El cabreo monumental de Carlos Alba en ‘Supervivientes’ por un insulto: “Estoy casado y no me puede decir eso”

Hay gente que tiene la piel fina y luego está Carlos Alba, que tiene la piel que a su lado el papel de fumar parece una plancha de acero. El cocinero tiene los oídos más educados que Isabel II en una recepción con embajadores y la más mínima palabra ofensiva le hace daño como a un perro un silbato.

Y claro, el otro día tuvo bronca con Lara Sajen, que tiene una boca que habla con un camionero turco del siglo XIX y le hace llorar. Y es que Sajen es una persona que no habla, discute. Es su forma de comunicarse, de expresarse, de vivir. Sajen se encuentra con un cachorrito abandonado y discute con él mientras le acaricia y piensa en adoptarle.

El caso es que el otro día por la noche estaba Lara Sajen poniendo a parir a alguien a sus espaldas, actividad que si fuera modalidad Olímpica, España era primera potencia con Lara Sajen como nuestro Michael Phelps, que no le cabían en el cuello las medallas.

Y en este caso era Carlos al que le pitaba el oído como la sirena de una fábrica. Carlos notó que la piel se le separaba del cuerpo del despelleje que le estaban haciendo y se olió que le estaban poniendo a parir a él. “A ver cuánto te dura que estás peleada con todo el mundo“, le dijo Carlos a Lara, que es otra que se toma cualquier comentario como una ofensa. A San Lorenzo lo quemaron vivo en una parrilla y no se lo tomó tan mal como Lara si le pides por favor que te pase la sal.

“Me peleo por decir la verdad”, dijo Lara, que dice la verdad todo el rato. En cada frase. A todos. Lara Sajen participa en una red de espionaje, la pilla la CIA y es la única de toda la trama que confiesa sólo porque ella siempre dice la verdad.

“Tú no te peleas porque eres un puto falso”, le dijo Lara. Tengo imágenes de Carlos en ese momento:

Reina del drama descarada GIF

En las salas de guionistas de las telenovelas turcas tienen una foto de Carlos Alba para cuando necesitan inspiración a la hora de montar un drama.

“Me ha dicho puto, ¿eh? Me ha insultado y estáis todos delante”, decía mirando a sus compañeros y a la cámara alternativamente. Si llega a pasar delante de un cajero automático pide las imágenes de la cámara de seguridad. Joder con Carlos, qué obsesión por los testigos. Carlos caga con la puerta del baño abierta sólo porque alguien pueda declarar que ha hecho de vientre.

Y después entró en bucle: “Me ha dicho puto, me ha dicho puto, me ha dicho puto, que quede claro, puto”.

PUTOOOOOOOOOOOOOOOOO, PUTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO, PU-PU-PU-PU-PU-PU-PU-PU-PU-PU-TO, PUUUUUTOOOO, PUTÓ, PÚTO, PuuuuUUUUUToooooOOOOO.

“Que estoy casado y no me tiene por qué decir esta mujer que soy puto“, se quejaba amargamente Carlos, que se lo toma todo de una forma literal absoluta y claro, piensa que su mujer también y que iba a pensar la señora que Carlos deja tarjetas en los parabrisas de los coches en las que sale con lencería y dice que te invita a una copa y recibe desnudo.

– Carlos alegra la cara, que tienes cara de haba.

– ¡¡ME HA LLAMADO HABA, HABA, HABA!! ¡¡ESTOY CASADO Y HA DICHO QUE SOY UNA HERBÁCEA!!

Y así.

Hablas de Melyssa, de Gianmarco, de Olga… de todos hablas mal“, le acusó Lara y hala, otro drama servido. En serio, Lara Sajen te invita a cenar y te lleva los platos con una campana de metal y al levantarla en lugar de risotto de setas hay un drama empanado, los sirve.

“Lávate la boca con jabón. Dios sabe lo que hago yo y lo que haces tú”, dijo Carlos, que piensa que el único que ve Supervivientes es Dios. Los demás, que no somos Dios pero tenemos tele, también lo vemos y un poco criticón espaldero sí que es Carlos, amén de mentir sobre a quién nomina con tal que no caer mal.

“Si es verdad es muy feo porque si yo doy mi amistad la doy de verdad…“, dijo Melyssa y para qué queremos más. ¿Sabéis la escena de telenovela esa en la que una señora le tira de los pelos a una chica rubia al grito de ¡MALDITA LISIADA!? Pues van a hacer un remake en el que Carlos va a interpretar a la niña rubia.

“¡Me quiero ir del programa!”, decía Carlos, en una actitud muy madura, muy de hombre hecho y derecho que afronta los problemas. A Carlos le dijo una cosa su sargento en un tono un poco serio y Carlos de fue de la Mili.

Pero… oh, sorpresa: no, no se ha ido.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser eva

    El resúmen no ha dado para mucho pero como esta edición, que coñazo de edición de verdad…. aburrida es poco.

    26 mayo 2021 | 10:40

  2. Dice ser Aquí

    Tenemos que tener un poco de paciencia, no todo el mundo es como nosotros. Un saludo.

    15 junio 2021 | 18:40

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.