Isabel se pasa de Pantoja, se cree protagonista de todo en Idol Kids… y “ojú, ojú” fueron sus comentarios de calidad

Pantoja, con un boli. Historia de la televisión. (FOTO: TELECINCO)

En Idol Kids sobran mazo los Kids. Debería llamarse Idol Pantojids y tener a los pequeños en el suelo, haciendo reverencias. Quiere ir de protagonista muy por encima de sus posibilidades. Es tan protagonista que la película de Troya la hizo Brad Pitt sólo porque Pantoja no quiso el papel. Pero eh, menos mal que hacía comentarios de calidad, como “ojú, ojú” u “olé, olé”. No me corto las venas porque en lugar se sangre es capaz de salir Pantoja.

En el vídeo promocional del inicio la Pantoja dejó claro cuál iba a ser su criterio para juzgar. “Como a mí me ponga los pelos de punta, sé que es bueno”. Pantoja se pone a cambiar un enchufe, se electrocuta y le da el pase de oro al enchufe por ser bueno.

Antes de seguir… ¿Te gusta esta sarta de tontás que escribo? ¡Compártelas en redes! Me encuentras en Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow / Facebook: Gus Superviviente Hernández / Mi casa, el cuarto del fondo.

Vamos con los atuendos: Jesús Vázquez salió vestido como Jaimito Borromeo. Si vas a presentar una gala qué menos que hacerlo con pantalones que no se te caigan como para usar tirantes.

Ya me he cambiado, ya me he retocado“, dijo Pantoja, que siempre viste igual, de tonadillera. Si la cogieran para salir en una peli sobre Marte iría en la nave con bata de cola y haría los paseos espaciales fuera de la nave con moño en lugar de casco. La única peli que podría hacer sin desentonar sería Tonadilleranic.

Pero la que llevaba el vestido chungo era Edurne, que llevaba una prenda con espaguetis cocidos colgando, que parecía el laboratorio de Pastas Gallo.

Aspiro por la nariz, aspiro por la boca, narishboca“, dijo Pantoja como método de relajación, un método que básicamente consiste en que te entre aire en el cuerpo por todos orificios a la vez.

Ticket dorado. “Si os traspasa, si os rompe el alma“, hay que usarlo, dijo Jesús Vázquez, que no sabes si es un botón para que los niños pasen a las galas o un chaleco antibalas, que joder, te protege de todo. Ni te traspasa ni te rompe el alma. Es mejor que la madre de Harry Potter poniédose delante de Voldemort.

Había un chaval del programa que estaba para abrir la puerta a los niños que cantaban. “Voy a ayudarles en todo lo que pueda“, dijo. Y a la primera que se encontró le dice “la canción que has elegido es muy complicada”. A tomar por culo. Qué forma de ayudar. Menos mal que no es médico.

– Hola, doctor, me duele un poco la rodilla y…

– Pues lo mismo te mueres, tómate este veneno y deja de sufrir.

La primera muchacha en cantar fue una chiquilla muy alta, pero de 13 años. “¿Cómo? ¿13? ¿Perdona? Dios de mi vida”, dijo la Pantoja, que no se creía la edad. Estuvo a punto de levantarse y hacerle a la pobre cría un examen médico para determinar la edad ósea. La Pantoja creía que era más mayor. Le habría vendido vino y cocacola sin pedirle el carnet.

Me sobran las palabras, me faltan… no tengo nada que decir“, dijo como primera valoración la Pantoja. Brillante aportación. Y a la primera va y pide ticket dorado. Esta señora se cree que los tickets dorados crecen en los árboles.

Edurne y Carlos Jean no estaban de acuerdo y si el público llega a tener palos y piedras, los linchan allí mismo. En ese graderío estaba la gente que persiguió a Frankenstein por el camino de su pueblo.

El público le dio un 95,2%. Ahí había unos cuantos haters. Esa es la gente que pone carteles en el ascensor quejándose de cosas.

La Pantoja se puso a cantar después de la segunda niña. Llega a votar el público y se pone el plató de color rojo.

“Yo adoro Canarias y sé que Canarias me adora a mí“, dijo ella, humilde como es. En los colegios canarios antes de empezar las clases los niños cantan Se me enamora el alma con la mano en el pecho.

Estás invitada a comer en mi casa, bueno y los demás y Jesús Vázquez“, dijo la niñita. En su casa, la madre debía estar ya agobiada pensando en ir al súper a por comida porque eso iba a parecer un comedor social.

Lo más importante no es la voz, es llenar el escenario“, dijo Pantoja. O sea, que sale un luchador de sumo al plató, se calza un pedo y Pantoja le da el pase verde porque ha llenado el escenario.

Edurne le dio al botón rojo y Pantoja se puso a chillar “UUUUUUUUUUUUUUUH, UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUH”. Casi le calza un palmo de navaja a Edurne por haber rechazado a la niña cantora.

“A mí de pequeño me echaron de nueve colegios, estoy muy orgulloso“, dijo en un vídeo Carlos Jean. Joder, Charles Manson es mejor ejemplo para los niños.

Como el programa lleva mucho tiempo esperando a que lo estrenaran, pues se grabó en el año 1678, cuando los niños salían en los vídeos de presentación tenían anacronismos raros. Uno salía con abrigo, otra en manga corta, uno con pieles de mamut, otro con levita y sombrero de copa…

Hablas mejor que un político“, le dijo Pantoja a otro de los niños. Y ella para los políticos tiene buen ojo. “No te pongas nervioso, demúestralo, sin nervios”, le dijo el jurado. Joder, a mí me dicen eso y me hago pis encima de la ansiedad.

