Atención: aún quedan unos cuernos por poner en ‘La isla de las tentaciones’ y van a reventar a alguien

Tony es tan pesado que le van a poner en la tabla periódica al lado del plomo.

¿Pensábais que ya estaba todo hecho? Pues yo creo que no, creo que aún hay una soltera que va a poner unos cuernos de Elefante con exceso de calcio. Y apostaría que va a ser Claudia y que Raúl se va a retorcer como si tuviera a Voldemort haciéndole la maldición cruciatus.

Estoy tan orgulloso de la cabrona esta…“, decía Raúl de su Claudia al inicio de la gala de anoche, porque no le ha puesto los toriles. Hay gente que llama a su chica “chuchi-cuchi”, “gordi”, “bombón” y luego está Raúl que la llama cabrona. Pues la verdad, me da a mí que lo mismo dentro de poco no está tan orgulloso…

Pero antes de seguir…

1.- ¡Seguidme en redes como yo os sigo en ellas (o no)! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.
2.- ¡Todos los viernes mando una newsletter con un resumen humorístico de las noticias de televisión de la semana! –> DARSE DE ALTA

Tony está tendiendo puentes a Claudia. Pero más que en el Sena a su paso por París. “Si en algún momento fuera no tienes pareja, ¿pensarías en mí?“, le dijo el muchacho, como el que llama a la peluquería y lloriquea a ver si te hacen un hueco entre permanente y tinte.

Y Claudia le dijo un “Sí” que fundía el misterio. Un sí que sonaba a “tic, tac, tic, tac” a su relación con Raúl.

No te puedo mentir cuando me miras“, le dijo Tony, que si le miras no, pero como apartes un momento la mirada te cuela seis trolas.

A todo esto le tuve que subir el brillo a la pantalla de la tele al máximo, que los de la Estación Espacial Internacional podían ver La isla de las tentaciones en mi pantalla, porque Claudia y Tony se metieron a lo oscuro a hablar.

Tony lloró. Y como es fan de Miguel Bosé y sabe que los chicos no lloran, porque tienen los lacrimales seccionados, dijo “Soy un llorica, ¿no? Vas a decir, ‘qué mierda de hombre tengo al lado‘”. Sí, amigas y amigos, Tony piensa que un hombre de verdad caza mamuts y no tiene sentimientos.

“No hacer daño a Raúl es lo que me ha tenido aquí cohibida, pero me ha cambiado el chip y si algo le molesta a Raúl lo hablaré en la última hoguera”, dijo Claudia, que antes tenía un chip de Santung y ahora uno de iPecophone.

Y mientras a Claudia lo de hacerle daño a Raúl le iba pareciendo cada vez menos malo, Raúl se dedicaba a hacerle joyas de la marca Art Atack. Esto no es La isla de las Tentaciones, es La isla de los Tutoriales.

“Me he levantado triste y melancólico y le he cogido unas conchas y he escrito ‘CLAUDIA Y RAÚL’ para que lo tenga de recuerdo para toda la vida”, decía Raúl con unas gafas con las que podrías ir al siglo XVII y nadie te miraría raro.

Veo a Raúl poniendo en Tinder poniendo filtros: “25-35 años. A 10 km. Que se llame Claudia”. Para aprovechar las conchas más que nada.

“Uno de nuestros problemas siempre ha sido que no nos entendemos cuando discutimos“, decía Claudia, porque Raúl discute en arameo antiguo y ella en swahili de barrio malo.

¿En la próxima hoguera qué esperas ver?“, le preguntaba Hugo a Diego. Pues qué va a espera ver, ¡VIKINGOS, LA PUTA MEJOR SERIE!

“A Lola le quedan muchas lágrimas por echar, lo bueno es que yo no voy a echar ninguna”, dijo Diego. Con lo de no llorar esa villa parece un centro de rehabilitación para parálisis lacrimal. Les ponen pelis tristes, canciones de Álex Ubago y a Antonio David Flores impartiendo las prácticas.

