El culebrón de ‘La isla de las tentaciones’ no ha acabado y siguen poniéndose los cuernos y liándose entre ellos

Vamos pasándonos a la gente… (FOTO: TELECINCO)

Esta Isla de las tentaciones es la mejor de todas las ediciones. De todos los países. Es más, si hay La isla de las tentaciones en algún planeta con vida y una civilización avanzada, la nuestra es mejor. Los participantes han salido de allí y han seguido como en la isla, liándose, morreándose, poniéndose cuernos, que a esta gente lo mismo les pone cachondos el caribe que un secarral de La Mancha. Esto sí que es un todos contra todos, qué forma de intercambiar babas…

Pero antes de seguir…

¡Seguidme en redes como yo os sigo en ellas (o no)! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.

Vamos con el resumen del primero de los debates de La isla de las tentaciones.

“Me veo y en los momentos buenos me alegro por mí, pero en los malos me compadezco de mí”, dijo Lola. Claro, es que lo contrario sería raro. Uy, mira, el vídeo de cuando me atropelló el camión y me arrancó de cuajo un pie ¡qué alegría verlo! Y así.

“Yo sentía ataques continuos hacia mí”, dijo Lola, que es como la Francia ocupada por los alemanes, todo el rato atacándoles.

Cuando veis a alguien destacando por su naturaleza le atacáis“, defendió Suso a Lola. Ya, eso le pasa a la Amazonía, que como destaca por su naturaleza quieren dejarla como un descampado.

Las emociones no se tienen que canalizar“, aseguraba Suso, que piensa que Autocontrol es una web de venta de coches usados.

Suso estaba como de costumbre, de defensor de causas perdidas. Si llegan a Juzgar a Herodes por lo de cargarse a los niños, le habría defendido en el juicio Suso.

– ¡Protesto, Señoría! Si a mi cliente le sale matar a todos los niños de Belén y la comarca, ¿por qué va a dejar de ser él mismo?

– ¡En el nombre de la autenticidad, absuelto!

“Desde la perspectiva del colaborador…”, dijo Suso, porque los colaboradores, que se forman en la Colaboration University de Chichinabaty, tienen una perspectiva determinada, que aporta tanto que Aristóteles les pasaba los borradores de sus mierdas para que Suso se las corrigiera.

¿Sabéis el Evergreen, el barco que se atascó en el Canal de Suez? Iba navegando con la perspectiva de Suso.

En un momento dado intervino Manué: “Vengo a soltar un gran bomba que a más de uno le va a dejar loco”, aseguró, como si no tuviera retrete en casa y se hubiera esperado a llegar a los de Telecinco.

Tuvimos que esperar.

El caso es que apareció Carla en plató. La cosa fue así: llegan a España, Carla deja a Diego para irse con su exnovio. Luego Carla se encuentra con Diego, que no le hace mucho caso. Carla se queja de que Diego no le hace caso.

Carla quiere que todas las personas a las que ha abandonado vivan en torno a ella y le lleven el desayuno a la cama.

“Carla, en redes están diciendo que tienes un chupetón”, le hizo ver Sandra Barneda a Carla, que tenía en el cuello una marca que parece que le ha estado haciendo mimos en el cuello un cocodrilo.

“No, ha sido con la tenacilla esta mañana”, aclaró ella. Carla, preparándose para peinarse:

bearing home improvement GIF by WIESEMANN 1893

Joder con las tenacillas del pelo de Carla. Había vikingos que pasaban de ir con hacha y se pillaban una buena plancha del pelo para matar cristianos. Se morían más despacio y tenías menos tiempo para saquear, pero oye, con un pelo ondulado precioso.

En serio, que Carla tenga cuidado con las tenacillas porque como siga quemándose la yugular va a acabar fiambre. ¿Te planchas el pelo para tu pareja? No, para el forense. Y así.

Sandra Barneda designó a Nagore como experta en chupetones y mandó que inspeccionara a Carla, porque Diego insinuó que eso se lo había hecho un chaval.

