Si te gusta como canta alguien no se te ocurra aplaudir… o cómo fastidiar una actuación

Carlos Desesperadean. (Foto: TELECINCO)

¡Oh, cuánto me está gustando esto… VOY A ARRUINARLO! Eso es lo que debe pensar el público que puebla los talent-shows o en su defecto los regidores que les animan a aplaudir cuando alguien cantan bien. Sale un niño, en el caso de Idol Kids, y comienza a cantar. Lo hace muy bien y… Griterío ensordecedor y a tomar por saco el niño, la canción y el arte saltando por la ventana.

Me saca de quicio. ¿No tiene una miajita más de lógica esperar a que el o la pobre zagala acaben para aplaudirle y decirle que lo han hecho bien? Es que no me imagino al público en plan horda sádica aplaudiendo en mitad de una obra de teatro porque el actor habla muy bien. Y no me lo quiero llevar a otros trabajos, porque está el neurocirujano con el vaso sanguíneo ese y le entran 40 estudiantes aplaudiendo y UUH UUUUUH; BRAVO; OLE, OLE y deja el cerebro para hacer sesitos empanados.

O tu pareja, imagina que se pone a aplaudir y decir BIEEEEEN, OLEEEEE, MÁSDEJAOSINPALABRAS en medio del acto. Después te sube el ego, pero en medio lo mismo corta el rollo.

Pero volveremos sobre esto más adelante. O me seguís en redes u os aplaudo en medio de algo: Istagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Idol Kids comenzó con un vídeo en el que Carlos Jean era atronado por cosas tan crueles e insufribles como inocentes niños jugando en un parque. Para dejar de sufrir con este ruido del averno se inventaba música con los ruiditos de la vida. Carlos Jean una vez vio a una vieja caerse en una zanja y con ese sonido seco que hizo la señora se montó una base para un single.

Total, que Jesús Vázquez se había puesto una camisa que llevaba placa de policía cosida. Así podía detener a los niños antes de salir al escenario. JA JA JA Perdón, chiste malo.

Vale, que me expliquen quiénes son los niños y personas varias que aparecen en un sillón viendo el programa y haciendo comentarios. ¿A esa gente cómo le hacen el casting? ¿Los ponen en un sofá a ver si saben sentarse?

El primer niño que salió a cantar también cantaba jota aragonesa, como el del primer día. Los que cantan jotas son los nuevos flamenquitos en los concursos de niños. Pero éste no cantó una jota, sino a Queen, que empieza por Q. Muy buen gusto el muchacho.

“A mí me has encantado”, le dijo la Pantoja. Eso es lo mismo que si un gorrino dice “esta comida me gusta”: no significa nada.

A los pobres niños que cantan les preguntan si están nerviosos quince personas diferentes antes de que puedan salir a cantar. He visto interrogatorios de la CIA en los que preguntan menos veces las cosas.

– ¿Estás nervioso, niño?

– No, señor, sólo voy a cantar y no pasa nada y…

– ¿ESTÁS NERVIOSO? ¡¡RESPONDE JODER!! ¡¡ESTÁS NERVIOSO SÍ O NO, SÍ O NO!!

– Señor, me está dando usted miedo, ¿puedo llamar a mi papá?.

– ¡TRAED LOS CABLES ELECTRIFICADOS!

GIF animado

La Pantoja trató de hacer beatbox pero le salió como si se hubiera atragantado con una espina y tratara de pedir ayuda. ¿Sabéis cuando los bebés hacen pedorretas? Pantoja sabe qué responderles.

El caso es que cantó un chaval haciendo beatbox y a Pantoja eso de que pudiera hacer diversos sonidos con la boca la pareció muy bien. “Voy a despedir a todos mis músicos y te vienes conmigo“, le dijo. Pantoja ahorrando costes.

Ya puestos que no lleve técnicos de sonido, que el hijo de diez años su amiga Aurelia juega con la Switch y seguro que se apaña enchufando altavoces. Y a los dos les paga con bocadillos de nocilla y se hace una gira por 20 euros.

La muchacha que cantó a continuación perdió a su padre. OH CASUALIDAD, la Pantoja le preguntó que a quién le dedicaba la canción. Qué clarividencia. La bruja de Blancanieves le pedía predicciones al espejo mágico y el espejo mágico le preguntaba a la Pantoja.

Y cayó el enésimo ticket dorado. Esta gente tiene una puta tarifa plana de tickets dorados. Jesús Estaba histérico por dárselo, emperrado en darle el ticket. Jesús Vázquez es muy generoso. Te da propina aunque no quieras.