Por la mañana Marina contó que por fin había hecho “todo” con Isaac. Todo. TODO. Hay matrimonios que llevan 50 años casados que han hecho menos cosas que Marina e Isaac en una noche.

“Me río porque por fin no soy la única”, dijo Lola, que es muy de consolarse viendo a los demás cagarla como ella. Si Lola cometiera un asesinato estaría en la celda agobiada hasta que llegara otro asesino preso y entonces ya podría reír.

“Yo en la fiesta, aunque echaba de menos a Manuel, lo he dado todo”, dijo Hugo, para el que darlo todo es hacer bailes de jubilado en boda ajena. “Hago unos bailes que no sé explicarlos”, reconoció. Nosotros tampoco sabemos explicarlo. Bueno, sí, es como si Frankenstein intentara hacer una coreografía de Lola Índigo.

“Stefany se roza más que una dinamo y a mí eso me gusta bastante”, alegó por su parte Jesús, que cuando te frotas con él brilla, como las dinamos.

Jesús, sin roce / con roce.
(Foto: @rinconjuguete)

A Jesús le gusta tanto el roce que se encontró la Lámpara Maravillosa y era el genio el que frotaba a Jesús.

Stefany le enseñó a bailar a Jesús. Los pasos de baile de Stefany eran la forma más rápida de partirse la cadera. Cuando las embarazadas no pueden dar a luz porque el niño no cabe por el canal del parto, les enseñan esos pasos de baile y los bebés se caen al suelo solos.

Susan, que no ha aparecido en todo el programa, pero estaba allí, agazapada, se puso a interrogar a Jesús y le dijo que Stefany no le acababa de gustar y que ella le echaría un polvo a Stefany. Ahí Jesús tragó saliva imaginándose eso, pero luego, él, que es la puta alegría de la huerta, la alegría hecha carne, la viva imagen de la mandanga, dijo: “Yo necesito a alguien más vivo”.

Tampoco vivo del todo, él con que esté un poco más vivo, le vale. Si estáis agonizando y veis acercase a Jesús daros por follados.

Lara la soltera, otra que había pasado desapercibida, dijo que llevaba desde marzo sin tener relaciones. Y lo dijo como algo inaudito. (Se grabó en verano, así que llevaba como unos tres meses con el mejillón soltero). “¿DESDE MARZO LLEVAS SIN HACER NADA?“, se preguntaba escandalizado Jesús. Sí, tres meses sin follar, qué locura, ja ja ja… esto… sí, que raro. Nadie nunca.

“Necesito mi satisfyer”, dijo Lara y Jesús bebió de su copa que casi se la echa encima. Hasta Stefany dijo a Carla un poco más allá “tía, que le gusta Lara”. Y sí. Porque Jesús estaba soltándole piropos a Lara que no sabías si quería halagarla o le estaba haciendo una ficha de la ITV.

En un momento dado Diego y Carla y Stefany y Jesús se fueron a una habitación donde había aire acondicionado y se pusieron los cuatro a magrearse sudados. Ese colchón hay que cambiarlo.

Diego es un romántico, un poeta, un maestro de la metáfora elevada. Refiriéndose a Lola y a Carla, dijo “yo antes estaba comiendo jamón de york y ahora estoy comiendo jamón ibérico de bellota“. Joder, joder, Premio Nacional de Poesía, por favor.

El poema de Diego a Carla:

Mi amor por ti no tiene tope
porque cuando te beso 
no me sabe a choped. 
Te como el morro como cuadre 
y me sabe 
a las croquetas de mi madre. 

El que no folla con eso es porque no quiere. Y poco más o menos, aunque menos que más, porque acabaron por la noche frotándose, pero sin que el perro salchicha entrara a la madriguera en busca del hurón. Al final se quedaron dormidos haciendo cucharita, con el brazo de hugo bajo Carla. El muchacho aún no ha recuperado el riego sanguíneo en ese brazo.

“Si no hubiese cámara te desayunaba a tí“, le dijo por la mañana Diego, que está obsesionado con la comida.