Esto es un tatuaje que me estoy quitando“, dijo Carla a preguntas de Nagore. Los tatuajes se queman con láser. Entre eso y las quemaduras de las tenacillas está Carla como un hereje en el siglo XVI: quemadísima.

Turno para Lucía.

“El que me consolaba en la casa era Isaac”, confesó Lucía, que quería darle la primera cita, pero no pudo. ¿La consolaba en plan hombro donde llorar? No, en plan Satisfyer.

“Lucía me ha echado una mirada rara al entrar”, dijo Manué, que venía muy subidito. Está reventadito y tiene mucho celo.

“Mi vida la cuento yo, no tú, ¿tú tienes algo que contar interesante de tu vida?”, le dijo Lucía a Manué. Si le pilla un AVE a 350 por hora le da menos hostia que Lucía.

“¡Que la gente vea quién eres tú, que se te va a caer la máscara, falsa!”, saltó Manuel, cabreado como un mono cagando guindillas.

Omar Montes salió a cantar. Ay, ¿he dicho cantar? He querido decir a mover la boca que había más retardo que en una videollamada con telégrafo. El tío que dobla a Omar tenía un mal día.

Pero bueno, Omar iba muy elegante, con un chándal hecho con la tela que ponen los pintores en el suelo para no manchar.

Les dieron unos discos de oro, “es el número 20 que me gano”, dijo Omar, lo cual dice poco de los discos de oro, porque Omar se los gana como si salieran en los bollicaos.

¡Mira, Omar, otro disco de oro!

Funfair Winning GIF by Big Brother 2021

“Yo hago las cosas en el sitio, que las vea todo el mundo“, alegó Manué, que si roba un banco saluda a la cámara de seguridad e invita a la prensa.

“Tecondiste, tecondiste, tecondiste, tecondiste, tecondiste”, le dijo Lucía a Manué. Creo que si consultamos el diccionario Lucía-Español significa que Manué se escondió para bailar con Fiama en el baño.

Manué lo que quería era echar por tierra a Lucía para despistar de su propia cacota. Y daba penita, porque lo de Lucía e Isaac ya se sabía. Manué piensa que la muerte de Cristo al final de la Biblia es un esclusivón.

“Como yo saque aquí tu mierda… ¡¿TÚ LA QUIERES, TÚ LA QUIERES?!”, acabó por saltar Lucía, que te arregla el estreñimiento por la vía de sacarte la mierda a puñaos. Y luego de la envuelve con lacito.

Vimos vídeos de Fiama y Manué. Fiama trataba de hablar, pero era como abrir la boca debajo del agua. Manué no la dejaba. En boca cerrada no entra lengua de Manué.

Entró Fiama, que dijo que Manué dice muchas mentiras y que le salen “muy naturales”. Así es Manué, el Velázquez de las mentiras. Él no cuenta trolas, él hace arte. Le van a poner en el Museo del Prado.

Fiama nos contó que Manué le ha copiado un tatuaje que llevaba ella. “Yes to all”, se ha escrito. Y va el jodío y lo explica “sí a todo”, significa. No le enseñéis a Manué el tatuaje de vuestra abuela fallecida porque como le guste se la tatúa.

También se ha hecho un tatuaje con una palmera y ponía “JUMANJI“. Joder, Manuel, un reality más y se queda sin sitio en el cuerpo. Parece ya la hoja de garabatos de al lado del teléfono.

El caso es que Lucía se adelantó a Manué y contó ella el bombazo: “En esa isla hice una amistad con Isaac, me miraba y sin hablar sabía lo que necesitaba. Entonces sentía que era mi amigo, pero cuando llegué a España no podía dormir y solo me acordaba de Isaac…”

BOOOM

Y SÍ: LUCÍA SE HA LIADO CON ISAAC

“Llevo 8 meses aguantándome sentimientos”, dijo Lucía, que se aguanta lo que sea. Lucía aún lleva dentro un pedo que no se quiso tirar en su comunión.

“Yo le dije a Marina lo que sentía, que me gustaba él”, dijo Lucía y claro, dejaron de ser amigas. “No hemos engañado a Marina, ella me dijo que ya lo sabía”, aclaraba Lucía.