Hay una mosca, ¿eh? Otra vez, ¿será la misma?

Y vídeo con momentos en los que hubo moscas en el plató. El plató de Idol Kids se construyó sobre un cementerio indio. Lo que pasa es que en lugar de fantasmas hay moscas que se están comiendo a los indios muertos.

El escenario y todo esto es tuyo”, le dijo Pantoja a una niña. Yo soy la niña y pido las escrituras.

Una cosa que me saca de quicio de los talents musicales: si alguien canta bien, no le aplaudáis, joder. NO LE INTERRUMPÁIS. Escuchas y cuando acaba, pues le aplaudes, le vitoreas, le tiras las bragas si quieres, pero joder, DEJA QUE ACABE.

El público de estos concursos hace más ruido que un estadio lleno de hooligans ingleses borrachos con vuvucelas. ¿Cómo sabes que el concursante canta bien si ESTÁS CHILLANDO Y TAPÁNDOLE.

En un momento dado, con uno de los niños, llegó el turno de votar y Pantoja dijo “pero si yo ya he votado hace seis horas”. La creo. La creo porque a ella le da igual niño, niña, bien o mal.

Imágenes inéditas de Isabel Pantoja votando:

Simpsons Bird GIF

¡EDURNE SE ESTÁ PORTANDO MAL!“, gritó uno del público a Edurne porque la pobre le hacía correcciones a los niños que metían la pata con sus canciones. Ese tipo que gritó era el que le pinchaba las ruedas del coche a su profesor.

Carlos Jean volvió a decir eso de que él había producido una de las canciones. Este hombre ha producido todo. ¿El cumpleaños feliz? Lo produjo él. A Carlos Jean te lo llevas a un poblado en lo más profundo de África, se le ponen a hacer cantos tribales los suajilis y les dice que los produjo él. No veas el susto de los monjes una vez que estaban con los cantos gregorianos y apareció Carlos Jean de la nada ¡¡ESTO LO PRODUJE YO, YOOOO, YOOOOOO!

El público de Idol Kids pide ticket dorado para todas la puñeteras canciones. Cómo se nota que no los pagan ellos. Esa gente es de la que en los buffet se embute la comida con un desatascador sólo porque es gratis.

En una de las actuaciones la Pantoja se puso pesada con los OLES. Se puso fuera de sí. A la Pantoja la gruñe un oso y luego abre la boca Pantoja y se acojona el oso.

Aquí la Pantoja animando a un niño.

Animated GIF

A Carlos Jean en un descanso le llevaron unas pastillas del tamaño de un melón. Edurne las vio y dijo : “Ay, ¿me das uno de esos? ¿Qué es?”. JA JA JA Ella primero pide y luego pregunta. Eso no tiene cojones a preguntárselo a un amigo coprófago merendando.

En una de las actuaciones lloró la chica que cantaba. Lloró el jurado. Lloró Jesús Vázquez, el padre de la niña, la hermana y un señor de Calcuta que no sabe por qué y de repente se puso a llorar sobreviniéndole una pena así como repentina.

“Abrázalo mucho y quiérele, que el tiempo en contra viene”, le dijo Pantoja, así agorera. Esta mujer es única dando ánimos.

– ¡Mira, mamá, he adoptado un perrito!

– Algún día morirá, hija.

Y así.

“El público es un aliado, no un enemigo”, dijo Carlos Jean, más que nada porque les tiene miedo, porque ese público te lincha a la mínima.

Y hubo conflicto con el público, que le dio una mierda de porcentaje a una niña que había cantado muy bien.

“¡NO HABÉIS VOTADO COMO DEBÍAIS HABER VOTADO!”, dijo la Pantoja, que lo de la democracia lo lleva medio mal.

Así que el jurado le dió el ticket dorado a la niña para joder al público. EN TÓ LA JETA. Me faltó ver a la Panto, Jean y Edurne haciéndoles un calvo a lo Braveheart.

Y luego se pelearon con La Pantoja: “Tu objetivo es que pase todo el mundo… Santa Isabel“, le dijo Carlos Jean, porque al escenario puede salir una zarigüeya que fume ducados a cantar reguetón y la Pantoja le da al botón verde.

Pantoja le daba verde hasta a los peores niños. Total, ella sabe que le hacen el trabajo sucio Carlos Jean y Edurne…

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Madrid

    No hay quien se fume tus artículos completos.

    No sé ni por qué he leído las diez primeras líneas.

    Se llama ovación y es una inyección de moral para el artista.

    29 septiembre 2020 | 11:00

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.