“Hoy estoy un poco mejor”, dijo por su parte Raúl, para el que estar un poco mejor es no buscar en GoogleMaps puentes altos cercanos.

Isaac y Marina se han dicho “te quiero”. Al cabo del rato Marina se levantó y dijo “venga, vámonos, que nos ponemos muy ñoños” y “ñoños” no es la palabra con “ñ” que más les gusta.

Sandra llegó a la casa de los chicos y les sacó al jardín, para que los niños jueguen. Todos dijeron echar de menos a Manuel, como si se hubiera muerto.

Tenían que hacer doble eliminación, pero como Fiama ya se había ido, pues solo tenían que echar a una. Stefany ponía cara de a ver si la iban a echar a ella. Sandra le dijo a Jesús que lo dijera ella, pero él se negó, “porque le dolía mucho”.

La expulsada era Naia. Pues no pasa Naia, a su casa.

Sandra Barneda también apareció en la villa de las chicas. Cómo tiene que disfrutar esta mujer viendo las caras que pone la gente cuando ella aparece.

Allí sí que había eliminación doble. Se cargaron a Javi y a Simone. Según Lola era porque él “se sentía incómodo”. Para mí que la incómoda era ella, viéndole el careto serio todo el día. JAJAJAJA Isaac lloró como si le hubieran echado a él.

“Siempre quedo yo de mala”, dijo después Lola, que una vez hizo la obra de Blancanieves en el colegio y le tocó ser la madrastra. “Siento que todo lo que hago sienta mal”, se quejó Lola, que le da 50 euros a un pobre de la calle y el pobre se enfada.

Y llegaron las hogueras… de tener delante a la persona con la que tu pareja te pone o podría ponerte los cuernos.

Las chicas primero:

“No hay tablet”, dijeron nada más llegar, preocupadas por si se la habían robado, que no te puedes fiar ni en las hogueras. La primera en aparecer por el pasillo de las antorchas, que el calentamiento global lo está causando ese pasillo, fue Carla.

“Empieza el juego”, dijo Marina, que pensaba que lo que iba a continuación era un duelo a navaja.

“Estoy un poco nerviosa, porque yo sí tengo vergüenza, porque Lola no la tiene”, dijo Carla en la primera frase, a saco, porque ella es de entrar dando guerra. Carla no puede sacar dinero en los bancos porque según entra le dan al botón de alarma porque piensan que va a atracar.

“Nadie puede juzgarme”, dijo Lola, que cuando llegue el Juicio Final no van a tener cojones los siete jinetes de juzgarla.

“Que no sea una señora en la cama es otra cosa, pero aquí sí”, dijo Lola, que en la cama deja de ser una señora y se convierte en un ornitorrinco macho, o algo así.

Después de la bronca inicial les dijo Sandra que podían hacer tres preguntas de sí o no.

La primera pregunta era que si Diego, de no haber visto a Lola descarriada, se hubiera acercado a Carla. Hasta Carla lo tenía claro: no. Sinceridad. Lola empezó a hablar, pero eso parecía José Luis Moreno y sus muñecos, porque Marina hablaba y Lola lo repetía. A Marina le faltó meterle la mano por el culo a Lola para moverle la boca.

¿Puede tener algo serio con Diego fuera? Sí, dijo Lola. “Diego necesita una chica sencilla, que le guste el campo“, dijo Lola, que piensa que Diego necesita una labriega del siglo XVI.

¿Te irías a Cantabria o León por Diego? No.

Después llegó Susan, la favorita de Hugo. Las chicas no sabían ni cómo se llamaba, así de favorita es. La pobre Susan no sabía ni por qué estaba allí.

“Pues disfruta, amiga, porque te queda muy poco”, dijo Lara, cabreada. Joder con Lara, le caes mal y al día siguiente estás dando de comer a los peces. Los percebes de Galicia son gordos por los cadáveres que echa Lara por los acantilados.

Preguntas.

¿Has notado algún tonteo de Hugo hacia tí? Sí, dijo Susan. “Un tonteo no es que tú estés comiéndole la oreja en una fiesta“, dijo Lara, defendiendo a su hombre y acusando a Susan de ingerir pabellones auditivos.