Una niña cantó La llorona muy bien y Pantoja hizo una valoración compleja, llena de detalles, matices y terminología musical: “ojú, ojú, ojú, ole, ole, ole”.

Están los que paran desahucios, los que reclaman derechos sociales, el que se puso delante del tanque en Tiannamén y luego Pantoja, que dijo “lo siento, pero no me siento”, como método para reclamar el ticket dorado para la chiquilla. Si Pantoja hubiera sido sufragista las mujeres habrían empezado a votar en la Edad Media.

Un vídeo nos mostró los camerinos del jurado. Pantoja lo tenía lleno de santos y vírgenes. Y de ahí a torear a la plaza. Carlos Jean tenía una tablet y frutos secos. No sabías si iba a Idol Kids o a ver el fútbol. Edurne tenía chucherías. A lo puto loco, qué caprichos de diva. Madonna es más sencilla.

Un chaval se puso a cantar Marinero de luces y Pantoja se puso a llorar como si el niño le estuviera echando espray de pimienta a los ojos. Pero le debe molar tener los ojos como una cisterna que pierde agua, porque se puso a besuquear al chaval que le dejó las mejillas en carne viva.

¿Por qué te presentas a Idol Kids?”, le preguntó Carlos Jean a una niña. Porque quiere ser albañil, no te jode. ¿Cómo Idol Kids? ¿Esto no es la cola del Abono Joven? Perdón, joder, qué despiste.

Vocalmente puedes hacerlo mejor, con la sonrisa que tienes“, le dijo Edurne a una niña. Claro. Ningún cantante sin dientes ha triunfado nunca en la música.

Una muchacha se puso nerviosa y no quería salir. Y espontáneamente, para nada de forma premeditada, los miembros del jurado y Jesús Vázquez se fueron a buscarla detrás del escenario. Parecían una banda de secuestradores. Sólo les faltó ir a buscarla con unos bates de béisbol y una furgoneta.

La chica cantó muy bien. Le dieron un ticket dorado, lo cual está muy bien, pero el problema es que es metálico y brillante y se le marcan los dedos al chisme ese que daban ganas de forrarlo con plástico del que se pega. La chiquilla lo mordió, pero no era bueno, hay más oro en el papel de dentro del tabaco.

“Yo el inglés lo chapurreo, nada más”, dijo Pantoja a una niña que cantó en inglés. Pantoja chapurreando inglés: “aim tonadillering, ai canting cancionings. Yo te escuching llu. Dis is maravillosous me has arraif a la potato”.

“ESPERO QUE EL PÚBLICO NO SE EQUIVOQUE… ¡¡ESPERO QUE NO SE EQUIVOQUEN!!“, dijo Pantoja antes de que votara el público, en un claro caso de inducción de voto o lo que viene siendo que lo dijo con un tono de mala hostia y reproche preventivo que muchos del público mojaron la butaca de pis.

El niño jotero molaba mil, pero el niño metalero molaba cienmil. “El reguetón no está en nuestra casa, está prohibido“, dijo. Quiero su estatua en cada plaza de España.

“Es un chico o una chica… ¿es un niño? ¿lleva esa melena? ¿Eso es pelo?“, dijo la Pantoja al verle, porque pantoja nunca ha visto a un hombre rockero. Ve a un heavy y piensa que es una mujer con barba. El chaval cantó en inglés y claro, Pantoja sólo entendió parte de la letra. La que dice ja guay de jel. Que Pantoja piensa que significa “oh, este gel es muy bueno”.

Has hecho con nosotros lo que has querido, nos has dominado“, le dijo al acabar la tonadillera al chaval. Sí, la maldición imperius hizo en niño. Edurne, por su parte, le pidió al niño una cosa vocal muy compleja: mover el pelo. Y le dieron el ticket de oro por haber movido el pelo. Pues nada, el día que vaya un niño rapado que se joda y a la calle.

Es el primer programa y ya han dado tres tickets dorados. Cómo se nota que no son suyos. Si para premiar a los niños les tienen que dar billetes de cinco euros de su bolsillo no pasa a la final ni un concursante.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Alex

    Pues escribir un artículo sobre cómo la Pantoja se pasa de prota, y parar en el tercer párrafo para promocionar tus cuentas en redes sociales personales tiene una enjundia también muy salada.

    08 septiembre 2020 | 13:58

  2. Dice ser Aemilius

    Antes ésta mujer no me gustaba nada. Pero ahora aún me gusta menos.

    08 septiembre 2020 | 15:37

  3. Dice ser Anonimus

    La España cañí encumbra a trepadoras analfabetas por no hablar de ex reclusas, que también. Entretenimiento pero del malo.

    08 septiembre 2020 | 18:27

  4. Dice ser Olgulio

    Me duele mucho una muela.
    La Pantoja ya es una señora mayor.
    Me duele mucho una muela.
    Seguro que saca un montón de pasta por participar en ese programa.
    Me duele mucho una muela.
    Canta bien, pero no me gustan su sonrisa ni su persona.
    Me duele mucho una muela.

    14 septiembre 2020 | 07:17

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.