en ingresos por publicidad.

    P.D. si no te gusta Telecinco no lo veas que nadie te obliga. Anda que no hay canales y plataformas digitales. Pero si está en parrilla será por algo. Muchos hablan y luego están pegados al programa Sálvame.
    Enhorabuena.

    13 agosto 2021 | 11:25

  4. Dice ser Valvanuz

    Lo mejor de cada casa.

    13 agosto 2021 | 11:32

  5. Dice ser Carlos

    THermomix, THeTHermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, rmomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix, THermomix…

    13 agosto 2021 | 19:53

  6. Dice ser Ana

    Divertidísimo el artículo.
    Me.he reído muchísimo!
    Gracias por el sentido del humor y el buen rato.

    13 agosto 2021 | 22:14

  7. Dice ser Noemí

    Terelu te mira mal si no controlas tus esfínteres. 😂Hubiera disfrutado al ver como me meo encima con tu artículo. Qué bueno!

    14 agosto 2021 | 13:55

  8. Dice ser Camila

    Pero qué cosa más fea y desagradable.

    15 agosto 2021 | 16:05

  9. Dice ser Luz

    Muy divertido, que bien que comentes este programa

    15 agosto 2021 | 23:34

  10. Dice ser Lola

    No he visto el programa, pero casi mejor leer lo que has escrito. Me he reído un montón y me ha subido el ánimo jijiji. Tengo un amigo que es igual de ocurrente que tú. Un abrazo.

    16 agosto 2021 | 00:22

Los comentarios están cerrados.