Marina se metía en todos los fregados. Cuando una señora de la limpieza quiere maldecir dice “¡ME CAGO EN MARINA!”. Marina repartía estopa para todas las solteras. Y para lo que se moviera y lo que no. Marina va al entierro de Gandhi y es la única que critica al muerto.

¿Has hablado con Hugo de mí? Sí. “Me ha dicho muchas cosas de ti, que habéis roto muchas veces”, le dijo Susan. He visto escenas de batallas en Juego de Tronos con menos cortes que en esa conversación.

¿Crees que Hugo está enamorado de mí? No, dijo Susan. “Pamplinas”, dijo Lara. Y ¿para qué preguntas?

Turno de Claudia. Lara era la soltera favorita de Raúl.

Pero qué va a decir esa chica, si Raúl la ha tratado como a una hermana y madre a la vez. Si la ha respetado más que a un stop con la Guadia Civil al lado.

“Tenía ganas de estar frente a frente con la chica que se lo está haciendo pasar tan mal a Raúl”, dijo Lara. Joder con las solteras, venían con la navaja en la mano todas.

Holiiii, soy una solteraaaaaaaa

matar a bill arma GIF

¿Te has dado un beso en la boca con Raúl? No. “Pero no como tú, que has estado tonteando con Tony en la piscina”, añadió Lara.

¿Crees que Raúl ha tenido ganas de darte un beso? “Yo creo que se le ha podido pasar por la cabeza en algún momento…“, dijo Lara. Podría ser qué, quizá, en algún caso, si los planetas se alinearan y fuera santa Casilda…

¿Crees que Raúl quiere irse conmigo? Sí. Bueno, es que como para no decir que sí, si es lo único que quiere Raúl es ir con Claudia. Le das a elegir entre irse de la isla con Claudia o con los pulmones y Raúl aprende a respirar con las orejas.

Y llegó Stefany. Movidote. “Joder, qué decidida va, parece que tiene prisa por venir”, decía Marina viéndola llegar, creando así como un buen ambiente ya antes de empezar. En ser mal recibido estaban los árabes conquistando Hispania y luego Stefany en la hoguera.

Stefany y Marina se pusieron a echarse mierda. Era un duelo de diarreas eso. Si los reproches se pudieran vender, Marina y Stefany S. A. copaban el mercado.

“A TI NO TE GUSTA MI NOVIO”, dijo Marina convencidísima.

“¿Has tenido algún acto sexual de algún tipo con él, que no sea beso?” fue la primera pregunta. “No, porque ambos nos respetamos y tenemos valores de los que tú careces”, dijo Stefany.

“Si quieres a alguien hay cosas que no le haces tragar”, dijo Stefany. Bueno, Stefany, mujer, entre dos adultos, si ambos quieren…

“Le estoy dando el cariño que tú no le dabas que le tenías abandonado“, le reprochó Stefany, porque antes de llegar ella Jesús dormía en la calle, bajo la lluvia y Marina sólo le daba de comer raspas de pescado y mondas de patata.

¿Crees que va a tener algo con Jesús fuera? Si, dijo Stefany.

¿Si yo no hubiera caído en la tentación él hubiera tenido algo contigo? No, dijo Stefany, siendo sincera.

“Ay, señor, que me baje la testosterona”, se iba diciendo Marina al final de la hoguera, porque ella tiene más hormonas de esas que un camionero turco.

Hoguera de los chicos.

“Desde el principio he sido castigado en las hogueras”, iba diciendo Jesús por el camino, como si en las hogueras le hubieran puesto de cara a la pared y sólo le pusieron mirando a la Meca.

“Cuando te dan un palo los siguientes no duelen igual”, dijo Jesús, que el primer palo le duele, el segundo menos y cuando te quieres dar cuenta está agarrando él el palo para que le zurres más fuerte.