Total, que Marina e Isaac lo dejan. Lucía coincide en Madrid con Isaac y pin pam pum: “nos hemos dado un par de besos”, dijo Lucía, pero con pinta que “un par de besos” sea un eufemismo de “me lo te tirado tanto que ha perdido hasta peso del esfuerzo”.

Y entró Marina

“Aún no me lo creo… no ha tenido dos pares de contármelo…”, dijo la muchacha.

“Mi mejor amiga de la isla me dice que mi novio le gusta y me quedé en shock, pero me pareció normalito“, confesó Marina, que claro, pensaba que su novio le gustaba hasta al Dalai Lama.

“Se lo comento a Isaac y al cabo del tiempo me dijo que se sentía frío conmigo, que necesitaba tiempo“, contó Marina. Isaac necesitaba una manta y no sabía como decirlo.

Y Marina le dejó ahí, porque Marina es como tu profesor en la selectividad: no da tiempo de más. Marina para los relojs con la mirada.

“Me llega información al día siguiente de que Isaac se ha liado con Bela“, contó Marina. Joder, Marina recibe más información y más rápido que el director del New York Times.

“Lo he pasado fatal, no podía dormir. Mi madre tuvo que llamar a la defensora de Lucía para que le contara qué estaba pasando”. Insisto, Marina tiene más recursos periodísticos que ocho premisos Pulitzer con tarifa plana en el móvil.

Marina contó que él e Isaac se tatuaron un anillo en el dedo. PERO ESTA GENTE QUÉ OBSESIÓN TIENE POR LOS TATUAJES. Lo celebran todo con un tatuaje.

– Marina, ¿eso que llevas ahí tatuado es un cochinillo al horno?

– Es que me quedó riquísimo.

Y así.

Marina y Lucía discutían y Manué miraba la escena disfrutando como un gorrino en un lodazal. Casi se la saca y se pone a machacarse la sardina de la satisfacción.

Total, que a Lucía le molaba Isaac y que a Isaac le molaba Lucía SE NOTABA A LA LEGUA. MAZO. CLARINETE.

Marina explicó los porqués de su ruptura con Isaac: “Somos los dos muy independientes y nos metimos a vivir los dos 24 horas juntos”. Si es que eso le pasó a Puigdemont también.

Lucía negaba que Isaac y ella sean una pareja.

“Me da pena por ella, porque yo sé que ella se está enchochando y él dice que él por ella no. Hemos hablado esta tarde y le notaba arrepentido”, aseguró Marina, que esa tarde había hablado con Isaac.

¿PERO QUÉ COJONES ES ESTO? Mi puta lavadora centrifugando da menos vueltas que esta historia.

“Isaac me ha dicho que pensaba en mí cuando estaba con Lucía”, aseguró Marina.

Y claro, Lucía allí oyendo eso y quedándose tan tiesa que la puedes poner en un pedestal y te adorna un parque, porque se quedó de piedra.

La cosa acabó con Lucía confesando que Isaac y ella se han dicho “te quiero”. Esta es La isla de las tentaciones edición eterna.

Año 2067, Lucía se ha liado con Hugo, después de que Claudia se enamorara de Lara, después de verla en plena cópula con un señor de Cuenca que no tenía nada que ver, pero que entró en la temporada 23 de La Isla de las Tentaciones Unlimited Edition.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Gabriel

    Simplemente….BRUTAL!

    30 marzo 2021 | 09:51

  2. Dice ser MARÍA

    jajajajaajjajjajajajajajajajjajja

    BRUTAAAAAAAAAAAAL!!

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJJA

    30 marzo 2021 | 10:56

  3. Dice ser Montse

    ” “Yo sentía ataques continuos hacia mí”, dijo Lola que es como la Francia ocupada por los alemanes, todo el rato atacándoles.”

    ” “Yo sentía ataques continuos hacia mí”, dijo Lola, que es como la Francia ocupada por los alemanes, todo el rato atacándoles.”

    Las comas, please.

    30 marzo 2021 | 15:24

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.