El primero en aparecer fue Rubén, que no se ha comido una mierda en esta edición, él que llegó de esperfulador padre. Rubén piensa que entra en un Zara y se le caen las bragas a los maniquíes. Rubén

¿Lara me echa de menos? “Sí, te echa de menos, dijo Rubén”, siendo sincero. Bien por él.

¿Habló en la casa de proyectos de futuro o de tener hijos o algo así?, preguntó Hugo, que ya se estaba yendo de madre con la concreción de las preguntas. ¿Te ha hablado de mi número de cuenta del banco incluyendo el número IBAN y de la matrícula del coche así como de qué le gustaría comer el 31 de mayo de 2056?

“Lo que me ha contado es que te preocupas más por la cabra que por ella”, dijo Rubén. ¿Lo negó Hugo? No, hijos e hijas, no.

“Si me preguntan si quiero más a la cabra o a mi perra que a Lara, no sé responder a eso… La cabra estaba antes que Lara, no me voy a mojar en decir si quiero más a mi novia o a mi cabra, creo que podemos ser felices todos”, aseguró Hugo, que piensa que la zoofilia es una virtud.

Cuando Hugo canta Felices los cuatro, de Maluma, está pensando en cosas en las que no pensaba Maluma cuando compuso la canción.

¿Se lo está pasando bien, se lo está pasando de puta madre? Sí. Esta pregunta era un sinsentido.

Turno de Raúl. El sufridor.

Apareció por el pasillo de hacer barbacoas Tony. Era verle andar y Raúl ya estaba reconcomiéndose por dentro.

“Estoy feliz, muy feliz… venía por el camino mirando si había algún collar, porque Raúl está sin”, dijo Tony, con un golpe tan bajo que estaba ya penetrando en el núcleo terrestre. Ataque gratuito y de sobrado. TONY CACA. Andalamierda, muiaio.

Raúl preguntó: ¿Le vas a regalar algo más a Claudia o se te han acabado las cosas? “Sí y no son cosas ni objetos”, dijo Tony. JAJAJAJA Tony regala cosas hetéreas.

“Me ha dicho que nos vayamos a Australia dentro de cuatro meses”, dijo Tony. “Si se lo pagas tú, de puta madre”, dijo Raúl, que que su novia se vaya con otro tío de vacaciones le mola sólo si sale gratis.

Si pagas los condones, los dilatadores anales, las pinzas para los pezones, el columpio de tortura, el semental y el lubricante para ejes de camión tú, de puta madre. Y así.

¿Me echa de menos? No.

¿Os habéis dado un beso en la boca sin que fuera un juego? “En ello estamos”, respondió Tony, pero tenía que ser sí o no, así que tuvo que decir que “no” que le jodió más que cagar una piña.

Isaac apareció muy venido arriba. “Alegrad esas caras, que ya está aquí papá”, les dijo y sólo les faltó darles un beso, revolverles el pelo y enseñarles a jugar al béisbol. CHULO.

Y para acabar de sacar de quicio a los chicos se puso a menear el pene como si fuera una vedette y estuviera girando unas pezoneras. Y claro, los chicos se enfadaron y… NADA, porque lo cortaron ahí.

Se va a liar el próximo programa…

 

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Joaquin

    Vaya dramazo, la verdad es que está apasionante

    18 marzo 2021 | 08:00

  2. Dice ser Guinista

    Este programa ya se ve claro que es del rollo de hombres y mujeres y viceversa

    son actores de agencia, ahi no hay parejas reales, luego enlazan con otros programas como la casa o supervivientes porque la isla es su trampolin a la fama, como lo fue en su dia HyMyV

    18 marzo 2021 | 09:35

  3. Dice ser Luz

    ,Entre otras cosas ‘La isla de los Tutoriales’, muy divertido como siempre, gracias Gus

    18 marzo 2021 | 10:51

  4. Dice ser Micaela

    Brutall!!!
    Me descojono viva jajajajajaja
    No lo podías haber reproducido mejor.
    Insuperable👏👏👏👏👏

    18 marzo 2021 | 16:03

  5. Dice ser Nue

    Se escribe “etéreas”, no “hetéreas”.

    18 marzo 2021 | 20:01

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.